Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

¿Soy muy permisivo o demasiado estricto con mis hijos?

Todos los papás nos hemos preguntado si lo estamos haciendo bien como padres.  Esta es una pregunta sincera, que nace de los más profundo del corazón de cada padre y madre que quiere lo mejor para sus hijos.

Sin embargo, ¿qué nos hace pensar que podríamos no estar haciéndolo bien, si todos tenemos nuestra propia sabiduría paternal? En ocasiones este sentimiento podría generarse porque no contamos con algunas condiciones que hubiéramos querido para nuestros hijos, por ejemplo: vinieron al mundo en un momento en el que no los esperábamos, no podemos estar todo el tiempo que quisiéramos con ellos, el padre tiene una forma de educar y la madre otra, nos comparamos con las condiciones que tienen los hermanos, primos o amigos que están criando hijos igual que nosotros, les damos indicaciones y simplemente no nos obedecen, no nos tratan con respeto, etc. 

¿Podría pensar de dónde nace en usted ese sentimiento que no le permite estar completamente seguro de que está formando en su hijo los valores que quiere que  tenga cuando crezca? 

Cada uno de nosotros tiene una historia, una personalidad  y distintas condiciones, por eso somos los únicos expertos en nuestras propias vidas y además, todos tenemos la capacidad de desarrollar esa seguridad de que lo estamos haciendo bien y que los errores que cometemos o que hemos cometido, son oportunidades para aprender.

En ocasiones esos sentimientos podrían llevarnos a aplicar modelos de disciplina en dos extremos: ser demasiado estrictos o ser demasiado complacientes. Y ninguno de estos dos extremos permite que nuestros hijos desarrollen seguridad en sí mismos, independencia, respeto y felicidad. Por el contrario, podría generar inseguridad, dificultad para tomar decisiones, temor, entre otras. 

¿A cuál extremo se inclina más?, ¿Tiende a ser más autoritario o más complaciente?
La firmeza permite que los niños aprendan a autocontrolarse, saber que existen límites, tener respeto por los demás, entre muchas otras habilidades. La amabilidad permite que ellos puedan ser seguros de sí mismos, capaces de tomar sus propias decisiones sin temor a equivocarse y desarrollar su creatividad, entre otras. Esto significa que para poder obtener lo mejor de la firmeza y la amabilidad, los padres necesitamos aprender a aplicarlas juntas. Es decir, ser firmes y amables al mismo tiempo, de forma alentadora y consecuente.

¿Cómo puedo ser firme y consecuente?

Establezca límites claros: “Es hora de jugar; puedes usar lo juguetes que desees, una vez que termines de jugar cada juguete debe quedar en su lugar”.

Anticipe: “En 5 minutos es hora de comenzar a recoger los juguetes”.

Póngase al nivel de su hijo: Mírelo a los ojos y dé la indicación en un tono firme: “Es hora de recoger los juguetes”.

Compruebe lo que su hijo ha entendido en un tono de curiosidad: “¿Qué debería estar sucediendo en este momento?”

Dé opciones limitadas que conduzcan a la acción: “¿Quieres comenzar a recoger primero los carros o los tucos?”

Hable una vez y actúe: “Puedes ir poniendo los tucos en este cajón”.

¿Como puedo ser amable y estimulante?

Háblele en la forma en que le hablaría a una visita: En un tono moderado, con una actitud cordial y de respeto.

Haga gestos de aprobación: Una sonrisa en nuestro rostro, una mirada que le haga sentir que puede hacerlo.  

Utilice frases que le hagan sentir capaz: “Te he visto hacerlo antes, confío en tus capacidades”.

Muéstrele paso a paso cómo lograrlo.

Debemos evitar tonos de súplica o, por el contrario, tonos aterradores. Debemos evitar largos sermones y cambiarlos por conversaciones guiadas por preguntas que los lleven a tomar sus propias conclusiones; déjelos que cometan pequeños errores y que asuman las responsabilidades de sus actos.

Los niños necesitan rutinas diarias que se cumplan, en las cuales tengan tiempos para estar tranquilos, pintar, dibujar, leer, hacer arte y actividad física al aire libre, ir al parque, hacer una caminata, jugar con otros niños, etc. Los tiempo de exposición a pantallas deben ser muy limitados y se deben evitar antes de dormirse. Si no podemos estar en casa para acompañarlos en el cumplimiento de estas rutinas, debemos asegurarnos que quienes estén con ellos puedan hacerlo en un ambiente de armonía y motivación para que se cumplan las rutinas cuando no estemos.

Hay muchas formas de ayudar a nuestros hijos a desarrollar esas habilidades que necesitan para enfrentarse de forma segura a los retos que la vida nos demanda.  Sin embargo, si comenzamos por ser firmes y amables en casa, de forma que los límites sean claros y se cumplan en un ambiente de respeto y amabilidad, tendrán las bases necesarias para desarrollarse de forma feliz, segura e independiente.  

miniatura hijos exitosos

Hijos Exitosos

“Hijos Exitosos” es un curso que le enseñará a todo padre a guiar a sus hijos con principios y fundamentos que le permitan alcanzar el éxito en el área financiera, emocional, de emprendimiento, familiar y personal. Este curso es impartido por Sixto Porras y está basado en el libro “Hijos Exitosos”.

Artículos más recientes

La Importancia del Sexo en el Matrimonio: Una Perspectiva Bíblica

Mi esposo me dice que el sexo es un sacramento y un misterio santo, que debe ser central en nuestra relación. Pero yo no concuerdo con la importancia que él le da. Para mí, el matrimonio es mucho más allá que solo sexo. Además, siento que a veces el sexo se convierte en una tarea más. ¿Cuál es la importancia del sexo en el matrimonio?

Leer más »
Para el cristiano, lo que significa el matrimonio tiene una profunda importancia teológica.

¿Por qué el matrimonio es tan importante?

La importancia y lo que significa el matrimonio van incluso más allá de la Creación: El matrimonio forma parte de la historia de la redención. Dios actúa a través de las familias para llevar a cabo la redención de la humanidad, culminando en el nacimiento, la muerte, la sepultura y la resurrección de nuestro Salvador, Jesucristo.

Leer más »
Logo - Agotamiento Emocional - Enfoque a la Familia
Si siente que sus reservas físicas y emocionales se han acabado, este curso es para usted. Un llamado al descanso, la salud integral y la confianza en Dios
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.