El conocido y querido estafador, Danny Ocean, ha muerto. O, al menos, la mayoría de la gente cree que encontró su fin y fue sepultado detrás de esa hermosa losa de granito con su nombre grabado en ella. Uno de sus últimos actos, al parecer, fue enviar a su antiguo secuaz del crimen, Rueben, a dejar un mensaje a su hermana Deb.


!No!- Danny dice esencialmente desde el más allá. - ... ¡No lo hagas!-. El plan delictivo que Deb tiene en mente es sólido e inteligente, pero Danny sintió que de seguro la devolvería a la cárcel.
"Él dijo que debías olvidar el plan", le dice Rueben.


Sin embargo, Debbie Ocean nunca ha renunciado a una idea en la que se ha sumergido por completo. E incluso las palabras de despedida de un ser querido no la hacen reconsiderar. Está convencida de que su estrategia de robo funcionará.


Pasó sus años más recientes en la cárcel planeando cada detalle. Y cada vez que sus maquinaciones mentales terminaban en fracaso, ella retrocedía y lo pensaba de todo de nuevo. Después de cinco años, había pensado en todos los huecos imaginables, las torpezas y errores, y los resolvió a todos. Su plan es perfecto. Incluso hará una estafa dentro de una estafa, pero nadie más en su equipo tendrá que saberlo.


La mejor amiga de Debbie, Lou, no cree que el plan pueda ser tan perfecto como su buena amiga piensa. También es una ladrona dotada, y está segura de que un robo de joyas de la magnitud en la que Deb está pensando involucrará a 20 o más personas y cientos de miles de dólares. Pero Deb Ocean solo sonríe. "Necesito siete personas y $ 20,000", declara. Su plan está medido, está enfocado. En 12 semanas, le asegura a Lou que todos van a tener $16 millones cada uno.


Por supuesto, Deb salió ayer por las puertas de la prisión con solo $45 en su bolsillo. Pero concédale uno o dos días y todo lo que necesita encajará, cada cosa en su lugar. Danny no es el único Ocean que sabe cómo hacer las cosas.

 

Elementos Positivos

Dado que esta película muestra y hace buenas las actividades ilegales, tanto es así que Deb espera que su obra "inspire a esa niña de 8 años, tumbada en la cama y soñando con convertirse en una delincuente", no hay mucho que alabar aquí. Pero, supongo que al menos se puede decir que encontramos honor entre estos ladrones.

 

Contenido Espiritual

Deb brinda con un martini  a la memoria de su hermano en un mausoleo.

 

Contenido Sexual

A lo largo de la película, las mujeres usan trajes que muestran sus curvas y acentúan su sexualidad. La mujer de sociedad, Daphne Kluger, en particular, usa varios conjuntos que apuntan a llamar la atención sobre su escote. La vemos acariciar y besar a un enamorado. Más tarde, se sienta a horcajadas y besa a ese tipo mientras está vestida solo con ropa interior bastante transparente. Luego lo esposa a la cama mientras él solo se viste sus calzoncillos.

 

Contenido Violento

Después de su liberación de la prisión, Deb se acerca al tipo que ayudó a que la declararan culpable. Ella lo amenaza presionando un "aguijón" afilado en su estómago y poniéndolo sobre su garganta expuesta, pero ella no usa el arma. Guardias armados se ven moviéndose amenazadoramente con armas de fuego cuando se pierde un collar valioso.

 

Lenguaje Vulgar

Una palabra f en inglés y 10 palabras mierd- se unen a un uso de "cul-". Hay algunas crudezas como "santa mierd- ", blasfemias británicas como "maldito", e "idiota" mezclados en el diálogo. Los nombres de Dios y de Jesús son mal utilizados varias veces.

 

Contenido con Alcohol o Drogas

Las ladronas tienden a agarrar botellas o vasos de bebidas supuestamente alcohólicas cuando se reúnen en grupo. Las vemos beber cerveza, bebidas mezcladas y champán. Y cuando la acción cinematográfica se traslada a una Gala en el centro del atraco, bastantes participantes beben vino y champán.


La pirata informático en internet del grupo, Nine Ball, fuma un puro grueso de marihuana en varias ocasiones.

 

Conclusión

En la década de 1960, la franquicia de películas de Ocean dio su primer gran película de robo, con un montón de estrellas masculinas elegantemente vestidas. Luego, en 2001, se produjo la inevitable nueva versión de Ocean's 11 o, mejor dicho, Ocean's Once, que presentaba a otro grupo de hombres atractivos y bien vestidos quienes trabajaban una estafa en Las Vegas.

 

Después de un par de secuelas olvidables, es hora de que algunas mujeres delincuentes den un paso al frente y se unan a la multitud bien vestida de delincuencia.


Eso es lo justo, ¿verdad?


El problema es que la construcción de estafadores de Ocean se siente tristemente vaciada. Y hay muchas más razones para pasar de largo esta cinta de las que hay para verla.


Ocean's eight reúne lo habitual en contenido negativo, como el mal lenguaje, el hurto ilícito, bebidas alcohólicas y la sensualidad ligera. Esas cosas solo harán que los espectadores más exigentes lo piensen dos veces antes de acomodarse con un balde de palomitas de maíz. Pero además de eso está el hecho de que los cineastas han reunido a un conjunto de actrices muy capaces y no les han dado, básicamente, nada que hacer.


No hay un repertorio ingenioso para que ellas hagan sus malabarismos, no hay delincuencias inventivas que confabular, no hay giros emocionantes que desenredar, no hay aspectos positivos que aplaudir. Este robo de joyas es, bueno, blandamente predecible y sin sentido. Y dado que este elenco de mujeres líderes representa, justificadamente, la crema y nata del Hollywood de hoy, ese podría ser el mayor crimen de esta película.

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación