(Adaptado del libro “Claves del Amor” del Dr. David Lazo)

¿Qué tan bien conoces a tu cónyuge?. En los años que mi esposa Raquel y yo llevamos como consejeros de matrimonios, nos hemos dado cuenta que muchas de las parejas que aconsejamos no se conocen a profundidad. En casi todas las conferencias de matrimonios que hacemos cada año, les entregamos un cuestionario de nueve preguntas acerca de qué tan bien conocen a su pareja:

  1. ¿Cuál es el color favorito de tu cónyuge?
  2. ¿Cuál es la comida favorita de su cónyuge?
  3. ¿Cuál es el nombre del perfume o colonia de su cónyuge?
  4. ¿Cuáles son los más grandes temores de su cónyuge?
  5. ¿Cuál es la talla de cintura de su cónyuge?
  6. ¿Cuál es la película favorita de su cónyuge?
  7. ¿A qué parte del mundo le gustaría a su cónyuge visitar algún día?
  8. ¿Cuál es la comida que menos le gusta a su cónyuge?
  9. ¿Cuáles son las metas de su cónyuge?

En el momento de participar en este ejercicio, es posible que se den cuenta de que no se conocen muy bien entre sí. He identificado que las parejas creen saber mucho de su cónyuge, pero realmente tienen un conocimiento exterior de su relación y el conocimiento interior es más reducido.

Conocimiento exterior: El conocimiento exterior está basado en la vida diaria, tales como trabajo, casa, cena, descanso, para luego comenzar de nuevo el ciclo de trabajo, casa, cena, descanso. Por lo tanto, se trata de tareas que se repiten cada día.

Conocimiento interior: Este conocimiento, sin embargo, sería algo más profundo como deseos, sueños, emociones, temores, fracasos y victorias. La Biblia nos enseña lo siguiente en Mateo 12:34: «Porque de la abundancia del corazón habla la boca». Así que, para conocer bien a nuestro cónyuge, tenemos que conocer su corazón, no sus hechos.

Años atrás, mi esposa Raquel y yo estábamos juntos los dos en la sala de nuestra casa. Nuestros dos hijos ya estaban durmiendo y Raquel decidió que nos acostáramos a un lado de la chimenea. Su plan era conocerme más de lo que ya me conocía. Me recosté en su regazo, mientras ella me acariciaba la cabeza.

En cuanto me sentí relajado, comenzó a preguntarme: «Cariño, cuéntame, ¿cuáles son tus más grandes temores? ¿Cuáles son tus sueños y metas en la vida?». Al instante me di cuenta de que estaba llegando a mi corazón, no a mi mente. Entonces, brotó algo de mí que nunca antes le había contado a nadie, ni siquiera a ella. Fue un momento agradable para los dos. Para mí, porque se lo pude expresar a la mujer de mi vida; para ella, porque le permitió conocerme de manera más profunda.

En tu caso, es posible que conozcas las obras de tu cónyuge, pero te falte conocer sus pensamientos. Para lograr conocer los pensamientos de tu pareja, tienes que comenzar a conocer su corazón. Para poder conocer su corazón, tienes que estar enamorado. El amor es la llave al corazón de tu pareja. Si no existe el amor, nunca podrás conocer a tu cónyuge.

En muchas ocasiones digo que la relación matrimonial es como un jardín que hay que cultivar y cuidar sin cesar. En una relación, hay que buscar nuevas maneras de alimentarla para no aburrirla y secarla. Aquí entra la creatividad y la habilidad de poder edificar y alimentar la unión entre marido y mujer.

Una relación no necesariamente se edifica con regalos, viajes y citas románticas. Una relación se edifica con tiempo, comunicación, comprensión, imaginación y devoción.

Tres elementos importantes para cuidar el matrimonio.

  • Comunicación

Es una de las bases principales para tener un matrimonio saludable. Aun así, es el ingrediente que menos se usa en los matrimonios. La mayoría de los problemas matrimoniales surgen por la falta de comunicación. El hombre siempre da por sentado que la mujer tiene todo bajo control. Por otra parte, la mujer piensa que el hombre tiene todo en orden. Al final del mes, los dos se dan cuenta que nada se hizo al respecto, y se enfrascan en una profunda discusión donde nada se arregla porque nadie quiere asumir su responsabilidad en la situación.Para fomentar la comunicación confeccionen una lista de puntos importantes que necesitan atención. Tomen un punto por día, y hablen del asunto entre diez y quince minutos sin tener ninguna discusión. Con tal objetivo, hagan lo siguiente:

  1. Hablen del problema o la situación.
  2. Busquen la solución.
  3. Oren juntos al terminar.

Sin tener que hacer una tormenta en un vaso de agua, recuerden que esto no debería tomar más de diez o quince minutos. Esta práctica no solo ayuda a solucionar los problemas, sino a abrir la línea de comunicación y a extender el tiempo de diez minutos a una hora. Además, cuando salgan a una noche romántica, establezcan un tema específico de conversación para que la noche no sea aburrida. Nunca hablen de problemas ni de los hijos en una cita amorosa. Hablen del amor, de sueños y de gustos. Traten de crear una atmosfera romántica y agradable.

  • Comprensión

Parte de edificar una relación es poder entenderse el uno al otro. Es buscar las fuerzas de cada uno y unirlas para fortalecer la unión entre marido y mujer. Es comprender las debilidades de su pareja y ayudar a reconstruir una nueva etapa usando las fuerzas para fortalecer la relación.Es evidente que los dos tienen gustos, ideas, trasfondos y sentimientos diferentes. Por eso deben entender estos factores con el propósito de edificar su relación sobre los mismos, así como demostrarse amor mediante la comprensión.

  • Sensibilidad

La sensibilidad está conectada a las emociones y a los sentimientos. Recuerden que el amor es un sentimiento que se forma en el corazón. De modo que si en una relación no existen los sentimientos o las emociones, es posible que no exista el amor.

12 Secretos Para Tener Un Matrimonio Para Toda La Vida

Sí es posible vivir un matrimonio para toda la vida. No significa que sea fácil, ni que una receta lo produce en automático; pero estos 12 secretos le ayudarán a desarrollar las habilidades necesarias para convertir su matrimonio en una relación estable. A lo largo de este curso, los cónyuges aprenderán sobre 12 aspectos que todo matrimonio debe tener en cuenta si desea construir un vínculo que perdure en el tiempo y no flaquee ante las circunstancias y las adversidades de la vida.

 

Acerca del Autor

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

¿Cómo Enfrentar el Fracaso?

“¿Por qué ha permitido Dios que me ocurra esto a mí?” Es algo que nos preguntamos mientras a travesamos momentos difíciles. Sin embargo, el Señor no se apresura en explicar lo que él está haciendo y no siempre lo vamos a comprender todo.

Si Consideraba el Divorcio, incluso, Antes de la Cuarentena

Para las parejas que ya estaban considerando separarse antes del encierro provocado por la pandemia, la tentación de divorciarse durante la cuarentena puede ser aún más fuerte. Aquí hay algunos consejos prácticos para aquellos que estaban considerando el divorcio incluso antes de la cuarentena.

Ansiedad y Trastornos de Ansiedad

Todos en alguna medida nos preocupamos de vez en cuando. Sin embargo, algunos de nosotros, encontramos nuestras vidas perturbadas por el miedo y la ansiedad.

Recursos de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Nueva Serie Disponible
Esta es una serie de 9 videos elaborada por Enfoque a la Familia que pretende guiar a los padres sobre cómo educar en sexualidad a sus hijos desde etapas tempranas de la infancia. ¿Los temas de sexualidad no deberían iniciar en la adolescencia? La respuesta es “No”. La educación sexual empieza desde que el niño está pequeño.
Nueva Serie Disponible

“La Casa es de Todos”es una serie de videos educativos que buscan fomentar la corresponsabilidad de todos los miembros de la familia en las tareas de la vida familiar basados en los principios del amor, el servicio, la justicia y la responsabilidad. 

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.