Conozca sobre nuestro  próximos talleres en línea
Scroll Automatically

Lo que me Enseñaron las Escrituras sobre la Feminidad

Mis días están repletos de actividades como madre de cuatro hijos, esposa, empleada de tiempo parcial, cocinera, amiga de muchos y chofer regular. Esto significa que hay momentos en los que, agotada, me pregunto:”¿Dios, estoy aportando algo?¿Estoy viviendo realmente la vida que Tú me llamaste a vivir?”  

En mi cansancio, a menudo estoy confundida y posiblemente influenciada por las expectativas del mundo sobre quién debería ser como mujer – como esposa y madre. Me comparo con cada mujer que me encuentro, tomando nota de todo lo que ella es y comparando lo que no soy, con todo lo que ella es. Y ahí es cuando tengo que volver a enfocarme para ver si estoy honrando y glorificando a Dios, primero y principalmente  aceptando quien Él me hizo ser, y haciendo lo que Él me llamó a hacer.

Proverbios 31:10-12 (NVI) dice “Mujer ejemplar, ¿dónde se hallará? ¡Es más valiosa que las piedras preciosas! Su esposo confía plenamente en ella y no necesita de ganancias mal habidas. Ella le es fuente de bien, no de mal, todos los días de su vida.”

Así que me pregunto, ¿cómo podría lucir una mujer de Proverbios 31 en esta época? Entiendo que esto se verá diferente para cada una de nosotras, especialmente en nuestras diferentes etapas de la vida, y creo que los grupos orientados a la fe a menudo terminan con malas concepciones. Pero estoy segura de que ser una mujer de Dios se trata menos acerca de lo que hago y más acerca de quién Dios dice que yo soy, y cómo eso se refleja en mi comportamiento.

¿Cómo no luce la feminidad bíblica?

A través de los años he escuchado mensajes de líderes cristianos, pastores y mentores que me han dejado confundida, preguntándome cuáles deberían ser mis metas como una mujer de Dios. Con muchas enseñanzas falsas acerca de la verdadera mujer bíblica, tengo curiosidad por saber cuáles lecciones de estas puedo desechar.

La mujer de Proverbios 31 es una de las mujeres más conocidas en las Escrituras, así que asumí que sería un buen ejemplo a seguir en busca de dirección. Al considerar lo que esta mujer modeló para nosotros, podemos entender más claramente lo que ella no nos modeló.

La mujer de Proverbios 31:

  • no era una mujer que trabajaba estrictamente en su hogar con sus hijos
  • no permanecía en silencio cuando tenía una opinión
  • no era débil, ni pasiva en su presentación
  • no renunció a dejar su huella en el mundo

¿Como luce la feminidad bíblica?

Proverbios 31 continúa describiendo la mujer virtuosa en los versos 13 al 25 (NVI):

Anda en busca de lana y de lino, y gustosa trabaja con sus manos. Es como los barcos mercantes, que traen de muy lejos su alimento. Se levanta de madrugada, da de comer a su familia y asigna tareas a sus criadas. Calcula el valor de un campo y lo compra; con sus ganancias planta un viñedo. Decidida se ciñe la cintura y se apresta para el trabajo. Se complace en la prosperidad de sus negocios, y no se apaga su lámpara en la noche. Con una mano sostiene el huso, y con la otra tuerce el hilo. Tiende la mano al pobre, y con ella sostiene al necesitado. Si nieva, no tiene que preocuparse de su familia, pues todos están bien abrigados. Las colchas las cose ella misma, y se viste de púrpura y lino fino. Su esposo es respetado en la comunidad; ocupa un puesto entre las autoridades del lugar. Confecciona ropa de lino y la vende; provee cinturones a los comerciantes. Se reviste de fuerza y dignidad, y afronta segura el porvenir.

Honestamente, leer sobre esta asombrosa dama ¡hace que me canse más de lo que ya estoy! Ella era lo opuesto a todo lo que a menudo nos han guiado a creer que una mujer de Dios debería ser en el siglo 21. La mujer de Proverbios 31 fue una mujer increíblemente valiente, viviendo en una cultura donde las mujeres no estaban logrando todo lo que ella estaba esforzándose en hacer.

Escuche este podcast de 3 partes:

Para que realmente abracemos lo que el Señor nos ha llamado a ser, creo que sería útil comprender el ejemplo bíblico de esta mujer, al mismo tiempo que nos esforzamos por comprender lo que Dios nos ha dado a cada una de nosotras para ser Sus preciosas hijas. Debemos saber nuestro objetivo si vamos a dirigirnos en la dirección correcta. 

Cuando habla, lo hace con sabiduría; cuando instruye, lo hace con amor.  Está atenta a la marcha de su hogar, y el pan que come no es fruto del ocio. Sus hijos se levantan y la felicitan; también su esposo la alaba: «Muchas mujeres han realizado proezas, pero tú las superas a todas». Engañoso es el encanto y pasajera la belleza; la mujer que teme al Señor es digna de alabanza. ¡Sean reconocidos sus logros, y públicamente alabadas sus obras!

(Proverbios 31:26-31, NVI)

Por años yo quise evitar este pasaje de las Escrituras, porque la descripción de esta mujer me hacía sentir que para imitarla yo no podría dormir, comer o incluso abrir mi boca y hablar. Sin embargo, recientemente pude entender otra forma de mirar a esta mujer maravillosa.

En la lectura del libro del Dr. Tony Evans y Chrystal Evans Hurst, Kingdom Woman (La Mujer del Reino), me di cuenta que la mujer de Proverbios 31 ejemplificaba cualidades grandiosas porque en realidad ella era fuerte, inteligente, capaz, dadivosa, con recursos, eficiente y de mentalidad espiritual. Desafortunadamente, si las mujeres de hoy se esfuerzan por ser todas esas cosas, en todo momento, ellas sentirán como si fallaran.

Entonces, hagámoslo práctico. Puede ser posible cumplir el llamado de Proverbios 31, pero esas cualidades no tienen que ser todas cumplidas simultáneamente. Mucho de lo que se destaca acerca de esta mujer, es en lo que nos estamos convirtiendo a medida que nos volvemos más como Cristo.

Para ponerlo en términos más contemporáneos, el Dr. Evans y su hija Chrystal lo presentan para que no parezca tan inalcanzable. Ellos explican que la mujer de Proverbios 31 hizo lo siguiente:

  • Ella honró y respetó a su esposo.
  • Ella alimentó a su familia con lo más saludable y los vistió con lo mejor que pudo costear.
  • Ella invirtió el uso de sus habilidades en un negocio personal.
  • Ella le habló sabia y amablemente a los demás.
  • Ella se vistió atractivamente.
  • Ella ayudó a los pobres.

Esta lista me simplificó las cosas. Quitó algo de la culpa y la vergüenza que sentía por no estar a la altura y parte de la confusión al no saber cuáles eran las expectativas. Como resultado de un mejor entendimiento de este pasaje, siento que puedo tomar un respiro profundo y darme un poco de gracia para verme como una mujer de Dios “en crecimiento” que busca complacer al Señor.

La feminidad bíblica en la modernidad

Creo que las mujeres tenemos otra fuerza respirando en nuestros cuellos, ya que Satanás nos recuerda todo lo que no somos, en lugar de todo lo que somos. Nos encontramos a nosotras mismas creyendo las mentiras del Enemigo, comparándonos con otras y luchando con las expectativas de la cultura.

Podría ser útil entonces, darse cuenta de que la mayoría de las mujeres en la Biblia no eran frágiles, ni tranquilas. Ellas fueron sorprendentemente audaces y dijeron lo que pensaban sobre los problemas de sus días. Ellas superaron obstáculos, lucharon y rompieron las normas sociales, para defender a Aquel en el cual creían. No eran mujeres que guardaban silencio, débiles o pasivas. Estaban impactando sus comunidades e incluso cambiando los caminos de muchos a su alrededor.

Al igual que la mujer de Proverbios 31, estamos llamadas a ser mujeres de impacto. Estamos llamadas a usar las fortalezas y los talentos que Dios nos ha dado, en cada etapa de nuestra vida, donde sea que creamos que el Señor nos está llamando a usarlos. Si eso es dentro del hogar, debemos ser fuertes y valientes al servir a nuestra familia. Y si eso es a través de una carrera, debemos dedicarnos a ella con todo nuestro corazón. En ambos escenarios, seguimos siendo mujeres de Dios simplemente viviendo nuestro llamado en formas que pueden parecer diferentes.

Quiero motivarle a seguir el ejemplo de la mujer de Proverbios 31. Ame profundamente a su esposo y su familia, hónrelos y valórelos sin importar cómo luce su actual etapa o llamado. Ore con su esposo y discutan las decisiones relacionadas con su llamado, y luego encuentre soluciones con las que ambos se sientan bien.

Como una mujer casada, sea la “esposa excelente” que está llamada a ser. Sea la esposa en quien confía su esposo y le trae “bien, no mal, todos los días de su vida”. Si realmente quiere ser valiente, pregúntele a su esposo cómo sería esto específicamente para él. Dedique un tiempo pidiéndole a Dios que le revele cualquier punto ciego en su vida, y continúe buscándolo, mientras se convierte en la esposa que Él desea que usted sea.

Por último, usted está llamada a temerle a Dios en todo lo que hace, incluyendo en su rol como esposa. Hónrelo a Él con sus pensamientos, palabras y acciones. Búsquelo y pídale la ayuda que necesita en cada decisión que toma y cada acción que emprende. Que lo pueda glorificar en todo lo que haga, mostrando evidencia de ser una seguidora de Cristo por el amor que le muestra a aquellos a su alrededor (Juan 13:35).

Sea fiel para vivir su vida un día a la vez –dándose gracia conforme crece y se desarrolla en su propia versión de la mujer de Proverbios 31. En lugar de perder su tiempo mirando a todos y a todo lo demás para decidir qué expectativas deben estar en su vida, dedique más tiempo a mirar hacia arriba. Pídale al Señor que dirija su camino. Él es fiel, y le creó para un propósito mayor de lo que pueda imaginar.

Escuche este podcast de 3 partes:

Erin Smalley se desempeña como la gerente del programa de ministerios matrimoniales en Focus on the Family y es la autora de varios libros incluyendo La Esposa de todo corazón.

2020 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Utilizado con permiso. Publicado en inglés en focusonthefamily.com.

Artículos más recientes

Mujer arrecostada al hombro de su pareja

¿Qué es la Codependencia?

En general, se entiende la codependencia como un mecanismo de afrontamiento adaptativo utilizado compulsivamente por aquellos que intentan encontrar valoración personal y sentido de logro satisfaciendo las necesidades percibidas en los demás.

Leer más

Cursos en línea para Padres, Matrimonios e Iglesias

Capacítese para ser un gran papá, tener un buen matrimonio y fortalecer su fe.
Vea más información sobre los cursos en línea o visite la tienda para ver los recursos físicos a continuación:
Curso- Landing - El Amor Verdadero se Compromete
Logo color - Landing - El Amor Verdadero se Compromete
Complete este formulario y vea el primer episodio GRATIS de curso
Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.
Banner 5 - Landing - El Amor Verdadero se Compromete

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.