Una época muy difícil

January 26, 2016

El Día Internacional de la Familia se celebra el día 15 de mayo de cada año, fecha que fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, con la finalidad de resaltar la importancia de la célula básica de la sociedad.

 

El sitio web de la ONU,  con motivo de esta celebración  indica:  “El Día Internacional de la Familia de las Naciones Unidas ha inspirado una serie de actos de sensibilización, entre los cuales destaca la celebración de esos días en el plano nacional.  En numerosos países, ese día ofrece una oportunidad para poner de relieve los distintos ámbitos de interés para las familias”.

 

Con motivo de esta celebración, reflexionemos brevemente sobre la importancia de la familia y sobre lo que a lo largo de la historia de la humanidad grandes pensadores han dicho.

En la antigua Grecia Sófocles opinaba: “El que es bueno en la familia es también un buen ciudadano”.

 

Siglos más tarde el escritor francés Alphonse de Lamartine dijo: “La familia es un complemento nuestro, complemento mayor que nosotros, anterior a nosotros y que nos sobrevivirá con lo mejor de nosotros”.

 

Hay muchos proverbios. Por razones de poco espacio solo citaremos el que dice: “Ningún éxito en la vida puede compensar el fracaso en el hogar”,   indicándonos así la importancia de cuidar nuestras relaciones familiares, pues son nuestro mayor tesoro.

 

G.K. Chesterton, escritor y periodista británico de inicios del siglo XX, opinaba:  “El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina, ni un comercio, ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia”,  agregaba además: “Quienes hablan contra la familia no saben lo que hacen, porque no saben lo que deshacen”.

 

Para Juan Pablo II  “el futuro de la humanidad se fragua en la familia”, pues consideraba que “La familia es base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida”.

 

Así, no es de extrañar que las leyes, en las diferentes  culturas y épocas se han ocupado de la familia.  Por ejemplo, en Costa Rica,  la Constitución indica en el artículo 51, que la familia es el “elemento natural y fundamento de la sociedad, tiene derecho a la protección especial del Estado”.

 

¿Qué debemos entender al afirmar que la familia es el elemento natural de la sociedad?  Pues, que por pertenecer al orden de la naturaleza, su esencia no cambia, es decir es inmutable. No es algo que podamos cambiar según nuestros deseos.

 

Y, ¿Qué se entiende cuando se afirma que la familia es el elemento fundamental de la sociedad? Que de la unión de un hombre y una mujer, vienen los futuros miembros de la sociedad. Sin esa unión la sociedad se extinguiría. Si examinamos las diversas sociedades, encontramos que todas ellas no son otra cosa más que un conjunto de familias. La sociedad se funda en la familia, por ello es su elemento fundamental.

 

Siguiendo con  el ejemplo de  Costa Rica, mediante la ley número 9026 se declaró la segunda semana del mes de mayo de cada año, la Semana Nacional de la Familia, para que se celebren actos conmemorativos, promocionando y resaltando de manera especial los valores y aportes de la familia a nuestra sociedad.

 

A pesar de ser ley de la República, el Gobierno no celebró ningún acto conmemorativo, ni promocionó ni resaltó ningún valor ni ninguno de los valiosos aportes de la familia, pero si encontró tiempo para mediante decreto N° 38999 equipar la familia fundada en la unión de un hombre y una mujer, a la unión dos personas del mismo sexo.

 

Contrasta esta situación con lo ocurrido en otros países tanto de Europa como de América Latina, donde sí se realizaron actividades conmemorativas para celebrar el Día Internacional de la Familia.  Incluso, en la propia sede de las Naciones Unidas en Nueva York, tuvo lugar un acto formal para celebrar este día, con presencia de autoridades y expertos internacionales.

 

Tiene razón el Papa Francisco cuando dijo: “Hoy, la familia es despreciada, es maltratada, y lo que se nos pide es reconocer lo bello, auténtico y bueno que es formar una familia, ser familia hoy; lo indispensable que es esto para la vida del mundo, para el futuro de la humanidad"

¡Realmente nos ha tocado vivir una época muy difícil para la familia! Si no corregimos los errores, las secuelas de los mismos, lamentablemente las vivirán nuestros hijos. 

 

*Alexandra Loría Beeche. Abogada, estudió en la Universidad Libre de Derecho de Costa Rica y se ha especializado en Derecho de Familia, Derechos Humanos y Bioética.  Es conferencista internacional  y cuenta con numerosas publicaciones en diversos medios de comunicación de la región.

 

 

 

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación