¿Cómo pongo en orden las prioridades de mi vida?

September 21, 2018

El tiempo no es un enemigo, es un recurso que tenemos que administrar eficientemente para lograr el cumplimiento de nuestros objetivos. Cuando el tiempo no nos alcanza, o bien, tenemos la sensación de que se ha convertido en un enemigo, es porque hemos alterado nuestras prioridades, y debemos enfocarnos en aquellas que merecen nuestra atención.  

 

Viva el "aquí y el ahora"

 

Para aprovechar al máximo el tiempo, debemos enfocarnos en el presente, soltar el pasado, y ver el mañana con esperanza. Necesitamos descubrir lo bueno de cada momento, para poder aprovechar al máximo lo que estamos viviendo. Estar ubicados en “el aquí y en el ahora” nos permite tener un mejor nivel de conciencia de las decisiones que debemos tomar sobre nuestro tiempo  

 

Como no sabemos lo que viviremos mañana, debemos vivir plena e intensamente cada oportunidad que tengamos. Hoy nos toca amar, crecer y construir un buen legado. El tiempo corre y las circunstancias son cambiantes, por esta razón, no podemos posponer lo que debemos hacer para crecer y mejorar.

 

La vida es para ser vivida con intensidad, por eso, no se preocupe por lo que un día ocurrirá, no trate de adelantar el tiempo, viva el presente a plenitud pero con sentido de propósito, porque el hoy es la plataforma de lo que ocurrirá mañana.

 

Descubra su propósito de vida 

 

Solo tenemos una vida y el tiempo es limitado, así que, entre más temprano descubramos el lugar al que deseamos llegar y las metas que esperamos alcanzar, más lejos llegaremos.  

Es importante caminar con un fuerte sentido de propósito, porque en un abrir y cerrar de ojos, los años grandes habrán llegado. Cuando se asomen las canas, solo disfrutaremos de los recuerdos si escogimos invertir el tiempo en lo importante, y en lo que nos permitió crecer. Por eso, sea usted mismo, no se compare, sea único, porque en tanto seamos leales al diseño original, más felices seremos.

 

No importa la edad que tenga, nunca deje de soñar y siempre tenga un reto que le invite a superarse. Los soñadores son los constructores de las mejores historias.

 

Invierta tiempo en lo que más ama

 

Invierta tiempo en lo que es importante y significativo para usted; la familia, su salud, el ejercicio, los amigos, y sobre todo, en fortalecer su relación con Dios. Esto nos permitirá sentirnos realizados el día que elaboremos el inventario de lo vivido.

 

Aparte un espacio en su agenda para un pasatiempo que le relaje y le permita distraerse con su familia y sus amigos; recuerde, son ellos los que quedan cuando los demás se alejan, y los que le apoyan en el transcurso de la vida.

 

Tenga amigos, esos con los que uno ríe y llora cuando los necesita. Pero sobre todo, muéstrese amigo, uno que sea leal, considerado y confidente; sea un amigo que escucha, anima y disculpa.

 

Acepte los cambios que identifican cada etapa de la vida

 

Cada etapa de la vida tiene su magia, su emoción y su razón de ser. No trate de adelantar el tiempo, aprenda a vivir a plenitud el momento que vive, porque es único y no regresa.

Las crisis se dan cuando nos resistimos al cambio, y pretendemos ser lo que un día fuimos y ya no somos, olvidando que cada etapa es maravillosa y tiene derecho a sorprendernos. Los años no nos definen, solo proveen experiencia, conocimiento, conciencia y desafíos. No deje que el calendario le dicte cómo sentirse, o cómo verse, desafíe su inteligencia y saque fuerzas de su interior.

 

Los años son para ser vividos, no deje que simplemente pasen, construya recuerdos, y haga de cada uno de ellos una aventura desafiante y divertida. Porque la vida siempre nos reta a ser mejores.

 

Mantenga vivos los recuerdos

 

Al final de los días, los recuerdos son nuestro principal tesoro, y deben indicarnos que invertimos bien el tiempo que tuvimos. Es lo que nos permite tener una conciencia tranquila, porque hicimos lo correcto o nos disculpamos cuando fallamos. Los recuerdos nos dicen que estamos vivos y que valió la pena el recorrido.

 

Si ha invertido el tiempo en las personas que ama y en construir recuerdos, un día, cuando ellos ya no estén, la vida tendrá sentido porque quedan las fotos en la memoria, el tesoro del abrazo, la caricia del beso, y la plenitud de la palabra dulce que nos acercó.

 

Suelte la culpa que le paraliza

 

Todos tenemos que ser compasivos con nosotros mismos, porque ¿cuál de nosotros no se ha equivocado alguna vez? La culpa nos roba la fuerza, la iniciativa y la creatividad; nos impide creer que merecemos el perdón que nos libera y nos permite avanzar. Todos hemos fallado, pero también, todos hemos sido perdonados por amor. Renuncie a todo lo que le detiene, y decida volver a caminar con el rostro en alto y con dignidad.

 

Active su fuerza interior y deje de esperar que las demás personas cambien.

 

Ha llegado el momento de tomar la iniciativa para cambiar usted en procura de aquello que le entusiasma y le desafía. Quien tiene un reto y una visión que le inspire, tiene una motivación para vivir y una razón para ponerse a caminar. Active la fuerza interior que Dios le ha dado y vuelva a intentarlo.

 

Invierta tiempo en sacar la basura emocional.

 

Cuando tenga recuerdos que le lastiman o le hacen sentir menos, decida perdonar y perdonarse, esto es lo que le impulsa a caminar de nuevo, y volverlo a intentar.

Nadie dijo que la vida sería fácil, está llena de traiciones y menosprecio. Pero no podemos gastar el tiempo en atender la crítica, la envidia o la rivalidad. Invierta tiempo en crecer, aprender y tenga un corazón agradecido. Es lo que nos permite avanzar con libertad y fuerza. Y por último, …

 

Decida ser feliz.

 

Sea una persona con un corazón apasionado y lleno de gratitud. La felicidad es una elección y no un sentimiento; es un estilo de vida y no un momento de euforia. La felicidad no es algo que alguien le puede otorgar o producto de la suerte, es una conquista personal que se alcanza con una buena actitud.

La vida tiene derecho a sorprendernos, y esto ocurre cuando vivimos con expectativa, fe y confianza en Dios.

 

 

 

 

¿ Desearía recibir Consejería Virtual ?

Agente aquí su cita

 

 

 

 

 

 

*Sixto Porras. Director Regional de Enfoque a la Familia. Autor de los libros: «Amor, Sexo y Noviazgo», «De Regreso a Casa», «Hijos Exitosos» y «El Lenguaje del Perdón». Coautor de: «Traigamos a los pródigos de regreso al hogar» y «Meditaciones en Familia». Esposo de Helen, y padre de Daniel y Esteban. Su pasión es ayudar a las familias a mejorar.

 

 

 

 

 

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación