El éxito se construye todos los días. Parte I

May 12, 2017

El éxito no es cuestión de suerte, casualidad o algo que alguien nos regala o hereda. El éxito es una conquista personal que se da cuando nos encontramos con nosotros mismos en el desarrollo de nuestra inteligencia y potencialidades. Ocurre cuando nos permitimos aprovechar las oportunidades al máximo y definimos una ruta a seguir.

 

El éxito es producto de un proceso, no es un lugar al que llegamos, porque una persona exitosa nunca llega, sino que está en conquista constante de su ser interior. Es el encuentro progresivo con nuestro propio yo y con nuestro destino, y esa alegría de concentrarnos en recorrer el camino elegido porque definimos un objetivo y nos enfocamos en alcanzarlo. Se descubre mientras nos atrevemos a caminar y nos hacemos preguntas existenciales importantes como: ¿quién soy?, ¿en qué soy bueno?, ¿cuál es mi inteligencia dominante?, ¿qué cosas debo superar?, ¿qué cambios debo realizar?, ¿hacia dónde me dirijo?, ¿qué relaciones debo sanar?

 

El éxito lo descubren las personas que están dispuestas a arriesgar. Las que salen de su estado de confort para ir en procura del sueño que los inspira. Es soltar las amarras del paso y vencer miedos. Es vencer los complejos y concentrarnos en el desarrollo de nuestras fortalezas, aprovechar las oportunidades, y tener la capacidad de levantarnos de nuevo cuando las cosas no han salido bien.

 

El éxito no se compara, es único para cada persona. No somos más exitosos cuando somos mejor que otros, somos exitosos cuando nos superamos día con día.

 

Las excusas

 

Siempre tendremos excusas para quedar atrapados en nuestros miedos y olvidar que fuimos creados para lograr nuestros sueños.

 

«No resultó y no resultará ahora», «me abandonarán como me ocurrió cuando era niño», «no creo tener la fuerza suficiente». Estas solo son algunas de las excusas que nos decimos a nosotros mismos, para evitar asumir la responsabilidad de construir nuestro propio destino.

 

Estas excusas crecen cuando le damos cabida a factores externos que nos minan, como la burla, el menosprecio y la descalificación, pues dejamos que estos nos definan. Pero el éxito es producto de levantarnos y estar enfocados en el desarrollo de nuestras fortalezas, por ello, no dejemos que las personas con miedo definan quiénes somos. Las opiniones de los demás son importantes, pero estas no pueden convertirse en nuestra principal fuente de inspiración.

 

El miedo al fracaso nos detiene porque nos paraliza y nos roba la confianza y la esperanza. Necesitamos levantarnos para caminar y superar las limitaciones. Se requiere coraje para comenzar un proceso de conquista, fe para mantenerse avanzando y determinación para levantarse de nuevo.

 

Todo inicia cuando nos dejamos inspirar por un sueño. Quienes tienen una visión que los inspira se mueven hacia lo que quieren obtener. De hecho, tres principios inspiran el éxito: mantener una vida enfocada, actuar para alcanzar lo que soñamos y nunca dejar de caminar en la dirección prevista.

 

El éxito necesita perseverancia, enfoque, determinación y valentía.

 

Muchas veces nos hemos rendido ante un imposible, pero llega el momento en el cual no podemos permitirnos claudicar ante nuestro sueño más importante.

 

Nunca es tarde para comenzar, aunque hayan pasado los años, y nunca es tarde para intentarlo de nuevo. Nunca es tarde para perdonar, y nunca es tarde para volver a luchar. Los que deciden ganar se mantienen motivados, los que quieren fracasar siempre lo critican todo.

 

Eliminemos las excusas, porque estas nos roban toda la fuerza y detienen nuestro caminar. Las excusas nos paralizan y, al final de nuestros días, lamentaremos el tiempo perdido. No dejemos que las excusas se aniden en nuestra cabeza. Sustituyamos la excusa que nos detiene por el pensamiento que nos impulsa. Esto nos permite ser responsables de nuestra propia vida y nos anima a superar los retos que enfrentamos.

 

La importancia de lo que creemos

 

Lo que creemos determina quiénes somos y qué somos capaces de lograr. Cuando las creencias que tenemos son negativas, nos limitan y hacen que nos detengamos en nuestro accionar. Tenemos que dejar de darle importancia a  los pensamientos que producen miedo, complejo y aislamiento.

 

Pensar bien produce motivación y nos impulsa a alcanzar lo que hemos soñado o planeado. Al pensamiento correcto debemos añadirle acción, perseverancia, determinación y el tiempo necesario para producir los resultados correctos.

 

No nos rindamos, porque mientras mantenemos viva la esperanza, tendremos una oportunidad de alcanzar el éxito.

 

Hablemos siempre bien de nosotros mismos y de los demás, esto nutre de fuerza nuestro ser interior. Lo que decimos de nosotros mismos determina cómo nos sentimos e influencia nuestro actuar y cómo nos relacionamos con otros. De hecho, lo que creemos, habitualmente, determina los resultados que obtendremos.

 

Cuando nada sale bien

 

Debemos comprender que los momentos difíciles no son los mejores para tomar decisiones trascendentales en la vida. La adversidad produce angustia, desesperación e, incluso, puede deprimirnos y generarnos emociones alteradas y pensamientos distorsionados, porque son producto del momento que estamos viviendo. Si tomamos decisiones cuando estamos emocionalmente afectados, posiblemente no representen las decisiones más sabias.

 

Los momentos difíciles solo exiten para ser superardos  y, en ellos, podemos descubrir fe, ánimo, fuerza y a los amigos que fielmente siguen con nosotros hasta el final. Éxito es mantener viva la esperanza en un mejor mañana, apreciar el presente y valorar las oportunidades. 

 

Parte II 

 

Parte III

 

Ingrese aquí a nuestra serie 

 

 

 

 

 

*Sixto Porras. Director Regional de Enfoque a la Familia. Autor de los libros: «Amor, Sexo y Noviazgo», «De Regreso a Casa», y «El Lenguaje del Perdón». Coautor de: «Traigamos a los pródigos de regreso al hogar» y «Meditaciones en Familia». Esposo de Helen, y padre de Daniel y Esteban. Su pasión es ayudar a las familias a mejorar.

 

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación