Helen es bella y tierna, compartimos muchas aventuras, y es fácil llevarse bien con ella. Estudió psicología (creo que fue bueno, porque así me comprende mejor). Cuando algo no camina, es sincera y me lo dice, debo confesar que generalmente tengo alguna explicación para lo que haya sucedido, pero termino pidiendo perdón, y tratando de rectificar el camino. Una de las mejores cosas de Helen es que es alegre, y a mí me gusta verla feliz y realizada.

Ella pone en balance mi vida. Me ha enseñado e insistido en la importancia de tomar el tiempo necesario para la familia. Lo bueno, es que para mí ya no es algo difícil, es un placer y un deleite. Digo que ya no es una carga porque al inicio de mi matrimonio me sentía culpable al tomar tiempo para mí familia. Siempre sentía que había mucho trabajo y era impulsado por mi sentido de responsabilidad.

Gracias a Dios con Helen aprendí que la familia es importante, y es un don de Dios en el cual debemos invertir. Ahora puedo celebrar cumpleaños, festejar mi aniversario de bodas, disfrutar de las vacaciones en familia, y así, vivir todas las etapas que las familias pasamos.

Deseo con todas mis fuerzas que cada uno nos deleitemos en el seno de nuestras familias y aprendamos a disfrutar el tiempo que compartimos con ella. Que no nos sintamos mal o culpables en invertir tiempo en esta nuestra herencia, la familia. Hay razones suficientes para esto, una de ellas es que, continúan con nosotros el resto de nuestras vidas. Amo mi hogar, me deleito al ver crecer a mis hijos, ellos, los que Dios me dio para cuidar y formar. Amo a mi esposa, ella es realmente especial.

Hoy debo detenerme y dar gracias a Dios porque reconozco que Él ha estado con nosotros en todo momento y Su gracia nos ha sostenido, ha sido nuestro refugio en los momentos de angustia y en los buenos tiempos. Su gracia y misericordia han sostenido nuestras vidas, dándonos una expresión mayor de realización y libertad dentro del hogar.

Pido a Dios que nos permita a cada uno de nosotros amar la familia que nos ha dado y aportar lo mejor que tenemos para edificarla de la mejor forma posible.

Firma Sixto Porras

Consejería y Asesoramiento

¡LA AYUDA ESTÁ AQUÍ! PODEMOS AYUDARLE A LLEVAR SANACIÓN Y RESTAURACIÓN A SU FAMILIA CON PERSPECTIVAS CRISTIANAS EN LAS QUE PUEDE CONFIAR.

Acerca del Autor

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

En Alta Estima

Amado pastor, amada pastora, hoy damos gracias a Dios por el llamado que Nuestro Señor Jesucristo le hizo a usted para pastorear a su pueblo durante este tiempo tan particular.

Lo Mejor Está Por Venir

Cuando las cosas no se ven del todo claras y hay un poco de incertidumbre, es normal que sintamos angustia o temor. Pero recuerde, lo mejor está por

Recursos de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Nueva Serie Disponible
Esta es una serie de 9 videos elaborada por Enfoque a la Familia que pretende guiar a los padres sobre cómo educar en sexualidad a sus hijos desde etapas tempranas de la infancia. ¿Los temas de sexualidad no deberían iniciar en la adolescencia? La respuesta es “No”. La educación sexual empieza desde que el niño está pequeño.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.