Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

Padres adoptivos: Una bendición en medio de la dificultad.

Como padre adoptivo, ¿alguna vez se le ha cruzado por la mente que tal vez no escuchó correctamente a Dios cuando usted creyó que Él le llamó a adoptar?, o que ¿Él cometió un error cuando lo llamó a esto? Tal vez le ha expresado a Dios, a un amigo cercano, o incluso a un terapeuta (el de su hijo o el suyo) lo difícil que se ha convertido este trayecto. O ¿alguna vez se ha escuchado diciendo: “¡Yo no me apunté para esto!” cuando enfrenta a una temporada (o años) de desafíos? 

Si usted se encuentra en cualquiera de estos escenarios, quiero que sepa que no está solo. Ni está loco, a pesar de cómo se sienta a veces. 

Siendo un padre adoptivo

Amar y criar a niños que han experimentado cosas difíciles en la vida puede ser desafiante para los padres adoptivos; ya sea que haya sido víctima de negligencia, abuso u otros tipos de trauma. Incluso si esas cosas difíciles sucedieron cuando todavía estaban en el vientre (tales como la exposición a las drogas y al alcohol, desórdenes genéticos o médicos, rechazo, etc.). Estos traumas conocidos y desconocidos afectan nuestras vidas: a nosotros mismos como individuos, como pareja casada y como una familia.

Nuestro trayecto

Hace veinte años, así era como mi esposo y yo nos encontrábamos.Nos sentíamos solos y en un lugar tan desolado que nadie que conociéramos podía entender lo que estábamos atravesando. Amigos y familia bien intencionados hicieron lo mejor que pudieron para ofrecernos ánimo, apoyo y consejos útiles que ni siquiera tenían que ver con nuestra realidad. Y un día increíblemente difícil en el que realmente nos dimos cuenta de lo que pasábamos fue cuando los profesionales que trabajaban con nosotros nos miraron al otro lado de la mesa y dijeron que no había servicios adicionales que pudieran ofrecerse para abordar las necesidades de nuestra familia y retrasar el camino hacia el cual nos dirigíamos con tanta rapidez.

Este fue uno de los días en que pude haber dicho: “¡Yo no me apunté para esto!”. Me preguntaba por qué Dios no había respondido mi oración y las oraciones de muchos otros, para cambiar nuestras circunstancias y traer sanidad, plenitud y restauración. Esta situación estaba muy lejos de cómo habíamos comenzado nuestro viaje hacia la adopción.

Como persona que fue adoptada y profesional de la adopción, el llamado a adoptar era parte de mi vida desde que tengo memoria. Antes de que mi esposo y yo nos casáramos, discutimos el tema y sabíamos que adoptar los niños que Dios quería que tuviésemos sería parte de nuestras vidas. Este viaje era un hecho aceptado, uno del que hablábamos y esperábamos con ansias. Pocos años después de nuestro matrimonio, Dios agregó a nuestra familia a nuestro primer hijo por medio de la adopción. Y después otro y luego otro.  

Vimos Su mano y el tiempo perfecto en cada uno de ellos. Fue increíble ver cómo Él trabajó un conjunto único de circunstancias para traer a cada niño a nuestros corazones y hogar por varios años.  

Lo Difícil

Sin embargo, durante este tiempo, otra serie de circunstancias estaban sucediendo con uno de nuestros hijos en particular. Circunstancias de las que teníamos muy poca información. Había especulación y suposición, pero nada concreto. A medida que nuestra familia se integraba a los años de crianza activa de los niños en edad escolar, los resultados y el impacto de estas circunstancias, que  comenzaron mientras nuestro hijo estaba siendo formado en el vientre de su madre (Salmo 139:13), comenzaron a aparecer. Al principio, parecían comportamientos típicos de la infancia, pero la trabajadora social que hay en mí sabía que había algo más. A pesar de nuestros mejores esfuerzos y los de los profesionales, nuestra familia de la iglesia, amigos y parientes, conocimos lo que he llamado “lo difícil”.  

Siendo desafiado

Lo difícil es cuando usted se encuentra con un reto que va más allá de sus posibilidades, enfrentando circunstancias fuera de su control. Lo difícil puede ser duro, doloroso y abrumador, y puede durar un tiempo breve, una temporada, o años. Tal vez todos nosotros seremos llamados a vivir algo parecido a “lo difícil” en algún momento de nuestra vida en la tierra. No está reservado solo para los padres adoptivos. Sin embargo, creo que con respecto al llamado de Dios para adoptar, puede hacer que lo Difícil parezca aun más difícil. Cuando se les pregunta a los padres acerca de su motivación para adoptar, la mayoría expresará alguna versión de “estoy siendo llamado por Dios” a hacerlo. De alguna manera, creemos que ser llamados y escogidos por Dios debería eximirnos de lo Difícil. 

Bendiciones y beneficios

Tal como lo he experimentado en mi propia vida como madre adoptiva y en las vidas de muchos otros como profesionales de la adopción, hay muchas bendiciones y beneficios de los lugares Difíciles y las circunstancias a las que Dios nos ha llamado: 

  • Lo Difícil es una invitación a profundizar en nuestra relación con Jesús. Él está ahí en lo Difícil con nosotros. Él nos lleva hasta ahí, nos ayuda a travesarlo y, con seguridad, nos lleva al otro lado. Como hizo con los discípulos cuando se levantó la tormenta y Él estaba dormido en la parte trasera de la barca (Mateo 8:23-27). Luego de nuevo cuando vino a ellos en la barca, caminando sobre el agua (Mateo 14:22-34). En ambas instancias, Jesús les dijo a Sus discípulos que subieran a la barca, sabiendo que surgiría una tormenta.  
  • Lo Difícil nos puede traer al punto de rendirnos y someter nuestra voluntad, pensamientos y planes a los de Él. Lo Difícil hace que veamos claramente nuestra insuficiencia y Su suficiencia. Dios es suficiente. Podemos confiar en Él para abordar y satisfacer una gran cantidad de necesidades, en maneras que no podemos ni empezar a imaginar. 
  • Lo Difícil debe ser abrazado, no evitado. Durante una de las temporadas de lo Difícil para nuestra familia, una amiga que había enfrentado su propio “Difícil” en un área diferente, me animó a “hacerme amiga de ello”. Yo quería hacer cualquier cosa menos eso. Sin embargo, ella señaló sabiamente que yo estaba dejando que el miedo, la preocupación, el temor y la duda fuera mi foco de atención al no abrazarlo. No se puede abordar lo que no se reconoce.  
  • Lo Difícil trae perspectiva, definición y claridad a nuestras vidas. Lo Difícil finalmente trae transformación para todos los involucrados. Algunas veces, es a través de los momentos más difíciles de nuestra vida en donde podemos ver a Dios y Su amor por nosotros con mayor claridad.  

Agradecidos por lo Difícil

Mirando hacia atrás, veinte años después, puedo decir que estoy verdaderamente agradecida con lo Difícil. La adopción es más un peregrinaje que un camino. Como una peregrinación es un acto de devoción y conduce a un lugar sagrado. Como un resultado de lo Difícil, mi relación con Jesús es más profunda, más personal y más real.  

Dichoso el que tiene en ti su fortaleza, que solo piensa en recorrer tus sendas. Cuando pasa por el valle de las Lágrimas lo convierte en región de manantiales; también las lluvias tempranas cubren de bendiciones el valle. Según avanzan los peregrinos, cobran más fuerzas, y en Sión se presentan ante el Dios de dioses.

Salmos 84:5-7, NVI

Sombra

¿Cómo dejar una herencia espiritual a sus hijos?

Dejar un legado espiritual es uno de los aspectos más importantes que todo padre y madre pueden trabajar en casa. Sixto Porras comparte sobre el valor de una herencia espiritual.

© 2022 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Utilizado con permiso. Originalmente escrito por Sharri Black y publicado en inglés en focusonthefamily.com.

Artículos más recientes

¿Cómo incluir a las personas con discapacidad en su iglesia?

Si en su iglesia hay muy pocas o ninguna persona con discapacidad, sería bueno preguntarse por qué. Cuando se trata de incluir a la persona con discapacidad, la mayoría de las personas quieren mostrar amor a los demás de una forma genuina, pero no saben cómo llevar este amor a la práctica, ni por dónde empezar. Este artículo puede aportarle muchas buenas ideas.

Leer más »
Imagen del Ebook Agotamiento Pastoral
Logo de ebook Agotamiento Pastoral
Llene el formulario y descargue el ebook GRATIS:
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.