Los superhéroes son desordenados.

 

Sí, es cierto que pueden tener las mejores intenciones. Pero cada vez que luchan contra alguien malo, es seguro que se derrumbarán edificios. Superman y Zod destruyen la mitad de Metrópolis en Hombre de Acero. Los Vengadores derrotaron a Ultron en Sokovia, pero dejaron la ciudad peor de lo que la encontraron. Las únicas personas que aman sin reservas a los superhéroes son los del seguro.

 

La familia Parr sabe todo sobre el prejuicio que existe contra los superhéroes. No importa que hayan conquistado el malvado Síndrome (como se describe en el documental Los Increíbles). No importa que hayan detenido a un nuevo y malvado delincuente, Underminer, siguiendo sus pistas subterráneas: "Los supers" siguen siendo ilegales. Y, francamente, los políticos desearían no haber molestado al Underminer. A Bob y a Helen (una vez conocidos como los queridos Mr. Increíble y Elastigirl) junto con su progenie (Violet, Dash y Baby Jack-Jack) aún no se les permite usar sus superpoderes. Está todo escrito en actas: sección 27, párrafo 32, línea c más o menos.

El magnate de marketing Winston Deaver quiere cambiar eso.

 

Winston cree que en la actualidad, los superhéroes deben ser más que puros de corazón y fuertes de músculos. También necesitan una buena campaña de relaciones públicas. Durante demasiado tiempo, los superhéroes han actuado como héroes trabajando de noche sin decir una palabra, sin capas al aire: no hay publicaciones halagüeñas en Instagram, ni chistes ingeniosos en Twitter, nada de eso. Todo lo que el público ve es la destrucción que los héroes dejan a su paso. Nadie ve a los héroes detrás de lo que hizo necesaria la destrucción. No es de extrañar que no sean tan populares en estos días.

 

Winston se encuentra con Bob, Helen y su amigo Lucius, también conocido como Frozone, sugiriendo una guerra de redes total. Él quiere reintroducir a Elastigirl al mundo, y esta vez, su disfraz vendrá con una pequeña cámara (creada por la hermana de Winston, Evelyn) para mostrarle al mundo su intrepidez. Cuando vean todo lo bueno que Elastigirl hace, todas esas leyes anti-superhéroes colapsarán. Y a la familia Parr se le permitirá usar sus poderes libremente de nuevo.

 

"Por supuesto, ese plan viene con una pizca de ironía:" Para arreglar la ley, tengo que quebrantarla ", dice Helen. Y para ayudar a su familia, ella tendrá que dejarla por un tiempo, dejando a Bob, ese gran fanático que típicamente resuelve problemas golpeándolos, a cargo.

Así es: mientras Elastigirl entra en acción para luchar contra el Screen Slaver (un terrible nuevo villano que puede controlar a las personas a través de sus pantallas) Bob está en casa, cuidando a los niños, ayudando a Dash con la tarea, intentando levantar el animo de Violet y de alguna manera, y manteniendo al bebé Jack-Jack bajo control. ¿Cuántos problemas podría traer un bebé pequeño? Bueno, ¡bastantes! dado que Jack-Jack tiene más poderes extravagantes que cierto residente de Metrópolis. Una pequeña rabieta puede destruir una manzana.

 

Sí, los superhéroes son desordenados. Especialmente si aún no tienen control total sobre sus funciones súper corporales.

 

Elementos Positivos

Los Increíbles 2 obviamente tiene bastante de su cuota de superhéroes estándar. La Elastigirl toma el centro del escenario esta vez, deteniendo los trenes fuera de control y salvando a los ciudadanos por montones. De hecho, ella realmente se enorgullece de su capacidad de resolver situaciones sin demasiado daño colateral, lo cual es una de las razones por las que Winston la eligió, en vez del más temerario Mr. Increíble, como la cara para el mercadeo. Ella incluso hace un esfuerzo sobrehumano para salvaguardar la vida de los villanos. Eso es digno de elogio.

Muchos otros superhéroes, incluidos todos los miembros de la familia Parr, se involucran también, y eso es genial. Pero Los Increíbles 2 tiene un mensaje más profundo que quieren transmitir: que la crianza de los hijos es uno de los actos más heroicos en los que cualquiera puede participar.

 

Mientras que Helen se deleita en ser un cazadora del crimen disfrazado otra vez, Bob sufre por ser marginado. Elastigirl está inundada de elogios; Mr. Increíble está inundado de pañales sucios. Es un trabajo difícil, como todo padre sabe. Pero él hace su mejor esfuerzo y acepta el desafío con gusto, encontrando momentos de satisfacción en su trabajo. "Tengo que tener éxito para que ella pueda tener éxito para que podamos tener éxito", dice.

 

"Hecho correctamente, el criar a los hijos es un acto heroico", dice la diseñadora Edna Mode. Pero ningún padre puede hacerlo solo. Incluso el papá más capaz y dedicado necesita un poco de ayuda a veces. Entonces Bob encuentra una muy necesitada niñera que le permite un descanso muy necesario. Y cuando Violet ve cuán duro ha estado trabajando su padre por el bien de la familia, también ofrece un poco de ayuda y apoyo.

 

"Solo quiero ser un buen padre", le admite.

 

"No eres bueno", le dice. "Eres super".

 

Los Increíbles 2 también toca temas más profundos también. Cuando Helen y Bob discuten sobre la ética de seguir leyes obviamente injustas, la película no ofrece una respuesta clara sino fomenta un pensamiento más profundo. Y, por supuesto, el modo de control del Screen Slaver –el impulsar la voluntad de las víctimas a través de la televisión, la computadora y el teléfono inteligente- sirve como un mensaje de advertencia para nuestra edad obsesionada con la pantalla, un tema atractivo para cualquier crítico de Conectados que se respete.

 

Contenido Espiritual

Los poderes de algunos personajes tienen algo sobrenatural: un héroe juega con la física misma, creando agujeros extradimensionales que resultarán familiares para cualquiera que alguna vez haya jugado un juego de Portal.

 

Pero debemos tomar nota especial de uno de los superpoderes de Jack-Jack: cuando se pone realmente fuera de combate, se transforma en un verdadero demonio-bebé, completo con cuernos y piel roja y la capacidad de respirar fuego. Dudo que Jack-Jack tenga alguna conexión con el infierno o sus habitantes, pero las imágenes son llamativas.

 

Contenido Sexual

Cuando Violet sale de la habitación furiosa, Dash se vuelve hacia Bob y le pregunta: "¿Está teniendo la adolescencia?" De hecho algo la esta afectando -con toda la confusión emocional agregada- debido a un enamoramiento complicado (pero inocente) en un chico llamado Tony Rydinger.

 

Contenido Violento

Winston aparta a Bob de su impulso publicitario para mantenerse alejado de la destrucción indiscriminada e innecesaria (malas relaciones públicas, y eso). Aún así, esta es una película de superhéroes: la destrucción sin sentido es lo más normal para los Parrs.

 

Los vehículos masivos, desde un taladro subterráneo, un monorriel fugitivo y un gran barco de navegación marítima, ponen en peligro a muchas personas (ya veces causan daños significativos a la propiedad). Los superhéroes a veces apartan a las personas para evitar el peligro o, en un caso, realmente las empujan fuera de un helicóptero (al agua más abajo). Los superhéroes se involucran en frenéticas peleas con villanos y otros superhéroes: la gente recibe golpes y patadas y se estrella contra las paredes. Un tipo intenta aplastar a otro con (literalmente) toneladas de metal. Los buenos muchachos tensan sus músculos y poderes al límite para frenar las máquinas fuera de control. La habilidad de Elastigirl proviene de estirar su cuerpo en formas bastante estrafalarias (incluso un par de veces, aplanarse para formar un paracaídas): no parece estar sufriendo, pero me encontré pensando: Eso no puede ser del todo muy cómodo.

 

El primer archienemigo de Jack-Jack demuestra ser un mapache: al tratar de detener la invasión del bote de basura, Jack-Jack libera una variedad de armas, incluyendo rayos láser que salen disparados de sus ojos (y corta el paraguas al que el mapache se aferra). Los dos tambalean en el patio, también, aunque ninguno parece estar particularmente dañado.

 

Los Parrs se alojan en una elegante casa moderna adornada con accesorios desordenados lanzados con presión de uno o dos botones. Dash se vuelve un poco entusiasta, enviando muebles y, brevemente, a su padre, a charcos de agua que acaban de abrirse. Él y Bob también juegan con el control remoto del viejo y trucado auto de Mr Increíble: el vehículo, sin embargo, es propiedad de otro hombre, y cuando el automóvil comienza a revolcarse y se prepara para lanzar algunos cohetes (presumiblemente letales),  el propietario se vuelve comprensiblemente preocupado. (Dash eventualmente "toma prestado" el auto para hacer algo bueno, y los asientos eyectores del vehículo lo catapultan a él y a Violet).

 

En retrospectiva nos enteramos de que el padre de Winston y Evelyn fue asesinado por delincuentes. Vemos a los delincuentes acercándose al hombre (marcando nerviosamente una línea directa de superhéroes), pero no vemos el asalto real y letal. Los personajes también blanden pistolas de dibujos animados a veces.

 

Lenguaje Vulgar

Los Increíbles 2 no es un desastre profano, pero sí contiene un uso de "maldición", "demonios" y "mierd-" y dos usos indebidos del nombre de Dios. También escuchamos la crudeza "chupada".

 

Contenido con Alcohol o Drogas

Helen y otros beben vino y cócteles en fiestas y cosas por el estilo.

 

Conclusión

¿Quién es el héroe? ¿El luchador del crimen disfrazado que salva inocentes, detiene los trenes fugitivos y golpea al malo en la nariz? ¿O el padre que se queda en casa perdiendo el sueño para ayudar a su hijo con su tarea?

 

Los Increíbles 2 nos da una respuesta inequívoca.

 

Durante la mayor parte de su historia, Pixar ha evitado las respuestas predecibles y las terminaciones instintivas por cosas más profundas. Temas más resonantes. Mas responsables.

 

Otras películas pueden sugerir buscar la felicidad. En Inside Out, Pixar insistió en que la tristeza es una parte crítica de la vida también. La mayoría de las películas pueden deleitarse con la libertad que viene al crecer. Con Brave, lidiamos más con responsabilidad. Se evitan las respuestas fáciles por algo más profundo. Más difícil. A menudo, más responsable. Y de alguna manera todavía se pueden hacer películas que son maravillosamente divertidas.

 

Es cierto que Los Increíbles 2 no siempre es responsable en sí misma. Se involucra en un poco de mal lenguaje; toma un sorbo o dos de alcohol; y, por supuesto, se revuelca en mucha violencia animada. Además, nuestros héroes violan la ley en su búsqueda para hacer lo correcto, y deberíamos considerar esa contradicción también.

 

Pero la película quiere que tengamos eso en cuenta. De hecho, creo que quiere que pensemos en docenas de temas aquí: justicia y aceptación, el papel cambiante de las mujeres, la influencia de los medios, el trabajo ingrato de la paternidad, los celos, la inseguridad. Aunque esta sea una cinta  divertida, tan excelente estéticamente como puede ser, Pixar una vez más nos anima a ir más profundo a medida que reímos y nos maravillamos, nos encogemos de miedo y sonreímos.

Alienta a los espectadores de más edad a considerar algunos de sus acertijos éticos incluso cuando, como Dash, los acelera. Y les pide a sus seguidores más jóvenes que reconsideren a los héroes en sus propias vidas, los mismos que probablemente compraron entradas para el cine.

 

Los Increíbles 2 no coincide con la majestad de Up o la profundidad de Inside Out. Pero creo que mucha gente disfrutará más de esta película. Es divertida e inteligente, emocionante y dulce.

Además, como cualquier película digna de su precio de admisión, puede hacer que mires tu propio mundo de una manera un tanto diferente, y las personas que encontramos y amamos en él.

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación