Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

Aprendiendo y Creciendo como Pastor, Padre y Esposo

Niño señalando el atardecer junto a sus padres

Todavía estoy aprendiendo y creciendo. Sigo creciendo en ser esposo, en la crianza, en ser abuelo, en pastorear, en la amistad, en evangelizar, en ser, estoy haciendo lo mejor que sé. Cuánto deseo ver lo que seré mañana.

Estoy aprendiendo y creciendo. Estoy consciente de cómo el Espíritu Santo realmente quiere que yo sea como Jesús. Él y yo hablamos mucho.

Reflexionando sobre esa premisa, me di cuenta de que hice algo hace 43 años que no haría ahora.

Mi esposa y yo amábamos a los niños, así que tuvimos 5 hijos en 6 años. Esto fue antes de cualquier conversación sobre la superpoblación y el tamaño de la familia. Pensábamos que podríamos tener 10 o más. Nuestra conversación pre- matrimonial fue, como la de muchas parejas cristianas de la época, si practicaríamos o no el control de la natalidad; y adivine lo que escogimos.

La Apariencia y la Verdad

El editor de nuestro semanario denominacional me pidió que escribiera una serie de cuatro artículos sobre el tema de “Matrimonios y Familias”; y acepté sin dudarlo. Estaba tan a gusto con mi amada familia. Las ideas y los ejemplos fluían fácilmente en (lo que era en ese momento, según el diccionario) mi máquina de escribir. Escribí sobre momentos agradables y momentos de silencio. Hablé sobre nuestra vida sexual, mencioné varias tentaciones, describí nuestras interacciones, y siempre refería toda escena a Jesús, nuestro Padre Celestial y Su Espíritu Santo. Nuestro matrimonio, mi esposa, mis hijos y yo lucíamos bastante bien. Los artículos fueron muy bien recibidos. Yo no estaba consciente de nuestra disfunción.

Pero ahora la conozco mucho más. Me siento aquí y soy consciente de las lagunas en mi formación como esposo, padre y pastor. Mis padres eran seguidores de Jesús profundamente comprometidos. Nuestra gran iglesia local, nuestra escuela cristiana diurna y nuestro hogar fueron el triángulo que me formó para siempre. Sigo agradecido por eso, pero mi padre inmigrante tenía un temperamento volátil y mi madre luchaba con nuestra pobreza y con sus propios recuerdos oscuros. Todavía puedo escuchar claramente los gritos, los golpes y las maldiciones aterradoras. Para sobrevivir, aprendí a retirarme a un lugar silencioso. Lentamente, las injusticias se convirtieron en una piel de ira inconsciente que cubría mis miedos.

El Amor de Mi Esposa

Esta misma persona se casó, comenzó a ser padre y también pastor. Sigo a Jesús y le sirvo gracias a mi esposa. Ella no fue la chica más bonita con la que salí, pero era hermosa, amable y cálida. Era el tipo de seguidor que Jesús ama: por su corazón. Ella vio a través de mi corteza, me aceptó y me perdonó muchas veces. Y solo ocasionalmente hacía comentarios sobre mi comportamiento. Cuando regresé a casa después de “Promise Keepers” (Cumplidores de Promesas), hice una lista larga de las formas en que yo había sido una persona difícil. Pero ella no podía recordar la mayoría. Ella me amó y mi corazón solitario inhaló ese aire y le correspondió.

Mis hijos todavía tienen heridas emocionales. Ellos dicen: “mamá fue mi lugar seguro”, pero no me incluyen en eso. También hay feligreses heridos y amigos pacientes. No uso palabras como “aprendí” o “crecí”. No, “estoy aprendiendo” y “estoy creciendo”. Hago una distinción entre la culpa y el arrepentimiento. Donde he sido culpable, he pedido y recibido el perdón de Dios y de las personas. Soy perdonado, pero a diario vivo con pesar por los recuerdos de algunas de mis acciones y reacciones.

El Viejo Ren y el Nuevo Ren

Cuando me doy cuenta de que estoy volviendo al encuentro con el “viejo Ren”, el “nuevo Ren” dice (a veces en voz alta), “ya no vivo allí”.

Hay tensión entre algunos de mis hijos y yo. Mis silencios, mis acciones y “la mirada” han lastimado a cada uno de ellos. Algunos me han perdonado, otros siguen lidiando con eso.

Estaba visitando a una de mis hijas, y le dije: “Sabes, si en ese momento no entendía que yo tenía sentimientos, ¿cómo habría sabido que tú tenías sentimientos? Mientras hablábamos dije, “Supongo que hice lo mejor que pude”. Ella puso tiernamente su mano en mi antebrazo y me dijo: “No, papá, hiciste lo mejor que supiste”.

Eso fue hace cuatro años y todavía siento la libertad de haber soltado ese peso de mis hombros. Hasta el día de hoy, nunca he hecho “lo mejor que pude”. Por eso sigo aprendiendo y creciendo en ser esposo, abuelo, en pastorear, en la amistad, en evangelizar, en ser. Estoy haciendo lo mejor que sé. Cuánto deseo ver lo que seré mañana.

Hay una promesa para nosotros en Lucas 12:37 que siempre me asombra y me hace llorar. Jesús dijo que si seguimos sirviendo en nuestros diversos roles mientras esperamos por Él, siempre aprendiendo y creciendo; cuando Él regrese, “se vestirá Él mismo para servir y nos esperará”. ¿En serio? ¿Jesús mismo hará eso? ¿Servirme a mí, que tenía tanto que aprender y crecer? Sí, Jesús dice que no es la calidad de nuestro servicio, tampoco es la cantidad de nuestra porción. Es la fidelidad.

¡Jesús viene pronto! Puede que no seamos perfectos, pero podemos aprender y crecer hasta entonces.

Miniatura del Curso La poderosa Influencia de Papá donde se ve un padre junto a su hijo en puerto pesquero sonriendo y haciendo un dab

Serie:
La poderosa Influencia de Papá

Un curso que le hará entender la importancia del rol paterno en la familia, y le ayudará a ejercer ese rol como un papá comprometido y presente.

© 20 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Utilizado con permiso. Originalmente escrito por Ren Broekhuizen y publicado en inglés en focusonthefamily.com.

Artículos más recientes

Padres adoptivos: Una bendición en medio de la dificultad.

Como padre adoptivo, ¿alguna vez se le ha cruzado por la mente que tal vez no escuchó correctamente a Dios cuando usted creyó que Él le llamó a adoptar? Amar y criar a niños que han experimentado cosas difíciles en la vida puede ser desafiante. Pero tenga esperanza, hay bendición aun cuando hayan dificultades en el camino de la adopción. Este artículo le ayudará a tener una mejor perspectiva.

Leer más »
Imagen del Ebook Agotamiento Pastoral
Logo de ebook Agotamiento Pastoral
Llene el formulario y descargue el ebook GRATIS:
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.