Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

Ellos antes que nosotros: La lucha por los derechos de los niños

LOS NIÑOS TIENEN DERECHO A UNA MADRE Y A UN PADRE

Katy Faust es una mujer de Seattle que ha sido irritada por un tema en particular que la ha dejado enardecida. También es una madre de cuatro hijos y esposa de un pastor. Ella no siempre fue así. La mayoría del tiempo, ella era una mujer tímida y reservada. Pero entonces algo la hizo estallar en gran manera. Ella dice que “fue como si se volviera loca”.

Lo que detonó su enojo provocó el inicio de un movimiento internacional, influyente, liderado por mujeres, que ha profundizado en cómo debe entenderse la familia. A continuación está la historia.

La mamá y el papá de Katy se divorciaron cuando ella tenía 10 años. Fue difícil para ella, a pesar de que mantuvo una relación muy cercana con ambos padres. Su padre se volvió a casar y su madre se mudó con su pareja femenina, quien no fue la causa del divorcio. Ella continuó amando a su madre y tomó en cuenta a su pareja como a una amiga cercana. Pero si Katy hubiera podido tener una varita mágica, esa joven hubiera reparado el matrimonio de sus padres. Estas nuevas familias dejaron una herida profunda en el corazón de Katy. Ella no está sola en esto.

Vayamos a un día normal del 2012 y a lo que hizo que Katy realmente estallara. Tuvo que ver con la evolución cultural del lenguaje sobre la composición de la familia. Ella explica que justo en el momento en que el presidente Obama “progresó” misteriosamente sobre el tema del matrimonio entre personas del mismo sexo (quien estando en contra, una noche después de hablar con su hija en edad escolar a la hora de dormir, estuvo a favor) la repugnante palabra “intolerante” se asoció a cualquiera que creyera lo que la humanidad siempre había creído: que los niños necesitan el amor de una madre y un padre en matrimonio.

En su lugar, los activistas estaban diciendo que los niños solo necesitaban dos padres, cualquier par de padres.

Ella sabía que esto era una mentira; lo sabía de primera mano. Y ella sabía que la mentira se había creado con fines políticos e ideológicos. Ella, su esposo y muchos de sus amigos en la Seattle super liberal sostuvieron simultáneamente que es una tragedia cuando cualquier niño pierde el acceso a su madre y su padre, mientras también ama profundamente a sus familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo atraídos por personas del mismo sexo.

Katy estaba profundamente ofendida por la acusación barata y sin fundamento de que las personas que creían que los niños necesitaban una mamá y un papá en matrimonio eran intolerantes; pero todo esto más bien promueve una agenda en contra de los niños.

Katy explica en su reciente libro: “Como alguien que ha estado trabajando con niños durante dos décadas, sé que estas afirmaciones son mentiras motivadas políticamente” agregando “la presión por convertir a padres y madres en algo opcional para avanzar en un objetivo político me enfermó”. Y continúa, “Insinuar que a los niños no les importa si han perdido una relación con su padre o su madre, y afirmar que el género es irrelevante para la crianza, es peligroso y absurdo”.

LO QUE TODO NIÑO NECESITA

Lo que todo niño necesita se nos muestra en la naturaleza, a través de la unión de un hombre y una mujer específicos que se convierten en los únicos padre y madre del niño. Ese es el primer principio de la humanidad. La naturaleza se ha encargado de que sean las dos personas con más probabilidades de hacer un mejor trabajo criando, cuidando, alimentando, protegiendo y educando a ese niño para que llegue a una edad adulta exitosa. Y la segunda mejor opción es cuando un padre y una madre casados adoptan legalmente a hijos que no tienen a ninguno de sus dos padres.

Cada sociedad en marcha se establece sobre esta verdad y la ignora bajo su propio riesgo. Faust asegura correctamente que el derecho de un niño de ser amado por sus propios padres biológicos o adoptivos casados es absoluto. Es el primer derecho humano, después del derecho a la vida misma. No existe el derecho de los adultos hacia los niños. Solo existe la responsabilidad adulta sobre su descendencia natural o adoptiva.

Y aquí es donde nos hemos metido en problemas, pensando que, si los adultos pueden crear nuevos tipos de familias basados en sus propios deseos e intereses sexuales, entonces los niños que resulten de estas “familias modernas” se adaptarán y todo estará bien. Después de todo, se nos dice constantemente que “el amor hace una familia”.

Esta es otra de las mentiras que más ha disgustado a Katy Faust y a aquellos que trabajan con ella en el movimiento llamado: “Ellos antes que nosotros”. Katy explica que cada vez que usted escucha que se celebra el término “familia moderna”, cada uno de nosotros debería darse cuenta de lo que significa. La familia moderna existe porque al menos un niño perdió el acceso a su madre o padre debido al deseo de un adulto. Faust sostiene, basándose en gran cantidad de datos sociológicos, médicos y sicológicos catalogados cuidadosamente en su libro, que estas nuevas formas de familias son seriamente dañinas para los niños. Ella lo escucha en las historias de esos niños cuando alcanzan la edad adulta.

EL DIVORCIO HIERE A LOS NIÑOS

El divorcio sin culpas se esparció a través de la nación en los años de 1970 y 1980 con la gran promesa de que, si los padres que no eran felices podían dejar su matrimonio en búsqueda de otro más feliz, entonces los niños estarían más felices. Parecía una buena idea en ese momento. Pero ahora, después de 40 años de este experimento, sabemos que era una mentira. La mejor investigación que tenemos nos demuestra cuán profundamente ha impactado el divorcio a los niños y de maneras en las que nadie lo habría imaginado. Esto se debe a que el divorcio está dirigido por el deseo de los adultos, en lugar de las necesidades de los niños de tener su propia madre y padre en matrimonio. Katy afirma que el divorcio ha hecho recaer sobre los niños el duro trabajo que implica crear nuevas familias, en lugar de que los adultos hagan el trabajo duro para mantener junta a la familia original. Ella dice que esto precisamente está al revés.

EL ART Y LA SUBROGACIÓN LASTIMAN A LOS NIÑOS

La Tecnología de Reproducción Artificial (ART por sus siglas en inglés) como la inseminación artificial, donación de óvulos y esperma, así como gestación subrogada de un tercero, todas parecen ideas maravillosas porque ayudan a todos y cada uno a comenzar familias y tener hijos. ¿Qué hay de malo en eso?

Faust sostiene que esto es solamente “pro-familia” si se mira desde la perspectiva del interés de los adultos que intercambian dinero por niños como si fueran mercancías para separar a esos mismos niños de su madre y su padre reales. Esto mercantiliza a los niños para satisfacer los deseos de los adultos que quieren familias no tradicionales y esperan que los niños simplemente se las arreglen como puedan. Tanto la organización de Katy como otras organizaciones han documentado el profundo sufrimiento emocional y físico que viven los niños que se ven a sí mismos como huérfanos biológicos, sin importar cuán amorosos fueron los adultos que estuvieron en sus vidas.

Los adultos que atraviesan el extremadamente virtuoso proceso de adopción deben probar que son dignos de convertirse en padres pasando por las costosas y rigurosas verificaciones del Estado. Todo esto para velar por el mejor interés del niño. Katy explica que “la única verificación que debe cumplir cualquiera que quiera convertirse en padre a través de ART es un cheque en el banco”; es decir, una oportunidad al servicio de los deseos de los adultos ricos. La biología y la ley de adopción es lo que permite que alguien se convierta en padre. Cuando está a la venta, nunca es algo bueno.

El MATRIMONIO Y LA CRIANZA POR PADRES DEL MISMO GÉNERO LASTIMAN A LOS NIÑOS

A los defensores del matrimonio natural entre un hombre y una mujer se les increpaba constantemente con esta pregunta sin sentido: ¿De qué forma mi matrimonio homosexual puede afectar tu matrimonio heterosexual? Se pretendía frenar la discusión sobre si el matrimonio es una institución totalmente privada en la que solo participa la pareja. Nos decían que era una cuestión de adultos, y que todo lo que los niños necesitaban eran padres amorosos, sin importar su sexo. Eso también era una mentira, al servicio de los deseos de los adultos.

Los matrimonios del mismo sexo castraron la crianza. Si un matrimonio no necesita un esposo y una esposa, esa familia tampoco necesita una madre y un padre. Y los niños pierden porque a cada niño en un hogar del mismo sexo se le niega su madre o su padre de forma intencionada y deliberada.

Faust nos cuenta la historia de Helen quien fue criada por dos madres amorosas “El dolor en mi vida no provenía de que el Estado no reconociera la relación entre mis ‘dos mamás’. Provenía de la confusión de querer desesperadamente a un padre” dijo Helen.

Ella agrega “Anhelaba que mi padre me amara. Sufría por el padre que sabía que nunca tendría”. Todo el amor del mundo por parte de dos madres nunca puede reemplazar al de un padre.

Faust explica que cada una de esas tendencias – divorcio, ART y crianza de parejas del mismo sexo – privan a todos los niños de su derecho fundamental a tener un padre y una madre; y su libro y charla contienen argumentos convincentes de cuán dañino es esto para todos nosotros. Nos pide que nos replanteemos lo que nuestra sociedad ha creado por elección.

Katy está seriamente irritada en nombre de los niños porque no los hemos puesto a Ellos (los niños) antes que a Nosotros (los adultos). Y estamos acusando a aquellos que insisten en que lo hacemos por intolerancia. En Enfoque a la Familia estuvimos orgullosos y encantados de copatrocinar su charla de importancia crítica con nuestros muy buenos amigos en el Centro Colson.

Sombra

ABORTO EUTANASIA E IDEOLOGÍA DE GÉNERO❗

Sixto Porras y Jorge Gil debaten estos temas controversiales

Artículos más recientes

Consejos para Matrimonios con Hijos Especiales

A través de estos tiempos difíciles, descubrimos principios matrimoniales esenciales que hicieron crecer el amor que sentíamos el uno por el otro y fortalecieron nuestro matrimonio. Al cuidar de nuestra hija con necesidades especiales nuestra relación se hizo más resiliente.

Leer más »
Logo - Agotamiento Emocional - Enfoque a la Familia
Si siente que sus reservas físicas y emocionales se han acabado, este curso es para usted. Un llamado al descanso, la salud integral y la confianza en Dios
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.