Conozca sobre nuestro  próximos talleres en línea
Scroll Automatically

Ayude a sus Hijos a Amar a Personas de Diferentes Culturas

niños jugando

Uno de los más grandes legados que le puede dejar a sus hijos es el regalo de la capacidad y la competencia intercultural. Este viaje no solo transformará sus esperanzas y sus metas, sino también la forma en que viven y aman.


¿Cómo puede enseñarle a sus hijos a amar a personas de diferentes culturas y razas? Esta misión puede parecer difícil, dada a la diversidad racial polarizada de nuestra nación. Pero se puede lograr y se puede hacer bien.

Después de todo, enseñar a nuestros hijos a amar la diversidad racial es como cuando les enseñamos otros valores fundamentales como la amabilidad, la honestidad y la generosidad. No es algo que simplemente sucede, sino que podemos llegar a donde queremos con intencionalidad y tiempo.

Este trayecto es como ir de paseo. Antes de montarse en su vehículo y comenzar a manejar, usted traza el mapa del viaje, elige en cuáles paradas descansará y hablará sobre la diversión que le espera en su destino.

¿Es mucho trabajo? Sí, pero el destino merece la pena.

Un Viaje Por la Ruta 316

Para desarrollar niños culturalmente competentes, sea intencional y planifique un viaje por la ruta que me gusta llamar “Ruta 316” en honor a Juan 3:16.

Martín Lutero se refirió a Juan 3:16 como “el corazón de La Biblia”; para Nicodemo fue como una estrella que marcó su camino. Nicodemo era un rabino judío del primer siglo que se perdió en su camino en los asuntos de la fe. Cuando él, bajo una noche estrellada, se acercó a Jesús en busca de un significado, nuestro Salvador le dijo: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (RVR1960)

Este punto central de su conversación resultó fundamental. Nicodemo tuvo una mayor comprensión de cómo vivir y amar. Tuvo dirección sobre cómo seguir adelante.

Si usted desea que sus hijos se conviertan en seguidores devotos de Jesús, que amen genuinamente a las personas de todas las razas, planifique un viaje por la Ruta 316. Para asegurarse de que esta experiencia cambie verdaderamente la vida de su familia, ponga en práctica estos cuatro consejos fáciles de seguir:

1. Reconozca las bendiciones de Dios

La diversidad racial, cultural y étnica es idea de Dios. No es un accidente. Necesitamos tolerar las diferencias de los demás y no aislar a nuestros hijos por temor. Tampoco debemos escondernos detrás de la falsa narrativa de “no veo el color” mientras continuamos viviendo una vida monoracial.

Dios no es daltónico; Él ve los colores. Dios diseñó el mundo para mostrar intencionalmente la diversidad de raza, cultura y etnicidad. Dios prefiere la diversidad y es intencional.

Juan 3:16 es un versículo tan familiar que a veces olvidamos cómo se debió haber sentido Nicodemo cuando Jesús se lo presentó. Los judíos del primer siglo fueron programados para pensar que Dios solo amaba a Israel; ya que los rabinos nunca enseñaron que Dios amaba al mundo.

Introducir el concepto de que el amor de Dios incluía a todas las personas en todas partes fue revolucionario. Jesús desafió las creencias de Nicodemo. El amor de Dios no era exclusivo, como le habían enseñado a Nicodemo; el amor de Dios era inclusivo.

Así como Nicodemo, cada uno de nosotros debe ampliar sus círculos sociales para incluir el espectro de las personas que Dios incluye en Su familia. Jesús introdujo esta realidad de que el amor de Dios es lo suficientemente generoso como para abrazar a toda la humanidad. Tenemos Su bendición cuando nos embarcamos en este viaje.

2. Haga que el viaje sea divertido

Crecí en un hogar donde se valoraba la educación. Mis padres, en especial mi madre, crearon un ambiente donde sus cuatro hijos irlandeses consideraban la buena educación como algo de gran valor, importancia, y privilegio.

Cuando mi hija Danielle nació, mi esposa Marlinda y yo pasamos un tiempo difícil enseñándole a leer. Le pedí algunos consejos a mi mamá. Después de todo ella era una profesora especializada en educación temprana y consultora de los programas de evaluación de educación temprana y preescolar de la Ciudad de Nueva York.

Mi mamá nos dio un simple consejo: “Dave, si puedes crear un medioambiente donde la lectura es divertida, Danielle amará y valorará la lectura”.

Seguimos su consejo. Comencé a leerle a Danielle todas las noches luego del trabajo y cambiaba mi tono de voz para hacerme pasar por los personajes de la historia. Yo reía cuando ellos reían, hacía las mímicas de llanto cuando lloraban y rodaba por la alfombra cuando hacían un baile. En poco tiempo, mi pequeña hija comenzó a leer. Su apetito por los libros se volvió voraz.

Lo mismo ocurrió cuando nació su hermana Jessica. Haciendo el proceso divertido, inculcamos en sus corazones el amor por los libros y el aprendizaje. Tres décadas después mis hijas mantienen un apetito saludable por los libros.

Haga divertido el aprender de otras culturas

Mi esposa y yo tomamos el mismo camino en lo que respecta a la diversidad étnica y racial. Les enseñamos a nuestras hijas que ser diferente no es malo, de hecho, es divertido y emocionante. Marlinda y yo establecimos rituales sencillos y agradables como comer en restaurantes de diferentes grupos étnicos. Frecuentemente disfrutamos platos de diferentes culturas que incluían comida italiana, china, jamaiquina, peruana, entre otras.

Leíamos libros a nuestras hijas sobre diferentes partes del mundo, exploramos sus culturas, hábitos, creencias y música. Luego hicimos salidas sociales a museos y obras de teatro que mostraban las contribuciones de diferentes culturas y grupos raciales a nuestra sociedad. Incluso hoy en día es posible descubrir experiencias multiculturales seguras en Internet que pueden explorar juntos.

Ofrézcales a sus hijos el regalo de valorar la diversidad aprendiendo sobre otras culturas y etnias de una manera divertida. Esto ayudará a su familia a seguir hacia adelante en su viaje por la Ruta 316.

3. Recuerde que este también es su viaje

Dígame si alguna vez no ha escuchado esta frase: “El mejor sermón es un sermón vivido”. Esta es una de mis frases favoritas. Lamentablemente, la mayor parte del entrenamiento verbal que le damos a nuestros hijos, caerá en oídos sordos sin la validación que aporta el modelaje.

Justo antes de que un padre acostara a su hijo en la cama, el niño de siete años oraba por la escuela, sus amigos y sus abuelos. Pero luego dijo: “Amado Dios, apuesto a que es duro para ti amar a todas las personas del mundo. Hay solo cuatro personas en nuestra familia, y nunca podré hacerlo”.

Lo que anhelaba este pequeño era un modelo, alguien que pudiera enseñarle cómo vivir y amar en medio de las tensiones de las relaciones humanas. Para enseñarle a sus hijos el valor de la diversidad racial, primero debe valorarla. Si sus hijos no ven que personas de otras razas se unen a su círculo social, el valor de la diversidad racial seguirá siendo un concepto o un valor teológico difuso. Solo porque alguien marque un “sí” en la pregunta ¿Amas a tu prójimo como a sí mismo?, esto no significa que su ejemplo apoya la respuesta.

Sea un ejemplo a seguir

A menudo, mis hijos me escuchaban hablar por teléfono con mis amigos de Australia, Alemania y Nueva Zelanda. Ellos veían mi pasaporte que muestra las muchas naciones en las que he predicado: Israel, Inglaterra, España, Zambia y Emiratos Árabes Unidos. Incluso, nuestros hijos nos han acompañado a Marlinda y a mi a viajes misioneros en otros países como Guatemala, República Dominicana, Kenya, entre otros. Tal vez me hayan escuchado orar una de las oraciones favoritas de la Madre Teresa: “Que Dios quiebre mi corazón tan completamente que todo el mundo caiga en él”.

Dios modeló Su amor por el mundo al dar. Por ejemplo, Él dio a su único hijo. La generosidad es la práctica de hacer lo correcto más allá de solo saber lo correcto. Requiere acciones prácticas y no una respuesta educativa.

Así que, no solo diga a sus hijos que es importante amar a las personas que son diferentes a ellos, demuéstreles cómo hacerlo. Invite a cenar en su casa a familias de otras razas. Permita que traigan alguno de sus platos culturales. Para romper el hielo, admita abiertamente que desea que su familia crezca interculturalmente. Luego torne la conversación en un intercambio de historias, utilice sus historias personales para mostrar su corazón, sus experiencias y su trayecto por varias épocas de su vida. Las historias son una buena forma de igualar las condiciones, unir los corazones, acortar distancias sociales y amortiguar los sentimientos incómodos.

4. Hable sobre el destino

Viajar por la Ruta 3:16 se trata de viajar hacia un destino. Esto habla sobre dónde pretende estar mañana. Lo valioso del día de hoy es cuán eficiente es usted para prepararse para el día mañana. Cuando no pensamos en el destino, podemos llegar allí desprevenidos. Por ejemplo, imagínese cuán tonto se sentiría si para sus vacaciones navideñas viajara a un lugar cálido con ropa en su equipaje como para un lugar con temperaturas muy frías.

No es broma; me ocurrió en una ocasión. En un fin de semana de enero, tuve un compromiso en República Dominicana para dar una conferencia. Estaba tan agradecido de tener un respiro de la helada New Jersey, que inconscientemente empaqué solo ropa de invierno. Por los próximos días me sentí completamente fuera de lugar en esa soleada isla caribeña

Cuando analizamos el mañana de Estados Unidos, observamos que rápidamente se está volviendo más diversa. Según el censo para el 2060, se pronostica una composición racial de 55.7% personas de color (afroamericanos, hispanos, asiáticos, de las islas del Pacífico, nativo americanos y birraciales) y 44.3% blancos (no hispanos). En el 2014 solo el 37.8% eran personas de color y el 62.2% eran blancos.

En otras palabras, para nuestros hijos y nietos, Estados Unidos se verá, se sentirá y funcionará de manera diferente. Para preparar a sus hijos para la diversidad racial de país del mañana, deben desarrollar la confianza y la competencia intercultural hoy.

Su familia está invitada a emprender un viaje para abrazar el significado completo de Juan 3:16, que cambiará para siempre cómo usted ve a Dios y al mundo. Uno de los más grandes legados que le puede dejar a sus hijos es el regalo de la confianza y la competencia intercultural. Le prometo que el viaje no solo transformará sus esperanzas y metas, sino también la forma en que viven y aman.

miniatura de serie Cómo Enseñar Valores A Los Hijos

GRATIS
Cómo Enseñar Valores A Los Hijos

Enseñar valores a los hijos no tiene por qué ser complicado. Escuche esta conferencia con Sixto Porras.

Artículos más recientes

Mujer arrecostada al hombro de su pareja

¿Qué es la Codependencia?

En general, se entiende la codependencia como un mecanismo de afrontamiento adaptativo utilizado compulsivamente por aquellos que intentan encontrar valoración personal y sentido de logro satisfaciendo las necesidades percibidas en los demás.

Leer más

Cursos en línea para Padres, Matrimonios e Iglesias

Capacítese para ser un gran papá, tener un buen matrimonio y fortalecer su fe.
Vea más información sobre los cursos en línea o visite la tienda para ver los recursos físicos a continuación:
Curso- Landing - El Amor Verdadero se Compromete
Logo color - Landing - El Amor Verdadero se Compromete
Complete este formulario y vea el primer episodio GRATIS de curso
Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.
Banner 5 - Landing - El Amor Verdadero se Compromete

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.