¡PROVEA ESPERANZA!

¡Done para salvar bebés de ser abortados!
PRESIONE AQUÍ PARA SALVAR VIDAS

¡Sí, quiero salvar vidas!

Gracias por elegir el siguiente monto para ayudar:

Adopción: ¿Cómo Alinear sus Sueños como Pareja?

Yo no estaba completamente convencido de unirme a los sueños de mi esposa de adoptar. Pero finalmente nos encontramos en la misma página. Tenemos algunas sugerencias para que ustedes logren alinear sus sueños y puedan dirigirse hacia el mismo objetivo.

La película “Mully” es una de las historias más hermosas sobre el cuidado de los huérfanos, que yo (Greg) he visto. Es la verdadera historia de Charles Mully, quien siendo un niño de 6 años en Kenia, fue abandonado y creció solo en las calles. Contra todo pronóstico, Charles prosperó y como adulto parecía tenerlo todo: una esposa hermosa, ocho hijos maravillosos, un hogar grandioso y varios negocios prósperos. Pero Charles comenzó a preguntarse si Dios tenía algo más para él.

Contra el consejo de su familia y comunidad, Charles vendió su negocio y se dispuso a cuidar a los niños huérfanos, niños de la calle justo como él lo había sido. Fundó “Mully Children’s Family”, una de las mayores organizaciones de rescate, rehabilitación y desarrollo de niños en África.

Mientras miraba la película, una de las cosas que me llamó la atención fue cómo Ester, la esposa de Charlie, manejó su nuevo llamado. Sólo puedo imaginar la impresión e incredulidad que tuvo cuando su esposo anunció que iba a vender su fuente de ingresos para cuidar de los huérfanos. Una semana después de contarle a su familia sus intenciones, Charles trajo a casa tres huérfanos de las calles para cuidar de ellos.

Yo tuve un momento “Mully” similar en mi matrimonio, pero yo no empecé siendo tan comprensivo como Esther. Mi esposa, Erin, fue adoptada desde bebé. Desde que era niña soñaba con el día que ella misma adoptara una niña bebé. Me habló de este llamado antes que nos casáramos y me dijo que el hombre con el que se casara tendría que estar abierto a la adopción.

Pero ¿realmente yo lo estaba? Dejaré que Erin cuente la historia:

La historia de Erin

“Oye amor” le pregunté a Greg: “¿estarías dispuesto a adoptar algún día?” Sin dudarlo, él estuvo de acuerdo. Pero para ese “algún día” faltaba bastante tiempo. Nos casamos poco tiempo después de esa conversación y tuvimos tres hijos biológicos.

Nuestras vidas y nuestro nido estaban bastante llenos. Pero yo nunca renuncié a ese sueño de adoptar; seguí orando por esto. Y aunque Greg no se resistió abiertamente a la idea, tampoco estaba muy entusiasmado.

Varios consejeros sabios me dijeron que, si una persona no está compartiendo plenamente un sueño, dejara de lado este sueño hasta que se lograra la unidad. Entonces hicimos eso. Pasaron varios años más. Yo seguí orando.

Un día, estábamos liderando un seminario de matrimonios en Wisconsin. Le pedimos a las parejas que asistieron que dedicaran un tiempo a preguntarle al Señor qué los estaba llamando a hacer como pareja. Greg y yo también participamos en este ejercicio. Fue entonces cuando ambos vimos la adopción en nuestro futuro. Incluso decidimos qué nombre le pondríamos a nuestra futura hija adoptiva: Antoinette Rose, en honor a mi mamá. Seguramente esto pasará ahora, pensé.

Pero entonces vinieron siete años de orar por “Annie” y aún no la habíamos encontrado. Nuestros hijos biológicos estaban creciendo, y comenzamos a preguntarnos si este sueño mío no se cumpliría.

Y fue entonces cuando viajamos a China. Cuando regresamos, un amigo que no sabía nada acerca de las oraciones que por mucho tiempo habíamos hecho sobre el tema de adopción, nos preguntó si habíamos visitado un orfanato mientras estábamos en China. Nos dijo que, justo el mes anterior, él había ido a un orfanato chino y allí conoció a una pequeña niña maravillosa. ¿Su nombre? Annie.

Sentí que nuestra oración había sido respondida. Aproximadamente 16 meses después, trajimos a nuestra Annie a casa.

Esta historia de sueños diferentes tuvo un final feliz, pero Greg y yo experimentamos bastantes dificultades a lo largo del camino. La adopción para mí era prácticamente un sueño de toda la vida, y fue difícil cuando Greg no estuvo listo para adoptar en el tiempo que yo anhelaba. Yo no sabía si en algún momento él cambiaría de opinión. Ese cambio fue parte de un proceso, que Greg explica a continuación.

Esperando por nuestros sueños

Erin tiene razón: Yo no estaba completamente de acuerdo con su sueño de adopción. Al menos, no al principio. Atravesar esa temporada de incertidumbre fue difícil para ambos. Pero aprendimos mucho durante ese tiempo y, finalmente, nos encontramos en la misma página.

Aquí hay algunas sugerencias para alinear sus sueños y los de su cónyuge, para que se puedan dirigir hacia el mismo objetivo:

1. Tome conciencia

Primero, yo necesitaba entender mejor por qué dudaba en perseguir el sueño de adopción de Erin. Creo en Santiago 1:27a (NVI): “La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es esta: atender a los huérfanos”. Pero algo me impedía perseguir la adopción de todo corazón. Le pregunté a Erin si podríamos hablar del tema. Yo quería explorar cualquier problema que pudiera estar detrás de mi indecisión.

Mientras hablábamos, quedó claro que yo tenía miedo de renunciar a nuestra vida tranquila. Estábamos a punto de iniciar nuestra etapa de nido vacío a principios de los 50s. Tenía miedo de que, si adoptábamos, perderíamos eso. Erin y yo habíamos construido un ministerio que incluía hablar en conferencias y retiros, y yo sentía que adoptar podría arriesgar eso de alguna manera.

Erin pudo haber respondido diciendo algo como “¡Qué egoísta!” o “Dios proveerá” o cualquier número de frases cristianas. Pero yo no necesitaba un cliché, un discurso de ventas o un juicio. Necesitaba comprensión y empatía. Necesitaba que mi esposa escuchara mis preocupaciones. Una vez que entendí lo que realmente estaba sucediendo dentro de mí, esa nueva perspectiva me ayudó a calmarme.

2. Conviértase en un servidor

1 Pedro 3:7(a) dice: “De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto.” Una de las mejores formas de honrar a su esposa es sirviéndole. Pero, en última instancia, su rol como esposo no es solo servirle a su esposa, sino sacrificarse. A menudo es fácil ayudar o apoyar, pero otra historia diferente es que servir cueste algo que usted quiere. Si usted está luchando para unirse al llamado de su cónyuge, debe decidir si esta es una oportunidad para realizar un sacrificio.

Pero aquí hay algo interesante acerca del sacrificio: No se trata de rendirse o ceder. Se trata de dar algo precioso, para ganar algo igualmente precioso.

Antes de entender este aspecto, no podía simplemente decirle a Erin: “Sigamos adelante; adoptemos, simplemente me sacrificaré.” Yo simplemente no me encontraba aún en ese punto. Si usted siente lo mismo, busque una solución que les parezca adecuada a ambos.

3. Funcionen como compañeros de equipo

Una de las mayores verdades que he aprendido sobre el matrimonio, es que no existe una solución en la que se gane y se pierda. En el matrimonio, están en el mismo equipo. O ganan juntos, o pierden juntos.

No puedo obligar a mi esposa a que se comporte como una compañera de equipo. No puedo controlar sus acciones. Pero puedo actuar como su compañero de equipo.

Yo quería que Erin supiera que, aunque no estaba (aún) completamente comprometido con su sueño, estaba totalmente comprometido con ella. Durante nuestras discusiones de adopción, le dije a Erin que, aunque me sentía indeciso, quería encontrar una solución con la que ambos nos sintiéramos bien. Quería una solución que nos beneficiara a todos.

La clave para encontrar una solución en la que todos ganen, es descubrir lo que cada persona quiere realmente. Yo quería proteger nuestro ministerio matrimonial. Erin quería devolver lo que le habían brindado a ella como huérfana: una familia. Entre más hablábamos de lo que cada uno quería, más nos acercamos a encontrar una manera de adoptar y continuar con nuestro ministerio matrimonial. Necesitábamos cambiar nuestra mentalidad de perseguir nuestros propios intereses para apoyarnos mutuamente, actuando como un equipo.

Laptop con primer episodio de VEa la Vida 2021

Vea GRATIS toda la serie:
Vea la Vida

¿Cuándo comienza la vida? ¿Realmente quiere saberlo?  Celebrando a los héroes del movimiento Pro-Vida.  Llene el formulario y vea la serie completa:

Done para salvar bebés de ser abortados.

Cada USD $60 que done ayudará a salvar la vida de un bebé por nacer a través del programa de Enfoque a la Familia, Option Ultrasound. Equiparemos centros de embarazo con máquinas de ultrasonido de clase mundial, en ciudades con altos índices de aborto, para ayudar a las mamás a ver el bebé que está creciendo dentro de ellas y desear elegir la vida!


© 2021 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Utilizado con permiso. Publicado originalmente en inglés en focusonthefamily.com.

Artículos más recientes

Un Audiolibro y devocional diario para ser victoriosos ante la tentación

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.