Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

¿Puedo tener amistades del sexo opuesto si estoy casado?

Dios quiere que tengamos amigos, y eso puede incluir tener amigos del sexo opuesto, pero esas amistades deben tener algunos límites.

¿Está bien tener amistades del sexo opuesto?

Mire lo que dice Hebreos 10:24-25 (NVI): “Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.”

Y aquí hay otro versículo de la carta de Pablo a los Tesalonicenses (5:11, NVI): “Por tanto, anímense y edifíquense unos a otros, tal como lo están haciendo.”

Es evidente que Dios quiere que tengamos amigos y nos relacionemos unos con otros, y creo que eso puede incluir tener amigos del sexo opuesto. Pero esas amistades deben ir acompañadas de algunas estipulaciones importantes.

En primer lugar, estas amistades no deben ser íntimas, es decir, en las que se tiene mucho contacto personal o se cuentan detalles íntimos de la vida el uno al otro; esto podría traerle algunos problemas en poco tiempo. Las amistades con el sexo opuesto deben ser casuales: El tiempo que pasen juntos debe ser poco frecuente, y cuando se vean, deben ser guiados por límites sólidos que usted y su cónyuge han acordado previamente (más adelante hablaré de esto).

En segundo lugar y, en realidad, está demás decir que estas amistades deben ser completamente abiertas y sin secretos. Nada de andar a escondidas, porque si usted está ocultando una relación a su cónyuge eso ya debería encenderle algunas alarmas.

En tercer lugar, su cónyuge no solo debe saber de su amistad con alguien sino también bendecirla. Usted tiene que darle a su esposo o esposa una carta comodín para usarla relacionalmente. Si sienten que una relación es un problema, adivine qué: lo es. Nunca le diga a su cónyuge que está paranoico o celoso. No cierre esa conversación, háblenlo con sinceridad. Y si la amistad es un problema, póngale fin inmediatamente. Si no es posible ponerle fin porque usted y su amigo trabajan juntos, entonces establezca límites sólidos acordados entre usted y su cónyuge. 

Estas conversaciones no son fáciles de tener con su cónyuge. Es muy fácil enojarse, ponerse a la defensiva o menospreciar la preocupación de su cónyuge. Y créame, sé muy bien lo mal que pueden salir este tipo de conversaciones.

Un ejemplo en nuestro matrimonio

Solo en dos ocasiones en nuestro matrimonio Erin se ha acercado a mí para hablar sobre las inquietudes que ha tenido de mis amistades con compañeras de trabajo (que por cierto, ninguna de ellas trabaja en Focus on tha Family), y siendo sincero las dos veces respondí poniéndome a la defensiva.

“¿No confías en mí?” le pregunté. “¿Crees que soy idiota?”.

Interpreté sus inquietudes como si fueran una acusación contra mí. Pensé que ella estaba dudando de mi integridad, y muchos cónyuges podrían responder a la defensiva, de la misma forma que yo. Quizás también podrían tomarse esas inquietudes de forma personal acusando a la otra persona de ser celosa, controladora o paranoica. Pero toda esta inseguridad, culpabilización y actitud defensiva conduce a una mayor desconexión relacional y, a menudo, a una auténtica pelea, como nos ocurrió a Erin y a mí. Y eso solo hizo que el miedo y las inquietudes de Erin fueran reforzadas. 

Si su cónyuge llega a plantearle sus inquietudes, puede entenderlo de esta manera: Quizás usted sea un gran conductor, pero no está demás tener un auto con frenos antibloqueo. Puede tener talento para la carpintería, pero eso no significa que va a dejar de usar las gafas de seguridad cuando trabaje con una máquina de cortar madera. Y esto mismo ocurre con las amistades del sexo opuesto: la seguridad es primordial. En ese momento Erin necesitaba un poco de seguridad extra que yo le negué.

Más adelante, logramos sentarnos y hablar sobre el tema. Puse a un lado mi actitud defensiva, y escuché sinceramente lo que Erin trataba de decirme. Después de esta conversación, fui capaz de hablar sobre algunos límites buenos y firmes que podía establecer con las mujeres en el trabajo.

Algunas pautas para las amistades con el sexo opuesto

Ya he mencionado un par de veces la palabra “límites”. ¿Cómo son exactamente esos límites con las amistades del sexo opuesto? Piense en lo siguiente:

Haga que la relación con su cónyuge sea prioritaria.

Ninguna relación, incluso la que tiene con su esposa o esposo, puede ser su “todo”. Nadie puede cubrir todas sus necesidades relacionales. Pero cuidar la amistad que tiene con su cónyuge debe ser prioridad sobre cualquier otra relación que usted tenga fuera de la familia.

Cultive y mantenga sus amistades del mismo sexo

Éstas deberían constituir sus amistades más íntimas y enriquecedoras.

Desarrolle contactos sociales junto a su cónyuge

Invite a cenar a su amigo del sexo opuesto, junto con su cónyuge o un invitado. Vayan juntos a los partidos de béisbol. En lugar de cultivar una amistad con una mujer o un hombre fuera de su matrimonio, mejor desarrolle una amistad con una pareja, donde todos puedan reunirse para compartir la vida y compañía.

Tenga cuidado con las interacciones

No vaya solo con su compañero de trabajo del sexo opuesto a comer, y si puede evitarlo no haga un viaje de negocios solo con él o ella. Pero si no puede evitarlo, entonces establezca límites firmes. Si interactúa con un amigo o colega del sexo opuesto en Internet, asegúrese de que la comunicación sea por un motivo razonable.

Para ser franco, no creo que tenga que estar enviando mensajes de texto “casuales” a alguien del sexo opuesto. Si quiero bromear siempre me aseguro de incluir a otras personas, y de que sea un mensaje de grupo. Eso significa mantenerse a salvo.

Haga una evaluación sincera de usted mismo

Sea consciente de sus propias debilidades y vulnerabilidades, y preste atención a las señales de advertencia que le dicen que esa amistad podría estar entrando en aguas turbias. Por ejemplo, ¿ha fantaseado alguna vez con su amigo? ¿Está intercambiando información muy personal con él o ella? ¿Oculta la relación de alguna manera, borrando mensajes para que su cónyuge no los vea?

Establezca directrices sobre cómo debe comportarse con el sexo opuesto.

Plantéense las siguientes preguntas:

– ¿Qué opinas de las amistades de distinto sexo en nuestro matrimonio? ¿Cómo podrían ser apropiadas y enriquecedoras? ¿Qué las haría inapropiadas?

– ¿Qué opinas de las relaciones entre personas del sexo opuesto en el trabajo? ¿En qué se diferencian de las amistades fuera del trabajo?

– ¿Qué esperas de mí cuando me relaciono con personas del sexo opuesto (lugares prohibidos, temas inapropiados, frecuencia con la que paso tiempo con esa persona, etc.)? ¿Cuáles son tus expectativas de mis relaciones laborales con personas del sexo opuesto?

– ¿Qué normas crees que son importantes en una amistad entre personas del sexo opuesto? ¿En el trabajo? ¿Fuera del trabajo?

El espíritu que subyace a estas directrices es importante, y usted debería incorporar ese espíritu a su matrimonio. Ninguna amistad -nueva o antigua- vale la pena tanto como para dañar la relación que usted tiene con su cónyuge.  

Sombra

LÍMITES SEXUALES en el MATRIMONIO

Sixto Porras habla de prácticas saludables para las relaciones.

Artículos más recientes

Consejos para Matrimonios con Hijos Especiales

A través de estos tiempos difíciles, descubrimos principios matrimoniales esenciales que hicieron crecer el amor que sentíamos el uno por el otro y fortalecieron nuestro matrimonio. Al cuidar de nuestra hija con necesidades especiales nuestra relación se hizo más resiliente.

Leer más »
Logo - Agotamiento Emocional - Enfoque a la Familia
Si siente que sus reservas físicas y emocionales se han acabado, este curso es para usted. Un llamado al descanso, la salud integral y la confianza en Dios
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.