Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

Comprendiendo los Mitos de la Identidad de Género y el Transexualismo

Mujer con la mano al frente en en simbolo de alto

Ser hombre o mujer no es lo que sentimos que somos, sino lo que realmente somos. Ayude a sus hijos a separar la verdad de la ficción con respecto al transexualismo porque el transexualismo no existe físicamente.

Su hijo llega de la escuela un día y usted le pregunta cómo le fue. Pero usted no esperaba una discusión sobre los mitos del género. Usted se entera de que uno de sus compañeros de clase ya no es Andrés sino que quiere llamarse Andrea. Ahora él es un “ella”. Al menos eso es lo que su hijo dice, y a todos en la escuela les han requerido seguirle la corriente. Andrés se ha convertido en un niño con disforia de género y ha cambiado su identidad de género.

Bienvenido al valiente nuevo mundo del transexualismo (esta palabra con -ismo al final es “políticamente incorrecta”, pero es objetivamente correcta ya que es una ideología). ¿Cómo manejamos un tema así con nuestros hijos? ¿Cómo respondemos sus preguntas? ¿Cuánto conoce usted realmente sobre la identidad de género, la disforia de género y todos los mitos sobre el género? De algún modo, la tendencia transgénero puede ser difícil de abordar. Pero en otros sentidos, no tanto.

Puede ser complicado porque, en otras circunstancias, nunca hubiéramos imaginado que personas razonables se lo tomaran en serio. Sin embargo, muchas personas lo hacen. El problema se complica aún más por una fuerza cultural similar a la de un tsunami que rotundamente nos dice que cualquiera que no acepte que los niños pueden convertirse en niñas y viceversa es un intolerante.

Pero si miramos más allá de estas fuerzas culturales y políticas, el problema es un poco más fácil de entender. En pocas palabras, el transexualismo es un sistema de creencias, una ideología sin base en la ciencia objetiva. Incluso, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría explica en su sitio web que “transgénero es un término no médico”. No describe una condición médica o fisiológica real. En cambio, se considera una identidad psicológica, social, e incluso ideológica. Al discutir este tema, los padres pueden confiar en que la ciencia y la razón pueden ayudar a los niños a ver a través de la confusión.

Mitos del Género: Un Mito Como Ningún Otro

Los niños entienden la ciencia básica del sexo sin muchos problemas. Uno de los hechos más universales y objetivos es que la humanidad (y la mayor parte del reino animal y vegetal) fue creada macho y hembra. No hay una tercera opción. Dios creó la humanidad de forma masculina y femenina para revelar su imagen divina en el mundo. La ciencia no conoce otros modelos de humanidad. Uno de los hechos más básicos e indiscutibles de la naturaleza es que los penes y las vaginas correspondan con los cromosomas XY y XX que existen en cada pedacito de ADN en nuestros cuerpos.

Sí, hay personas intersexuales, aquellas que nacen con genitales ambiguos o alguna anomalía cromosómica. Pero incluso la Sociedad Intersexual de América del Norte sostiene que la intersexualidad no es un tipo diferente de sexo o género. Es simplemente una desafortunada malformación del cuerpo. El hecho más evidente del transexualismo es que no existe físicamente en el cuerpo. No es la “forma en la que alguien es”. Es la autopercepción subjetiva de uno mismo.

Cuerpos Sanos, Mentes Confundidas

Entonces, ¿por qué algunos niños y adultos reportan confusión sobre su sexo o género? ¿Por qué Andrés quiere ser Andrea? La ciencia realmente no lo sabe.

Académicos y Médicos destacados en los Países Bajos que escribieron uno de los principales libros de texto sobre el tratamiento de la disforia de género, explicaron que “hasta la fecha no se ha encontrado ningún factor etiológico (raíz causante) inequívoco que determine el desarrollo del género atípico”. En otras palabras: no estamos seguros de qué lo causa.

Sin ninguna base médica para la confusión de género, la condición existe en gran medida en la mente de un individuo. No existe físicamente en el cuerpo de alguien. Ciertamente, no es la “forma en que alguien realmente es”. Debe entenderse que la mayoría de los niños que creen ser del sexo opuesto llegan a alinearse con su sexo o género natural cuando llegan a la pubertad. Está bien documentado en la literatura científica que solo del 2 al 27 por ciento de los niños con disforia de género mantienen su creencia de que son del otro sexo o género. Algo no puede ser “una cosa” si suele ser temporal.

Una Transición demasiado Temprana

Estos dos factores (que la confusión de género no tiene una base médica y que es casi siempre temporal) son las razones principales por las que los profesionales recomiendan que los padres y otras autoridades en la vida del niño no deben permitir o apoyar el cambio de nombre, ropa, decoración de la habitación, entre otros identificadores del sexo opuesto de un niño con disforia de género

Ciertamente, estos profesionales ven cualquier cambio hormonal o corporal como algo irresponsable, así como psicológica y fisiológicamente perjudicial. Apoyar el deseo de un niño de hacer la transición a una identidad de género diferente, hace que sea terriblemente difícil regresar a la identidad de su género/sexo de nacimiento cuando se dan cuenta de que en realidad son como nacieron.

Esto significa que los padres y abuelos que tienen dificultades morales a la hora de permitir estos cambios son apoyados por la ciencia y los profesionales más informados en el campo.

Influencias Sociales e Identidad de Género

Los padres también deben ser conscientes de las influencias sociales que hay detrás de la confusión de género en los jóvenes. Investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown descubrieron que las influencias sociales y de los pares son a menudo un impulsor dramáticamente fuerte para que los jóvenes anuncien que son “transgénero”. Este fenómeno en el que los adolescentes anuncian que son transgénero aparentemente de la nada, se conoce clínicamente como “disforia de género de aparición rápida”. Estos autores explican que un gran número de padres han informado que “el inicio de la disforia de género de sus hijos parecía ocurrir en un contexto en donde se buscaba pertenecer a un grupo de pares donde uno, varios e incluso, todos los amigos se habían identificado como transgénero durante el mismo plazo. En otras palabras, muchos de estos niños estaban más influenciados por sus amigos que por cualquier otra cosa en la naturaleza.

La Ciencia y el Diseño de Dios están de acuerdo

Ser transgénero está en desacuerdo con la ciencia y el diseño de Dios. Esto es simplemente porque el estudio de la ciencia es el estudio cuidadoso de cómo funciona la creación de Dios. Ser hombre o mujer no es lo que sentimos que somos, sino lo que realmente somos. Cada célula en nuestro cuerpo está marcada como hombre y mujer, y nuestro cuerpo no miente.

Una verdad de la Escritura: Génesis 1:26-27 habla de esto claramente.

“Entonces Dios dijo: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza…

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.”

Jesús afirmó esta verdad en Mateo 19:4 y Marcos 10:6.

De alguna manera, en una forma misteriosa y maravillosa el hombre y la mujer (y solo los seres humanos masculino y femenino en cuerpo, alma y espíritu) son la imagen y semejanza de Dios en el mundo. De hecho, piense en eso.

Cuando Dios nos habla por primera vez sobre el hombre y la mujer en la primera página de las Escrituras, lo hace diciéndonos que ellos son su única imagen y semejanza. Esto es lo primero que Dios dice acerca del hombre y la mujer.

Satanás odia a Dios y a Su imagen con todo su ser. Por lo tanto, él odia todo lo que significa ser hombre y ser mujer por lo que esto representa. Él está y hará todo lo que pueda para confundir nuestra comprensión de esta imagen divina. Está sembrando confusión en la mente de nuestros niños y líderes comunitarios. Cada padre y líder cristiano debe entender esto con gran seriedad.

Respondiendo a los Grandes Mitos sobre la Identidad de Género

Contrarrestar la agenda transgénero de Satanás comienza con una comprensión básica y una respuesta a los dos mitos principales sobre el género que rodean el transexualismo. Estos son:

Mito Sobre la Identidad de Género #1: “Algunas personas simplemente nacieron en el cuerpo equivocado.”

Respuesta: Esto es falso. Nuestros cuerpos no nos dicen mentiras sobre quiénes somos. No existe un avance científico que nos diga que ser transgénero ocurre naturalmente. No es la forma en que alguien es o simplemente un tipo de persona diferente. Pero de acuerdo con la forma en que ha evolucionado la teoría sobre el género, nadie puede atreverse a decir nada sobre las creencias de las personas identificadas como transgénero sobre sí mismas. Todos debemos aceptar lo que ellos creen que son. Esta es la única área de la vida en la que todos hemos sido obligados a estar totalmente de acuerdo y a afirmar la forma en la que alguien se auto percibe.

Mito Sobre la Identidad de Género #2: “Los niños transgénero deben recibir apoyo en su cambio o se suicidarán.”

Respuesta: Aquí hay dos grandes falsedades.

Primero, como hemos visto, muchos de los mejores médicos e investigadores de la corriente principal sobre este tema no alientan en absoluto a los padres, maestros y compañeros de juego a aceptar que un niño cambie su identidad sexual antes de la pubertad.

En segundo lugar, no hay absolutamente ninguna evidencia de que no estar de acuerdo con la disforia de género de un niño haga que este desee quitarse la vida. Estas investigaciones no existen, aunque son ampliamente aclamadas. De hecho, la investigación mencionada anteriormente de la Universidad de Brown documenta cómo los defensores de los jóvenes trans “usan un discurso suicida para manipular a los padres y doctores para que apoyen y provean servicios de transición.”

No existe un protocolo de salud mental legítimo que les diga a los pacientes con disforia de género que su bienestar mental está sujeto a que todos los afirmen.

Los médicos sabios ven a través de las explicaciones demasiado simplistas (y manipuladoras). Desafortunadamente, una investigación publicada en el 2020 muestra que los pacientes con disforia de género que se han sometido a tratamientos médicos y cirugías siguen teniendo tasas de suicidio inquietantemente altas. Y esta investigación se llevó a cabo en algunas de las culturas más trans-afirmativas del mundo. La falta de apoyo no provoca suicidio en jóvenes y adultos con disforia de género.

Respondiendo con Amor y Compasión a las Personas con Disforia de Género

Debemos reconocer que mucha gente batalla con su identidad de género, no porque quieran comenzar una revolución cultural o resistir el diseño de Dios. En su mayoría sufren realmente un gran dolor psicológico. Tal sufrimiento debe recibir nuestra bondad y compasión. Debemos conocer y consolar a estas personas.

Sí, debemos ser absolutamente firmes afirmando que Dios nos ha creado como hombre y mujer. No debemos permitir que la presión ideológica nos intimide o nos haga creer en estos mitos sobre el género. Pero siempre debemos tratar a la persona que sufre con gracia y debemos enseñar a nuestros hijos a hacer esto. Debemos ayudar a estas personas a darse cuenta, a través de nuestra gracia y compasión, de que Dios el Padre les creó con amor y cuidado para fueran, y que sus mentes no serán sanadas cambiando sus nombres, vestimenta o cortando y cambiando sus cuerpos.

También recomendamos enfáticamente que los padres busquen servicio de consejería para los niños que lidian con este tema, consultando un profesional de la salud mental cristiano, certificado y con experiencia trabajando con estos niños y sus familias. Para más ayuda sobre los temas de transexualismo, mitos sobre el género, identidad de género y disforia de género vaya a Recursos para Personas Transgénero.

Usted puede animar a las familias que tengan preguntas a buscar servicios de consejería para niños. Consulte a un profesional de la salud mental cristiano, licenciado que tenga experiencia trabajando con personas en esta condición. Si usted se encuentra en los Estados Unidos, Enfoque a la Familia puede ofrecerle una consulta gratuita con uno de nuestros consejeros profesionales licenciados al número: +1 (800) 434-2345 (días en semana entre 6:00 AM a 8:00 PM), y si se encuentra en algún lugar de Latinoamérica visite enfoquealafamilia.com/consejeria.

Miniatura de programa La Familia Bajo Ataque con Agustin Laje
Sombra

VEA GRATIS

La Familia Bajo Ataque

No hemos sabido estar preparados en general para dar defensa de la familia en una sociedad tan agresiva como en la que estamos. En este programa Agustín Laje comparte sobre cómo dar [La Batalla Cultural]

Llene el formulario y vea el programa GRATIS:

© 2022 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Publicado originalmente en inglés en focusonthefamily.com.

Artículos más recientes

El Duelo de la Infertilidad

El duelo es una parte real de la infertilidad. Puede intensificarse con los abortos espontáneos o las muertes fetales, pero el solo hecho de que una pareja no pueda concebir es suficiente para sentirse en duelo.

Leer más »
Jovenes en un tejado alegres tomando tomas de video
Sombra
Logo de cursos Conozcámonos - Comunicación e Intimidad Emocional

Llene el formulario y vea un capítulo GRATIS:

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.
Textura Turquesa con forma de olas
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.