Ministerio Pastoral y Suicidio

Un miembro de nuestra iglesia se me acercó hace poco antes del servicio con una mirada seria. Todo pastor conoce ese momento. El servicio está a punto de comenzar, ¿de qué se trata? Nunca había vivido esto antes, así que honestamente no sabía qué esperar.

Me preguntó si conocía a un hombre que pastoreaba una buena iglesia en una ciudad vecina. Había una conexión entre algunos amigos mutuos, pero no lo conocía. Me dijo que hace años el pastor había tenido un accidente y que desde entonces había luchado contra la depresión. Tuve una sensación de vacío ante lo que me iba a decir. 

Por supuesto, el pastor se suicidó la semana anterior. Era el segundo incidente de este tipo del que había oído hablar en 3 semanas. 

Lo que vino después fue uno de esos momentos que pocas veces enfrentan los pastores. Me dijo: “Me parece que la mayoría de los pastores hacen un buen trabajo, pero sólo escuchan críticas y cosas negativas.” Le dije que eso pasaba a menudo. Continuó: “Sólo quiero decirle que creo que está haciendo un gran trabajo”. 

En primer lugar, la gente debería saber lo especial que puede ser un momento así para un pastor. Tengo una congregación muy amable y solidaria y me llevo muy bien con este miembro de la iglesia, pero su simple afirmación, provocada por esta conmoción, fue significativa. 

Muchos pastores no tienen la afirmación regular o el apoyo de amigos en sus iglesias, y las presiones del ministerio contemporáneo pueden ser abrumadoras. Las críticas, especialmente las críticas constantes, pueden jugar con los miedos e inseguridades naturales de un pastor y pueden llevar a consecuencias devastadoras. El suicidio entre los pastores es algo real – tal vez un problema más grande de lo que usted cree.  

Según un reciente informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE. UU., el suicidio ha alcanzado el nivel más alto de los últimos 50 años en América.[i] Ha aumentado tanto que ha afectado la tasa de mortalidad general. La iglesia y el pastorado no han sido inmunes a la misma tendencia. Mientras que los números de los pastores son difíciles de encontrar, las historias siguen llegando. Los pastores que aparentemente tienen buenas familias, una iglesia maravillosa y un futuro brillante, continúan quitándose la vida. 

En un estudio copatrocinado por Lifeway y Focus on the Family, los pastores reportaron tasas de enfermedades mentales similares a las de la población general. Según el estudio, “alrededor de un cuarto de los pastores (23 por ciento), dicen haber experimentado algún tipo de enfermedad mental, mientras que el 12 por ciento dice haber recibido un diagnóstico de una condición de salud mental”[ii]. 

La iglesia no puede darse el lujo de ignorar este problema. Tenemos que ser sensibles a las familias cuando la tragedia golpea, pero también tenemos que ser proactivos y conscientes de cómo se establece el escenario en la vida de un pastor antes de que tomen la decisión de quitarse la vida. 

A los Pastores 

No hay respuestas trilladas para la depresión, la ansiedad profunda o el suicidio. Sé que el mundo de la iglesia a menudo espera que los pastores respondan bien a las respuestas trilladas, pero puede que simplemente ellos no entiendan el tipo de cosas con las que hacemos malabares semana a semana. No permita que la presión de expectativas equivocadas le impida encontrar el tipo de ayuda o apoyo que necesita. Asegúrese de que esté haciendo el tipo de trabajo del alma necesario para ser consciente de lo que está pasando dentro de usted, y sea lo suficientemente vulnerable para buscar el tipo de ayuda adecuado.

Asegúrese de conectarse con buenos y maduros amigos cristianos. Sea proactivo en la búsqueda de lugares para afianzar su autoestima fuera de los muros de la iglesia o de la actuación del último domingo por la mañana. Las buenas amistades nos ayudan a encontrar una base firme fuera del trabajo. No recuerdo cuántas veces el café, o la cena, o simplemente la risa con los amigos levantó mi alma ansiosa. 

Por favor, asegúrense de que su vida hogareña tenga su atención y su oración. Los lugares donde nuestras relaciones son más intensas son los lugares donde nuestras emociones están en plena exhibición. Si no estamos atentos a la atmósfera de nuestros matrimonios y hogares, nuestra depresión o rabia sólo se magnificará con las personas que más amamos. Con oración intencional, nuestros hogares pueden ser santuarios en lugar coliseos romanos. 

Compañeros pastores, por favor sean lo suficientemente audaces para buscar la ayuda de profesionales tan a menudo como sea correcto y prudente para usted hacerlo. Hay un estigma en gran parte de la iglesia sobre la búsqueda de ayuda profesional para este tipo de asuntos. Necesitamos superar eso y pasar tiempo con profesionales que nos ayuden a desenredar lo que nuestro trabajo nos enreda. 

Enfoque a la Familia tiene un correo especial en donde usted puede enviar sus consultas y dudas: [email protected]

A las Congregaciones  

El trabajo de ser pastor no es lo que era antes. Pocos individuos que se gradúan en un seminario o en un instituto bíblico para ser pastores siguen siendo pastores incluso 10 años después. Algunos datos muestran que más de 1000 pastores dejan el ministerio permanentemente cada mes, y sólo 1 de cada 10 de los que empiezan como pastores se retirarán como ministros. [iii] 

Si puedes imaginarte las expectativas sobre el liderazgo de los CEO, el entrenador del Super Bowl, el terapeuta profesional, y el monje místico envueltos en uno, eso es sólo un poco de lo que un pastor piensa que se espera de ellos de forma regular. Si usted asiste a la iglesia esperando cumplir su papel como parte del cuerpo de Cristo (Efesios 4:11-16; Romanos 12:3-8; 1 Corintios 12:12-31), su(s) pastor(es) puede(n) ser fortalecido(s), en vez de drenado(s), con el tiempo. 

Estamos todos juntos en esto. No podemos esperar que algunos de nosotros seamos inmunes a las tensiones de la vida, pero podemos estar atentos en la oración y sabiamente comprometidos con los demás, ayudando a proporcionar la fuerza y el estímulo que todos necesitamos. 

Consejería Pastoral

Agende su cita con nuestros consejeros.

Crezca en su relación con Dios y desarrolle su ministerio con nuestro boletín, webinars, recursos gratuitos impartidos por SIXTO PORRAS y nuestro expertos en familia.

[i] https://www.cdc.gov/nchs/data/databriefs/db330_tables-508.pdf#page=1 

[ii] https://lifewayresearch.com/2014/09/22/mental-illness-remains-taboo-topic-for-many-pastors/ 

[iii] Witt, Lance. Replenish: Leading from a Healthy Soul. Grand Rapids, MI: Baker Books, 2011. Ppg. 17-18 

© 2020 Focus on the Family. All rights reserved. Used with permission. Originally authored by Phil Steiger and published at focusonthefamily.com. 

Acerca del Autor

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

Fracasos Exitosos

A muchos de los grandes personajes de la historia sus pares los consideraron fracasados. El emperador Fernando le señaló a Mozart que su ópera, Las

Recursos de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Escuche el Audiolibro: En el Ojo de la Tormenta

¿Cómo enfrentar los problemas emocionales en el liderazgo cristiano? Audiolibro por la psa. y experta en el tema: Maria José Hooft.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.