Sexting: Por qué los padres deberían preocuparse y qué deberían hacer al respecto

April 19, 2019

Un chico adolescente vino a mi oficina hace un par de años y dijo: "He estado hablando con esta chica". Él tenía una gran sonrisa en su rostro, lo que abrió la puerta a muchas interpretaciones de mi parte. Él procedió a decir que ella le había enviado "algunas fotos" y su sonrisa continuó. Él sabía lo que yo diría, pero me lo dijo de todos modos. Estaba lleno de emoción, curiosidad y excitación.

 

Él había recibido un “sext” o mensaje con contenido sexual

 

Engancharse con un texto

 

Cuando las personas envían imágenes o textos sexualmente explícitos o reveladores, se llama “sexting”. Este joven fue "enganchado", lo que significa cautivado o enamorado, dependiente o adicto a algo o alguien. En otras palabras, este adolescente ahora estaba bajo la influencia de esta joven que le había enviado fotos de sí misma. En muchos sentidos, es similar a depender de una droga. Él no sabía cómo manejar el repentino ataque de emoción y excitación en respuesta a lo que le habían enviado. El “sexting” ofrece una oportunidad para que alguien se enganche con usted y sucede más de lo que los padres se imaginan.

 

En mi experiencia como terapeuta, los adolescentes hacen esto por varias razones, y confían en que la otra persona guardará las fotografías o textos solo para sí misma. No creen que otras personas terminen viendo las imágenes o los textos de sus desnudos. Están pensando a corto plazo y no a largo plazo. Por lo general, les pregunto qué pasaría con las imágenes o los textos cuando se separen. Los adolescentes no suelen pensar mucho en el futuro porque realmente no sienten que lo necesiten. Se dejan llevar por la emoción del momento y lo disfrutan, es por esto que los años de la adolescencia pueden ser tumultuosos.

 

Pedir un “sext” puede ser un riesgo emocionante que un adolescente está dispuesto a asumir, especialmente si hay un participante potencialmente dispuesto del otro lado. Una persona que está dispuesta a enviar la foto es muy probable que esté segura de que a la otra persona le gustará lo que ve y quiere estar con ella (enganchada). Abre la puerta a la fantasía sexual y, lo más probable, al contacto sexual real en algún momento. Es como la forma antigua de enviar una nota para "probar las aguas", pero mucho más abiertamente sexual. Es una forma rápida de explorar curiosidades, hacer que alguien piense en ti más a menudo y ver si la otra persona está abierta a continuar con las fantasías sexuales. Por lo general, los chicos se interesan por llamar la atención, mostrar y demostrar su compromiso o interés y obtener la atención de una persona. Sin embargo, una vez que se envía la imagen, nadie sabe realmente qué sucederá a partir de ahí. Los adolescentes, la mayoría de las veces, no tienen una visión a largo plazo de la vida debido a un mundo emocional que requiere su atención inmediata. Esta realidad, muchas veces, los deja ciegos a las consecuencias.

 

Tomando un riesgo peligroso

 

Al cerebro adolescente le encanta "jugar" con varios riesgos, y la adolescencia ofrece muchas oportunidades para los riesgos, que pueden ser tanto buenos como malos al mismo tiempo. El riesgo es necesario para "crecer" y continuar la vida, pero también puede ser peligroso y destructivo. Los avances tecnológicos han aumentado significativamente los riesgos potenciales que pueden perseguirse en sociedad, y los dispositivos móviles han ampliado los límites para todos nosotros, desde aprender a usarlos hasta enviar fotos y textos explícitos.

 

Un peligro muy real dentro del mundo de la tecnología es el ataque de dopamina que brindan las imágenes sexuales, la comunicación sexual y los encuentros sexuales. La dopamina es el neurotransmisor dentro de nuestro sistema de neuro-comunicación que nos ayuda a anticipar recompensas, y es disparada muy activamente por el comportamiento sexual. Inicia el proceso de "engancharse" y perseguir el riesgo. El “sexting” puede desencadenar una oleada de dopamina que aumenta la "búsqueda", la curiosidad y las conductas dirigidas a los objetivos que pueden adormecer rápidamente el juicio social de una persona y su percepción de las consecuencias futuras. Esta anticipación fisiológica de las recompensas puede ser abrumadora y adictiva, pero con el tiempo agota la dopamina y hace que sea más difícil emocionarse con la vida; muchas veces, puede aumentar la toma de malas decisiones.

 

El “sexting” es una forma rápida y fácil de ingresar a un mundo adulto de sexualidad con menos inhibición. Proporciona una "excitación" novedosa y el potencial de gratificación inmediata. El “sexting” conduce a todo tipo de percepciones erróneas y distorsiones. Los padres deben establecer pautas con los adolescentes con respecto al uso de dispositivos móviles, y hablar abiertamente con sus adolescentes sobre el sexo con el propósito de enseñarles cómo manejar los estímulos impulsivos fomentados por las emociones, las hormonas y una transición a etapas y libertades más parecidas a las de los adultos.

 

Consejos prácticos para padres

 

1. Recuérdele a su adolescente que usted está en su equipo y que desea que haga una transición exitosa a la edad adulta y a una plena libertad. Muchos adolescentes y padres no saben que enviar (incluso reenviar) fotos de personas menores de 18 años es ilegal y puede resultar en un proceso penal. Recuérdele a su adolescente que esto se aplica incluso si solo le están enviando la foto a su novio o novia. Está en contra de la ley y se considera distribución de pornografía infantil.

 

2. Ayude a su adolescente a identificar riesgos útiles y riesgos destructivos. Hagan una lista juntos y explique los diferentes riesgos y sus posibles buenas y malas consecuencias. Discuta la realidad de que, en este mundo saturado de tecnología, una vez que se envía la imagen, no se puede recuperar. No puedes simplemente cambiar de opinión. Queda a la vista de la gente, y no tiene control sobre dónde aterriza la imagen. Discuta qué pasaría si sus compañeros, maestros, toda la escuela o sus padres vieran las imágenes. Esto sucede a menudo, por lo que deben estar preparados para la posibilidad de que esto suceda, si deciden enviar fotos sexuales.

 

3. Los teléfonos y todos los dispositivos móviles deben estar "abiertos para revisión" con la expectativa de que no hay nada que ocultar. Si existe alguna actitud defensiva respecto a que los dispositivos puedan ser revisados por la noche sin un historial borrado o mensajes borrados, se debe asumir la culpa y se pierden las libertades. Una vez más, recuérdele a su hijo que está en su equipo y que quiere que tenga total libertad. El “sexting” puede enganchar a una persona, lo que resulta en un menor control de su propia vida.

 

4. Dele al adolescente la oportunidad de tener una propiedad personal. Qué es suyo para poseer emocionalmente y qué es para que otras personas lo posean. Muchas veces, los adolescentes se involucran en este comportamiento debido a necesidades emocionales y al intentar cambiar o manipular las emociones de otra persona, lo que generalmente no conduce a una toma de decisiones inteligente. Discuta las posibles presiones para enviar o recibir fotos o textos sexuales. Los potenciales costos sociales de enviar una foto desnudo y que otros la vean, superan con creces cualquier presión que encuentren inicialmente de sus compañeros para enviar la foto. Además, los impactos negativos a largo plazo de recibir fotos o textos sexuales también superan cualquier impacto inmediato positivo de rechazar o eliminar inmediatamente una foto.

 

5. Desarrolle una ceremonia o una celebración para las grandes transiciones (por ejemplo, de pre-adolescente a adolescente y de adolescente a adulto). Los adolescentes necesitan una ceremonia o celebración para ayudar a definir claramente su transición a la edad adulta y las responsabilidades que cada vez son más "suyas", incluida la toma de decisiones y sus límites.

 

6. Asegúrese de que en su hogar haya mucha franqueza con respecto a las conversaciones relacionadas con la sexualidad y con respecto a los fundamentos del sexo: el fruto del Espíritu (amor, alegría, paz, paciencia, bondad, fidelidad, amabilidad, dominio propio). La adolescencia ofrece muchas oportunidades para producir asombrosos frutos espirituales. Además, hable sobre la autoestima y el auto respeto. Hable sobre su punto de vista sobre el “sexting”. Conozca sus creencias y percepciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingrese aquí a nuestra serie 

 

 

 

 

© 2014 Focus on the Family.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación