Tíos y abuelos ¿Cómo apreciarlos?

December 11, 2017

 

Rol de los abuelos

 

Si recordamos cómo se organizaban las familias en el pasado, era muy común encontrarse con hogares en donde convivían varias generaciones; bisabuelos, abuelos, tíos, padres y hasta primos. En realidad los roles no estaban definidos, ya que todos participaban tanto de la educación como del cuido de los niños. Todos eran parte de los acontecimientos familiares cotidianos.

 

En la actualidad, sabemos que esto ha cambiado. La movilización de las familias a las ciudades, buscando ampliar sus horizontes profesionales y personales, ha hecho que los hogares sean más pequeños y, casi de manera obligatoria, se establecen roles familiares muy diferentes involucrando solo a padres e hijos.

 

 Como resultado, los abuelos han tenido que ir asumiendo un rol diferente al que tenían en el pasado, y, en algunas ocasiones, esto no deja de traer confusiones. Aunque la llegada de sus pequeños nietos sea un momento de gran alegría, también puede convertirse en un gran desafío para la interacción familiar.

 

Los nuevos abuelitos sienten la necesidad de colaborar, de opinar, de ayudar en el sano desarrollo de sus nietos, aunque no sienten la misma responsabilidad que experimentaron con sus propios hijos. Algunos asumen que su deber es el de funcionar como ejemplo contribuyendo con su experiencia en momentos de crisis de estas nuevas familias, transmitiendo así su propia historia, puntos de vista y tradiciones, procurando visitas más frecuentes para lograrlo.

 

Por el contrario, otros abuelos consideran que el cuido de sus nietos es su responsabilidad total; experimentan una fuerte carga y hasta caen en el error de dejar sus propias ocupaciones para atenderlos a tiempo completo. Esto, aunque sea producto de una buena intención, no es lo recomendable. Los padres deben dejar brotar su instinto paternal, buscar y definir por ellos mismos quién cuidará a sus hijos si ambos tienen compromisos en el campo laboral, y negociar con los abuelos el tiempo de colaboración cuando sea posible.

 

 

Consejos para los abuelos

 

  • Amen y acepten el rol que les corresponde. Los abuelos deben disfrutar, compartir y amar a los pequeñitos con todas sus fuerzas, pero deben ceder el mando a los padres. Lo abuelos deben etender que su papel ya no es protagónico sino secundario; sus hijos son los poseedores de la autoridad total y la mayor influencia sobre los niños.

 

  • Lleguen a convenios sobre las costumbres y actividades que pueden heredar a los nietos. Algunos padres no desean incluir dentro de la educación a sus hijos costumbres o hábitos heredados por los abuelos. Esto debe ser comunicado por los padres y respetado por los abuelos; el alejamiento en algunos casos será necesario para brindarles a estas nuevas familias la oportunidad de construir sus nuevas dinámicas familiares.

 

  • No caigan en el error de permitirles a los nietos todo aquello que contradiga lo establecido por sus padres. No se conviertan en el popular abuelo alcahuete. Negocien, conversen, pero no impongan nunca su parecer; recuerden que su labor es colaborar cuando tengan oportunidad o se lo soliciten, de lo contario tendrá que guardarse sus comentarios, esto evitará las discusiones innecesarias, ante los agitados roles de los nuevos padres.

 

  • Comprenda que ser abuelo no consiste en tener otra oportunidad para corregir errores del pasado con sus hijos. Aplique la siguiente regla:  “los abuelos no están para educar sino para dar un cariño muy especial”. Es natural mimarlos pero teniendo los límites claros, esto le dará un pase especial, permanente en el hogar de sus hijos y en algunos casos ser el soporte entre el trabajo y la familia de ellos.            

 

Rol de los tíos

 

Existe otro cariño muy similar al de los abuelos en las familias y es el de tíos y tías. Ellos, al igual que los abuelos, están dispuestos a sacrificar y a amar de gran manera a los niños pero desde un panorama muy diferente. La llegada a la familia de estos pequeñines les cautiva el corazón. Al ser más jóvenes que los abuelos, los tíos son poseedores de una gran energía, deseo de enseñar y compartir con los chicos sus actividades o deportes preferidos.

 

Los tíos cuando tienen la oportunidad pueden convertirse en una buena influencia para los sobrinos, ser sus modelos, y acompañarlos en algunos proyectos en los que quizá no cuenten con la dispocisión de sus padres. También pueden ayudar como mediadores en algunas circunstancias especiales, ser sus confidentes o consejeros en temas que no se atrevan a compartir con sus padres, ser divertidos y hasta sus cómplices en algunas travesuras.

 

 

Consejos para los tíos

 

  • No tome autoridad que no le corresponde. Si desea ser un tío o tía muy complaciente, no lo haga sin la aprobación de los padres. Respete los límites establecidos, no pretenda colocarse sobre sus padres ante una conducta censurable, ni desacreditándolos.

 

  • Sea tolerante, comprensivo y amigo. Cumpla su palabra cuando les hace una promesa para que no le pierdan la confianza. Como no es una figura de autoridad, tiene más oportunidad para construir con sus sobrinos una relación de amistad en donde no exista el miedo a ser juzgado o regañado.

 

  • Disfrute de sus sobrinos al máximo. Siéntase realizado como persona al experimentar la maravillosa oportunidad que la vida le brinda de compartir con esos pequeños que, les aseguro, sacarán lo mejor de sus sentimientos en cada etapa. Desde su nacimiento al cargarlos por primera vez entre sus brazos, sintiendo su calor y su olor; en la niñez, disfrutando sus sonrisas, miradas cautivadoras y locas travesuras. Hasta ver cómo se convierten en adolescentes un poco inquietos y con algunos de sus rasgos familiares; luego en jóvenes apuestos y triunfadores, llegando a la edad adulta sintiéndose parte importante en sus vidas.

 

 Ya sea como tíos o abuelos, ambos roles son igualmente satisfactorios. Tenga la oportunidad de distinguir el poder de Dios reflejado en ellos y en los valores que usted ha cultivado y que los acompañarán toda su vida. Simplemente felicidades por tener la dicha de tener hijos sobrinos y nietos, la vida es buena.

 

 

 

 

 

¿Desea saber más de Familia?

 

Ingrese aquí

 

 

 

 

 

 

 

*Vilma Saborío Castro, esposa y madre de tres hijos. Consejera de Enfoque a la Familia desde hace 8 años, ha abordado temas de consejería familiar e individual desde hace 18 años.

 

 

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación