Use los términos anatómicos, ¡es lo correcto!

Una encuesta de opinión pública en Estados Unidos llamada Gallup concluyó que el 67% de los padres usan los nombres adecuados para referirse a las partes masculinas y femeninas del cuerpo humano. ¿Cuáles palabras utiliza en su familia? 

Cuando nuestros hijos eran pequeños, mi marido y yo nos dimos cuenta de lo importante que era enseñarles a usar los términos anatómicamente correctos para sus partes privadas. Por supuesto, sabíamos que esto podría implicar pasar algunos momentos incómodos, como cuando nuestra hija de 2 años dijo: “¡Los niños tienen penes!” mientras disfrutábamos de una cena tranquila con los abuelos en un restaurante chino. Pero al final, pensamos que era más sabio usar los términos correctos, aunque pasáramos posibles vergüenzas. Además, con este enfoque se puede fortalecer la comunicación entre padres e hijos, prevenir el abuso y sentar las bases para una sexualidad sana. 

La Base de la Comunicación 

Uno de los beneficios de usar los términos precisos para las partes del cuerpo es que abre las líneas de comunicación entre padres e hijos. A medida que los niños se dan cuenta de que las conversaciones sobre sexo no son vergonzosas o prohibidas, aprenden que pueden hablar con mamá o papá sobre cualquier cosa. 

El escritor y médico Walt Larimore explica que usar los términos correctos provee de una base sólida para las conversaciones familiares. “Desde una edad temprana, mi esposa y yo les hablamos a nuestros hijos sobre el diseño divino de Dios para su sexualidad”, dice. “Para nosotros, esto implicaba usar los nombres anatómicamente correctos para cada parte del cuerpo. Discutíamos sobre las partes del cuerpo y sobre cómo éstas funcionan, tal como si fuera una conversación totalmente natural. Queríamos que nuestros hijos nunca se avergonzaran de lo que Dios creó”. 

Mi marido y yo usamos un enfoque similar. Usar las palabras correctas para pene, vagina y testículo cuando la situación lo amerita, elimina la vergüenza que puede provocar hablar de las áreas privadas. De esta forma, estos términos se vuelven normales, tal como si hubiéramos hablado del brazo o la nariz del niño. Hacer esto ayuda a establecer una base para conversaciones abiertas y honestas en los años venideros. 

Privado y de Acceso Prohibido  

Además de enseñar a los niños las palabras adecuadas para sus partes del cuerpo, también les hemos enfatizado que ciertas partes del cuerpo son privadas y tienen acceso prohibido a otras personas. El anuncio que nuestra hija de 2 años hizo en el restaurante chino fue uno de varios momentos incómodos en público. Hemos tenido que enseñar a nuestros niños cuándo y dónde es apropiado hablar (en voz alta) sobre estas partes del cuerpo. Pero vale la pena pasar un poco de vergüenza, si estamos totalmente seguros de que ellos no dudarán en decirnos si algo les llega a suceder.  

El Dr. Larimore dice que él y su esposa también llamaron “partes personales” o “partes privadas” a otras partes generales del cuerpo del niño (aunque no fueran sus órganos sexuales). “Era una estrategia de enseñanza”, dice. “Es otra forma de enseñar a nuestros niños que ciertas áreas de sus cuerpos son personales y privadas. A nadie se le permitía tocar o ver esas áreas sin su – y nuestro – permiso, y sin nuestra presencia.” 

Prevención del Abuso

Los expertos creen que enseñar a sus hijos términos sencillos y precisos para describir el cuerpo humano puede ayudarles a prevenir el abuso sexual al proporcionar a los niños el lenguaje que necesitan para hacer preguntas importantes, y especialmente para ser capaces de reconocer situaciones potencialmente peligrosas. Los depredadores suelen utilizar eufemismos para las áreas privadas, y el conocimiento de los términos adecuados le da a su hijo credibilidad en caso de que necesite reconocer o denunciar un abuso. 

Laura Palumbo, especialista en prevención del Centro Nacional de Recursos contra la Violencia Sexual (National Sexual Violence Resource Center), señala que los niños que entienden la terminología correcta están mejor preparados para un mundo en el que el abuso es una terrible realidad. “Enseñar a los niños términos anatómicamente correctos, de acuerdo con su edad, promueve una imagen corporal positiva, confianza en sí mismos y mejor comunicación entre padres e hijos”. 

Mirando al Futuro 

Usar los términos anatómicamente correctos con los niños, sienta las bases de los términos que necesitarán para discutir sobre las relaciones sexuales cuando llegue el momento de tener estas conversaciones. “Las investigaciones demuestran que la gran mayoría de los niños quieren que la información sobre el sexo y la salud sexual provenga en primer lugar de sus padres”, dice el Dr. Larimore. “Si te abres con tus hijos sobre temas como el sexo y la salud sexual a una edad temprana, entonces sabrán que estás ahí para ellos y para sus preguntas – las que fueran – en cualquier momento”. 

Cuando los niños sean mayores y se discuta a profundidad sobre estos temas, los padres podrán usar las palabras que sus hijos entienden. Eso puede proporcionar a los padres confianza mientras guían a sus hijos pequeños a través del proceso de desarrollo de una identidad sexual sana y completa. 

© 2020 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Usado con permiso. Publicado originalmente en inglés como “Using the Anatomically Correct Terms” en focusonthefamily.com.

Educación Sexual Para Niños

¿Los temas de sexualidad no deberían iniciar en la adolescencia? La respuesta es “No”. La educación sexual empieza desde que el niño está pequeño. 

Acerca del Autor

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

Recursos de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Nueva Serie:
Un Embarazo Inesperado

¿Cómo enfrentar la abrumadora noticia de un “positivo”? 
Una respuesta empática para aquellas mujeres que no planeaban la llegada de un bebé

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

0
Promesas firmadas
Reproducir vídeo
Unámonos para terminar con el aborto
Quedan:
Días
Horas
Minutos
Segundos
VIVA ESTE TRANSFORMADOR EVENTO PRO-VIDA
Unámonos para terminar con el aborto