LA MALDICION DE LA LLORONA

 

Muchos peligros se escondían en Los Ángeles, alrededor de 1973. Anna Tate-Garcia ha visto lo suficiente como para congelar la sangre de una mujer débil. Las drogas, el abuso, la violencia, la muerte. Puertas cerradas que esconden terribles secretos. La sonrisa de un niño que oscurece los ojos llenos de miedo.

 

Aún así, por más horribles que sean estos temas, Anna los entiende. Después de todo ella es una trabajadora social: ha sido entrenada para manejar estos problemas complejos con compasión practicada. Ella ha tratado con ellos la mayor parte de su vida adulta. No es mucho lo que la sorprende en estos días.

 

Pero cuando ella entra en el frenético y atemorizado hogar de Patricia Alvarez y encuentra a sus dos hijos encerrados en un armario, Anna sabe lo que está pasando. Ella ve las heridas en los brazos de los niños. Cuando ella les pide que salgan del armario, inicialmente se niegan. "Ella nos hará daño", dice uno.

 

Los años de experiencia de Anna la llevan a una explicación obvia: Patricia está agrediendo a sus hijos. Está claramente estresada. Incluso podría tener algunos problemas mentales. Y aunque la mujer parece amar a sus hijos, Anna solo tiene una opción: sacar a los niños de la custodia de la madre, al menos temporalmente.

 

"Esta noche, ustedes están a salvo", les dice. "Se los prometo."

 

A la mañana siguiente, los niños están muertos, ahogados en una zanja de drenaje cercana. La sospecha recae sobre Patricia, pero la madre, casi loca de dolor y rabia, conoce al verdadero culpable: La Llorona.

 

Desde tiempos inmemoriales, las personas en México y América Latina han susurrado acerca de esta mujer espectral vestida de blanco, el fantasma de una madre afligida que ahogó a sus propios hijos y siempre está buscando más. Patricia sabe que esto no es solo un cuento popular.

 

Sus hijos vieron a La Llorona. La escucharon llorar. Sintieron sus ardientes lágrimas. Y ahora, La Llorona los tomó, al igual ha tomado muchos otros antes.

 

Pero aunque La Llorona puede ser la culpable, ella no es la causa. No, la vieja solo está haciendo lo que ella hace. Para Patricia, la verdadera asesina es Anna. La incrédula Anna, que no entendía el terror espiritual que acechaba en su casa.

 

Pero tal vez la trabajadora social, que también es madre, tenga razones para creer muy pronto.

 

Anna está acostumbrada a lidiar con los horrores que viven en un mundo de hechos, de evidencia, de realidad empírica. Pero ¿qué tal si un horror irreal se esconde en las sombras…de pie junto a la puerta, solo esperando una invitación para entrar?

 

Elementos Positivos

Escucha, no es fácil lidiar con un monstruo sobrenatural aparentemente imparable que quiere robar y matar a tus hijos. Pero cuando La Llorona viene por los hijos de Anna, la madre muestra unas agallas impresionantes. Ella lucha mucho para salvar a sus hijos, reclutando a un ex sacerdote llamado Rafael Olvera para que la ayude. Juntos, los dos se ponen en grave riesgo.

 

Chris y Samantha, los hijos de Anna, también son valientes (aunque un poco despistados a veces). A pesar de que La Llorona los está cazando, ellos reúnen su valor para lidiar con el monstruo, incluso cuando los adultos en sus vidas están incómodamente inconscientes.

 

Contenido Espiritual

La Llorona es un personaje legendario muy conocido en México y en gran parte del mundo latino, un fantasma condenado a caminar por la tierra por sus horribles pecados. Pero aunque la leyenda tradicional presenta la vara religiosa del cristianismo, algunos expertos creen que el núcleo de la historia en realidad es anterior al cristianismo en el Nuevo Mundo. Señalan, por ejemplo, a la diosa azteca Ciuacoatl, que caminaba de blanco, llorando ... y era un mal presagio muy serio.

 

Así que tal vez no sea sorprendente que en la película, las formas espirituales usadas para luchar contra el monstruo también estén un poco mezcladas.

 

Cuando Anna primero busca información, y luego busca ayuda, se dirige a la Iglesia Católica. (La vemos hablando con un sacerdote comprensivo tanto en la iglesia como en su oficina, ambas escenas adornadas con vitrales religiosos). El sacerdote dice que la iglesia trabaja con personas que podrían ayudarla a lidiar con La Llorona ... pero contactarlos requeriría tiempo y una investigación más profunda. Y, claramente, Anna y su familia no tienen mucho tiempo.

 

Así que él la señala a Rafael, un ex sacerdote que se ha convertido en un "curandero", un tipo de chamán que usa la medicina tradicional y, quizás, la magia popular. Cuando vemos a Rafael por primera vez, está quemando salvia sobre creyentes, un ritual de purificación.

Cuando Anna pide confirmación de que el se apartó de la iglesia católica, dice: "¿de la iglesia? Sí.

 

De Dios Nunca ”. Para lidiar con La Llorona, el curandero combina elementos católicos tradicionales de guerra sobrenatural (oración, Escritura, cruces y las propias lágrimas santificadas de La Llorona, las dos últimas de las cuales tienen un impacto masivo en el monstruo) con trampas más paganas (encantamientos, velas, salvia, etc.).

 

Para determinar si La Llorona está acechando la casa y el nivel de poder que está ejerciendo, por ejemplo, frota huevos de gallina intactos a lo largo de las puertas de la casa de Anna. Cuando termina, Rafael se abre uno para revelar una porquería negra en el interior, pero luego otros huevos que se usan en la ceremonia comienzan a girar y explotar, rociando sangre.

 

Los árboles de fuego, supuestamente testigos del primer acto de asesinato de La Llorona, tienen un significado especial. En consecuencia, se ha tallado un crucifijo de la madera de uno de esos árboles, mientras que las virutas y las cenizas de otro se extienden frente a un umbral, supuestamente manteniendo a raya a La Llorona.

 

El sacerdote le ofrece a Anna un crucifijo, que la madre escéptica rechaza. La puerta de un armario está cubierta con ojos dibujados / pintados, tal vez como protección contra La Llorona.

Vemos cruces y crucifijos en otros lugares, así como el exterior y el interior de las iglesias.

 

La Llorona es bastante fantasmal, aparece y desaparece a voluntad. Pero también es capaz de adoptar una forma mucho más tangible y corpórea cuando lo desea. Y si su influencia es lo suficientemente fuerte. La Llorona también tiene el poder de hipnotizar a las personas, lo que hace que la sigan sin pensar. También escuchamos que alguien ha orado a La Llorona.

 

Contenido Sexual

Según la leyenda, La Llorona fue una vez una mujer hermosa que se asustó seriamente cuando sorprendió a su esposo con otra dama.

 

Una niña, de unos 8 años, toma un baño un par de veces y la vemos desde los hombros hacia arriba.

 

Contenido Violento

Fuera de los huevos explosivos mencionados anteriormente, en realidad no hay mucha sangre aquí. ¿Pero las imágenes de miedo y los brincos de terror? Dios santo!!

 

En una escena de retroceso, vemos a las dos primeras víctimas de La Llorona: sus propios hijos. Uno tropieza con su madre mientras ella ahoga a su hermano, forzando la cara del niño bajo el agua. El segundo niño intenta en vano correr, pero La Llorona lo atrapa antes de que la escena se apague.

 

Otros niños también se ahogan. Vemos sus cadáveres debajo de las sábanas (la mano de una víctima es visible). Otras personas casi se ahogan en otras escenas, incluidos los niños. Una niña casi pierde su vida en una bañera. Una piscina se convierte en el sitio de otro ataque, que también incluye una lucha bajo el agua y la casi muerte de las personas involucradas.

 

Los ataques espirituales envían a varios personajes volando por las habitaciones y hacia los techos. Las puertas se cierran de golpe, y la gente es arrastrada. La Llorona tiene la capacidad de quemar a quienes toca (aparentemente a través de sus lágrimas), y la vemos usarlas con bastante frecuencia: la gente grita de dolor y terror cuando ella los agarra, y varios personajes sufren las heridas de estos encuentros.

 

Alguien es disparado en el hombro pero sobrevive. Alguien es apuñalado en el pecho y muere. Las personas son ahogadas sobrenaturalmente. Nos enteramos de que el marido de Anna murió hace algún tiempo. Las madres son acusadas de abuso infantil.

 

Lenguaje Vulgar

Una sola palabra mierd- y tres o cuatro usos indebidos del nombre de Dios.

 

Contenido con Alcohol o Drogas

Anna y un viejo compañero de trabajo beben un poco de vino con la cena. Anna bromea diciendo que necesita una copa grande para enfrentar el día que ha tenido.

 

Conclusión

La Maldición de La Llorona es parte de lo que ahora se llama El Universo Cinematográfico del Conjuro. Y con eso en mente, demos crédito a lo que se debe: estas películas (con un par de excepciones) son tan "buenas" como podría esperarse para las películas de terror con calificación de Contenido Fuerte.

 

Obviamente, en el contexto del "horror clasificado de Contenido Fuerte" y la amabilidad hacia la familia, esto no es exactamente un respaldo rotundo, y lo veremos más adelante. Pero esto es lo que quiero decir.

 

La maldición de La Llorona está clasificada como Contenido Fuerte. Pero el contenido explícito que vemos en la pantalla no parece requerirlo técnicamente. Vemos muchos temores y violencia, pero comparativamente poca sangre. Hay un poco de mal lenguaje; pero es muy probable que escuchemos a las personas orar a Dios, no solo usar su nombre como una palabra de juramento. De hecho, esta película, como muchas otras de la serie, trata la fe con seriedad. El mal sobrenatural exige una respuesta sobrenatural. Como me dijo el actor Raymond Cruz durante una entrevista (una parte de la cual publiqué en mi propio blog), "la única forma de combatir la oscuridad es con luz".

 

Pero La maldición de La Llorona sugiere que la luz no solo se encuentra a la luz del cristianismo (aunque ciertamente también está ahí), sino también en recursos más místicos y mágicos.

 

Y cuando se trata de ese mal sobrenatural, bueno, eso aquí es delirante. La Llorona no es tanto un fantasma sino un demonio, que busca arrastrar a sus jóvenes víctimas al olvido. Y el enfoque de la película en los niños aquí es particularmente inquietante. Afrontémoslo: los padres ya tienen suficiente de qué preocuparse con sus hijos. No necesitan a la Llorona para aumentar aún más su ansiedad.

 

Entonces, si bien la franquicia de Conjuros parece estar perdiendo fuerza y cada película subsiguiente parece tener menos miedo genuino, hay muchas cosas aquí que podrían mantener a los adultos despiertos por la noche, y aun mas a los niños que no deberían ver películas de terror con contenido Fuerte de todos modos.

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación