Tres días.

 

Durante tres días, Jonás estuvo en el vientre de una ballena. Durante tres días, Lázaro yació en su tumba. Durante tres días, Jesús estuvo muerto. Y luego la piedra fue removida.

 

Collin también espera una especie de resurrección. El delincuente convicto ha estado en libertad condicional por casi un año, viviendo en un centro de reinserción. Tiene prohibido sacar un dedo incluso fuera de su ciudad natal, Oakland, California.

 

En tres días, Collin terminará con libertad condicional. Saldrá de la barriga legal de Oakland de una vez por todas, respirando el aire de un hombre verdaderamente libre.

 

A menos que la ballena lo mastique primero.

 

Los próximos tres días no serán fáciles. Miles, el compañero de trabajo de Collin y su amigo más cercano desde la infancia, es un tipo caótico, un tipo blanco con una parrilla dorada en la boca.

Es leal y generoso, pero es probable que te un puñetazo en la cara como apretón de manos.

También tiene una novia, un hijo y una brillante y nueva pistola ilegal. El simple hecho de estar cerca de ese arma pone a Collin en riesgo de violar la libertad condicional.

 

Pero, ¿qué puede hacer Collin? Trabajan juntos para una empresa de mudanzas. Han sido mejores amigos desde siempre. Si Miles dejara de agitar esa pieza de contrabando, Collin podría al menos preservar un poco de negación plausible. De seguro que Miles no usaría el arma ... ¿o sí?

 

Miles es un poco impredecible, pero Collin está acostumbrado a eso. Él puede tratar.

 

Pero una noche, mientras Collin regresaba a su casa del trabajo tratando de cumplir el toque de queda de su libertad condicional, un hombre negro se lanza a la calle, justo en frente del camión de Collin. El ve la cara del hombre por un segundo, su cara aterrorizada y casi suplicante.

 

Collin no tiene tiempo para procesar. El hombre escapa mientras un policía aparece a la vista, con la pistola desenfundada. El oficial le dice al hombre que pare, luego dispara. Una vez. Otra vez. Y otra vez.

 

En el espejo retrovisor, Collin ve al hombre en la calle, yaciendo sin vida en la oscuridad. El policía se vuelve para mirar a Collin. Se miran el uno al otro desconcertados.

 

Collin se aleja de la escena. Él tiene un toque de queda que cumplir. Él no puede enemistarse con la policía. Él no se involucrará. Pero el momento lo sigue a casa de todos modos.

 

La imagen del hombre aterrorizado.

 

El policía.

 

Los disparos.

 

Tres días. Solo quedan tres días.

 

Elementos Positivos

Punto Ciego aborda muchos temas importantes, desde el racismo y la identidad racial hasta el aburguesamiento y, por supuesto, la brutalidad policial. Pero lo hace a través de los ojos de algunos personajes engañosamente complejos.

 

Tomemos a Miles. Ciertamente para aquellos que lo topan en un mal día, parece un matón fuera de control. Pero Collin lo conoce mejor: cuando Collin estaba en la cárcel, Miles lo visitaba dos veces a la semana. Miles ha cuidado la espalda de Collin desde antes del cuarto grado, y no va a detenerse ahora.

 

Luego está Val, la operadora de la compañía de mudanzas y la ex novia de Collin. Miles desprecia a Val y a sus modales fríos e ingenuos, pero él odia especialmente el hecho de que esté tratando de cambiar a Collin (del mismo modo que Oakland está cambiando y aburguesándose). Pero esta es la cuestión: Collin sabe que necesita cambiar si quiere permanecer fuera de la prisión.

 

Val es una defensora de la mejora personal; y mientras la película cuestiona sus motivos y métodos, refinarse a sí mismo no es, inherentemente, algo malo. Y la película también lo comprende.

 

Collin se encuentra en el centro de este pleito emocional y moral, que desea honrar la amistad y la lealtad de Miles mientras sigue haciendo algunos cambios muy necesarios en su vida. La balacera, obviamente, también pesa sobre él. Y a pesar de que está decidido a superar estos últimos tres días sin incidentes, sus pensamientos subconscientes lo fastidian, diciéndole a través de sueños y visiones que está eludiendo la responsabilidad moral de abordar lo que ha presenciado.

 

Contenido Espiritual

Val parece adoptar, hasta cierto punto, una espiritualidad de Nueva Era y del Oriente, otra característica que la que Miles se burla. Él la saluda, por ejemplo, diciendo "Namaste" (un saludo tradicional en la cultura hindú) mientras ella quema incienso en la oficina.

 

En otro lugar, escuchamos una referencia profana a la sangre de Jesús.

 

Contenido Sexual

Collin y Val ya no están juntos. Pero cuando los dos se encuentran una noche como amigos, comparten un abrazo prolongado que casi termina en un beso. (Val se aleja eventualmente y se va.)

 

Antes de ir a trabajar un día, Miles le dice a su novia Ashley que debe calentarse las manos en el trasero de ella antes de irse. Lo hace (aunque la cámara no lo muestra), y se involucran en alguna broma ligera y vagamente sexual. (Miles y Ashley viven juntos y tienen un hijo juntos).

 

Vemos tanto a Miles como a Collin sin camisa. Escuchamos referencias vulgares sobre las partes del cuerpo de las mujeres.

 

Contenido Violento

Mientras trabajaba de guarda en un bar, Collins se metió en un altercado desordenado con un cliente (que vemos en una escena de retroceso) tratando de sacar una bebida enorme y llameante del bar.

 

Cuando Collin insistió en que no podía salir con la bebida en llamas (porque era ilegal), el cliente protestó, y las cosas se intensificaron rápidamente: Collin golpeó al tipo ferozmente -su rostro estaba saturado con su propia sangre- y Miles se unió también, pateando al hombre en las costillas. Eventualmente, el altercado incendió los pantalones del cliente. Vemos la pelea sangrienta y llameante con cierta extensión. Más tarde, Val dice que la víctima estuvo "en el hospital por una semana ... todo por un trago".

 

Miles se enfrenta a otra pelea más adelante en la película. Él golpea a la víctima y la deja toda sangrienta, le golpea la cara contra la puerta de un coche. Él también sufre sus propias heridas, que dejan su cara magullada y sangrando.

 

Un oficial de policía dispara y mata a un hombre: escuchamos los disparos, vemos el cuerpo y revisamos la escena una y otra vez en las escenas de retroceso y sueños de Collin. Collin también tiene un tipo de visión mientras trota, en la que visualiza docenas de residentes negros de Oakland de pie junto  a sus propias lápidas presumiblemente. Uno de ellos es el hombre que recibió el disparo, su camisa cubierta de sangre.

 

Miles y Collin viajan en el auto de un amigo que está lleno de pistolas, acechando desde la guantera, atrancados en las viseras y metidos debajo de los asientos. Miles adquiere una de estas armas de fuego y la acaricia durante gran parte de la película. Se la lleva a casa, también, donde el hijo pequeño de Miles, Sean, la encuentra y comienza a jugar con ella en el piso, pegando el barril justo bajo su ojo.

 

[Advertencia de Spoiler] Collin le quita el arma a Miles (lo que constituiría una violación de la libertad condicional) y se aterroriza cuando un patrullero se detiene a su lado, y el policía en el auto quiere hablar con él. Todavía tiene el arma en su poder cuando, como el destino lo quiere, él y Miles son llamados para un trabajo de mudanza a la familia del policía. Collin encuentra al policía en el sótano y amenaza con dispararle, rompiendo algunos jarrones. Pero eventualmente le dice al policía que él no es un asesino y se va.

 

Un niño juega un videojuego super violento. Miles usa una camisa que dice: "Mata a los sofisticados, salva tu vecindario".

 

Lenguaje Vulgar

Escuchamos más de 140 palabras f en ingles y al menos 65 palabras mierd-. La palabra negro hijueput- misma se convierte en un punto de trama en las últimas etapas de la película, y también la escuchamos al menos 40 veces. También se escuchó: "cul-," "put-," "maldición," "demonios" y "panoch-". Se hacen varios gestos obscenos.

 

Contenido con Alcohol o Drogas

Miles fuma frecuentemente, y a menudo se pone un cigarrillo pegado detrás de la oreja. Escuchamos un par de veces que fuma marihuana también, y que Collin solía hacerlo también. Pero cuando Miles pregunta si le gustaría fumar un poco de hierba con él, Collin dice que no, sugiriendo que el hábito ya no es parte de la nueva vida que está tratando de construir. También vemos un carro lleno de humo, aunque no es obvio si es de tabaco o de marihuana.

 

Como se mencionó anteriormente, una bebida alcohólica en llamas mandó a Collin a la cárcel. El hombre que lo compró ya estaba borracho, sugiere la película. Vemos mucho alcohol servido en una fiesta. Un conductor de Uber tiene un botella de vodka en su baúl.

 

Conclusión

Al leer esta crítica, se te perdonaría al pensar que esta película era una sombría y opresiva cinta basada en la brutalidad policial y el movimiento de las personas negras. Sí, esas cosas juegan un papel en lo que encontramos aquí. Pero, en verdad, la película es, en parte, también una comedia. La matanza en su centro tiene lugar en un contexto de cambio rápido en Oakland, donde el carácter de la ciudad está siendo aburguesado. Collin y Miles empacan la historia de la ciudad vieja en la parte posterior de su camioneta mientras los compradores nuevos, más ricos y a menudo blancos vuelven a crear barrios a su propia imagen. Los restaurantes de esquina son reemplazados por cadenas vegetarianas.

 

Casi todos hacen referencia a esta transformación urbana mayorista, hasta los robles homónimos de Oakland, todos desaparecidos ahora, a excepción de las imágenes en los letreros de las calles. Un nuevo vecino de Oakland, que acaba de mudarse de Portland y luce el mismo tatuaje centrado en Oakland en el cuello que tiene Miles, para gran fastidio de el, señala con orgullo una losa de madera en su sala de estar. Es el tronco de un roble de Oakland, se jacta, tenia 142 años cuando fue cortado y convertido en una pieza.

 

El policía que mata al hombre que corre también es un nuevo llegado. Nos dicen que la fuerza policial de Oakland cuenta con forasteros que no entienden la ciudad ni su historia. Por lo tanto, Punto Ciego es más que una historia sobre la raza. También trata de cambio. Se trata de viejos y nuevos roces dolorosamente uno contra el otro, al igual que la raza y la clase se frotan en esta olla de transición. Miles y Collin se preguntan qué se puede salvar de sus viejas vidas y qué debe hacerse de nuevo.

 

Una película con 140 palabras F en ingles nunca recibirá elogios de Conectados, por supuesto.

La cinta puede ser lo suficientemente difícil sin toda la violencia y el lenguaje dado a la audiencia, mucha de ella completamente innecesaria para contar esta historia de manera efectiva.

 

Si bien no podemos hacernos lo ciegos ante los excesos de Punto Ciego, tampoco podemos apartarnos de su mensaje de múltiples niveles, uno que viene sin respuestas obvias, pero que nos recuerda que detrás de cada titular trágico, detrás de cada cara que vemos en la calle, hay una historia que va mucho más allá del estereotipo.

 

Y nunca debemos olvidar eso.

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación