Scroll Automatically

¿Realmente sus Hijos Adultos Necesitan su Dinero?

Imagen blanco y negro de un hombre sosteniendo un billete con una mano
¿Cuándo y cómo ofrecer ayuda financiera a sus hijos adultos?

Lindsay, nuestra hija de 23 años, llamó una mañana y dijo: “¡Acabo de salir de mi apartamento y mi auto está sobre bloques de cemento! ¡Los cuatro neumáticos se han ido; me los robaron! No sé qué hacer.”

A pesar de que vivía sola a casi 1,000 millas de distancia, su padre y yo fuimos sus socorristas. Juntos resolvimos lo que había que hacer, incluyendo cómo remolcar un auto sin ruedas. En unas horas ayudamos a nuestra hija a superar el reto y le prestamos dinero para comprar unos neumáticos nuevos.

Nosotros asumimos que nuestros tres hijos adultos iban a ser económicamente independientes luego de terminar sus carreras universitarias; pero eso no significaba que no encontrarían problemas financieros y que necesitarían de nuestra ayuda. Los padres de jóvenes adultos entran a una nueva etapa a medida que sus hijos comienzan sus carreras y se enfrentan a un presente inseguro y económicamente demandante.

Los jóvenes adultos buscan empleos, un lugar para vivir mientras pagan los préstamos estudiantiles, o tratan de continuar financiando estudios de post grado o de comprar un nuevo auto. El costo de vida sigue subiendo mientras el salario se queda igual. Muchos jóvenes descubren que la paga de su primer salario en un empleo real puede parecer alta, hasta que comienzan a pagar sus deudas. Es una temporada en la que los gastos inesperados, como cuatro neumáticos nuevos, pueden descarrilar un presupuesto frágil.

Como padres, en ocasiones vamos a encontrar situaciones en las que nuestros hijos adultos van a necesitar ayuda económica de nuestra parte. Cuando la necesiten, ¿cuál es la mejor manera de responder?

Prioridades Nuevas

Todos queremos ayudar a nuestros hijos, porque amarlos significa ayudarlos. Pero antes de ayudarlos, necesitamos considerar las prioridades de esta temporada. En este tramo final de la crianza de nuestros hijos, nuestra meta es lanzarlos a ser adultos responsables equipándolos para que sepan enfrentarse por sí mismos a las dificultades. Unido a esto, estamos haciendo una transición importante en nuestra relación de padres e hijos a una relación de amistad de adulto a adulto, lo que significa caminar a su lado, en lugar de dirigir y controlar. En la medida en que nuestros hijos adquieren independencia, nosotros también necesitamos proteger nuestro futuro económico.

A la luz de estas prioridades necesitamos hacernos tres preguntas sobre cuándo y cómo ofrecer ayuda económica a nuestros hijos. Al ayudarlos económicamente:

  • ¿Empodero a mis hijos o los habilito?
  • ¿Nos acercará a una relación de amistad de adulto a adulto o hará que regresemos a una relación de dependencia?
  • ¿Pondrá en riesgo nuestro futuro económico?

En los años anteriores, a menudo sacrificábamos nuestras propias necesidades por ayudar a suplir las necesidades de nuestros hijos, pero con hijos adultos, no deberíamos sacrificar nuestra seguridad económica a medida que envejecemos. Tengo una amiga, madre soltera que quiere ayudar a su hija pero no puede sin dejar de pagar su seguro y sin recortar sus gastos cotidianos. Ayudar económicamente a su hija no es una buena decisión para ella. No empodera a su hija, no las acerca a una relación de amistad y pone en riesgo sus finanzas.

¿Cuándo Ofrecer Ayuda Económica?

Tomar la decisión de ayudar o no a nuestros hijos requiere valor. Esta decisión no puede ser una respuesta emocional. Ofrezca ayuda cuando:

Recompense la madurez

Si nuestra meta es criar adultos responsables, debemos tratar de empoderarlos dándoles oportunidades para que administren un préstamo y cumplan con los acuerdos. Sin embargo, contribuimos a su irresponsabilidad si continuamos dándoles o prestándoles dinero mientras ellos lo manejan mal. Nos convertimos en un obstáculo para que aprendan las consecuencias de sus propias decisiones. De modo que, debemos evaluar los motivos cuando consideramos ayudar a nuestros hijos- para asegurarnos de que no estamos “comprando” su continua dependencia, lo que nos da cierto control sobre sus decisiones.

Apoyando una necesidad digna

El dinero utilizado para ayudar con la educación, para atención médica o alguna emergencia, es dinero digno de una necesidad que impulsa las metas de nuestros hijos y nuestras metas para ellos. Las deudas acumuladas frívolamente en una tarjeta de crédito o la deuda de la renta que se gastó en un viaje, no es una necesidad digna.

Cuando usted y su cónyuge están de acuerdo

Si los padres están casados, deben ayudar a sus hijos sólo cuando ambos estén de acuerdo en cómo los van a ayudar. Por ejemplo, yo quería traer a nuestros hijos a la casa para Acción de Gracias a pesar de que ellos vendrían en Navidad. Mi esposo no estuvo de acuerdo y luego de varias conversaciones, llegamos a la decisión mutua de no ofrecerles los boletos de avión.

El mejor tipo de ayuda financiera

Como padres, a menudo nos enfrentamos al desafío de suplir las necesidades únicas de nuestros hijos adultos con los recursos que tenemos disponibles, lo que significa utilizar la creatividad. El mejor tipo de ayuda es:

La ayuda que es fácil de ofrecer

Muchos padres no tienen los recursos para realizar préstamos, pero pueden tener una habitación vacía; por lo que permitir que sus hijos regresen a vivir con ellos, podría ser una oferta generosa. Cualquier expectativa financiera debe ser clarificada y debe ser claro que es un acuerdo temporal porque la meta es ayudarlos a hacer frente al problema por sí mismos.

Ayuda que tenga sentido financiero. Algunos padres mantienen a sus hijos adultos en el plan familiar de telefonía, en las pólizas de seguro médico o de automóvil  porque los costos son más económicos en un plan familiar. Sin embargo, los padres deben decidir si se trata de un regalo o si sus hijos deben pagar la parte de la cuenta que les corresponde.

Ayuda que debe ser negociada

Honramos la relación emergente de adulto a adulto cuando discutimos claramente las opciones disponibles. Por ejemplo, un padre que se reunió con su hijo para dialogar sobre su necesidad de transporte, y luego de discutir el tema, decidieron tomar un préstamo para ayudarlo a obtener un vehículo. El hijo prefería alquilar el auto, mientras el padre recomendaba comprar el automóvil. El hijo se decide por el alquilarlo. Meses después, el hijo confiesa que comprar el auto hubiese sido la mejor decisión, pero fue agradecido de que tuvo la libertad de tomar la decisión- y cometer el error- por su cuenta.

Ayuda que continúa moldeándolos. Muchos padres acuerdan ayudar a sus hijos, pero en el proceso, desean que aprendan algo sobre las responsabilidades de los adultos. Por ejemplo, una pareja deseaba regalarle a su hija recién casada el dinero para la cuota inicial de la compra de su hogar. Su hija y el esposo habían comenzado a ahorrar para esta inversión, así que los padres igualaron sus ahorros y les dijeron que querían honrar la importancia de un plan de ahorros.

Otro matrimonio le prestó a su hija dinero para los gastos de manutención mientras ella estaba en la escuela de medicina. Después de graduarse, ella comenzó a pagar el préstamo. Los padres aceptaron la mitad del dinero y la otra mitad de la deuda se la perdonaron como regalo, diciéndole que deseaban que experimentara tanto la dolorosa realidad de pagar un préstamo como la bendición de una deuda perdonada.

¿Cómo Ofrecer Ayuda?

La comunicación clara es importante. Esto significa trabajar con los detalles para asegurarse de que todos comprenden las expectativas de la ayuda que se está ofreciendo.

¿La ayuda es un regalo o un préstamo? Un regalo financiero no tiene condiciones; es simplemente dado y recibido y por lo general no hay restricciones en cómo se gastará el dinero. Un préstamo tiene condiciones, las cuales deben ser claramente definidas y comunicadas. Si es un préstamo, debe considerar lo siguiente:

  • ¿Será libre de intereses?
  • ¿Habrá una fecha límite para el pago?
  • ¿Qué pasará si mi hijo no cumple con el pago?

Antes de ofrecer un préstamo, debe estar consciente de la posibilidad de que su hijo nunca pueda devolver el dinero. ¿Cómo va a manejar esa situación? (Este problema puede arruinar relaciones.)

En cuanto a ofrecer la firma en un préstamo, la Biblia advierte contra asumir esa responsabilidad (Proverbios 22:26-27) porque puede arruinarlo económicamente.

Tenga en cuenta que ofrecer ayuda económica a uno de sus hijos, no significa que debe tratar a cada uno de los otros por igual. Prometer un trato igualitario a sus hijos puede tornarlos vigilantes y resentidos si no reciben las mismas cosas. Aunque el trato igualitario suena bien, la realidad es que las distintas circunstancias requieren respuestas diferentes.

Miniatura de serie Finanzas Para Mi Hijo Adulto donde aparece un hijo mayor y su pafre viendo la computadora y hablando alegres

Obtenga acceso GRATUITO a una entrevista sobre
cómo enseñarle a su hijo adulto sobre finanzas

©2021 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Utilizado con permiso. Publicado en inglés en focusonthefamily.com. 

Artículos más recientes

niña tapando los ojos de su padre que tiene un regalo en sus manos

El Regalo del Respeto en el Día del Padre

En medio del ajetreo de la vida familiar puede ser fácil irrespetar a su esposo a través de sus palabras o sus acciones. Pero ¿qué pasaría si usted pudiera decidir respetar a su esposo, independientemente del ritmo de la vida, y como algo que nace de un corazón que desborda en amor por él?

Leer más

Cursos en línea para Padres, Matrimonios e Iglesias

Capacítese para ser un gran papá, tener un buen matrimonio y fortalecer su fe.
Vea más información sobre los cursos en línea o visite la tienda para ver los recursos físicos a continuación:
Peces azules en el mar estilizados
Laptop abierta con imagen de papá e hijo en un puerto pesquero haciendo un dab alegres
Logotipo Azul con letras cursivas y un ancla que recorre el logotipo del curso La Poderosa influencia de papa
Complete este formulario y vea el primer capítulo GRATIS de curso
Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.
Imagen de un icono de barco azul con aves volando a la par, navegando en un mar blanco

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.