Conozca sobre nuestro  próximos talleres en línea
Scroll Automatically

Tres formas de ayudar a su hijo a lidiar con la presión de grupo

Mujer joven siendo juzgada por los padres

La presión de grupo es real. Ayude a sus hijos a identificar la presión de los compañeros, deles herramientas para lidiar con ella, y logren ser suficientemente fuertes para lidiar con la reacción de alguien que escucha un “no” por respuesta. 

La escuela secundaria fue el primer lugar donde aprendí sobre la presión de grupo, tanto por experiencias propias como viendo a otros pasar por ella. Fue una lección valiosa, no solo me enseñó a lidiar con la presión de los compañeros, sino que también me mostró que era posible decir que no, ser un campeón y hacerle frente.

Teníamos solo teléfono de línea en nuestra casa en esos días, una experiencia muy diferente a la de todos los que tienen un teléfono celular. Teníamos varios teléfonos en casa conectados a esa única línea telefónica. Una tarde, sonó el teléfono. Yo estaba en la parte trasera de la casa cerca de un teléfono, mientras que mi hermano gemelo Jeff estaba en la cocina cerca del otro. Ambos levantamos el teléfono al mismo tiempo.

“¿Hola?” dijo Jeff antes de que yo pudiera hablar, sin saber que yo estaba escuchando en el otro teléfono.

“Hola, Jeff, soy Walter”.

“¿Qué pasó?” Preguntó Jeff.

“Tendremos una pijamada mañana por la noche y queremos que vengas”.

“Suena bien”.

 “Una cosa más”, continuó Walter. “Los chicos y yo estábamos hablando, y solo queremos que vengas tú. No traigas a tu hermano, John”.

Hubo una larga pausa.

Eso es mucha presión para un chico de secundaria. El chico que invitaba a Jeff a una fiesta de pijamas no era cualquier tipo de chico; era parte de los chicos buena onda. Pero también lo estaban presionando para que hiciera algo que lastimaría a otra persona, en este caso, a su hermano. Hay muchas personas, hermanos o no, que se habrían rendido ante los demás y habrían antepuesto su necesidad de aceptación antes de hacer lo correcto por otra persona. No todo el mundo se arriesgaría a ser avergonzado o apartado.

Mi corazón se aceleró mientras escuchaba. Jeff finalmente habló. “De ninguna manera, Walter. Si quieres que yo vaya, John también vendrá. Nos recibes a los dos, o a ninguno “.

“Ah … Bueno, está bien”. Walter empezó a retractarse como loco. “Simplemente va a estar un poco lleno, pero no hay problema. Él también puede venir “.

Años después, le dije a Jeff que había estado en la otra línea durante esa conversación, y le dije lo mucho que había significado el hecho de que él no aceptara. Su decisión de hacer frente a la presión de sus compañeros fue algo que nunca olvidé.

Los niños y la presión de grupo

Es posible que usted tenga un hijo que, como Jeff, parece haber nacido resistente a la presión de grupo. Posiblemente, su hijo sea alguien a quien el grupo puede intentar presionar todo el día, pero nadie lo hace ceder. Tienen un firme sentido de lo que está bien y lo que está mal, además de un sentido de independencia que no le hace preocuparse por lo que quiere la multitud.

Sin embargo, también es muy probable que tenga a un niño que sea opuesto a Jeff; uno como yo.

Debido a su personalidad, a su deseo de ser populares o a una larga lista de otras razones, estos niños pueden tener dificultades con la presión de sus compañeros. Estos niños necesitan saber y aprender que pueden convertirse en campeones de la resistencia contra la presión de grupo. Solo se necesita un poco de ayuda y un padre que esté dispuesto a trabajar con ellos.

Cualquiera que sea el hijo que Dios le haya dado, aquí hay tres cosas que pueden ayudar a su hijo a lidiar con la presión de sus compañeros.

1. Ayude a sus hijos a saber detectar la presión de grupo

A medida que su hijo entra en la adolescencia, necesita ver lo que la presión de grupo es en situaciones de la vida real. En StrongFamilies.com, utilizamos una definición de presión de grupo que ayuda a los niños a comprender la realidad detrás del término:

La presión de grupo es cuando alguien, como un amigo o un grupo de amigos, quiere que usted traspase un límite y cruce una línea que usted sabe bien que no se debe cruzar. Estas personas pueden empujarle con sus palabras: presionándolo con amenazas de acabar con los lazos de amistad o desgastan su voluntad al empujarlo continuamente para que haga algo, pero en el fondo de su corazón, usted sabe que no está de acuerdo con eso. Desde el momento en que lo mencionan, sabe que no es bueno para usted hacerlo. No es lo correcto. Probablemente lastimará a alguien más. Al ceder, también podría dañar su futuro, dañar sus relaciones, perjudicar su lugar en su familia y su vida como seguidor de Jesús.

Las dos caras de la presión de grupo

Una vez que haya compartido esta definición con sus hijos, es hora de ser más preciso. Ayude a su hijo a darse cuenta de que llegará el momento en que enfrentará los dos lados de la presión de sus compañeros:

 1) No me lo puedo perder, y

2) No le hará daño a nadie.

El lado de “no me lo puedo perder” de la presión de grupo surge cuando alguien le pide rotundamente a su hijo que borre o ignore un límite. Por ejemplo, pueden pedirles que tomen drogas o hagan algo ilegal o dañino. A menudo, cuando un niño dice “no” a algo que no puede perderse, la persona que lo presiona puede adoptar una táctica más sutil.

Aquí es donde, como Satanás en el huerto del Edén, alguien intenta suavizar las consecuencias y hacer que parezca más atractivo. “¿Dios realmente dijo …?” O, en el caso de su hijo, pueden decir: “Vamos. No va a lastimar a nadie “. Quizás usen la frase, “Todo el mundo lo está haciendo”.

2. Enseñe a sus hijos cómo lidiar con la presión de los compañeros

Una vez que haya compartido qué es la presión de grupo, dé a sus hijos algunas herramientas para que las utilicen cuando el desafío sea real. Aquí hay cuatro herramientas que les dimos a nuestros hijos. Le motivo a que se siente con algunos padres de mayor edad y de alto nivel, e identifique qué cosas ayudaron a sus hijos. Haga también una lista de herramientas para sus hijos. Lo más probable es que terminará haciendo su propia lista de herramientas para que sus hijos las elijan cuando más las necesiten.

A. Dele permiso a sus hijos de convertirlo en el malo de la película

Permitimos que nuestras hijas nos convirtieran en los malos cada vez que necesitaban evitar hacer algo malo. Por ejemplo, una vez un amigo del colegio les pidió que fueran a una fiesta a la que sabían que no deberían asistir. Siempre teníamos cosas en la lista para que las niñas hicieran, ya fueran las tareas del hogar o una noche de película familiar, para que pudieran decir con toda honestidad: “Parece que la van a pasar genial, pero mis padres tienen algo que hacer y tengo que ayudarlos “. Esta era una opción que podían usar cuando necesitaban decir “no” a la presión de grupo.

B. Sea su conductor de Uber 24/7/365. Todo lo que tienen que hacer es llamar.

Les dijimos a nuestras dos hijas, que si alguna vez se encontraban en una situación en la que alguien las empujaba a cruzar un límite o habían tomado una decisión incorrecta por sí mismas, podían llamarnos en cualquier momento. 24 horas al día, 7 días a la semana. No se harían preguntas. Sabían que tenían una cláusula de escape a situaciones desafiantes y cada una de ellas la usó varias veces.

Más tarde, hablábamos de las circunstancias. Pero en ese momento cuando sonaba el teléfono, y entendíamos que era una llamada de ayuda, nuestras hijas sabían que no escucharían un sermón en ese momento. Nunca les exigimos una explicación ni los avergonzamos durante el viaje en auto a casa. Por ejemplo, un caso fue la noche en que las chicas salieron del cine y terminaron en una fiesta. Sabían que tenían que irse. Sabían que estábamos a una llamada telefónica, y no a una airada reprimenda de distancia. El hecho de saber que estábamos disponibles para ayudarles les permitió tomar buenas decisiones y alejarse de las circunstancias dañinas.

C. Deles una palabra clave si necesitan ayuda

Además de saber que vendríamos a recogerlas en cualquier momento, les dimos a nuestras hijas una palabra clave para que la usaran. Por ejemplo, había días en que sonaba el teléfono y yo escuchaba: “Hola, papá”. El tono de su voz dejaba claro que algo andaba mal.

Así que le decíamos a nuestra hija: “Di azul si estás divirtiéndote o verde si quieres que vayamos a buscarte”. La palabra clave les dio una forma de pedir ayuda si se encontraban en una situación en la que no podían hablar abiertamente.

D. Juego de roles diciendo “No”

Es fundamental ayudar a sus hijos a sentirse cómodos con la palabra “no” antes de que se metan en una situación difícil. Para algunos hijos, el juego de roles de los tres pasos anteriores puede ayudarlos a que se sientan más cómodos frente a la presión de sus compañeros. Practicar decir “no” a la presión de grupo y aprender a lidiar con ella, les dio a nuestros hijos más confianza y fuerza cuando llegó el momento de usarla.

3. Enséñeles cómo vivir a través de la reacción

Ya usted ha definido la presión de grupo para sus hijos y les ha dado algunas herramientas para que las utilicen cuando se enfrentan a esa presión. Pero también es esencial que los enseñe a estar preparados para la reacción de la otra persona.

Proverbios 9: 8 nos dice: “Reprende al sabio, y te amará” (NVI). Si alguien le pide o le presiona para que haga algo que no cree que sea correcto, si es un verdadero amigo y es sabio, se detendrá cuando usted diga “no”. Los verdaderos amigos no prueban otras formas para hacer que usted ceda. En cambio, respetarán sus límites y lo amarán y respetarán más por llamarles la atención.

Sin embargo, el mismo versículo dice que si se intenta corregir a una persona necia, a menudo se enojará con usted.

Después de esto, hable con sus hijos sobre cómo, si alguien se enoja con ellos porque no cumplen con sus demandas, incluso así ellos no deben ceder a su enojo. Ellos tienen la opción de llamarlo a usted como padre, alejarse de esa persona u obtener ayuda de otro amigo o adulto.

Si alguien sigue presionando a su hijo para que haga algo incorrecto, dígale que está bien redefinir la relación. Hágales saber que está bien seguir sintiendo cariño por esa persona, pero tal vez sea el momento de pasar de ser mejores amigos a alguien a quien solo se saluda en la escuela. Enséñeles a sus hijos que tienen la opción de no permitir que nadie los empuje a hacer algo incorrecto. Siempre tienen la opción de decir “no”.

Convertirse en un campeón de presión de grupo

La presión de grupo es real. Ore por sus hijos y sus amigos. Asegúrese de hablar desde edades tempranas y frecuentemente sobre cómo lidiar con la presión de los compañeros, ya que será una realidad a medida que crezcan. Ayude a sus hijos a detectar la presión de grupo, a que obtengan herramientas para lidiar con ella y a que sean lo suficientemente fuertes como para afrontarse a la reacción de alguien cuando le digan “no”. Dominar estos tres consejos ayudará a su hijo a convertirse en un campeón de la presión de grupo.

Portada del Ebook Guiando a sus hijos hacia Cristo donde hay una niña en un campo de flores en un bosque

Ebook GRATIS
Guiando a sus hijos hacia Cristo:

Forme a sus hijos en la fe y desarrolle su crecimiento espiritual. Llene el formulario y descargue GRATIS el ebook

© 2021 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Utilizado con permiso. Publicado en inglés en focusonthefamily.com.

Artículos más recientes

Cursos en línea para Padres, Matrimonios e Iglesias

Capacítese para ser un gran papá, tener un buen matrimonio y fortalecer su fe.
Vea más información sobre los cursos en línea o visite la tienda para ver los recursos físicos a continuación:
Curso- Landing - El Amor Verdadero se Compromete
Logo color - Landing - El Amor Verdadero se Compromete
Complete este formulario y vea el primer episodio GRATIS de curso
Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.
Banner 5 - Landing - El Amor Verdadero se Compromete

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.