Papá y Mamá: ¿Cómo Convertirse en un Equipo?

June 21, 2019

Antes de que mi esposo y yo nos casáramos, creíamos que la mayoría de los problemas del mundo podían resolverse con unos corazones humildes reunidos alrededor de una mesa en una conversación, con una buena comida y un buen café. Eso fue, por supuesto, antes de que la buena comida se convirtiera en puré de papa y nuestra cafeína, más un salvavidas que un lujo. 

 

A dos años de matrimonio fuimos abrumados por nuestros hijos. Ya no teníamos la solución a los problemas del mundo. El simple hecho de intentar permanecer en el mismo equipo en medio de los simples desafíos que conlleva la crianza de los hijos, se sentía abrumador. A través de esto, descubrimos algunas estrategias que nos ayudaron a construir la unidad en nuestra forma de criar: 

 

Considere el pasado: ¿Sus padres los criaron de manera diferente? 

 

Mi esposo y yo fuimos criados de manera muy diferente. Una diferencia es que mi familia preparaba comidas bien planificadas durante todo el mes, y luego derrochaba en un restaurante favorito como un premio. La familia de mi esposo recortaba cupones y comía afuera cuando hubiera una oferta. Debido a estos hábitos, mi esposo y yo abordamos los alimentos, los ahorros y los gastos de manera diferente. 

 

Una vez que tuvimos hijos, se hizo aún más importante unificarnos con respecto a nuestras prioridades en relación con el dinero y los alimentos. Para hacer esto, nos sentamos y hablamos sobre lo que funcionó y no funcionó de acuerdo a la forma en que fuimos criados. No solo nos ayudó a establecer prioridades para nuestra propia forma de criar, sino que también nos ayudó a entendernos mejor. 

 

Por ejemplo, ambos acordamos que la hora de la comida era una prioridad para nuestra familia. Pero después de nuestra discusión, nos dimos cuenta de que yo apreciaba una comida especial familiar cada domingo, con amigos del vecindario y parientes de visita. En contraste, mi esposo pensaba que la unión familiar en las comidas significaba que no había televisión, y sí una conversación sobre cómo fue el día de cada miembro de la familia, varias veces a la semana. Juntos empezamos a establecer cuáles serían las comidas para nuestra familia. 

 

Aceptar la importancia de un plan de sueño. 

 

Mi esposo es una persona madrugadora, así que, desde el principio, él ha pasado las primeras horas de vigilia con nuestras hijas en un momento especial de papi e hija. Nuestra rutina diaria aún comienza con sus habilidades matutinas. 

 

Yo, por otro lado, cuando se trata de dormir, no soy ni un búho nocturno ni un pájaro madrugador. Solo soy una cabeza adormecida a la que le gusta dormitar. Cuando nuestra bebé comenzó a despertar cada hora por la noche, ambos experimentamos una falta de sueño que nos llevó al conflicto y, en general, al mal humor. Entonces, durante una temporada, estableciendo el descanso adecuado como una prioridad mutua, mi esposo y yo acordamos dejar que la bebé durmiera en nuestra habitación.  

 

Dormir puede ser una de las partes más difíciles de la vida de los nuevos padres. No subestime la importancia de crear un plan que ayude a todos a dormir lo suficiente. 

 

Encuentre tiempo para revitalizarse 

 

Como introvertida, busco tardes tranquilas en casa leyendo, cocinando o yendo a pasear para darme vida. Un fin de semana de fiestas de cumpleaños, citas para ir a jugar y tiempo social con otros niños y padres me agota. Ojalá pudiera decir que mi esposo se siente recargado con las personas que me agotan, pero él también es introvertido. Después de unos pocos días seguidos de sobrecarga social, nos dimos cuenta de que ambos necesitábamos pasar un tiempo lejos de los demás para recuperarnos. Ahora definimos esos tiempos en nuestro horario de crianza. 

 

Al pensar en sus fortalezas y debilidades como individuos, así como en la logística de sus horarios, establezcan sus prioridades y planes en torno a lo que mejor funcione para cada uno de ustedes. Aquí hay algunas preguntas para ayudarlos a pensar sobre aquello que les da vida o les quita energía: 

 

  • ¿Se siente agotado o con las energías renovadas por las citas para jugar o las clases en grupo? 

  • ¿Se siente agotado o con las energías renovadas al leer sólo en una habitación tranquila? 

  • ¿Valora usted la flexibilidad y espontaneidad o la estructuración y la planificación? 

  • ¿Cuáles características de Dios - justicia, gracia, autoridad, etc. – hablan más a su corazón? 

  • ¿Para usted el día perfecto termina en voz baja, acurrucándose, riendo, cantando o jugando? 

Una vez que se dé cuenta de cómo recargarse a sí mismo, y le dé tiempo a su cónyuge para recargarse, podrán estructurar sus días para adaptarse mejor como padres. Al hacer esto, pueden avanzar juntos, sabiendo que ambos tendrán la energía necesaria para satisfacer su plan de crianza. 

 

Tome en cuenta la personalidad de su hijo. 

 

Mi hija mayor progresa cuando sabe qué esperar. Si tenemos un lunes normal con desayuno, preescolar, almuerzo, siesta, y luego, jugar en casa, generalmente obedecerá cuando le pida que vaya al baño o le diga que es hora de tomar una siesta. Sin embargo, si tenemos el día "libre", y no le explico el cambio de antemano, ella estará emocional y resistente a lo que le pida. 

Ahora que mi esposo y yo sabemos esto, nos aseguramos de comunicarnos con ella regularmente sobre nuestros planes y expectativas. Luego, si los planes cambian, entendemos mejor cómo guiarla en medio de su resistencia. Por supuesto, cómo y cuándo cada uno habla con ella es diferente. Como padres, nuestro objetivo es ayudarla a sentirse segura de saber qué esperar para poder motivarla adecuadamente. 

 

Tome en cuenta la personalidad del otro a la hora de criar. 

 

La personalidad de cada padre también debe ser tomada en consideración. Consideremos dos respuestas a un niño que se comporta mal, le encanta explorar y odia estar limitado. Mi esposo prefiere constantemente abordar los problemas en el momento. Él tiende a aplicar tiempos fuera y consecuencias predecibles, quitándole a nuestras hijas las cosas que les gustan. Yo, por otro lado, tengo una visión muy amplia. Yo establezco motivaciones positivas, como visitas a nuevos patios de recreo o museos cuando ellas cumplen las expectativas. Ambos enfoques pueden lograr los resultados deseados en los niños, dependiendo de la personalidad y la consistencia del niño y del padre. 

 

Darse el uno al otro la gracia para criar desde su propia personalidad es un regalo. Si ustedes deciden cuál debe ser el resultado final, pero se permiten manejar la situación tal y como él o ella considera apropiado, eso les permite tener autonomía y unidad al mismo tiempo. Al establecer esa unidad como padres, recuerden siempre dar gracia a sus hijos, a los demás y a ustedes mismos. 

 

Si este artículo ha sido de beneficio, compártelo con otros padres. 

 

 

 

Ingrese aquí a nuestra Serie

 

 

 

 

 

 

* Copyright © 2015 Kirsten Lamb. Used by permission. Título original: "Be on the same parenting teams" 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags:

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación