¿Quiénes Somos? Tienda Virtual  Preguntas Frecuentes Enlaces recomendados Contáctenos


  















   
Fortaleciendo el matrimonio
Amar… ¿Un sacrificio? Parte I
Amar… ¿Un sacrificio? Parte II
Amar… ¿Un sacrificio? Parte III
Amar… ¿Un sacrificio? Parte IV
Nunca jamás...
Qué crees ¿lo hacemos?
Tu relación; el espejo de tu carácter
Verdugos del matrimonio
Beneficios de la Fidelidad
El rol de la amistad en el matrimonio
¿Cómo hacer emocionante el matrimonio?
Artículo 1: La Primavera - Serie: Las cuatro estaciones del matrimonio
Artículo 2: El Verano - Serie: Las cuatro estaciones del matrimonio
Artículo 3: El Otoño - Serie: Las cuatro estaciones del matrimonio.
Artículo 4: El Invierno - Serie: Las cuatro estaciones del matrimonio.
Diez pasos para un amistad más profunda con su cónyuge
La fidelidad: una decisión
Diez secretos para un matrimonio exitoso
Un matrimonio a la manera de Dios
¿Qué es el amor?
¿Qué nos acerca como pareja?
Recomendaciones prácticas para pasar tiempo juntos
El valor de la fidelidad
Comprendiendo a mi pareja
Tiempo de calidad
La fidelidad en el matrimonio
La fidelidad no pasa de moda
Honrando a la persona amada

Amar… ¿Un sacrificio? Parte IV

Sixto Porras

Director Regional

Enfoque a la Familia

 

 

6. ¿Cómo hacer crecer el amor?

 

Algunos consejos para hacer crecer son los siguiente:

-Lo alimentamos: los recuerdos, el deseo de ver los sueños convertidos en realidad y el tiempo compartido que nos permite sentirnos cerca.

-Descubramos lo que a la otra persona le gusta y la hace sentir bien. El amor no es algo que crece solo.

-Comuniquemos la forma en que nos gusta ser amados.

-Nunca dejemos de ser novios ni de conquistarnos. 

-Separemos tiempo y definamos un lugar para conversar.

-Escuchemos activamente y mostremos interés en la conversación.

-Hagamos preguntas a nuestra pareja, preguntas que estimulen el diálogo y, sobre todo, fortalezcan la intimidad.

-Expresemos sentimientos y pensamientos en forma positiva, de tal forma que la otra persona se sienta invitada y no regañada.

-Seamos comprensibles en los momentos difíciles, identifiquémonos con el sentimiento del otro.

-Traigamos seguridad a la relación eliminando expresiones como: “Es mejor separarnos”, “Creo que no éramos el uno para el otro”, “Necesitaba otra persona a mi lado”. Afirmemos que estaremos juntos para siempre y que somos el uno para el otro. Esto fortalece la compatibilidad y trae seguridad a la relación.

-Propiciemos el espacio para fortalecer el romanticismo. No ocurre solo, hay que buscarlo, crearlo.

-En todo momento, expresemos aceptación y admiración por el cónyuge.

-Tengamos como fundamento de la relación el respeto mutuo.

 

7. La conquista y el romance nunca terminan

 

El romance parece ser el ingrediente principal en la conquista, en los primeros encuentros, pero debe ser una constante en la relación y debe crecer conforme pasa el tiempo. El romance se ha definido como una aventura amorosa, el coqueteo en la pareja, una conducta de novios. Por eso, debemos comportarnos entre nosotros todo el tiempo como novios.

 

La conquista en el amor nunca termina. Es la expresión de cariño que nos hace desear estar cerca, eso que nos permite tener contacto físico de una forma especial.

 

El romance que se expresa con caricias, besos y abrazos no es solo para tener relaciones sexuales, sino también para encontrarnos emocionalmente en todo momento.

 

El romance en el matrimonio está amenazado por la costumbre de vivir juntos, la seguridad del compromiso, las decepciones del camino y los problemas no resueltos. Hay que cultivarlo. Debemos pagar un precio alto por mantener vivo el romance en el matrimonio.

 

Cuando lo convertimos en encuentros agradables, lo anticipamos y lo deseamos, eso fortalece la relación.

 

Por lo tanto, necesita inversión de tiempo, creatividad, iniciativa, complicidad.

 

El amor romántico, al igual que cualquier disciplina, requiere un continuo aprendizaje para que crezca, constancia para que mejore y pasión para ser disfrutado. El interés debe mantenerse vivo y ser fortalecido.

 

Para mantenerlo vivo, conozcamos los gustos y deseos del otro, seamos amigos ante todo, expresemos cariño y decidamos amar.

 

Gracias por acompañarnos en esta serie de artículos. Si no ha leído los anteriores lo invitamos a acompañarnos desde la Parte I.





Sumation™ WebSite
by quinix technologies