Jack Cunningham es lo que algunos podrían llamar un bebedor “funcional”.

La clave es mantener su consumo continuo en silencio fuera de la vista. Verá, se ha acostumbrado a beber el alcohol en una taza de café de metal en su trabajo de construcción, manteniendo un enfriador de cerveza necesario en el asiento trasero de su automóvil y bebiendo vodka antes de las funciones familiares en la casa de su hermana.

Por supuesto, si le preguntaras a Jack al respecto, él lo ignoraría. No soy un adicto, dice. Solo un tipo que hace frente a las cosas desagradables de la vida. E incluso si tiene un taburete regular en el bar local y bebe hasta que casi no puede moverse casi todas las noches, oye, se duerme. Si hay algo que Jack puede manejar, es su licor. Una cerveza rápida por la mañana y una ducha siempre hacen el truco.

Sin embargo, esa rutina de embriagarse y equilibrarse se empuja un poco, cuando Jack recibe una llamada del sacerdote en su alma mater de la escuela secundaria. El obispo Hayes le informa a Jack que el entrenador de baloncesto en la escuela católica tuvo un ataque al corazón. Y el padre Devine pensó instantáneamente en Jack. El hecho es que el equipo de la escuela no ha sido competitivo ni ha ido a los playoffs desde que Jack era la estrella del equipo. Tal vez este desafortunado evento podría abrir la puerta a un cambio positivo para todos.

Jack pasa la noche bebiendo a través del refrigerador lleno de cerveza y dando voz a todas las razones por las que la idea no tiene sentido. Pero al final, toma otro trago, toma una ducha caliente y decide intentarlo.

Tendrá que reducir un poco la bebida, por supuesto. Eso no funcionará mientras se entrena a chicos en una escuela secundaria católica. Pero él puede hacer que eso suceda. Quiero decir, él no es un borracho real. Además, esto podría ser divertido. Si puede encontrar el camino de regreso al swing del deporte nuevamente, incluso podrían ganar algunos juegos. Y ganar puede ser adictivo, un verdadero subidón.

Y seamos sinceros: alcanzar la próxima subida es algo de lo que Jack sabe mucho.

Elementos Positivos

Jack no es un mal hombre. En realidad, puede ser una buena persona: rápido para dar una broma y listo para hablar y jugar con amor cuando pasa tiempo con su hermana y sus hijos. Pero no se equivoque: Jack Cunningham es un individuo terriblemente herido, en gran parte debido a una trágica pérdida en su pasado.
Debido a las luchas de Jack, varias personas lo cuidan con amor, incluida la hermana de Jack, su esposa separada y un amigo mayor que regularmente se asegura de que llegue a casa a salvo. Todas esas personas alientan a Jack a buscar ayuda. Y se mueven para apoyarlo cuando finalmente admite que necesita rehabilitación. La hermana de Jack, por ejemplo, le recuerda: “No podemos cambiar el pasado, Jack. Lo que podemos hacer es elegir cómo avanzar”.

A pesar de sus grilletes impuestos por la adicción, Jack todavía tiene un impacto sólido en los chicos que entrena. Los motiva a trabajar más duro y a preocuparse más por su deporte y entre ellos. Se acerca a uno de los padres y alienta al hombre a intensificar y apoyar a su hijo. Y también usa su conjunto innato de habilidades de baloncesto para ayudar a un par de jugadores jóvenes a pensar más claramente sobre sus propias fortalezas y habilidades.

Contenido Espiritual

Las prácticas y juegos de baloncesto tienen lugar en las escuelas católicas. Eso no se traduce necesariamente en mejores opciones de vida para Jack y los estudiantes; pero la influencia de la fe es evidente en la vida de los funcionarios escolares y en el código de conducta que esos hombres trabajan para hacer cumplir.

El capellán del equipo, por ejemplo, reza con los muchachos antes de un juego. Y presiona repetidamente a Jack para que restrinja su uso del lenguaje grosero (algo que Jack y los estudiantes tienen dificultades para hacer, un hábito que se usa repetidamente como una broma). De hecho, después de una palmada en la muñeca del capellán, Jack pregunta: “¿Te gustaría que fuera un poco más cristiano en el banco?” Pero luego se burla: “Con todas las cosas malas del mundo, ¿crees que quienquiera que esté allí arriba, realmente le importa una mierda?” Jack también declara que no cree que un ser querido fallecido esté “en un lugar mejor”.

Vemos cruces y otros símbolos cristianos en exhibición de vez en cuando. Y los miembros de la facultad de la escuela dicen cosas como “Dios los bendiga” y “Todos tenemos que llevar nuestra cruz”.

Contenido Sexual

Los estudiantes hacen varios comentarios sexuales groseros. Uno de los jugadores del equipo besa y corteja regularmente a diferentes mujeres jóvenes con la misma insinuación sexual repetida. Jack cuenta un par de chistes crudos (relacionados con el sexo oral) a los tipos del bar.

Descubrimos que Jack y su esposa, Angela, han estado separados por un año. Ella le dice a Jack que recientemente ha estado saliendo con alguien, y él escupe una cruda declaración sobre su vida sexual con el hombre. Y Jack, borracho, recoge a una mujer en el bar y la lleva a su casa para una conexión íntima (aunque los dos nunca llegan allí).

Contenido Violento

El constante abuso de alcohol de Jack es su propia forma de violencia, sin duda. Repetidamente vemos que el hombre se embriaga en un estupor tambaleante. Sin embargo, en una ocasión, eso hace que choque su auto contra la parte trasera del remolque de un bote. Luego, borracho, irrumpe en la casa de otra persona, se mete en una lucha reñida, baja unos escalones de hormigón a través de una cerca y aterriza boca abajo en la calle. Cuando se levanta, la frente y la mejilla están ensangrentadas.

Oímos que alguien cercano a Jack murió de los estragos del cáncer. Vemos a niños luchando con la enfermedad y a los padres maltratados emocionalmente por eso.

Lenguaje Vulgar

Casi 60 palabras f  en inglés y más 30 palabras mierd-  unen múltiples usos, cada uno de “cul-,” “demonios” y “put- ”. El nombre de Dios se combina con “maldición” cinco veces. Y se hacen referencias crudas a los genitales masculinos y femeninos.

Contenido con Alcohol o Drogas

Jack bebe mucho durante toda la película, como ya se mencionó. Y en muchos casos, ya sea en el bar local lleno de otros clientes o en atracones de toda la noche solos en casa, eso hace que apenas pueda caminar o simplemente se desmaye. Jack y otros adultos también fuman cigarrillos.

Conclusión

Los deportes y el abuso de sustancias, tanto en la vida real como en la vida cinematográfica, no son extraños.  The Way Back es un retrato doloroso de este último: una historia ficticia de un entrenador alcohólico que lucha por llevar a un equipo que se tambalea y a él mismo a ganar. Pero si esperas una historia dura y digna de alegría, bueno, te estás preparando para la decepción.

Sí, tenemos un equipo de baloncesto de la escuela secundaria; un entrenador que sufre; y una temporada que debe salvarse con esfuerzo y trabajo en equipo. Hay que dar impulsos y hay victorias por ganar. Pero confía en mí: esta es mucho más una historia de dolor que te chupa el alma y una adicción brutal que una historia de regreso de mucho entusiasmo. Es más The Lost Weekend que Hoosiers.

Hasta cierto punto, eso es digno de elogio. Después de todo, la adicción no es algo que supere en 90 minutos y se gane solo con el pito. A menudo es un tormento de por vida que destruye y devora. El actor Ben Affleck, quien supuestamente se basó en sus propias luchas en la vida real con el abuso de sustancias, ayuda a los espectadores a enfrentar la inquietante y fea realidad del alcoholismo.

Pero ver a un hombre repetidamente emborracharse y sufrir una gran angustia y humillantes derrotas personales no es lo que llamarías entretenido.

Especialmente cuando la experiencia también está salpicada de constantes blasfemias y las vulgaridades más sucias.

Esta es una historia de advertencia con pequeñas victorias y momentos de sol que se abre paso, sin duda. Pero hay un poco de tragedia, pérdida, inmundicia y dolor que giran y se publican en esta cinta. Y debes saberlo antes de entrar a la sala de cine.

Traducido por María C. Chacón León

Artículos más recientes de Conectados

LA MONTAÑA EMBRUJADA

Los huérfanos Tony y Tia siempre han luchado por encajar en la sociedad. Para empezar, no pueden recordar nada de su pasado hasta hace unos

SELAH AND THE SPADES

No es fácil entrar en el prestigioso internado de Haldwell. Pero una vez que lo haces, bueno, estás ya establecido para la vida. Dicho esto,

TROLLS 2: GIRA MUNDIAL

Poppy y Branch están de vuelta en Trolls 2: Gira Mundial. Después de salvar su alegre, musical y colorido hogar en Trolls, Poppy se convirtió

LA FAMILIA ROBINSON SUIZA

Seamos realistas: a todos nos gusta escapar de vez en cuando. ¿Pero los Robinson? Lo llevan a un nivel completamente nuevo. Padre, madre y sus

THE QUARRY

Un hombre desaliñado en una furgoneta desaliñada conduce a Bevel, Texas, una noche tarde.  Un niño, de unos 12 años, lo ve. “¿Te Perdiste?” dice

THE OTHER LAMB

Selah nunca conoció a su madre. Nunca ha sabido lo que es ir a la escuela o ver una película o jugar en un patio

EL DRAGÓN CHIFLADO

Mientras Robert Benchley descansa en un flotador de piscina, disparando dardos de goma a patos de plástico que flotan en el agua, su esposa termina

LA ESPADA EN LA PIEDRA

Era una edad oscura en Inglaterra, sin ley ni orden. Los hombres se temían unos a otros. Los fuertes se aprovechaban de los débiles. Años

Nueva Serie Disponible
Esta es una serie de 9 videos elaborada por Enfoque a la Familia que pretende guiar a los padres sobre cómo educar en sexualidad a sus hijos desde etapas tempranas de la infancia. ¿Los temas de sexualidad no deberían iniciar en la adolescencia? La respuesta es “No”. La educación sexual empieza desde que el niño está pequeño.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.