La Importancia de la Familia y de su Función en la Sociedad

Cuando se afirma que la familia es la célula básica de la sociedad, se está reconociendo que su naturaleza, funciones y aportes, son fundamentales para el desarrollo económico y social de las naciones.


En efecto, una amplia mayoría de los antropólogos coinciden en que el ser humano casi siempre ha tendido a agruparse bajo formas familiares muy similares, procurando un sentido de pertenencia, seguridad, estabilidad y trascendencia. Independientemente del contexto geográfico, cultural e histórico, el ser humano ha escogido alguna modalidad familiar para procrear y cumplir con las funciones naturales y fundamentales de cuido, crianza y formación de los hijos.


Reconociendo ese papel fundamental de la familia, las Naciones Unidas acordó en 1993, que cada 15 de mayo se celebre el Día Internacional de la Familia, con el propósito de invitar a los Estados miembros a promover el estudio, la reflexión, la protección y el fortalecimiento de la familia en sus respectivos países.

 

Las familias son fundamentales para el desarrollo integral de la sociedad. Familias fuertes, saludables y sostenibles, derivan en sociedades fuertes, saludables y sostenibles (Ignasi de Bofarull, Instituto de Estudios Superiores de la Familia, Universidad Internacional de Cataluña). Por el contrario, un debilitamiento de las estructuras y dinámicas familiares impacta  desfavorablemente en la sociedad, al provocar  problemáticas que afectan los indicadores de bienestar en  los miembros de los hogares, especialmente de los menores de edad. Cuando los indicadores de bienestar se deterioran a nivel familiar -produciendo desatenciones en el cuidado de los niños, abandono escolar, aumento de adicciones, violencia intrafamiliar, entre otros- el Estado debe responder con programas y proyectos que mitiguen las diversas problemáticas, las cuales  pudieron evitarse o reducirse con una atención y protección oportunas a las familias especialmente vulnerables (Fernando Pliego, Universidad Nacional Autónoma de México).


El mundo de hoy enfrenta desafíos importantes. Las familias han reducido su tamaño, han cambiado sus conformaciones, y sus dinámicas se han vuelto mucho más complejas. Las tasas de natalidad se han reducido significativamente en muchos países, incluso llegando a niveles por debajo de la tasa de reemplazo generacional (2.1 hijos por mujer), la población adulta mayor ha crecido, pero las generaciones jóvenes y las personas en edad productiva  tienden, en los próximos años, a disminuir. Por su parte, los hogares monoparentales -principalmente jefeados por mujeres- han aumentado, elevando igualmente los problemas de pobreza asociados con esta realidad.

 

Desde la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas, desde la Unión Europea, y desde diversos foros internacionales de América Latina, cada vez más se plantea la necesidad de promover políticas familiares, con el objetivo de responder a las necesidades y desafíos que presentan las familias modernas. 


Se ha entendido que el tema de la familia no solo pertenece al ámbito de lo privado. Más bien, en los países occidentales es cada vez más frecuente encontrar posiciones que favorecen el hecho de que, el tema de familia, es también de interés y dominio del mundo público (sociedad, Estado, partidos políticos). El Estado interviene a través de políticas familiares, con el propósito de fortalecer a las familias, facilitar el cumplimiento de sus funciones naturales y sociales y contribuir al bienestar de sus miembros y el bien común de la sociedad. Pero las políticas familiares deben ser siempre coherentes y respetuosas para con la libertad de las familias (Carolina Montoro, Universidad de Navarra, y  Guillermo Barrios, Universidad Rey Juan Carlos de Madrid).


Una política pública con perspectiva familiar, refiere al conjunto de medidas o instrumentos de la política pública social que, de una manera articulada, global, trasversal e integral, están encaminadas a reconocer, apoyar, proteger y promocionar a la familia y las tareas insustituibles que lleva a cabo (Patricia Anaya, Universidad Nacional Autónoma de México).


En la actualidad, y a partir del trabajo que se ha realizado en diversos foros y encuentros internacionales, por parte de estudiosos de la realidad familiar y las políticas públicas de diversos países, desde las Naciones Unidas se ha recomendado trabajar en los países sobre los siguientes temas: Familia y combate a la pobreza, Conciliación de la vida familiar y la vida laboral, y Diálogo y encuentro intergeneracional. 


De igual forma se ha establecido la importancia de apoyar a las familias más vulnerables como lo son: las familias monoparentales, las que están a cargo alguna persona con discapacidad, las familias numerosas y las familias de migrantes.
 

Especial relevancia en políticas familiares deben  tener los temas de cuidado y desarrollo integral de la niñez, la nueva paternidad y la corresponsabilidad familiar, el apoyo a la maternidad y desarrollo infantil, inclusión y participación activa de los adultos mayores, reconocimiento y apoyo a las familias y promoción de las condiciones familiares que inciden más favorablemente en el bienestar de sus miembros y el bien común de la sociedad.

 

 

 

 

¿ Desearía saber más de Familia ?

Ingrese aquí

 

 

 

 

 

 

* Jesús Rosales Valladares estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Costa Rica. Además se ha desarrollado como consejero familiar e investigador social en temas de políticas públicas y familia por más de treinta años.

 

 

 

 

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación