En estos tiempos se habla mucho acerca de los tipos de familia. Se suele afirmar que los cambios en las conformaciones familiares presentan un panorama muy variado y distinto al que mostraba la sociedad pocas décadas atrás.
En efecto, estos cambios han ocurrido, son innegables, y obedecen a factores muy diversos y complejos en los ámbitos económicos, sociales, jurídicos, culturales y políticos experimentados entre la segunda mitad del siglo pasado y los primeros años del presente siglo.
En la actualidad, las familias son más pequeñas, tienen menos hijos, presentan más divorcios, ocurren menos matrimonios, optan por uniones de hecho, hay más presencia de adultos mayores, entre otros. Estas modificaciones traen consigo modalidades o tipos de familia que son diferentes, tanto por su estructura como por su dinámica. surja 

Por su estructura

  • Familia nuclear convencional

La familia nuclear convencional, es definida por algunos como “familia tradicional” y por otros como “familia natural” -según sea la perspectiva desde la que se parte-. Se caracteriza por la presencia de ambos progenitores con sus hijos. En algunos de los países de América Latina esta conformación familiar se ha reducido significativamente, conforme el aumento de las rupturas y disoluciones matrimoniales y el aumento de los hogares monoparentales.

  • Familia monoparental

Estos hogares monoparentales, como se dijo, vienen en aumento en muchos de los países de la región, y están caracterizados, entre otras cosas, por la presencia de solo uno de los progenitores con sus hijos -mayoritariamente la madre-, la cual debe enfrentar importantes dificultades asociadas con la pobreza y a la crianza de los menores, ya que debe ausentarse del hogar para poder trabajar afuera y cubrir las necesidades básicas de sus hijos.

  • Familia extendida

Los hogares extendidos, por su parte, son aquellos que  reúnen no solo al padre, la madre y los hijos, sino que también conviven con ellos, eventualmente, otros miembros cercanos de la familia como tíos, abuelos, primos, etc. Esta modalidad de familia fue muy frecuente en el pasado, y ahora con la crisis económica en muchos países, está aumentando su presencia como opción de convivencia en la sociedad actual.

  • Familia reconstituida

Otro tipo de familia que ha crecido de manera significativa en las últimas décadas, es el de las “familias reconstituidas” o “familias combinadas”. En efecto, estos son hogares que se establecen a partir de miembros que se unen, provenientes de disoluciones o rupturas familiares anteriores. Puede darse el caso de que sea uno el que se haya divorciado y traiga hijos de su relación anterior, o bien que esta situación se presente en ambos miembros de la nueva pareja. Así se podría presentar una nueva realidad familiar en la que se reúnen los nuevos cónyuges con hijos de uno, del otro y de ambos en común. Por supuesto que esta realidad familiar tiene sus propias características y dinámicas de elevada complejidad, porque los procesos de readaptación de todos los miembros a la nueva convivencia no resultan fácil.

Finalmente, podemos considerar los hogares unipersonales, los cuales también han aumentado en países europeos y latinoamericanos, y están caracterizados por personas que viven solas debido a que su pareja o hijos se han marchado por diversas circunstancias: separaciones, divorcios, hijos que establecen sus propias familias, fallecimiento del cónyuge, entre otros.

Por su dinámica.
Desde esta otra óptica se podría presentar una tipología de familias que describan el grado de solidez, funcionalidad, proximidad, salud y sostenibilidad de las vinculaciones existentes entre sus miembros. Es decir, para algunos autores  no basta con señalar que las familias estén “integradas” o no, sino que además, si son “funcionales”, saludables, fuertes o no lo son. Aunque para  ciertos especialistas estos conceptos son insuficientes o están rebasados para describir las estructuras y dinámicas familiares, todavía persiste su uso  en otros especialistas de la sociología comunitarista de la familia.

Por otro lado se podría mencionar tipos de familia comparando sus dinámicas con otras formas de convivencias sociales. 

  • Familia hotel

Desde esta perspectiva existe la “familia hotel”, la cual se caracteriza porque sus miembros conviven bajo un mismo techo, pero pasan sumamente ocupados, imbuidos en múltiples actividades personales, laborales o académicas, que les impiden coincidir y compartir entre sí. Prácticamente no se ven durante días, salvo pocos minutos al final o principio de cada jornada, se comunican por teléfono o por medio de mensajes y, como es de suponer, las distancias y el debilitamiento de los vínculos se suceden de manera inevitable.

  • Familia ejército

También están las “familias ejército”, las cuales se fundamentan  principalmente en normas y disposiciones muy rígidas,  las cuales deben ser acatadas y obedecidas por los miembros, en especial por los menores. Aquí prevalece la autoridad, la imposición, el control, las relaciones verticales y, generalmente, el temor  y la frustración. En este tipo de familias el gran ausente es el diálogo, la sana convivencia, la negociación y la toma de decisiones mediante  acuerdos compartidos.

  • Familia agencia de espionaje

Están, además, las “familias  agencia de espionaje”, en donde la pareja o los hijos se sienten constantemente vigilados, controlados, supervisados por uno o varios de los miembros del hogar. Las relaciones que se establecen en este tipo de familias no son sanas ni convenientes, porque se fundamentan en la inseguridad y la desconfianza. Así las cosas, se pregunta constantemente acerca de los lugares que se visitan, las personas con las que se comparte, se procura contar con explicaciones que les resulten plausibles para casi cualquier actuación de los otros miembros del hogar. Este insano control y  dañina vigilancia, en lugar de acercar a los miembros del hogar, termina por alejarlos emocional y afectivamente, hasta que las personas logran prácticamente “huir” de esos contextos de excesivo control  y permanente irrespeto.

  • Familia centro de entretenimiento

De igual forma, existen las “familias centro de entretenimiento”, que son aquellas en las que los miembros sí logran reunirse periódicamente, pero casi siempre alrededor de una actividad de entretenimiento, una sala para ver televisión o divertirse con videojuegos, entre otros. No es que las reuniones familiares para entretenerse y divertirse estén mal, todo lo contrario. El problema ocurre cuando esta es la única manera de reunir a la familia, y los momentos de diálogo, de cercanía para conversar sobre problemas, desafíos, preocupaciones o proyectos son muy escasos o inexistentes.

  • Familia centro de formación integral

Finalmente, están las “familias centro de formación integral”, las cuales se esfuerzan por cumplir la función formativa y educativa que les corresponde como familia. En este tipo de hogares, los padres y madres se enfocan en enseñar a sus hijos hábitos y costumbres, en transmitir valores y principios, en orientarlos y acompañarlos en su proceso educativo integral. No imponen, sino modelan e inspiran, dedican tiempo para compartir y dialogar con sus hijos, y de la misma manera, como cónyuges, comparten tiempo para crecer juntos en los ámbitos  emocional, afectivo y espiritual.

  • Familia en corresponsabilidad

Por otro lado, se podría señalar dos modalidades familiares distintas que se viven cuando uno de los progenitores queda en casa, a cargo mayormente de las tareas y responsabilidades del hogar y el otro sale a trabajar afuera. En la realidad actual de las familias de la región, este panorama ha disminuido y, en su lugar, ha crecido el número de familias en la que ambos  progenitores deben salir a trabajar fuera del hogar. Obviamente,  esta situación altera la dinámica familiar, especialmente lo que corresponde a las tareas de cuidado, crianza y educación de los hijos, por lo que resulta indispensable asumir la “corresponsabilidad familiar” para que no se sobrevengan cargas de trabajo doméstico  indeseadas en uno de los progenitores.

  • Familias vulnerables

Un último aspecto que conviene señalar corresponde a las denominadas “familias vulnerables”, las cuales deben estar ubicadas como prioridad en la atención de la agenda social de los países de la región. Estas familias son las familias monoparentales, las familias numerosas, las familias a cargo de una persona con discapacidad y las familias de migrantes.

Se observa entonces que, ciertamente, las familias son variadas según su estructura y dinámica; pero, lo que es verdaderamente relevante y determinante es que la familia, cuando es fuerte, sólida, estable, saludable y sostenible,  continúa siendo el fundamento esencial de la sociedad. Es, en palabras del experto Ignacio Socías, “…el lugar donde inicia la vida y el amor nunca termina”.

La Casa es de Todos

“La Casa es de Todos”es una serie de videos educativos que buscan fomentar la corresponsabilidad de todos los miembros de la familia en las tareas de la vida familiar basados en los principios del amor, el servicio, la justicia y la responsabilidad. 

Acerca del Autor

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

Lo Mejor Está Por Venir

Cuando las cosas no se ven del todo claras y hay un poco de incertidumbre, es normal que sintamos angustia o temor. Pero recuerde, lo mejor está por

¿Cómo Apoyarse Durante y Después de una Crisis?

Cuando se presente una crisis o adversidad en su matrimonio, apóyense mutuamente. Luego recurran a Dios y a una comunidad cristiana para pedir ayuda. Sobre todo, manténgase conectados el uno con el otro después de que todo pase, y asegúrense de tener tiempo para divertirse.

Cuidado Pastoral y Discipulado en un Tiempo de Crisis

Los cristianos ya han pasado por esto antes, y nosotros podemos estar tranquilos y recibir sabiduría a través de las acciones de aquellos que enfrentaron correctamente este tipo de cosas. Se han hallado cartas escritas por gobernadores romanos durante aproximadamente los primeros 100 años de la iglesia primitiva en tiempos de peste, hablando sobre el comportamiento de este extraño nuevo grupo de personas: los cristianos.

Recursos de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Nueva Serie Disponible
Esta es una serie de 9 videos elaborada por Enfoque a la Familia que pretende guiar a los padres sobre cómo educar en sexualidad a sus hijos desde etapas tempranas de la infancia. ¿Los temas de sexualidad no deberían iniciar en la adolescencia? La respuesta es “No”. La educación sexual empieza desde que el niño está pequeño.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.