La escuela secundaria es incómoda. No chicos y chicas no solo están aprendiendo quiénes son, sino que tienen que aprender sobre ellos mismos mientras que otros los observan.

Y a veces eso puede ser ... vergonzoso, confuso, molesto…

 

Kayla Day está en octavo grado y ella siente todas las cosas. ¿Qué hago si me gusta un chico? ¿Cómo hago amigos? ¿Por qué mi padre es tan raro? Estas son las preguntas que está averiguando con la ayuda de su canal de YouTube, haciendo videos que llegan a su audiencia (o la falta de ella) sobre las cosas difíciles de la vida real.

 

El único problema es que la vida real y lo que pones en las redes sociales no siempre son lo mismo. No todas las fotos son perfectas, no le gustas a todos los chicos, y algunas veces las situaciones pueden ser francamente aterradoras.

 

Y al pasar por este año en la secundaria, Kayla aprenderá exactamente lo que significa ser ella misma.

 

Elementos Positivos

Aunque Kayla lucha por ser la persona que ella anima a otros a ser por internet, todavía tiene muchos mensajes positivos, transparentes y alentadores que compartir. Incluso hace una lista de cómo ser proactiva cuando se trata de hacer cambios positivos en la vida.

 

Kayla habla sobre lo que parece ser uno mismo, lo que significa no cambiar quién se es para impresionar a los demás. Ella admite que esto puede ser difícil y alienta a cualquiera que vea sus videos a ignorar a las personas malas y negativas. También alienta a otros a compartir de sí mismos, a elegir la confianza y a respetar y amar quiénes son.

 

Algunos otros estudiantes intentan presionar a Kayla para que tome decisiones comprometedoras, incluida una relacionada con una situación sexual, pero ella se mantiene firme y no se deja ser víctima de esa manipulación. Kayla aprende a amar quién es ella también. Pero el camino hacia la auto aceptación genuina sigue siendo doloroso para ella en ocasiones. En el camino, Kayla también se obliga a salir de su zona de confort, eligiendo ser valiente en situaciones sociales difíciles.

 

El padre de Kayla, Mark, es realmente amable (aunque a veces incómodo) y ama a su hija. Él siempre le hace preguntas, quiere saber cómo se siente emocionalmente y la alienta a ser valiente. En una conversación nocturna después de que Kayla quema una caja de recuerdos de su escuela secundaria que contiene "todas sus esperanzas y sueños", Mark afirma a Kayla diciéndole que la ama y que él es "tan increíblemente feliz" de ser su papá. Le comunica repetidas veces, de diversas maneras, que ella se está convirtiendo en una mujer amable, cariñosa y compasiva.

 

Contenido Espiritual

Kayla ora una noche, pidiéndole a Dios que le dé un buen día a cambio de los múltiples días malos en el futuro. Su oración es simple (no hay "amén" al final), tal vez un poco centrada en sí misma, pero sincera. Al parecer, no ha recibido mucha orientación espiritual, pero parece tener una alta opinión del Señor. Otro amigo admite creer en Dios también.

 

Contenido Sexual

Kalya descubre que el chico del que está enamorada, Aiden, rompió con su novia después de que ella se negó a enviarle fotos de desnudos. Kayla ve esto como una oportunidad y le dice a Aiden que tiene sus propias fotos sucias. Esto despierta su interés, y él le pregunta crudamente si ella es buena para realizar sexo oral. Después de que ella dice que sí, lo que es una mentira, va a casa a investigar qué es y cómo se realiza. Kayla (y la audiencia) ven a una mujer con un dispositivo anatómico protésico, y la escuchamos usar términos sexuales para describirlo. Antes de que las cosas se vuelvan más gráficas, Kayla cierra su computadora. Otra escena nos dice que todavía está tratando de descubrir cómo funciona el sexo oral (un banano está involucrado en el asunto), pero su padre la interrumpe. También pretende besar a Aiden besando su propia mano.

 

Un niño es atrapado masturbándose en clase. (Vemos movimientos mientras se esconde debajo de su camisa de gran tamaño.) Los niños aprenden sobre sus genitales en una clase de salud.

Algunas chicas usan pantalones cortos, y otras usan bikinis. Jóvenes y hombres se muestran sin camisa en sus trajes de baño y boxers. Un chico joven hace flexiones musculares frente a un espejo. Una chica de secundaria es presionada por un estudiante de último año para que se quite la blusa. (Ella no lo hace.) Adolescentes coquetean y hablan sobre fotos de desnudos. Alguien es llamado "pervertido".

 

Contenido Violento

Durante un ejercicio de tiro, un hombre pretende disparar a los estudiantes de secundaria. Un chico dice que desea que haya un tiroteo en la escuela. Alguien hace un comentario áspero con respecto a un compañero de clase fallecido.

 

Lenguaje Vulgar

El nombre de Dios es mal usado más de 10 veces, ocasionalmente emparejado con "maldición". El nombre de Jesús es mal usado una vez. La palabra f en inglés se pronuncia aproximadamente 10 veces. Otras vulgaridades incluyen "mierd-", "pich-", "cul-", "put-" y "panoch-". Alguien usa el acrónimo profano "LMFAO" por sus siglas en inglés en las redes sociales.

 

Contenido con Alcohol o Drogas

Un joven huele un marcador.

 

Conclusión

Hay momentos en esta película que parecen demasiado reales. Las tensiones incómodas, las hormonas cambiantes, las ansiedades, la presión para encajar. En una entrevista con IndieWire Studio, el director Bo Burnham dijo que "un día normal para un alumno de octavo grado es como la vida y la muerte". Vemos (y escuchamos) que esa idea se reproduce en la pantalla: hay música dramática cuando entra alguien de quien se está enamorado, una pausa larga antes de que alguien pueda encontrar las palabras para hablar, frecuente lenguaje vulgar. Toda la incomodidad de la adolescencia está aquí.

 

Sin embargo, me dejó pensando por qué tanto de eso tenía que estar aquí. No es que estas cosas no sucedan en la escuela secundaria; para algunos suceden. Pero si nuestros hijos ya han estado expuestos a momentos que les roban su inocencia, ¿necesitamos una película que documente gráficamente esos traumas nuevamente?

 

¿Y qué hay de aquellos que aún no han vivido esas experiencias? ¿Podría la descripción de algunas conductas arriesgadas de esta película despertar la curiosidad de extraer información que es mejor dejar bajo tierra?

 

Quizás.

 

Eso no quiere decir que toda la cinta sea problemática. No lo es. Kayla es alguien a quien quieres respaldar. Ella es el tipo de chica que hubieras querido como amiga en la escuela secundaria.

Ella hace algunos descubrimientos hermosos y en muchos sentidos sigue siendo deliciosamente, maravillosamente, inocente al final. Y en una situación comprometedora que podría haber ido mucho peor, ella se mantiene firme. Bravo, Kayla.

 

A medida que avanza la película, también desarrolla una relación más amorosa con su padre y elige amigos que la aceptan por lo que ella es. Kayla se da cuenta gradualmente de que los malos momentos, incluso los años malos, no duran para siempre. Las cosas mejoran. Hay esperanza más allá de esta época tan incómoda.

 

Si tan solo esa esperanza no estuviera cargada con contenido sexual que nos hace enrojecer, excesivo mal lenguaje y momentos muy incómodos que me hacen recordar lo mucho que no extraño el octavo grado.

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación