Algunos jefes de la mafia afirman saber dónde están enterrados todos los cuerpos. Pero Frank Sheeran los puso allí.

 

Eufemísticamente dice que es pintor de casas. Y, de alguna manera, lo es: pinta las paredes de rojo no con un pincel, sino con una bala. Claro, tal vez la cobertura no es lo que un propietario querría. Pero si Frank hace bien su trabajo, el propietario probablemente no esté en condiciones de preocuparse.

 

No siempre fue un asesino. Durante años condujo un camión, acarreando carne de res.

Pero Frank nunca rehuyó el trabajo más sucio. En la Segunda Guerra Mundial, sus oficiales al mando a veces le hacían correr un par de prisioneros de guerra nazis hacia el bosque y "regresar rápidamente". Nunca le dijeron qué hacer, pero él lo sabía. En aquellos días duros y devastados por la guerra, cuando las balas eran abundantes y la misericordia escasa, el cálculo tenía sentido para Frank.

 

No amaba el asesinato. Pero tampoco le importaba. Era solo un trabajo, pintar la suciedad europea. Los buenos soldados siguieron las órdenes, y Frank era un buen soldado.

 

Frank nunca hubiera trabajado para la mafia si no hubiera conocido a un tipo amable en una estación de servicio. La camioneta de Frank se había averiado. El hombre sugirió apretar la cadena de sincronización y, efectivamente, el motor del camión ronroneó como un gatito nuevamente después de esa solución rápida. Frank le dio las gracias y siguió su camino.

 

Pero el hombre- mafia don Russell Bufalino, no se olvidó de Frank. Cuando Frank tuvo una pelea por un poco de carne de res robada, el hermano de Russell, Bill, un abogado, lo defendió. Y cuando Frank le contó a Russell sobre sus experiencias en la guerra, sus deberes extraoficiales de "pintar", Russell pensó que había encontrado a un tipo que encajaba perfectamente con su extensa familia. Después de todo, la mafia siempre está buscando buenos soldados.

 

Nació la lucrativa segunda carrera de Frank. No necesitaba mucha dirección, solo un nombre y un guiño. Haría el trabajo y saldría, dejando que el equipo de limpieza lo siguiera. Y no solo pintaba: era un experto en mantenimiento, haciendo lo que fuera necesario. ¿Cobrar una deuda?  Darle una lección a una Mala Paga? No importaba, Frank podía y lo haría. Y mientras trabajaba, su reputación creció.

 

Una noche, Russell le pasa el teléfono a Frank y le pide que hable con Jimmy Hoffa, jefe de la Unión de Camioneros y uno de los hombres más poderosos de los Estados Unidos.

 

"Escuchén que pintas casas", dice Hoffa.

 

"También hago mi propia carpintería", responde Frank.

 

Y con eso, Frank también comienza a trabajar para los Camioneros, nada demasiado sangriento, demasiado extremo, pero definitivamente se paga fuera de registros.

 

Sí, Frank sabe cómo ser un buen soldado. Él sabe que si sigues las órdenes, las recompensas vendrán, y toda su vida es una prueba de eso.

 

¿Pero qué sucede cuando trabajas para dos jefes diferentes?

 

Frank sabe dónde están enterrados los cuerpos. Puso más que su parte allí. Pero a medida que pasa el tiempo, tendrá que tener cuidado para asegurarse de no unirse a ellos.

 

Elementos Positivos

Pocos personajes en esta cinta podrían describirse, por cualquier tipo de medición justo, como una "buena persona". Después de todo, estamos hablando de personas que son miembros de la mafia o que están metidos hasta el cuello en sus hechos. Pero aún así, cada personaje se adhiere de alguna manera a un código de moralidad, aunque sea de su propia creación. Y a veces, estos personajes tienen cosas convincentes que decir.

 

Tomemos a Russell, por ejemplo, un jefe criminal aparentemente apacible. Claro, su negocio puede volverse violento, y ciertamente no está por encima de borrar a las personas que se cruzan con él. Pero se ve a sí mismo como un patriarca sabio y generoso, un verdadero padrino para quienes están bajo su "cuidado", y se toma muy en serio su papel de protector.

 

Además, le dice a Frank que la familia es una "bendición" y le advierte al irlandés que nunca dé por sentada a su propia familia (su segunda esposa y sus cuatro hijas). Russell piensa en la familia de Frank como una extensión propia, y él y Frank tienen casi una relación padre-hijo. Protege a Frank durante toda la película, a veces de otros mafiosos que podrían tener motivos para quererlo muerto.

"No sabes qué buen amigo tienes", le dice sinceramente un jefe a Frank. Y cuando Frank reconoce la amistad de Russell, el mafioso le dice: "No. No lo sabes ". El capo sugiere que, si no hubiera sido por Russell, Frank podría estar muerto, y probablemente por las órdenes de este mafioso.

 

Del mismo modo que Russell ama a la familia, Jimmy Hoffa ama a la familia, y lo vemos principalmente a través de los ojos de Peggy, una de las hijas de Frank. Peggy, más que nadie, ve el lado oscuro de su padre y repudia la mafia. Cuando Russell viene de visita, no importa cuántos regalos le dé, ella le tiene miedo al chico, al igual que a su propio padre. En contraste, Jimmy se convierte en un tío favorito de Peggy: su entusiasmo por la vida y su aparente buena voluntad se la ganan. Los dos permanecen cerca incluso cuando Peggy crece.

 

En cuanto a Frank ... bueno, él quiere ser un buen padre, y trata de ser un fuerte proveedor y protector. Sus lazos de la mafia técnicamente refuerzan ambos roles, incluso cuando genera  divisiones entre él y sus hijas (especialmente Peggy). Y a medida que avanza la vida de Frank, nos damos cuenta de que sus fracasos como padre son su mayor arrepentimiento. Al menos podemos decir de él que hacia el final, entendió esta área de profundo fracaso.

 

Contenido Espiritual

El catolicismo se adentra en la mafia (al menos en la versión de la mafia del director Martin Scorsese). Vemos varios bautizos en las iglesias católicas, junto con una boda o dos. Las estatuas cristianas y la iconografía tienen una presencia persistente.

 

Cerca del final de su vida, Russell comienza a ir a la iglesia regularmente. Frank casi se burla abiertamente de él al principio, pero Russell sugiere que a medida que envejeces, tus pensamientos se vuelven eternos. "No te rías", dice Russell. "Ya Verás."

 

[Advertencia de spoiler] De hecho, Frank lo hace. La película narra décadas de la vida de Frank, desde el momento en que era camionero hasta que es un anciano en un hogar de ancianos católico. Al principio, vemos al sacerdote asistente hablar con otros. Pero más tarde, el sacerdote toma la confesión de Frank y reza con él repetidamente. Cuando el sacerdote le pregunta a Frank si siente algún remordimiento por sus actos pasados, Frank dice que lo ha intentado, que incluso confesar esos pecados fue un esfuerzo por sentir algo de remordimiento. Pero Frank admite que las personas que mató "ya no importan". "Creo que podemos sentir pena incluso cuando no la sentimos", le dice el sacerdote, con esperanza. "Es una decisión de la voluntad".

 

Cuando Frank compra su lugar de descanso final, elige una cripta sobre el suelo, porque se siente menos "final" que ser incinerado o enterrado bajo tierra. Escuchamos a personas hablar despectivamente sobre negocios dirigidos por judíos. Russell le cuenta a Peggy un chiste sobre por qué Dios hizo el cielo tan alto.

 

Contenido Sexual

Escuchamos a alguien hacer referencia a las lesbianas. Frank participa en un complicado esquema que implica hablar con "un hada llamada Hada". (El hombre parece tener algo de maquillaje en la cara). Frank tiene una aventura con una camarera. Los vemos caminar hacia un hotel, riendo y hablando, poco antes de que nos digan que Frank dejó a su primera esposa. (Luego se casa con la camarera.) Escuchamos acerca de un casino que ofrece el "primer espectáculo de mujeres desnudas de pecho".

 

Contenido Violento

Vemos a Frank "pintar" repetidamente. A veces las muertes son rápidas, solo un disparo o dos, y la sangre salpica a través de las paredes. Pero en una, le dispara a un hombre varias veces mientras el hombre intenta huir, finalmente arroja balas en la cabeza de la víctima mientras yace en la acera. (Vemos un primer plano de la cara de otra víctima, dos agujeros de bala estropeando grotescamente el rostro del hombre).

 

En retrospectiva, vemos cómo Frank comete un crimen de guerra: obliga a dos nazis a cavar su propia tumba, luego dispara a ambos varias veces en el pecho. Se hunden en el agujero, y Frank les dispara a los dos nuevamente varias veces, asegurándose de que el hecho esté completado.

 

Sin embargo, Frank no es el único hombre que mata aquí. Un hombre es estrangulado en un automóvil, por ejemplo. El líder de un grupo de defensa italiano americano es brutalmente asesinado: alguien le dispara en la cabeza y la sangre brota de la herida mientras la policía empuja al asesino al suelo. Y a lo largo de la película, Scorsese congela la imagen periódicamente, dándonos subtítulos de varios gángsters y contándonos cómo murieron: Uno fue disparado en la cabeza seis veces, nos dicen; otros tres veces.  Otro falleció por cáncer, etc.

 

La gente también tiene algunas confrontaciones no letales: Jimmy Hoffa pelea repetidamente con un adversario sindical principal. Ambos patean y lanzan golpes y luchan entre sí cayendo al suelo. (Hoffa obtiene algunos cortes y contusiones en la cara en uno de esos combates cuerpo a cuerpo). Cuando el dueño de una tienda empuja a Peggy, Frank irrumpe en la tienda, golpea al dueño, lo arroja por su propia puerta (rompiendo el vidrio que la cubre) y pisa el la mano ensangrentada del hombre, presumiblemente moliendo un montón de huesos.

 

El cuello de un pollo se corta en rodajas, enviando sangre por todos lados. Coches y barcos explotan para enviar un mensaje. (Un montón de taxis son arrojados al agua por la misma razón). Vemos un cuerpo carbonizado parcialmente incinerado en un crematorio. Escuchamos a Walter Cronkite hablar sobre el asesinato del presidente John Kennedy, y recibimos noticias sobre la fallida invasión de Bahía de Cochinos. La película sugiere que la mafia estuvo involucrada en ambos eventos. Un personaje amenaza con destripar a la nieta de alguien.

 

Lenguaje Vulgar

Alrededor de 130 palabras f en ingles (incluyendo al menos una precedida por "madre") y más de 20 palabrasmierd-. El improperio favorito de Jimmy Hoffa es "chupa panoch-s ", que repite muchas veces. También se escucha: "cul-", "put-", "b - tardo", "demonios", "joder" y "pich-". El nombre de Dios se usa incorrectamente al menos siete veces, cinco con “maldición”. Los personajes a veces se deslizan al italiano sin subtítulos, por lo que podría haber algunos que este crítico de cine que no habla italiano también no haya captado.

 

Contenido con Alcohol o Drogas

Los personajes fuman mucho. De hecho, gran parte de la narrativa gira en torno a un viaje por carretera que Frank y Russell están haciendo con sus esposas, y las pausas para fumar son un gran tema de conversación.

 

Los personajes también beben con frecuencia, y algunos parecen consumir en exceso. Muchas escenas tienen lugar en bares y discotecas.

 

Conclusión

Al principio, El Irlandés, del director Martin Scorsese, basado en Netflix, se siente un poco como una versión particularmente sangrienta de Forrest Gump: Frank Sheeran, según nos dicen, estuvo sumergido hasta los codos en la historia estadounidense alrededor de los años 60 y 70, y esos brazos estaban cubiertos de carmesí. Desde el asesinato de Kennedy hasta la desaparición de Hoffa, él puede decirte lo que ocurrió.

 

Pero si el verdadero Frank Sheeran todavía estaba vivo (murió en 2003), podría decir que la película de casi cuatro horas mas bien parece un documental.

 

El libro de Charles Brandt, Escuché que Pintas Casas, fue el producto de una serie de confesiones en el lecho de muerte hechas por Sheeran, muchas de las cuales tienen una amplia corroboración externa. Scorsese tomó el libro, cuya portada es sugerentemente roja, y colocó gran parte de él en la pantalla, empujando a algunos de sus actores favoritos a las partes principales. Los ganadores del Oscar Robert De Niro y Joe Pesci se cimentaron como leyendas en funciones bajo la dirección de Scorsese; ellos, a su vez, ayudaron a convertir a Scorsese en uno de los directores más emblemáticos de Hollywood. Pacino, otro ganador del Oscar, nunca antes había trabajado con Scorsese. Tomó el papel de Jimmy Hoffa en parte para tener la oportunidad de hacerlo.

 

Los resultados podrían llevar a esta cinta a la gloria de la temporada de premios, tal vez incluso obteniendo un Oscar a la Mejor Película que Netflix claramente codicia. Y como gran parte del trabajo de Scorsese, El Irlandés teje mensajes más profundos, a veces incluso espirituales, en la mezcla. El irlandés trata profundamente con el pecado y la confesión, la familia y la traición.

 

Pero si bien el dominio de la creación de películas de Scorsese está ciertamente en exhibición, también lo son dos de sus tarjetas de presentación más desafortunadas: sangre y el mal lenguaje.

Algunos podrían argumentar que ninguno de los dos está fuera de lugar aquí, dado el mundo duro y violento del crimen organizado que Scorsese describe. Pretendía hacer una crónica de la vida real de un mafioso de la vida real, todo ese contenido grosero podría agregarse al realismo.

 

Pero Conectados no puede y no hará ese argumento. Este contenido no agrega mucho a la historia, y ciertamente hace que sea más difícil y menos aconsejable verlo. Y el hecho de que esta dura pieza de cine no tenga ni siquiera un comprobador de entradas para proteger a los niños contra el contenido extremadamente fuerte es profundamente preocupante. Claro, Netflix tiene controles parentales, pero pocos padres los usan o, tal vez, incluso saben cómo.

 

Entonces, El Irlandés puede llegar a su casa sin control , como un asesino a sueldo que se apresura a entrar en un restaurante de Nueva York.

 

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • https://cr.linkedin.com/company/capa
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación