Consejos para padres divorciados. Parte II

July 14, 2017

 

Los hijos de padres separados o divorciados

 

Los psicólogos clínicos hacen hincapié en que los niños perciben el divorcio como un suceso negativo importante que estimula las emociones más dolorosas, como lo son la confusión y la incertidumbre.

 

Los niños pasan por un periodo de duelo y aflicción, y los sentimientos que experimentan pueden ser tristeza, depresión y abatimiento. Otras reacciones comunes son los sentimientos de inseguridad y ansiedad acerca del futuro, e incluso, algunos se vuelven muy posesivos con el padre o la madre. 

 

El arte de hacer un buen trabajo como padres divorciados, inicia con la habilidad fundamental de poder colocarnos detrás de los ojos del niño; ver lo que él ve, pensar lo que él piensa, sentir lo que él siente y anhelar lo que él anhela. Esto nos da la posibilidad de contribuir en su vida más sabiamente.

 

En este sentido permítame sugerir algunos consejos prácticos que le harán la tarea más llevadera. 

 

  • Considere a Dios como fundamento para su estabilidad y para la estabilidad de sus hijos. El amor de Dios lo llena y lo sana todo, aún el dolor más profundo y da sentido de plenitud y de seguridad.

  • Buscar la solución en lo que sea posible. Si está en medio de una decisión de divorcio, antes de acudir a las instancias judiciales, busque ayuda espiritual y el acompañamiento de un profesional que les permita ver alternativas para volverlo a intentar.

  • Mantenga el mínimo conflicto con su ex cónyuge. Si el divorcio es inminente, procure un divorcio voluntario y negocie un acuerdo que incluya arreglos financieros, de propiedades y sobre todo, definan claramente el tema de la custodia de los niños.

  • Hable con sus hijos. Deje claro a los niños que se está divorciando del cónyuge, no de ellos y que ambos seguirán siendo sus padres y continuarán viéndolos regularmente.

  • Procure el bienestar de sus hijos. Sobre todo si usted es el padre que tiene la custodia, su equilibrio mental, emocional y espiritual es de gran importancia en el proceso que están viviendo sus hijos. Porque es posible que si usted está muy afectado emocionalmente, es probable que su hijo también lo esté.

  • No convierta a sus hijos en agentes secretos o informantes. No utilice a los niños para dañar a su ex cónyuge y tampoco los utilice para tratar de recuperarlo. Los niños resultan especialmente heridos si son utilizados como instrumentos en las pugnas de poder entre los padres.

  • Tome el tiempo necesario para superar el dolor de la separación. En la mayoría de los casos, un divorcio es más doloroso que la muerte de un ser querido. Al inicio parece mentira lo que se está dando, luego nos sentimos culpables, la siguiente etapa debe ser la aceptación de lo que está ocurriendo y es entonces cuando nace la luz y vemos el mañana con esperanza. Es aquí donde se descubren las habilidades ocultas, la capacidad para volver a soñar, y la destreza para recobrar la paz en medio del dolor. Sus hijos le necesitan como una persona capaz de ver la vida con esperanza.

  • No trate de ser madre y padre a la vez. Sea la madre o el padre que es. Usted no puede ser mamá y papá a la vez, sólo puede ser una gran madre o un gran padre. Y eso es lo que debe procurar; hacer lo mejor que pueda y saber que es suficiente para que sus hijos tengan éxito en la vida. Usted tiene todo lo necesario para criar sabiamente a su hijo.

  • No obligue a sus hijos a desempeñar el papel del padre ausente. Ellos sólo son niños, no sus confidentes, ni un amigo con quien llorar. Esto requiere tener en orden las emociones, habiendo perdonado a quienes le lastimaron, aceptando la realidad y amando el reto de ser la madre o el padre que es.

  • No menosprecie a su ex cónyuge delante de sus hijos.  Haga que sus palabras les ayuden a enfrentar el dolor, perdonar los errores, y a ver el futuro con esperanza. Esto les permitirá guardar su corazón de resentimiento y odio. La meta es proteger la autoestima de sus hijos, recordando que la autoestima es la característica más frágil de la naturaleza humana y, una vez que se quiebra, es muy difícil de reparar. Ayude a sus hijos a mantener vivos los buenos recuerdos del antiguo matrimonio. No es fácil, pero es posible.

  • Los hijos necesitan tanto una madre como un padre. No niegue ese derecho fundamental que tienen sus hijos de tener un padre y una madre. Muchas veces lo hacemos producto de la frustración y la ira que hemos acumulado. Si  usted sabe que a sus hijos les beneficia ver al padre, permítalo y facilítelo.

  • Hagamos todo aquello que nos permita construir recuerdos agradables. Trate de no alterar las diversas áreas de la vida de sus hijos, aquellas que les ofrecen seguridad y protección; casa, escuela, amigos, visitas a la casa de los abuelos, etc. Comparta intereses, proyectos, aventuras, juegos, paseos, vacaciones y deportes con sus hijos.

  • Busque acompañamiento profesional. Si luego del divorcio su hijo no vuelve a mostrar un crecimiento normal en su vida, a pesar de que ha pasado el tiempo necesario, es posible que necesite la ayuda de un consejero profesional.

  • Tenga un grupo de apoyo. Amigos que le ayuden, le aconsejen, le escuchen y le acompañen en el proceso por el que su familia está pasando. 

 

Parte I

 

 

 

 

Ingrese aquí a nuestra serie 

 

 

 

 

 

 

*Sixto Porras. Director Regional de Enfoque a la Familia. Autor de los libros: «Amor, Sexo y Noviazgo», «De Regreso a Casa», y «El Lenguaje del Perdón». Coautor de: «Traigamos a los pródigos de regreso al hogar» y «Meditaciones en Familia». Esposo de Helen, y padre de Daniel y Esteban. Su pasión es ayudar a las familias a mejorar. 

 

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Buscar por tags
Artículos relacionandos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
EALF_MasterBrand_horiz_1CR_White.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • mail-02

Enfoque a la Familia

Productos & Servicios

Medios de Comunicación