CHRISTOPHER ROBIN: Un Reencuentro Inolvidable

Érase una vez, en un Bosque de Cien Acres, bajo el nombre de Sanders, vivía un oso llamado-

 

Oh vamos! Olvídate del oso. Christopher Robin ya se olvidó .

 

Christopher no tiene tiempo para cosas tan infantiles en estos días. Él no puede ser molestado con miel y los efelantes, fiestas de té y colas de pegar. Él es un adulto ahora, por el amor de Dios. Él tiene-

 

-Un oso llamado Winnie-the-

 

-un trabajo. Un trabajo muy importante, debo agregar, trabaja para una empresa de equipaje. Él también tiene una familia: una esposa encantadora, Evelyn, que lo ama mucho. O, al menos, solía hacerlo, cuando bailaba y reía. Y no podemos olvidarnos - Pooh. Era el tipo de oso que amaba ...

 

-de Madeline, la hija de Christopher. Ella es un poco mayor que Christopher cuando jugaba en el Bosque de los Cien Acres con Piglet, Eeyore, Tigger y el resto. Él era el campeón indiscutible de Bosque en aquel entonces, un héroe de 6 años que los salvaría a todos del viento y de las aguas altas, y sacaba a Pooh de los agujeros de los conejos cuando comía demasiada ...

 

-miel.

 

Pero Christopher cree que Madeline no tiene tiempo para esas tonterías. No. En solo unas semanas ella se va para el internado. Ella debe aprender su aritmética y mantenerse al día con su lectura. Ella debe trabajar duro. Christopher quiere lo mejor para su niña, y eso significa prepararla para triunfar y destacarse en un mundo amargo y brutal.

 

No, el Bosque de los Cien Acres está cerrado al público ahora.  Christopher Robin no tiene tiempo para visitarlo. Nadie lo hace. Hay multas para los intrusos.

 

Pero Pooh amaba igual a Christopher Robin. Quizás más. Así que en un día neblinoso y húmedo, cuando se despierta y se encuentra en el bosque de los Cien Acres sin sus amigos, solo tiene un pensamiento: "Christopher Robin debe ayudarme a encontrar a todos", dice. "O ayudar a todos a encontrarme a mi".

 

Y entonces Pooh se arrastra a través de una puerta que se abre a un árbol imponente. Y de alguna manera… Pooh aparece en Londres.  La ruidosa, maloliente y gris Londres, donde un hombre ... con el rostro arrugado y gastado, sosteniendo un maletín lleno de Cosas Muy Importantes ... se sienta en un banco del parque y se ve preocupado y solo. Pooh reconoce a Christopher Robin inmediatamente. Es el mismo, debajo de las arrugas y la tensión. Es hora de reencontrarse.

 

Incluso un oso de muy poco cerebro sabe que las cosas son mucho más amigables cuando se tiene a alguien.

 

Elementos Positivos

Pooh cree que ha perdido a sus amigos. Pero la audiencia sabe quién está realmente perdido: Christopher Robin. Ha perdido el rumbo, su sentido de las prioridades, y también está perdiendo a su familia: a su esposa y su hija.

 

Pero Pooh, filósofo involuntario que es, toma la vieja brújula de Christopher Robin y -a pesar de que no tiene idea de cómo leerla- señala a Christopher en la dirección correcta. Le muestra a Christopher que su maletín lleno de Cosas Muy Importantes todavía no es tan importante como su hija. Pooh le recuerda que a veces la mejor manera de pasar el tiempo es no hacer nada. Él le dice a Christopher, en pocas palabras, que todavía hay un lugar para la fantasía infantil y la diversión en un mundo adulto, que a veces un globo rojo puede alegrar el día más gris.

 

"Siempre llego adónde voy alejándome de donde he estado", dice. Ese es un consejo.

 

Christopher Robin también enfatiza que es mejor tener a alguien más a lo largo del camino.

 

"Para mi Pooh no sólo profesa una filosofía sobre tomarse el tiempo para simplemente no hacer nada, es decir, hacer las cosas favoritas", dijo Brigham Taylor, el productor de Christopher Robin, en una entrevista con Conectados. "También se trata de hacer esas cosas en compañía. Y siempre vemos a Pooh no solo como una figura solitaria, sino como alguien que está sosteniendo la mano de su amigo Piglet, o jugando con Christopher. Se trata de la unión".

 

No es que las preocupaciones de nuestro adulto Christopher Robin sean simplemente olvidadas. Esas son preocupaciones reales, y todos en la vida de Christopher entienden lo importantes que son (al menos para Christopher). Y cuando las Cosas Muy Importantes de Christopher (papeles para una  crítica sesión informativa de reducción de costos en el trabajo) se salen de su maletín, la hija, Madeline y el grupo de amigos de la infancia de Christopher llegan a extremos increíbles para encontrarlos.

 

Contenido Espiritual

Christopher Robin no se detiene a pensar en la magia que trae a Pooh y amigos al mundo adulto de Christopher.

 

La película sugiere que tal vez un poco de miel derramada en uno de sus viejos dibujos de la infancia podría haber despertado a Pooh después de una siesta de varias décadas, y  la vivacidad relativa del oso (y la de sus amigos) es simplemente un hecho en la construcción narrativa de la película.

 

En otro lugar, escuchamos: "¡Santo cielo!" y una sincera exclamación de "¡Gracias a Dios!" Tigger habla de dar un "salto de fe", que él y sus amigos probablemente dan sin querer.

 

Contenido Sexual

Ninguno, en realidad, aunque Christopher y Evelyn bailan un poco y se besan.

 

Contenido Violento

Christopher Robin es un veterano de la Segunda Guerra Mundial, y lo vemos brevemente en la batalla, con explosiones detonando a su alrededor y soldados temerosos buscando refugio. Más tarde, regresa a casa con su brazo en un cabestrillo. (Varios otros soldados que suben a un tren han sufrido heridas similares).

 

Los habitantes de los Bosques de los Cien Acres tiemblan de miedo ante la idea de los efelantes y las wartas, y varios de ellos sospechan que Christopher Robin puede ser, de hecho, uno de los Efelantes. Christopher, todavía obsesionado con su maletín lleno de Cosas Muy Importantes en ese momento, en verdad fanfarronea mucho,

asusta a los animales, y se cae con fuerza en un agujero excavado especialmente para atrapar efelantes.

 

(Algunas escenas momentáneamente relacionadas con efelantes, aunque no son exactamente violentas, pueden asustar a los espectadores jóvenes.) Christopher debe demostrar que no es un efelante librando una batalla con esas misteriosas criaturas; sus amigos disecados no pueden ver la pelea, pero Christopher golpea su propio maletín para que suene como si estuviera luchando contra una horda de cosas. (Y, metafóricamente, tal vez lo es).

 

Los animales de peluche conscientes de sí mismos vuelan por el aire para aterrizar con un ruido sordo en el parabrisas de un automóvil. Eeyore se cae por unas escaleras, se atraviesa el trasero (con su cola clavada), recibe un golpe con una pelota de tenis (fuera de la cámara) y le preocupa que pueda salirse de una cascada embravecida (en realidad, una suave cascada) antes de ser salvado por Christopher Robin. La cola de Tigger queda atrapada en una maleta. Estantes se estrellan. Autos son conducidos peligrosamente y uno choca contra un puesto de periódicos. Una regla golpea fuerte en un escritorio.

 

Lenguaje Vulgar

Escuchamos un uso de "mi Señor". Más allá de eso, las peores palabras pronunciadas son cosas como "bobo" y "qué demonios!". Eeyore menciona después de una caída que lastimó su "culito".

 

Contenido con Alcohol o Drogas

Cuando alguien insiste en que oyó a un animal de peluche hablar, el oficial de policía con quien habla le pregunta si ha estado bebiendo demasiada "limonada", refiriéndose al alcohol.

 

Conclusión

En el libro original de A.A. Milne, Winnie-the-Pooh (cuya historia se tuerce un poco en esta película), un joven Christopher Robin recurre a Pooh y dice: "Prométeme que nunca te olvidarás de mí, nunca. Ni siquiera cuando tenga cien años".

 

Christopher Robin no tiene 100 en esta película , pero Pooh ciertamente no lo ha olvidado. Y a pesar del hecho de que Milne publicó Winnie-the-Pooh en 1926, tampoco nosotros. La creación literaria de Milne aprovechó una mezcla duradera de capricho y maravilla, aderezada con un toque de melancolía, una comprensión de que todo el mundo crece, incluso Christopher Robin. Como la comida favorita de Pooh, la miel, no creo que las historias de  Winnie-the-Pooh se vayan a pudrir.

 

En esta cinta se toma muchas libertades con los personajes de Milne, obviamente. Los saca de la página, los elimina, incluso, de la propia animación de Disney, sorprendentemente fiel a Milne, la animación en 2D, y los pone en nuestra realidad, convirtiéndolos en criaturas vivientes en un entorno del mundo real.

 

Y, sin embargo, la película captura el espíritu de las historias originales. La diversión. El humor. La sabiduría no intencionada. Y especialmente la melancolía agridulce.

 

Christopher Robin es una película divertida para niños, no hay dudas. En un nivel, es una historia de aventura liviana y enérgica, una que evita el humor pesado y de adultos casi por completo.

 

Pero dicho todo esto, esta película no fue hecha solo para niños. Fue hecha para nosotros, también, los que nos preocupamos por nuestras Cosas Muy Importantes, pero que de alguna manera hemos logrado apartar un par de horas preciosas de nuestros apretados horarios para llevar a los niños al cine. Y nos recuerda que esos niños, los hijos e hijas sentados a nuestro lado, deben ser atesorados. No como algo para guardar en el cofre de un pirata o esconder en una cuenta bancaria, sino ser visto como un día de primavera, una flor o una caminata por la tarde en el bosque.

 

Al igual que esas cosas, la infancia no dura. Eso es parte de lo que las hace preciosas.

 

La película también nos recuerda que a pesar de que todos crecemos y tenemos responsabilidades adultas, la sensación de maravilla infantil nunca debe fallar. Entonces, si bien es importante enseñar a nuestros hijos lo que sabemos y prepararlos para la edad adulta, también podemos aprender de ello.

 

Ellos, más que nosotros, entienden que una mañana de verano brillante y clara es más importante que todas nuestras Cosas Muy Importantes. Que a veces la forma más importante de pasar el tiempo es no hacer nada importante en absoluto ... con los que más valoramos.

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación