Logo Verde de Conectados de Enfoque a la Familia - EALF

EL SECRETO: ATRÉVETE A SOÑAR

Considere el apellido de Miranda Wells un poco de ironía de apellido. Poque Miranda no está nada bien.

Hace años, cuando su esposo aún vivía, tal vez las cosas eran diferentes. Su paso podría haber sido más ligero, su risa podría haber sido más aireada. Podría haber resuelto los problemas con sus tres hijos con más gracia y alegría.

Pero hace cinco años que se el fue y parece que se llevó la mayor parte de su alegría. Ahora, Miranda está mirando un techo con goteras, una montaña de deudas y niños que esperan que cada día que pasa les traiga más mala suerte. Oh, ¿y adivinen qué? Esa suerte sigue llegando. Su hogar en Louisiana podría estar en el camino de la tormenta tropical Hazel.

Cuando el novio de Miranda, Tucker, le pregunta si debería asegurar su restaurante antes de la tormenta, Miranda responde, absolutamente: “No importa lo mal que estén las cosas, siempre pueden empeorar”.

Pero la tormenta que se avecina golpea algo más desde lejos: un misterioso extraño llamado Bray. Miranda se encuentra con él de camino a casa, literalmente: su minivan de alto kilometraje choca directamente contra el parachoques de Bray. Y aunque la parte trasera de su camioneta se ve bien, el parachoques delantero de Miranda cae a la calle.

Pero en lugar de tomar la información de su seguro o amenazar con demandar, Bray se ofrece a seguir a Miranda a casa y arreglar su parachoques, sin cargo.

Y así lo hace, justo cuando la lluvia de Hazel comienza a caer. Miranda lo invita a quedarse a cenar y ver cómo la familia coloca ollas alrededor de la casa para atrapar las goteras. La hija menor de Miranda, Bess, confiesa que odia las tormentas como esta.

“La naturaleza puede ser muy poderosa”, admite Bray, “pero tú también”.

Él le dice, mientras el resto de la familia se acerca más, que los pensamientos pueden ser un poco como imanes: “Cuanto más piensas en algo, más lo atraes hacia ti”. Por eso debes tener cuidado con tus pensamientos. Si siempre asume que sucederá lo peor, lo más probable es que suceda.

Resulta que Bray no es solo un viajero agradable y aleatorio al que le gustan los lugares comunes. Aunque él y Miranda se conocieron oficialmente por casualidad, él estaba en la ciudad solo para conocerla y hablar con ella; la pequeña colisión fue, según él, la forma en que el universo los conecta. ¿Por qué el universo es tan insistente? Bray no lo sabe muy bien. Y hasta que sepa porque.  Bray planea guardar su propio secreto, por qué necesita hablar con Miranda, un poco más.

ELEMENTOS POSITIVOS

Esta pelicula tiene su parte de problemas. Pero si retrocede el mensaje de Bray uno o dos pasos, encontrará un sentido común, bueno e inspirador detrás de él.

“Estoy abierto a la posibilidad de que pase lo que pase, incluso las cosas malas, pueden conducir a cosas mejores”, dice Bray. Eso suena a simple positividad allí: la idea de que nuestra actitud puede marcar la diferencia en los tiempos difíciles. Y eso es, honesta y empíricamente, cierto. Los médicos dicen que la actitud puede marcar una gran diferencia en medio de una enfermedad grave. Cuando tratamos a las personas con respeto y amor, a menudo responden de la misma manera. Mucho de lo que Bray nos dice aquí es casi bíblico, hasta cierto punto.

Pero no es solo lo que dice Bray, sino que lo que hace es especial. Bray no se limita a arreglar el parachoques. Cuando regresa al día siguiente y descubre que un árbol se ha estrellado contra el techo de la familia Wells, también se ofrece como voluntario para arreglar eso. Pasa días trabajando en la propiedad, cobrando solo por los materiales que necesita para hacer el trabajo.

Se tomó una semana libre. Tiene las habilidades para hacerlo. ¿Por qué no ayudar? Si más de nosotros nos hiciéramos la misma pregunta, el mundo sería un lugar mejor.

Y tampoco pasemos por alto a Miranda. Tratar de criar a tres hijos sin ayuda de nadie como viuda no es fácil, pero ella hace lo mejor que puede.

CONTENIDO ESPIRITUAL

La cinta ama sus citas espirituales de Albert Einstein.

La película comienza con una impresa en la pantalla: “Solo hay dos formas de vivir tu vida: una es como si nada fuera un milagro. El otro es como si todo fuera ”. Bray (un profesor de ingeniería de la Universidad de Vanderbilt) lo cita también: “Las coincidencias son la forma en que Dios permanece en el anonimato”. Parafrasea al físico  más tarde otra vez: “Todo el mundo debería preguntarse si este es un universo amigable”, cita Bra1y. La respuesta, dice, determina la trayectoria de toda tu vida.

La película es bastante espiritual, pero no de una manera particularmente cristiana. En lugar de que todas las bendiciones fluyan a través de Dios, se sugiere que crezcan desde dentro de cada uno de nosotros.

La película está basada en el libro de autoayuda, El secreto de Rhonda Byrnes, que supuestamente se inspiró en Mateo 21:22: “Y todo lo que pidas en oración, lo recibirás, si tienes fe”. Byrne tomó ese versículo en serio, pero (según deduzco) lo despojó tanto del contexto como, sobre todo, de la religión de la que provenía.

No sorprende que Bray solo mencione a Dios cuando cita a Einstein. En cambio, sugiere que “el universo” está tratando de decirle algo. Sigue su instinto, porque alguna fuerza, sin ataduras a ningún tipo de estructura teológica, lo está guiando.

Bray parece tan pacífico, centrado y sabio que Missy, la hija adolescente de Miranda, le pregunta si es budista. (Cuando Miranda le preguntó acerca de su propia mala suerte, por cierto, lo atribuye al “karma”). Es interesante que, aunque la historia tiene lugar en Luisiana, uno de los estados más cristianos de EE. UU., las referencias más abiertas que tenemos escuchar acerca de una religión todos apuntan mucho más al este.

CONTENIDO SEXUAL

Miranda tiene un novio con el que se compromete durante la película. La ex suegra de Miranda se ofrece como voluntaria para cuidar a sus hijos hasta la mañana siguiente para que Miranda y su nuevo prometido, Tucker, puedan “celebrar”. Más tarde, cuando Miranda habla del compromiso con sus hijos, la adolescente Missy dice que no importa lo que piensen: “Tú eres quien tiene que acostarse con él”.

Miranda besa y toma de la mano a su amigo. Sus atuendos pueden exponer solo un poco de escote y un tirante de sostén. Bray dice que él y su ex esposa querían formar una familia. “Resulta que ella comenzó una con otra persona”, dice.

CONTENIDO VIOLENTO

En un flashback, vemos los restos de un pequeño avión y alguien que lucha por sobrevivir en el interior: su cabeza está herida y ensangrentada, y algunos restos del avión están presionados contra sus piernas. Más tarde escuchamos que todas las personas a bordo del vuelo, excepto una, murieron.

Alguien recibe una bofetada en la cara. Una tormenta masiva provoca daños materiales bastante graves. Miranda golpea su auto contra la parte trasera de la camioneta de Bray.

LENGUAJE VULGAR

Un puñado de blasfemias como “demonios” y “maldición”, junto con una media docena de usos indebidos del nombre de Dios.

CONTENIDO CON ALCOHOL O DROGAS

Los personajes beben vino y lo que parece ser whisky. Cuando Miranda invita a Bray a cenar, ella dice que hay una cerveza en el refrigerador con su nombre.

CONCLUSIÓN

Algunas películas cristianas son geniales. Algunas lo son… menos.

Así que escúchame cuando te digo que El secreto: Atrévete a Soñar se parece mucho a una película cristiana insatisfactoria. Se siente torpe, sermoneadora y un poco demasiado aguda. Ofrece muchos “milagros” menores mientras avanza penosamente hacia su conclusión. Pero esta historia carece de la fuerza que tienen las películas cristianas: comprensión y adhesión a la historia más grande de todas.

 Atrévete a Soñar se basa en una premisa: que tenemos el poder de pensar en la felicidad, la prosperidad o incluso (la película sugiere) la capacidad de alejar huracanes. Todo lo que tenemos que hacer es pensar en estas cosas de la manera correcta.

Ahora bien, esto no es del todo una locura: sabemos que estar agradecido por lo que tenemos puede conducir a una mayor felicidad. Sabemos que si abordamos los desafíos y el futuro con confianza, esa confianza puede influir en ese resultado. La actitud es una gran clave cuando se trata de cuán felices o satisfechos estamos con la vida y cómo lidiamos con la adversidad cuando se presenta.

Pero  Atrévete a Soñar va mucho más allá del poder redentor del pensamiento positivo y se mueve hacia el poder del pensamiento mágico: si sabemos lo que queremos y creemos que sucederá, obtendremos la habitación de hotel que codiciamos, las reservas de restaurante que deseamos, tal vez incluso el clima que queremos. No es Dios bendiciéndonos con estas cosas: estos son regalos que nos damos a nosotros mismos, si solo seguimos “El Secreto”.

La lógica mágica de esta película no es solo anticristiana. No es solo no científica. Es positivamente insultante, no importa cuán alegremente persigan los personajes de la película sus fines. Todos conocemos personas con grandes actitudes que aman al Señor y que todavía parecen sufrir más de lo que la “suerte” debería permitir. ¿Significa eso que estas personas maravillosas, cuando se enfrentan a enfermedades, reveses o desastres financieros, simplemente no estaban pensando en el tema correctamente?

Hay quienes dirían que poner nuestra esperanza en Dios abre la misma lata de gusanos: que una deidad todopoderosa y amorosa debería protegernos de los horrores demasiado frecuentes del mundo. Y, sin embargo, el Libro que narra el amor de Dios por nosotros (que sería la Biblia) no oculta que el mundo guarda horrores, que la gente buena sufre, que la gente justa lucha. El libro secreto puede apropiarse superficialmente de Mateo 21:22. Pero en la Biblia, ese versículo está fermentado por Juan 16:33: “En el mundo tendréis tribulación. Pero anímate; He vencido al mundo.”

La esperanza que se nos da como creyentes no tiene nada que ver con evocar nuestras propias bendiciones a través del pensamiento correcto. En cambio, se basa en Cristo y su amor por nosotros. Vemos la aprobación extrañamente burocrática del universo en Atrévete a Soñar.

Hablando de preocupaciones burocráticas,  Atrévete a Soñar no tiene muchas. Esta película se aleja de la violencia abierta y la sexualidad. Incluso es bastante liviano en el lenguaje.

Pero esa es la cuestión, ¿no? A veces, la verdadera calidad de una película queda fuera de esa hoja de cálculo: las películas con mensajes poderosos e inspiradores a veces pueden tener un contenido difícil.  Atrévete a Soñar es una película poco común que cae al otro lado del libro mayor: es una película bastante limpia con una visión del mundo bastante corrosiva también.

Crítico: Paul Asay (traducido por María C. Chacón León)

Artículos más recientes de Conectados

UNA OBRA MAESTRA

Esta película de ritmo pausado declara que nuestras mentiras, pecados y malas decisiones nos marcan, pintando nuestros mundos en sombras inquietantes y oscuras.

CASA AJENA

Las preguntas llenas de tensión hacen de Casa Ajena una historia de fantasmas notable y verdaderamente inquietante, una que termina en un lugar extrañamente afirmativo.

COME PLAY

Esta película sugiere que nuestras pantallas pueden ser las ventanas y puertas de nuestras pesadillas más oscuras y miedos que nos consumen.

LET HIM GO

A veces, en nuestros momentos de angustia y miedo, tomamos decisiones emocionales duras que pueden causar aún más pérdidas.

AMORE DE CALENDARIO

Es casi como si los creadores de Amor de Calendario estuvieran tratando de demostrar que esta no es una comedia romántica al hacerla …

WHEN WE LAST SPOKE

Esta conmovedora historia de amor y fidelidad, pérdida y perdón al estilo de Hallmark es una que la mayoría de las familias podran disfrutar.

GRATIS:
Primer Capítulo del Audiolibro Hijos Exitosos

Una serie que le inspirará a pensar sobre su propio propósito de vida.  
Escuche la voz de Dios guiando su camino.  

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.