EL DRAGÓN CHIFLADO

Mientras Robert Benchley descansa en un flotador de piscina, disparando dardos de goma a patos de plástico que flotan en el agua, su esposa termina de leer un libro de cuentos sobre El Dragón Chiflado. Es un libro que pertenece a su sobrino, pero ambos están de acuerdo en que es una historia encantadora.

“¿Por qué no se lo vendes a Disney?” La Sra. Benchley le sugiere a su esposo semi-famoso, actor cómico.
“Apenas conozco al hombre”, responde antes de regresar a sus patos.

Antes de que te des cuenta, los dos están atrapados en un tira y afloja de marido y mujer que culmina con la declaración de Robert Benchley: “¡Me niego a hacer el  ridículo!” Esa exclamación llega justo antes de caer en la piscina y verse, bueno, ridículo.

A la mañana siguiente, los dos se presentan en las puertas del estudio Disney, y el Sr. Benchley entra de mala gana con un pase en una mano y un libro para niños en la otra.

Él va a hablar con Walt Disney sobre una pequeña gran idea para una película. Pero primero … él podría hurgar un poco. Y nunca se sabe en qué tipo de problemas podría meterse un niño grande como él en un lugar lleno de imaginación como este.

Elementos Positivos

De hecho, Benchley hurga mucho. Y la fábrica de sueños de Disney se representa como un lugar lleno de personas agradables y sonrientes que comparten alegremente su creatividad con los demás. Obviamente, es menos que realista. Pero los estudios Disney se siente como un lugar agradable para estar,  y el ser feliz y sonreír parece ser una forma agradable de vivir.

Contenido Espiritual

Ninguno

Contenido Sexual

Cuando Benchley se topa con un estudio de arte, piensa que podría echar un vistazo a una modelo femenina que acaba de entrar. Pero los artistas realmente están dibujando un elefante hembra (incluidos los primeros bocetos de Dumbo).

Sin embargo, sí vislumbramos pequeños dibujos abstractos a lápiz de algunas figuras femeninas aparentemente desnudas pegadas a una pared trasera.

Más tarde, Benchley se da cuenta de una mesa llena de pequeñas figuras llamadas maquetas utilizadas por los artistas como un recurso 3D para personajes animados. Recoge una que es una figura parecida a un centauro de una secuencia de Fantasía. La maqueta es una cebra con un torso femenino desnudo, pero indefinido.

En otra parte, una caricatura sobre un bebé famoso muestra maniquíes de mujeres con bikinis “pañales”.

Contenido Violento

Vemos un poco de acción de dibujos animados como un dragón y un viejo caballero en una batalla simulada. Robert Benchley también es golpeado ligeramente a veces, mientras tropieza con cosas y cae al suelo.

Lenguaje Vulgar

A un niño de dibujos animados se  le llama “estúpido”. Alguien dice “carajo”. Un viejo caballero llama a alguien “despreciable”. Y Benchley grita cómicamente: “¡Ah, diantres!”

Contenido con Alcohol o Drogas

Algunos artistas son vistos fumando cigarrillos. Un padre nervioso en un dibujo de dibujos animados es representado con colillas de cigarrillo apagadas esparcidas alrededor de él en el piso.

Conclusión

Entonces, ¿qué es exactamente El Dragón Chiflado de Disney? ¿Es un documental? ¿Un dibujo animado? ¿Una película de acción en vivo mezclada con dibujos animados? ¿Qué? Bueno, la respuesta es una mezcla improvisada de todo lo anterior.
Pero también es algo muy especial.

En 1937, Walt Disney y su equipo crearon Blancanieves y los Siete Enanos, una película de animación extremadamente exitosa. Y luego el floreciente estudio de animación saltó a dos proyectos enormemente ambiciosos: Pinocho y Fantasía. Esas cintas son consideradas como clásicos innovadores ahora, pero ambas eran bombas relativas de taquilla en ese momento: se pensaba que la antigua cinta del títere era demasiado oscura para los niños y que el último híbrido de música clásica se consideraba demasiado vanguardista.

Walt decidió que su compañía necesitaba algo que pudiera hacerse rápidamente y de manera económica para generar los ingresos de taquilla que tanto necesitaba. Entonces, ¿por qué no dar un vistazo a la audiencia familiar detrás de la cortina de la fábrica de sueños Disney? Así nació El Dragón Chiflado.

El humorista y actor cómico incompetente Robert Benchley tropieza de mala gana a través de los estudios reales de Disney en escenas escenificadas que le dan a este “documental” una apariencia de la cinematografía cómica del día.

Artículos más recientes de Conectados

THE WRETCHED

Los vecinos son un poco … extraños. Oh, no es que Ben sea el vecino ideal. De hecho, este joven de 17 años mira a

TO THE STARS

Durante años, los residentes del pequeño pueblo se han burlado y ridiculizado a Iris Deerborne porque tiene una vejiga débil. “Cajones apestosos”, la llaman. Ha

LA ESTAFA

A los ojos de su distrito escolar, Frank Tassone es un superintendente escolar casi perfecto. Se esfuerza por conocer y alentar a cada estudiante bajo

TIGERTAIL

Había una vez un joven solitario que vivía en Taiwán. Se llamaba Pin-Jui, un tipo encantador con grandes sueños. En el lado encantor de las

LA MONTAÑA EMBRUJADA

Los huérfanos Tony y Tia siempre han luchado por encajar en la sociedad. Para empezar, no pueden recordar nada de su pasado hasta hace unos

SELAH AND THE SPADES

No es fácil entrar en el prestigioso internado de Haldwell. Pero una vez que lo haces, bueno, estás ya establecido para la vida. Dicho esto,

TROLLS 2: GIRA MUNDIAL

Poppy y Branch están de vuelta en Trolls 2: Gira Mundial. Después de salvar su alegre, musical y colorido hogar en Trolls, Poppy se convirtió

LA FAMILIA ROBINSON SUIZA

Seamos realistas: a todos nos gusta escapar de vez en cuando. ¿Pero los Robinson? Lo llevan a un nivel completamente nuevo. Padre, madre y sus

Escuche el Audiolibro: En el Ojo de la Tormenta

¿Cómo enfrentar los problemas emocionales en el liderazgo cristiano? Audiolibro por la psa. y experta en el tema: Maria José Hooft.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.