En la actualidad, las familias enfrentamos diversos retos relacionados con los avances de la tecnología, los cuales no solo suponen desafíos para el desarrollo de la familia, sino que también ofrecen grandes oportunidades para mantener y mejorar las relaciones familiares. Una de estas ventajas de nuestro actual mundo tecnológico es la posibilidad del teletrabajo.

Para comprender con mayor claridad, el teletrabajo es la labor que una persona realiza para una empresa u organización, ya sea de tiempo completo o parcialmente, desde un lugar alejado de las instalaciones u oficinas de esta (habitualmente su propio domicilio), por medio de un sistema de telecomunicación como un teléfono o una computadora con acceso a Internet.

Trabajar de forma remota se ha convertido en una opción muy atractiva para muchas personas en estos últimos tiempos. Esta alternativa permite equilibrar el desarrollo de las labores profesionales con actividades que proveen satisfacción personal y familiar, así como reducir, e incluso eliminar el tiempo invertido en actividades adicionales relacionadas con el trabajo que no aportan valor al proceso productivo, como por ejemplo el trasporte diario.

En nuestra vivencia de familia hemos podido experimentar el teletrabajo como una posibilidad laboral y este, nos ha aportado beneficios significativos, los cuales se reflejan en calidad de vida, no solo para el trabajador sino también para los demás miembros de nuestro núcleo familiar. Algunos beneficios que hemos podido experimentar son:

1. Estar presente: En la mayoría de las ocasiones, las personas que trabajan en la modalidad de teletrabajo cuentan con una jornada flexible y el logro del trabajo por metas u objetivos, lo que hace que se pueda compartir momentos o espacios de tiempo con los familiares en horarios no compatibles con un trabajo presencial. Además, el permanecer en casa, con los límites del caso, crea, tanto para el trabajador como para su familia, la satisfacción de estar presente en el acontecer diario de la vida familiar. Poder estar en casa cuando los niños regresan de la escuela, por ejemplo, y tener la posibilidad de abrazarles y saber cómo estuvo su día, si enfrentaron alguna dificultad o hicieron una nueva amistad; son momentos que traen grandes satisfacciones tanto para los niños como para los padres. El estar presente genera seguridad, tranquilidad, acompañamiento, fortalecimiento de los vínculos, cercanía, entre otros.

2. Eliminar tiempos muertos: Estamos seguros de que muchas personas quisieran tener la habilidad de terminar la jornada laborar y, en un abrir y cerrar de ojos, estar en casa. El tiempo que pasamos trasladándonos del lugar de trabajo al hogar es “tiempo muerto” que de seguro aprovecharíamos para muchas otras cosas más importantes. Cuando se hace Teletrabajo, este espacio de tiempo se elimina por completo. Al estar en casa, inmediatamente se termina la jornada laborar, podemos retomar actividades familiares y/o personales que generan gran placer y satisfacción.Además, el poder compartir los tiempos de comida en casa, por ejemplo, permite un mejor balance del tiempo de trabajo y familia y es beneficioso para mejorar la comunicación y las relaciones interpersonales.

3. Ahorros: algo que hemos podido comprobar como familia, lo menciona Sara Sutton Fell, Presidente y fundadora de Flexjobs.com en un artículo reciente para Salary.com acerca de los ahorros relacionados con el teletrabajo entre los que queremos resaltar:  el ahorro de combustible y mantenimiento del vehículo, compra de almuerzo y/o café, cuidado de la salud, compra de ropa de trabajo, lavandería y tintorería, costo del tiempo invertido en actividades relacionadas al trabajo por las que no se reciben compensación (por ejemplo, el tiempo de transporte diario), entre otros. Su investigación concluye que, al no salir de casa para trabajar, un trabajar promedio en los Estados Unidos, puede ahorrar un mínimo de $4,172 al año.

Todas estas ventajas convierten al teletrabajo en un incentivo para muchos sin embargo, es importante entender que esta opción también requiere mucha disciplina y prestar atención a los detalles para lograr el éxito en todas las tareas mientras se saca el máximo provecho al tiempo en casa.

Independientemente de si se trabaja en la casa unos cuantos días o tiempo completa, el teletrabajo es un proceso de aprendizaje. Algunas recomendaciones importantes para la familia y el trabajador son las siguientes:  

  1. Antes de iniciar la experiencia del teletrabajo, debemos tener claro, que esta es una experiencia familiar, no solamente del trabajador. Esto significa que debemos tener conversaciones claras y establecer reglas específicas para toda la familia sobre las condiciones del trabajo en casa relacionadas con el espacio, el horario y las herramientas. Además, es importante entender que a los niños les va a tomar un periodo de tiempo comprender con claridad lo que sucede y cómo deben de reaccionar. Por eso debemos de tomar, cuantas veces sea necesario, espacios de tiempo para explicar y reforzar las conversaciones que en un inicio tuvimos con ellos y así la comprensión al respecto va a ser cada vez mayor.
  2. Es muy importante balancear adecuadamente los tiempos de trabajo con los tiempos de aprovechamiento personal. Si se trabaja en casa, es prioridad establecer y respetar un horario de trabajo y tener reglas claras tanto para mí como trabajador, como para mi familia. Aun cuando haya flexibilidad, debemos tener horas específicas y momentos definidos para laborar. Estos tiempos ayudan a que todos entendamos y respetemos la separación entre el tiempo de trabajo y el tiempo de familia.
  3. También es importante no perder la concentración y minimizar la cantidad de pausas o interrupciones. Esto ayuda a no distraerse en los momentos importantes. Definir nuestra “hora de almuerzo” y pausas para descansar es necesario, respetar este tiempo y espacio es vital.
  4. En la disciplina del teletrabajo, debemos escoger un lugar específico y apropiado para nuestro tiempo de labor. Una “oficina, estudio o taller” que sea un área que pueda proveer comodidad y privacidad. Es igualmente importante tener reglas claras sobre esta área también. La puerta cerrada significa necesidad de trabajar sin interrupciones, espacio para reuniones o para pensar. Documentos o herramientas de trabajo fuera del alcance de los niños deben permanecer en espacios claros que todos los miembros de la familia reconocen y deben respetar.

Para nosotros, como familia, la experiencia con el teletrabajo ha tenido un impacto primordialmente positivo, enmarcado dentro de los beneficios y recomendaciones que hemos señalado. El mayor valor que hemos encontrado al poder hacer el trabajo desde la casa es la oportunidad de estar juntos, aun cuando las reglas son claras, los espacios y tiempos están bien definidos, es increíble ver la alegría de nuestros hijos cuando saben que Papa o Mamá están trabajando en casa. Esta expresión natural y completamente espontanea de los niños refleja con claridad esas necesidades primordiales que tenemos como personas y familia, pasar tiempo de calidad unos con otros y saber que tenemos cerca a las personas más significativas de nuestra vida.

La Casa es de Todos

“La Casa es de Todos”es una serie de videos educativos que buscan fomentar la corresponsabilidad de todos los miembros de la familia en las tareas de la vida familiar basados en los principios del amor, el servicio, la justicia y la responsabilidad. 

Acerca del Autor

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

En Alta Estima

Amado pastor, amada pastora, hoy damos gracias a Dios por el llamado que Nuestro Señor Jesucristo le hizo a usted para pastorear a su pueblo durante este tiempo tan particular.

Lo Mejor Está Por Venir

Cuando las cosas no se ven del todo claras y hay un poco de incertidumbre, es normal que sintamos angustia o temor. Pero recuerde, lo mejor está por

Recursos de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Nueva Serie Disponible
Esta es una serie de 9 videos elaborada por Enfoque a la Familia que pretende guiar a los padres sobre cómo educar en sexualidad a sus hijos desde etapas tempranas de la infancia. ¿Los temas de sexualidad no deberían iniciar en la adolescencia? La respuesta es “No”. La educación sexual empieza desde que el niño está pequeño.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.