No es fácil para Brady Blackburn ver el video de un caballo atacándolo y luego rompiendo su cráneo con la pezuña. Pero, francamente, el mirar en el espejo y trazar la cicatriz larga, cruda y deforme en un lado de la cabeza es peor.


Una ordenada fila de grapas mantiene unido su cuero cabelludo.
Debajo de eso, una placa de metal mantiene su cerebro pegado.


Y es todo un poco surrealista.


No se suponía que fuera de esta manera. Claro, los accidentes ocurren en el rodeo. Pero siempre se supone que es alguien mas quien está en coma. El que es descuidado. El que no ha trabajado lo suficiente. El que no sabe sus cosas. Brady no es ninguna de esas cosas. Él ha sido celebrado. A el lo llevaban a lugares. Pregúntele a cualquiera en el mundo del rodeo.


Ahora él no va a ninguna parte. Sigue diciéndoles a todos que solo está sanando. Pero a medida que pasan las semanas, comienza a ver cosas preocupantes: la forma en que se enferma cada vez que está a caballo, por ejemplo. Y la forma en que su mano derecha se contrae en lo que su médico llama "convulsiones parciales complejas".


"No más cabalgar", instruye su doc. Pero ella también podría decir: No más pensar, no más soñar, no más ... respirar. Es más o menos lo mismo para Brady.


Entonces, mientras se para en una ladera cubierta de hierba, la puesta de sol y algunas nubes retumbantes flotando en el horizonte, el joven no puede dejar de mirar fijamente y preguntarse: ¿Qué tipo de vida tienes, si todo por lo que vives te es quitado?

 

Elementos Positivos

 

A pesar de su vida aparentemente libre, Brady es consistente y decente. Es un hermano cariñoso para su joven hermana mentalmente desafiada. "Te cuidaré, Lil", le dice a Lilly durante un tramo difícil. "Yo también cuidaré de ti", responde ella con un dulce y tranquilo suspiro.


Brady es un amigo firme también. Incluso cuando está en su punto más bajo, visita fielmente a un compatriota hermano llamado Lane, que está luchando con discapacidades aún más graves relacionadas con el rodeo. Él con ternura ayuda y alienta a Lane en su terapia física.


De hecho, la mayoría de estos vaqueros de rodeo adoptan una hermandad de apoyo mutuo. "Todos estamos juntos en esto", proclama uno de sus integrantes.


Brady y su padre, Wayne, tienen una relación difícil, exasperada por la bebida de Wayne y sus malas elecciones financieras. Pero ambos hombres pueden encontrar pequeñas formas de demostrar que todavía les importa el otro.


[Advertencia de Spoiler] La película aborda sutilmente el hecho de que Brady siente que no tiene nada por que vivir y que puede terminar con su propia vida. Pero, en última instancia, el joven elige vivir por la gente a la que más ama.

 

Contenido Espiritual

 

Brady y sus amigos tienen un sentido de fe enredado entre sus vidas. Están bebiendo y bromeando groseramente un minuto, y luego oran por uno de sus amigos al siguiente. En otra parte, Brady hace una oración de protección por su caballo después de que lo vende a un comprador local. Vemos la Biblia de Brady en su tocador ... junto a una botella de pastillas recetadas y un puñado de balas. Brady se hace un tatuaje de una cruz grande en la espalda, con una imagen de su amigo Lane montado en un toro.

 

Contenido Sexual

 

Algunos de los amigos de Brady se ríen de un encuentro sexual que tuvo uno de ellos. Wayne coquetea y abraza a una camarera en el bar local.

 

La hermana adolescente de Brady, Lilly, odia la idea de tener que crecer, y se niega rotundamente a usar un sostén.

 

Contenido Violento

 

Vemos videos del mundo real de Brady y su buen amigo Lane montando en el rodeo. Vemos la caída de Brady de un caballo salvaje con el golpe que le daña la cabeza y que se mantiene fuera de cámara. Nunca vemos la caída más paralizante de Lane del toro, pero el efecto del daño, es sorprendentemente evidente, transformándolo de un joven robusto en videos a una mera cáscara de sí mismo con muy poco control motor.

 

Brady arranca grapas sangrientas de su propia cabeza con un par de tijeras. Él y sus amigos cuentan historias sobre sus diversos huesos rotos y lesiones de su cuerpo en la arena del rodeo. Se alude que alguien está contemplando el suicidio.

 

Un caballo queda atrapado en un alambre de púas. Vemos la sangrienta secuela, que incluye un charco de sangre en el suelo, trozos de carne y músculo en el alambre de púas y un primer plano de la pierna salvaje y cortada del caballo. Wayne le dispara al animal mal herido (fuera de la pantalla).

 

Lenguaje Vulgar

 

Más de 20 palabras f en inglés y cinco palabras mierd-se unen a un uso de "maldición", "demonios", "put-" y "cul-". El nombre de Jesús es mal usado una vez y Dios se combina con "maldición " una vez también.

 

Contenido con Alcohol o Drogas

 

Después de su accidente, Brady toma medicamentos recetados un par de veces. Lo vemos fumar marihuana, solo y con otros. Varios otros fuman y / o venden marihuana también. Un vendedor de caballos local, por ejemplo, paga parte de una deuda con un rollo de marihuana.

 

Brady y sus amigos también se sientan alrededor de una fogata y se emborrachan con cerveza. Más tarde, uno de los amigos intenta convencer a Lilly para que beba cerveza, pero Brady se mueve airadamente para protegerla. Varias personas fuman cigarrillos. Wayne parece ser un alcohólico. Lo vemos a él y a otros bebiendo en un bar.

 

Conclusión

 

Esta película no es lo que fácilmente llamarías entretenimiento. No en el mismo sentido que, por ejemplo, una película de fantasía de superhéroes. O un western fanfarrón y deslumbrante de antaño. No, The Rider es un neo-western que se sienta en un tramo cinemático estimulante e impulsado por el viento en algún lugar entre la ficción y el documental.

 

La película se basa en las luchas de la vida real de su estrella montadora de Broncos de Lakota, Brady Jandreau. Sus verdaderos amigos y miembros de la familia desempeñan los papeles de apoyo a su alrededor. Con este escenario y elenco de personajes muy real, la directora Chloe Zhao ha creado una película que estimula a los espectadores a reflexionar profundamente sobre los conceptos de identidad masculina y pérdida personal.

 

"Creo que Dios nos da a cada uno de nosotros un propósito", dice Brady al final de la película. "Para un caballo, es correr en la pradera. Para un vaquero, es montar". Cuando un caballo se lesiona hasta el punto de que nunca podrá volver a correr, la película nos dice que lo único humano y ético que hay que hacer es matarlo. Pero cuando un vaquero está tan mal como su corcel, ¿entonces qué?. Se pregunta.

 

 La contemplación de trote lento de esta película es tanto introspectiva como emocionalmente desgarradora.

 

También está plagado de suficiente lenguaje grosero del mundo real y cosas feas de ver para ganarse una clasificación R que puede llevar a algunos espectadores a retraerse de las riendas del cine.

 

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación