Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

¿Cómo dejar de quejarse y ser un cónyuge que anima?

JULIE HOLMQUIST

Si desea un corazón alegre pero constantemente se encuentra quejándose con su cónyuge, debe hacer algo al respecto. Estos consejos simples pueden ayudarle a saber cómo dejar de quejarse.

Un día estaba enseñando a 14 alumnos de tercer grado en la escuela dominical, y esa mañana cada palabra que salía de sus bocas era una queja. “Estoy aburrido”. “¿Tenemos que hacer esta manualidad?”. “¿Por qué no trajiste de esos otros bocadillos tan buenos?” Pensé, si tan solo supieran cómo dejar de quejarse.

Trabajé duro para hacer una lección con actividades interesantes, y la avalancha de comentarios negativos desinfló mi espíritu y me hizo sentir como una fracasada. Logré dar la clase y luego me tumbé en la silla del auditorio para el sermón.

Fue entonces cuando el Señor me tocó el hombro. Habló a mi corazón y me dijo: “Julie, ¿qué le hiciste a tu esposo ayer durante todo el día?”

¡Ay, eso dolió! 

Yo había sido tan quejumbrosa como esos niños de la escuela dominical. En un instante comprendí cómo mis tediosas quejas habían desalentado a mi esposo, quien se esforzaba por poner mis preocupaciones por encima de las suyas. Y, sin embargo, todo lo que hice ese sábado fue quejarme y quejarme.

Ni siquiera recuerdo de qué era de lo que me había estado quejando, pero sí recuerdo cuál fue la lección de Dios. Me motivó a dejar de quejarme y a cuidar más de las palabras que decía. ¿Alguno de nosotros realmente quiere desanimar a nuestros cónyuges y hacerlos sentir como unos fracasados? ¡No! Pero a veces, sin saberlo, podemos caer en esos hábitos mentales negativos que son difíciles de romper sin la ayuda de Dios.

P[VA1] roverbios 17:22 (RVR 1960)dice: “El corazón alegre constituye buen remedio; más el espíritu triste seca los huesos”.

Si desea un corazón alegre, pero se encuentra quejándose, debe hacer algo al respecto. Las investigaciones muestran que los pensamientos negativos, que nos incitan a quejarnos, se “pegan” en nuestro cerebro más fácilmente que los pensamientos positivos.

Pero no se preocupe: Dios hizo nuestros cerebros y sabe cómo funcionan. Almacenar la Palabra de Dios en nuestros corazones (Salmo 119:11), practicar el agradecimiento, pensar en los demás y en el carácter de Dios puede ayudarnos a reemplazar los pensamientos negativos que Satanás quiere que tomemos y arrojemos en nuestro matrimonio.

Aquí hay siete prácticas simples que me ayudan a dejar de quejarme y mantener una mentalidad más agradable, ¡lo cual mi esposo agradece!

Diga gracias dos veces al día

Dé las gracias cuando se despierte por la mañana y cuando se vaya a dormir. Con la cabeza en la almohada, comience y termine su día agradeciendo a Dios. Dígale por qué está agradecido.

¡Después de experimentar algunos problemas de salud muy difíciles, esta práctica se volvió más fácil para mí! Durante un tiempo, no podía leer sin una lupa gigante, y la espalda me impedía caminar mucho o sentarme.  Gracias a Dios esos problemas se resolvieron, y ahora puedo decir verdaderamente: “¡Gracias, Dios, porque puedo caminar, puedo sentarme, puedo ver!”.

Siempre hay múltiples razones para estar agradecidos. ¿Su sentido del gusto le permite disfrutar de ese trozo de carne o barra de chocolate? ¿Puede oír? ¿Está agradecido por su cónyuge? No dé por sentado lo básico.

Medite en un versículo de la Biblia antes de acostarse

Lea un salmo, por ejemplo, y piénselo justo antes de irse a la cama. Probablemente se encuentre pensando en ello por la mañana, lo que puede hacer que su mente empiece a estar alegre y agradecida. En su libro Meditación, el autor Jim Downing explica cómo funciona esto.

“Es una excelente práctica darle a Dios la llave de la noche de tu corazón. Esto significa encerrar la Palabra de Dios en tus pensamientos durante la noche. Si la Palabra de Dios está encerrada y todos los pensamientos están bloqueados, entonces su mente subconsciente debe pensar en lo que hay en esa Palabra”.

Memorice Filipenses 4:8

Ponga este versículo en un lugar visible. Al principio de mi matrimonio, me di cuenta de que tenía el hábito de pensar en cosas negativas y eso era destructivo para mi relación. Necesitaba reemplazar los pensamientos negativos con la contemplación positiva. Suena simple, pero cada nuevo hábito requiere práctica y esfuerzo.

Durante el encierro de COVID-19, me encontré cayendo de nuevo en los pensamientos negativos. Tuve que decirme a mí misma que me detuviera y reemplazara esos pensamientos con lo que era verdadero, noble, correcto, puro, encantador, admirable, excelente y digno de elogio.

Diga esta sencilla oración

Comience el día con esta petición: “Dios, ayúdame a ser una bendición para alguien hoy”. Esto hace que su mente esté predispuesta a considerar a los demás y a buscar oportunidades para bendecir a lo largo del día, lo cual es lo opuesto al hábito de estar ensimismado quejándose constantemente.

Empecé a hacer esto después de leer En casa de Mitford de Jan Karon. El pastor ficticio de este libro hizo de esta oración un hábito. Yo también lo hice y me ayudó. También podría convertir en un hábito el orar de esta manera: “Dios, ayúdame a ser una bendición para mi cónyuge hoy”.

Mantenga la belleza en su cerebro

Dios sabe que la belleza refresca y alegra mi espíritu. ¡Y si estoy renovada, soy menos propensa a quejarme! Si recuerdo el tono vívido del pájaro azul que vi en mi caminata o la puesta de sol de la tarde que parecía fuego en el cielo, me saca del modo de queja y me eleva al modo de alabanza.

Una mañana, hace varios años, me sentía deprimida. Así que oré, pidiéndole a Dios que me ayudara a cambiar mi actitud. Mientras conducía al trabajo por el valle montañosa del noroeste de Wisconsin, vi cómo los primeros rayos del sol se encontraban con la niebla de un campo de heno ondulado. Justo en ese momento, una canción que nunca antes había escuchado comenzó a sonar en la radio: “Mi Oración”, cantada por Andrea Bocelli y Céline Dion. Esta combinación visual y musical entregó una impresionante dosis de belleza a mi alma. Hasta el día de hoy, recordar esa escena produce una sonrisa en mi cara.

Busque la belleza que Dios creó, y medite en ella. El Salmo 90:17 (JBS)  dice: “Y sea la hermosura de Jehová sobre nosotros”.

Dele a Dios una adoración extra

Cantar una canción de adoración que me encanta puede cambiar cómo me siento, probablemente porque estoy adorando a Dios y desviando el enfoque de mí mismo. Haga tiempo en su vida para darle a Dios un poco de adoración extra. ¿Puede escuchar música de alabanza mientras está en el auto, limpiando la cocina o dando un paseo? A veces es tan fácil apresurarse en las tareas sin darnos cuenta de que podemos hacerlas con la mente puesta en Dios (y sin quejas).

Efesios 4:29 (JBS) dice: “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para edificación, para que dé gracia a los oyentes”. Ese día que estuve quejándome constantemente no estaba edificando a mi esposo con palabras llenas de gracia, más bien lo estaba derribando con un goteo constante de negatividad.

Use palabras amables en lugar de negativas. Todos los días, encuentre algo positivo acerca de su cónyuge y verbalícelo. Dígale que aprecia su sentido del humor o cómo pensó con anticipación y se puso a preparar una sopa de fideos. Dígale cuánto le encantó ese mensaje de texto con piropos o su esfuerzo extra para llevar a los niños a la cama porque sabía que usted había tenido un mal día.

Con la ayuda de Dios, puede aprender a dejar de quejarse y a usar sus palabras para fortalecer su matrimonio, no para debilitarlo.

Sombra

¿Cómo sanar un matrimonio herido?

Sixto Porras comparte los secretos de tener buenas relaciones en esta conferencia de dos partes. Llene el formulario y vealo GRATIS:

© 2022 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Utilizado con permiso. Publicado originalmente en inglés en focusonthefamily.com.

Artículos más recientes

¿Cómo incluir a las personas con discapacidad en su iglesia?

Si en su iglesia hay muy pocas o ninguna persona con discapacidad, sería bueno preguntarse por qué. Cuando se trata de incluir a la persona con discapacidad, la mayoría de las personas quieren mostrar amor a los demás de una forma genuina, pero no saben cómo llevar este amor a la práctica, ni por dónde empezar. Este artículo puede aportarle muchas buenas ideas.

Leer más »
Imagen del Ebook Agotamiento Pastoral
Logo de ebook Agotamiento Pastoral
Llene el formulario y descargue el ebook GRATIS:
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.