La Importancia de la Educación Financiera

(Adaptación del Libro Hijos Exitosos) 

Hace algún tiempo Esteban, mi hijo menor, me sorprendió a sus 24 años. Estaba haciendo planes para casarse, y decidió comprar su apartamento. Él pudo haber pensado antes en un auto más nuevo o en una la luna de miel más costosa. Pero no; él decidió que deseaba llevar a su esposa a la casa que estaba comprando y que había pensado para sus hijos.  

Para esto, había ahorrado, y nos presentó el plan que tenía para comprarla. Terminamos ilusionados con él y decidimos respaldarle. Esteban y Daniel tienen paz financiera, porque saben que solo pueden comprar de contado, conocen el principio del ahorro y tienen un corazón agradecido. 

Una de las lecciones de vida más importantes que debemos enseñar a nuestros hijos es cómo vivir con paz financiera. La falta de paz financiera en el hogar va a traer problemas serios. Una mala administración del dinero trae tensión entre nosotros, angustia, depresión, y desesperación. Los problemas en el área financiera pueden llevar a la familia a un viaje de dolor interminable, y a meter a nuestros hijos en problemas. Por eso, uno tiene que aprender a resolver y a tener finanzas saludables. 

La obligación de enseñar a los hijos sobre finanzas recae en los padres, y en aquellos que están como responsables del hogar. Nos toca a nosotros enseñarles los principios fundamentales para tener paz financiera, tales como:  

  • Vivir dentro del presupuesto:
  • No gastar más de lo que debemos;  
  • Mantener nuestra ambición controlada para tener un espíritu lleno de contentamiento;  
  • No asumir deudas que van a comprometer nuestra paz financiera 
  • Nunca salir fiador de nadie.  
  • Acostumbrarse a no comprar a crédito, sino a comprar de contado. Esto implica una disciplina de ahorro primero, para poder llegar a obtener las cosas después.  

Enséñeles a administrar 

A mis hijos primero les enseñé los principios de una sana administración financiera. Ellos tenían derecho a una mesada y les enseñamos cómo manejarla. Les enseñamos a ofrendar, a diezmar, a ser generosos con el necesitado, y a tener contentamiento. Para mí eso era lo más importante; que ellos tuvieran contentamiento y gratitud por lo que Dios nos daba. 

Enséñelos a ahorrar 

Estimule a que sus hijos ahorren para comprar las cosas. Por ejemplo, Daniel quería una batería en su preadolescencia y le dijimos: “debes ahorrar”. Entonces él ahorró por un año, le enseñamos cómo hacerlo. Le enseñamos a hacer algunos trabajos extra para que él ganara más dinero, y fue maravilloso verlo ahorrar. Él valoró la batería, y cuando ya se le pasó la fiebre de la batería, en lugar de desecharla, la vendió, ¿por qué? Porque sabía cuánto costaba. Duró un año para ahorrar y comprar su batería, y esto le enseñó cómo se obtienen las cosas: con buen ahorro, con iniciativa, con creatividad y con trabajo. 

Enséñeles a postergar sus deseos  

Les enseñamos a manejar la ambición; que nunca la ambición les robara la paz de su espíritu. También les enseñamos a esperar por lo que ellos querían. Cuando ellos querían algo, como un juego electrónico o un celular, les enseñamos a ahorrar para que ellos pudieran valorar más las cosas y aprendieran a esperar el tiempo necesario. Sobre todo, les enseñamos a compartir con los demás, y a no caer en la trampa del amor al dinero. 

Enséñeles a depender de Dios 

Yo puedo ver en ellos deseos de superación, por ejemplo, deseos de tener su casa bonita o querer tener un auto; pero nunca los veo con una ambición que los lleva a comprometer su paz financiera. Han aprendido a vivir dentro de su presupuesto, y los enseñamos a confiar en Dios. Desde que ellos eran niños les enseñamos que todo lo que tenemos y lo que vivimos es un regalo de Dios. Por ejemplo, si alguien nos invitaba a unas vacaciones a algún hotel hermoso, nosotros les hacíamos conciencia. No es porque lo merecemos; esto es un regalo de Dios.  

Ellos siempre han visto que lo que tenemos viene de la mano de Dios. Y les enseñamos a tener contentamiento y gratitud. 

Enséñeles reglas financieras  

Les hemos dicho constantemente: “Nunca salgan fiador de nadie. Nunca presten dinero a nadie. Cuando usted quiera prestar un dinero, pregúntese si puede regalarlo. Si usted puede regalar ese dinero, hágalo. Y si la otra persona se lo quiere pagar, bien. Pero nunca preste dinero a nadie”. Algunas otras reglas financieras:  

  • Vivir dentro del presupuesto.
  • Controlar el gasto.
  • Controlar la ambición. 
  • No asumir deudas. 
  • Ahorrar para comprar de contado. 
  • No comprar a crédito. 
  • Sentir contentamiento y gratitud. 
  • Tener creatividad para ahorrar e invertir.
  • Nunca salir fiador de nadie.

Siga instruyéndose  

He conocido a padres que no recibieron buena educación financiera y me preguntan cómo iniciar. Yo les recomiendo que comiencen leyendo un libro de finanzas, y se den la oportunidad de recobrar su paz financiera. Tenga un presupuesto, viva dentro de ese presupuesto. Comience a compartir cómo ha superado las dificultades. Dialogue con sus hijos. Lea buena literatura que le enseñe a tener salud financiera. Hable de las experiencias negativas, comparta su fe con sus hijos, y enséñeles a que crecer en la dependencia a Dios. Ninguno de nosotros puede justificarse argumentando que nadie nos enseñó. Todos, cuando crecemos, somos responsables 100% de nuestra vida. 

Enseñe a sus hijos a ahorrar, se lo agradecerá en el futuro. 

*Sixto Porras. Director Regional de Enfoque a la Familia. Autor de los libros: «Amor, Sexo y Noviazgo», «De Regreso a Casa», «Hijos Exitosos», «El Lenguaje del Perdón» y «Cree en ti». Coautor de: «Traigamos a los pródigos de regreso al hogar» y «Meditaciones en Familia». Esposo de Helen, y padre de Daniel y Esteban. Su pasión es ayudar a las familias a mejorar

Hijos Exitosos

“Hijos Exitosos” es un curso que le enseñará a todo padre a guiar a sus hijos con principios y fundamentos que le permitan alcanzar el éxito en el área financiera, emocional, de emprendimiento, familiar y personal. Este curso es impartido por Sixto Porras y está basado en el libro “Hijos Exitosos”.

Acerca del Autor

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

Bendiciendo a quienes nos bendijeron

A continuación, le compartimos algunas ideas para que usted pueda bendecir a quienes le bendijeron antes. Cada uno de estos recursos enriquecerá la experiencia espiritual de su ser amado.

Sosteniendo a quienes nos sostuvieron

Quienes convivimos con un adulto mayor o quienes somos sus cuidadores debemos prestar atención a las necesidades de nuestro ser amado. Algunas de estas necesidades son propias de la edad y nos requerirán mayor inversión de tiempo y dinero. Haremos bien en estar apercibidos al respecto para velar responsablemente porque no les falte nada.

Recursos de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Nueva Serie:
Un Embarazo Inesperado

¿Cómo enfrentar la abrumadora noticia de un “positivo”? 
Una respuesta empática para aquellas mujeres que no planeaban la llegada de un bebé

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.