Nos convertimos en buenos padres cuando heredamos a nuestros hijos un buen nombre. Un nombre que les abra puertas y les permita levantarse sobre nuestra reputación. Esto es inspirado a través de la integridad, la honestidad y el espíritu de servicio. Un buen nombre no se construye de la noche a la mañana, es algo que toma tiempo.

La integridad se define como el atributo de ser coherentes en lo que creemos, en nuestra forma de pensar, de expresarnos y de comportarnos. La integridad debe ser un estilo de vida que se fortalece en el interior de nuestro ser y que se manifiesta en todas las áreas y momentos de nuestra cotidianidad; no es negociable.

Una persona íntegra es honrada, honesta, respeta a los demás, es responsable, conduce sus emociones, es leal, se respeta a sí misma, y es congruente entre su vida pública y privada. Es una persona en la que se puede confiar, porque hace lo correcto y si comete un error, lo reconoce.

Una persona íntegra inspira respeto en las personas más cercanas, es decir, nuestra familia. Nuestra integridad constituye el fundamento para construir el éxito personal y facilita el camino para que nuestros hijos lo alcancen también.

Si perdemos nuestra integridad, perderemos la influencia positiva en la vida de nuestros hijos, la relación se volverá superficial y repetirán aquello en lo que no fuimos honestos. Nuestros hijos nos observan en silencio y, con el paso del tiempo, llegan a parecerse a nosotros, por eso, determinemos ser buenos padres, esto les ayuda a crecer como personas seguras y confiadas.

¿Cómo sé si estoy modelando integridad?

  • Tengo una escala de valores clara y bien definida.
  • La mayor parte del tiempo, trato de ser coherente entre mis pensamientos y acciones.
  • Me comunico de forma sincera, franca y respetuosa.
  • Procuro un carácter fundamentado en la verdad.
  • La mayor parte del tiempo cumplo mis promesas.
  • Valoro y aprecio a mi familia.
  • Me preocupo por el crecimiento personal de los demás.
  • Practico la humildad.
Firma Sixto Porras

App de Enfoque a la Familia

En esta época de quedarnos en casa usted puede aprender sobre cómo tener un mejor matrimonio y ser un buen padre desde su dispositivo móvil. Aquí encontrará más de 1.500 conferencias, videos, series, películas y herramientas que le ayudarán a lograrlo. Suscríbase de forma gratuita por 30 días. Aproveche el precio de lanzamiento de ̶U̶S̶D̶ ̶8̶,̶9̶9̶ USD 4,99/mes antes de que sea demasiado tarde.

Acerca del Autor

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

En Alta Estima

Amado pastor, amada pastora, hoy damos gracias a Dios por el llamado que Nuestro Señor Jesucristo le hizo a usted para pastorear a su pueblo durante este tiempo tan particular.

Lo Mejor Está Por Venir

Cuando las cosas no se ven del todo claras y hay un poco de incertidumbre, es normal que sintamos angustia o temor. Pero recuerde, lo mejor está por

Recursos de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Nueva Serie Disponible
Esta es una serie de 9 videos elaborada por Enfoque a la Familia que pretende guiar a los padres sobre cómo educar en sexualidad a sus hijos desde etapas tempranas de la infancia. ¿Los temas de sexualidad no deberían iniciar en la adolescencia? La respuesta es “No”. La educación sexual empieza desde que el niño está pequeño.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.