GOSNELL: THE TRIAL OF AMERICA'S BIGGEST SERIAL KILLER

Se daban rumores durante décadas de que la clínica de abortos en el centro de Filadelfia del doctor Kermit Gosnell era una casa de horrores.

 

De hecho, Gosnell incluso había huido a las Bahamas durante casi una década después de un evento horrible en 1972, conocido como la Masacre del Día de la Madre, en la que nueve de las 15 mujeres pobres que habían sido transportadas desde Chicago resultaron gravemente heridas por un espantoso procedimiento de aborto experimental que estaba probando en ellas.

 

Pero se requirió una investigación de las recetas de analgésicos ilegales de Gosnell para llevar al hombre ante la justicia ... y para revelar la espeluznante y espantosa manera en que realizaba abortos ilegales y de bebés nacidos vivos, principalmente para mujeres pobres de Filadelfia.

 

Gosnell cuenta esa historia espantosa, paso a paso, mientras la perspicaz fiscal de Filadelfia Alexis McGuire, junto con los Detectives Wood y Stark, reúnen las pruebas para demostrar que Gosnell había asesinado a cientos, quizás miles de bebés a través de Los años.

 

Pero el caso que procesan finalmente se centra en uno solo, el Bebé A, así como el trágico caso de una mujer inmigrante que murió después de que los trabajadores de la clínica sin licencia de Gosnell le dieron una dosis fatal de analgésico.

 

Elementos Positivos

Alexis McGuire y el detective James Woods, junto con el detective Stark, inicialmente no saben nada de la historia que rodea a la clínica de Gosnell. Su especialidad legal son los narcóticos. Y han rastreado varias pistas que los dirigen en dirección a la clínica de Gosnell como la fuente de enormes cantidades ilegales de Xanax, OxyContin y Percocet en las calles de Filadelfia.

 

Resulta que la Administración para el Control de Drogas y el FBI también están investigando la clínica de Gosnell por razones similares. Una redada combinada entre las tres organizaciones confirma algunas de esas sospechas. Pero lo que encuentran en la clínica sucia, docenas de bolsas de basura rojas llenas de fetos abortados casi adultos, entre otras cosas, les alerta sobre el hecho de que hay algo mucho más inquietante que la venta de medicamentos ilegales.

 

Alexis y Woods comienzan una investigación más profunda que comienza a revelar la larga historia de Gosnell de procedimientos operativos turbios. Su persistencia, especialmente cuando se trata de Alexis, descubre evidencia de una mujer llamada Karnamaya Monger que murió después de un procedimiento de aborto en la clínica de Gosnell. También descubren una serie de fetos abortados cuyos cuerpos intactos indican claramente que la forma en que fueron inducidos y asesinados violaba la ley de Pennsylvania.

 

Estos horrendos descubrimientos obligan a Alexis a pedir a Dan Molinari, de Filadelfia, que procese a Gosnell por asesinato. "Pensé que eras pro elección", dice. "Esto es homicidio, Dan. Es homicidio", replicó Alexis.

 

Molinari se resiste a iniciar un caso contra un médico especialista en aborto, consciente de sus ramificaciones políticas. Pero es convencido por la persistencia y la determinación de Alexis de demostrar que Gosnell había estado abortando y matando ilegalmente a bebés casi a término de gestación.

 

A medida que el caso se desarrolla, Alexis y Woods descubren un aliado poco probable: una joven y "blogger investigadora" llamada Mollie Mullaney. Su curiosidad es una molestia al principio. "Disculpe, señorita McGuire", pregunta, "¿Va a ser la primera fiscal de Estados Unidos en acusar de asesinato a un médico abortista?" Pero resulta que Mollie ha estado investigando el caso de Gosnell durante un período de tiempo no declarado. El conocimiento de Mollie y los contactos con enfermeras jóvenes y pobres que trabajaron en la clínica demostraron ser críticos en el último y exitoso proceso de Alexis contra Gosnell por asesinato.

 

Contenido Espiritual

Nos enteramos de que Woods es católico. Se persigna en un momento dado después de presenciar algunos de los trabajos horripilantes de Gosnell de primera mano. Y su hija lleva una cruz durante su ceremonia de matrimonio en una iglesia, donde también escuchamos la frase "santo matrimonio".

 

Contenido Sexual

Excepto por unas pocas blusas de escote, ninguno.

 

Contenido Violento

Hay muy poco aquí que sea visualmente violento, excepto dos escenas de la morgue. En la primera, vemos a un médico forense en medio de una autopsia en un cadáver adulto. En el segundo, vemos a un forense, Alexis y Woods en la morgue con una serie de fetos que fueron abortados. El médico entrena a Alexis sobre cómo usar un bisturí para discernir si la materia gris de los bebés abortados fue succionada antes del procedimiento.

 

Y eso llega al inquietante y brutal espectro de violencia que impregna a Gosnell: el juicio del asesino en serie más grande de Estados Unidos. Puede que no veamos mucho, pero escuchamos mucho sobre el proceso del aborto.  Escuchamos, con horripilantes y desgarradores detalles, exactamente cómo Gosnell terminó con la vida de los bebés que podían sobrevivir fuera del útero. También escuchamos, en especificidad similar, a un médico de aborto diferente (en el estrado de testigos) mientras detalla un procedimiento normal de aborto. De hecho, el abogado defensor de Gosnell la hace repasar el procedimiento paso a paso, mientras intenta, al parecer, sugerir que un aborto "regular" o "normal" difiere poco de la forma en que lo hizo el propio Gosnell.

 

En otra parte de la película, vemos frascos de pies de bebés abortados que Gosnell ha mantenido (para, según él, propósitos de identificación de ADN). Escuchamos que a menudo reutilizaba instrumentos médicos sin limpiarlos o esterilizarlos, y su clínica está realmente sucia.

 

En un momento después de que aparentemente practicaba un aborto a una mujer que se veía muy embarazada, Gosnell sale a hablar con los investigadores con sangre en su bata. Se quita un guante ensangrentado pero no el otro cuando comienza a comer una cena en el microondas frente a ellos. Cuando los investigadores registran su casa, encuentran un gato en descomposición (con un enjambre de insectos) en su bodega.

 

Lenguaje Vulgar

Cinco palabras mierd-, tal vez una palabra-f en ingles parcialmente pronunciada e inacabada. El nombre de Dios es mal usado una vez. Escuchamos dos usos incorrectos de "maldición" y "demonios," "pedazo de idiota" y "b - tardo". Una persona describe la clínica como un "infierno".

 

Contenido con Alcohol o Drogas

Después de un día particularmente espantoso de descubrimientos sobre el sangriento trabajo de Gosnell, se muestra a Alexis bebiendo vino sola en una habitación oscura; Más tarde vemos que la botella de vino está vacía.

 

Como se mencionó anteriormente, Gosnell también dirige una operación de venta de medicamentes bien aceitada mientras vende medicamentos recetados a varios compradores. Escuchamos los nombres de marca de varios de estos medicamentos.

 

Conclusión

Como el horror de lo que ha estado haciendo el Dr. Kermit Gosnell queda claro para Alexis McGuire, ella le dice a su esposo: "Ha estado matando bebés, Ed. Ha estado dando a luz bebés y luego les ha estado cortando el cuello con unas tijeras. Cientos. Miles, tal vez. Durante 30 años".

¿Cómo se ha salido con la suya? Alexis responde a esa pregunta a continuación: "Porque nadie quería decir nada. Nadie quería saber".

 

Luego ella jura: "Voy a agarrar a ese bastard-".

 

Y así lo hace.

 

Esta cinta del juicio del médico abortista Kermit Gosnell es una película brutalmente difícil de ver, el tipo de historia que permanece con usted. Después de ver la película, no pude dejar de pensar durante horas después en los horrores perpetrados por este hombre moralmente sin conciencia.

 

Y aunque el fiscal del distrito insiste en que el caso de Gosnell tiene que ver con asesinato, no con el aborto, esta es una película que no se puede dejar de ver, una que puede cambiar la manera en que algunos espectadores entienden la tragedia del aborto. Cualquiera que esté considerando ver esta película necesita saber que sus representaciones gráficas verbales de cómo  se produce un aborto muestran todo.

 

Tal vez en la escena más conmovedora de la película es cuando Alexis pregunta a una joven enfermera en el estrado de testigos que tomó una fotografía de un bebé al que Gosnell acababa de matar, un recién nacido que aún se movía ligeramente incluso después de que el médico hizo su trabajo espantoso.

 

"¿Por qué decidiste tomar una foto de este bebé en particular", pregunta Alexis.

"Era tan grande", dice la enfermera. "Parecía que podía ser el hermano pequeño de alguien. Pensé que debería haber una foto de él. Para mostrarle al mundo que estuvo aquí por un tiempo".

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación