¿Quiénes Somos? Tienda Virtual  Preguntas Frecuentes Enlaces recomendados Contáctenos


  















   
La Satisfacción Financiera. ¿Cómo lograrla?


Por Javier Angulo

Algunos dicen “Panza llena… corazón contento”, otros dirían… “Billetera llena, corazón contento”... ¿Será esta una buena señal de satisfacción financiera? Desde luego que no, nuestra satisfacción como personas o familias, no debe fundamentarse en nuestra solvencia económica, o en la cantidad de “bienes materiales” que podamos tener, o por el tipo de auto que pueda yo tener.

En relación a esto, algunas personas que se encuentran en un centro comercial amigos que no ven desde hacía mucho tiempo, por ejemplo, se quedan esperando a ver en qué tipo de vehículo se suben… y eso les da una percepción de qué tan bien les ha ido. Si se suben en un vehículo lujoso y caro, dirán ¡Qué bien le ha ido! Por el contrario, si ven que se sube en un auto humilde, dirían ¡Oh, no le ha ido tan bien ¿eh?! Sin embargo, esas formas de medir el éxito o la satisfacción financiera no siempre son las mejores. 

La insatisfacción financiera surge de mirar hacia dentro de nosotros y ver la realidad de nuestro estilo de vida… y sentir que hay una brecha o abismo entre lo que somos, hacemos y tenemos, y lo que quisiéramos ser, hacer y tener.

¿Cómo saber si yo como persona me siento financieramente satisfecho? A continuación vamos a dar algunas ideas, y facilitaremos algunas recomendaciones que podamos aplicar en nuestras vidas así como en casa, estas ideas nos ayudarán a vivir un estilo de vida satisfactorio.

Ahora bien, tampoco se debe confundir: Satisfacción no es igual a compromiso. No debe malinterpretarse la satisfacción como falta de interés en desarrollarse, ya sea laboral, académica o materialmente. Satisfacción es tener la capacidad de tener un buen estado de ánimo, esté pasando tiempos de abundancia como tiempos de escasez. Y tener la capacidad de superarnos y dar lo mejor de nosotros, disfrutando lo que se tiene y trabajando por un futuro financieramente más prometedor.

¿Qué nos limita a estar satisfechos con nuestras finanzas?

A. Stress: Por no tener lo que quisiera o lo que otros tienen. Por ejemplo, algunas personas piensan: “las vacaciones de mis sueños, el automóvil que quiero, la casa perfecta”.

En nuestros días, es común que exista una gran presión social a consumir ciertas marcas, productos y servicios para ser una persona de “éxito” y “feliz”, lo que incentiva el consumismo como un camino a la plenitud personal y familiar; no obstante, estos son mitos que se alejan de la realidad. No se vive feliz con el estilo de vida que se lleva, creyendo que al tener el celular de última generación me sentiré mejor y estaré más satisfecho.

B. Múltiples Deudas: Otro elemento que causa estrés son las múltiples deudas, ya que el consumismo nos podría llevar a gastar más allá de lo que tenemos capacidad de pagar. Esto trae serias dificultades financieras como cobros judiciales, llamadas de cobros del préstamos con el banco o la tarjeta de crédito que interrumpen la paz del hogar.

C. Inseguridad presupuestaria: Un mes se puede pagar, pero no hay seguridad de que el siguiente sea igual. No tener presupuestos definidos es un factor de insatisfacción, ya que la presión que genera el desconocer los rubros de las propias entradas y salidas de dinero familiar desestabiliza. Cualquier imprevisto, reparación, problema de salud, entre otras circunstancias no anticipadas, desajusta el dinero del hogar.

D. Sabotear nuestros planes de ahorro y del hogar: Inseguros y poco comprometidos con el futuro, observando siempre como inalcanzables las metas financieras propuestas en familia.

Sumation™ WebSite
by quinix technologies