Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

Distanciamiento Familiar: 6 maneras de reconciliarse con los hijos adultos

Usted puede acercarse a sus hijos adultos después de que se han distanciado aprendiendo nuevas maneras de construir confianza y respeto entre usted y sus hijos.

Luana y su hija Brenda, habían sido muy unidas y nunca imaginaron necesitar reconciliar sus diferencias o tener que aprender a reconstruir su confianza. Sin embargo, después de que Brenda se casó, una fisura se produjo en su relación. Durante 10 años antes de la boda, Luana y su esposo ayudaron a sostener a Brenda y su hijo. Después de que Brenda se casó, comenzaron a surgir los desacuerdos de crianza entre Luana y su hija. Ellas no pudieron encontrar puntos en común, lo cual comenzó a dirigirlas por el camino del distanciamiento familiar.

Brenda finalmente le dijo a Luana que no tenía permitido volver a ver a su nieto. Luana estaba devastada. Ella intentó hablar con su hija, y le pidió perdón por cualquier ofensa que le hubiese causado. Pero Brenda no quiso abordar la situación ni habló honestamente acerca de las heridas del pasado, y su relación se deterioró.

Si usted tiene una situación parecida a la de Luana y quiere reconciliarse con su hijo adulto después de estar distanciados, aprender nuevas formas para construir confianza y respeto entre usted y su hijo le ayudará.

¿Cómo construir confianza y reconciliarse con aquellos hijos adultos que se han distanciado?

1. Inicie el cambio

Considere que su objetivo es reconciliarse y restaurar la relación, no determinar quién tiene la razón y quien no. Si usted desea que la relación cambie, entonces sea el primero en trabajar hacia la reconexión.

Rebeca se percató, muy tarde, de que algunos comentarios que hizo a su hija Janet no fueron bien recibidos. Ella había criticado una decisión que su hija había tomado, y reaccionó sin considerar la forma en que sus palabras podrían impactar a su hija. Entonces le escribió una carta a Janet, pidiéndole disculpas y afirmando a su hija por quien ella era.

Al principio, Janet le aplicó la ley del hielo a Rebeca, pero la carta fue fundamental para que su hija viera que Rebeca realmente quería tener una relación con ella y que, para su madre, ella era más importante que el desacuerdo que habían tenido. Rebeca tuvo que ver más allá de lo que ella pensaba que era una falta de respeto o su derecho y, en cambio, ver a dónde estaba su hija para poder sanar el distanciamiento familiar que había sucedido y reconciliarse.

2. Camine en humildad

Mi mamá, la Dra. Helen McIntosh y yo escribimos Reparadas: Restaurando los corazones de madres e hijas (Solo disponible en inglés). Durante el proceso, encontramos que los padres deben proceder con humildad y poner la relación en primer lugar. Mi madre dice: “Usted necesitará actuar con humildad en la forma en la que se acerca a la relación. Asegúrese de no estar tratando de defenderse sino de estar dispuesto a acercarse al otro”.

Algunas veces, como padres, no hacemos bien las cosas con nuestros hijos adultos. Nuestra intención no es lastimar a nuestros hijos, pero nuestros hijos pueden no ver las cosas como nosotros lo hacemos. Mi mamá dice que le podemos pedir a Dios: “Muéstrame qué es lo que no estoy viendo y necesito ver con mi hija o hijo”.

Mi mamá una vez me dijo: “Dios me ha mostrado dónde te he hecho mal. ¿Me perdonarás por ser controladora?”. Ella había intentado vivir su vida a través de mí, haciendo sugerencias que no se le habían solicitado acerca de lo que yo debía hacer, y asfixiándome con su necesidad de estar siempre cerca de mí. Ella continuó diciendo: “Y si me escuchas intentando controlar, tienes que decir ‘Eso se siente como control’.”

Sus palabras me permitieron alzar la voz cuando ella estaba sobrepasando sus límites, para que no nos desconectáramos y corriéramos el riesgo de un distanciamiento familiar. Esas palabras nos ayudaron a reconciliar las diferencias que teníamos. Cuando los niños se convierten en adultos, los padres pueden invitar a los hijos a reconciliar la relación brindándoles sus opiniones sinceras acerca de conflictos y diferencias específicas. Después de todo, la relación entre ustedes es a menudo más grande que aquello que los divide.

3. Encuentren puntos en común

Cuando usted no apoye ciertos aspectos de las decisiones que toman sus hijos o cómo llevan sus familias, encuentre puntos en común en otras áreas. Usted y sus hijos adultos no tienen que estar de acuerdo en todo, pero pueden estar de acuerdo en algunas cosas.

La hija adulta de Margarita regresó de vuelta a casa mientras atravesaba un divorcio. La joven sabía que Margarita estaba decepcionada respecto a algunas de sus elecciones, pero Margarita ha intentado mostrarle amor a su hija.

“Nuestro punto en común ha sido salir a cenar”, dice Margarita. Aunque Margarita a menudo preferiría comer en la casa, se da cuenta que el tiempo juntas fuera de casa ha hecho maravillas en su relación. Les ha dado un lugar neutral para conversar. Margarita dice: “Le dije que estaba tan agradecida de que fuera mi hija y que Dios me la hubiese dado”.

Ellas no comparten la misma perspectiva en muchos temas, pero aun así disfrutan su relación. Margarita cree que mientras Dios trabaja en su hija, también está trabajando con ella, porque ahora está aprendiendo no solo a cómo compartir sus ideas sino también a escuchar los pensamientos de su hija.

El consejero, autor y conferencista Michelle Nietert aconseja a los padres comenzar con pequeñas interacciones para establecer líneas de comunicación positiva.

Nietert señala: “Algunos de los mejores puntos en común son los buenos recuerdos mutuos que evocan la alegría y el gozo que hacen falta en su relación”. Una de las mejores maneras para empezar a encontrar puntos comunes y construir confianza es afirmar el lugar de sus hijos adultos en su familia. Luego moverse a áreas de interés mutuo tales como noches de película, un proyecto en la casa, conversar mientras pasean al perro, o celebrar a alguien o algo que ambos disfruten.

4. Elija la afirmación

Aunque no lo parezca de momento, los hijos adultos esperan que sus padres los acepten y validen, independientemente de las elecciones de los hijos. Cuando los padres dejan de lado sus opiniones y se encuentran con sus hijos adultos donde ellos están, los hijos saben que son amados y respetados como personas. Los padres necesitan decirlo con sus palabras y demostrarlo con sus acciones: “Yo te veo como alguien que Dios y yo amamos mucho. Lo que sea que se haya hecho o dicho puede ser restaurado.” Brenda L. Yoder, una educadora y escritora dice: “No importa qué tan desconectada esté la relación o cuán disfuncional es un padre, los hijos anhelan afirmación auténtica.” 

5. Deje ir el control

Esteban y su esposa Elizabeth, casi no recibieron ninguna palabra de parte de su hijo después de un significativo desacuerdo sobre las elecciones que estaba haciendo en su vida. Elizabeth sabía que había reaccionado negativamente a esas elecciones, pero no se percató de cómo sus respuestas lo habían herido. Él vivía en otro país y veía su vida en casa a través del filtro de esa herida.

El joven les dijo a sus padres que necesitaba espacio y que no quería hablar con ellos. Durante dos meses, estos padres honraron la solicitud de su hijo y no se comunicaron con él a menos que algo importante sucediera con la familia y, en esos casos, Beth solo le enviaba un mensaje de texto.

Esteban y Elizabeth eligieron respetar la necesidad de límites de su hijo como un primer paso hacia la restauración de su relación, y así poder sanar el distanciamiento familiar que había ocurrido. Más tarde, cuando su hijo llamó, Elizabeth sabía que tenía que escuchar más y hablar menos. Las opiniones de Esteban y Elizabeth ya habían quedado claras; ahora su hijo necesitaba expresar sus pensamientos, así como su dolor, a sus padres sin sentirse juzgado.

Puede haber mucha incertidumbre cuando se trata de las relaciones y de aprender a cómo construir confianza, porque nadie puede predecir cómo reaccionará un hijo adulto cuando sus padres se le acerquen e intenten reconectar.

6. Tómese el tiempo que necesite

Aunque no hay una respuesta estándar para reconciliar una relación de padres e hijos, o cómo construir confianza, esta restauración por lo general toma más tiempo del que los padres quisieran. Luana y Brenda han interactuado un par de veces el año pasado. Sin embargo, Luana aún no ha visto una puerta abierta para desarrollar una relación más fuerte de forma intencional.

Pero Luana tiene esperanza de que su relación sanará. Brenda la llamó para su cumpleaños y Luana recibió una tarjeta del día de las Madres por primera vez en años. Hoy le habla a Brenda como lo haría con una amiga, con cautela de no ofenderla. Luana también evita preguntar por su nieto, así Brenda puede ver que ella también le importa y no solo su nieto.

Luana dice: “Lo más importante para mí es estar disponible, pero no siendo insistente o demasiado evasiva. Lo que quiero es más honestidad, pero eso puede no ser lo que ella quiere y ahí es donde necesito la sabiduría de Dios”.

En el caso de Rebeca, la carta a su hija se convirtió en el primer paso para cambiar su relación. Las puso a ambas en un nuevo rumbo juntas, uno en el cual Rebeca honró a su hija por la persona en la cual se había convertido y fue capaz de demostrar que estaba lista para cambiar el patrón de comunicación con su hija.

Avanzar después de un distanciamiento familiar

Empoderar a los hijos adultos para que hagan sus propias elecciones y algunas veces fallen es fundamental. Los chicos aún están formando sus identidades y cometerán errores, pero son estos errores los que les ayudarán a aprender y a crecer. A través de este proceso, continúe mostrándoles que son valiosos.

Tal vez sus hijos adultos no son honestos con usted, se sienten asfixiados por usted, o han elegido hacer cosas de una forma que usted sabe que no es la mejor para ellos. Puede que haya ocurrido un distanciamiento familiar debido a esto. En lugar de continuar llamándoles la atención o insistiendo en cómo ellos necesitan cambiar, enfóquese en cómo seguir adelante en su relación con ellos. Haciendo esto, modelará una comunicación saludable y reafirmará su intención de amarlos, al mismo tiempo en que busca la reconciliación.

Artículos Recomendados

Restableciendo límites con los hijos adultos

Amor Firme en las Relaciones Adultas: Lo que es, lo que no es, y cómo usarlo

3 Cosas que los Padres de Hijos Adultos deben Tomar en Cuenta en el Hogar

Sombra

¿Cómo NO formar la identidad de sus hijos?

Sixto Porras habla de los ERRORES y aciertos de los papás

© 2023 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Usado con permiso. Escrito por Blythe Daniel y publicado en inglés en focusonthefamily.com

Artículos más recientes

Consejos para Matrimonios con Hijos Especiales

A través de estos tiempos difíciles, descubrimos principios matrimoniales esenciales que hicieron crecer el amor que sentíamos el uno por el otro y fortalecieron nuestro matrimonio. Al cuidar de nuestra hija con necesidades especiales nuestra relación se hizo más resiliente.

Leer más »
Logo - Agotamiento Emocional - Enfoque a la Familia
Si siente que sus reservas físicas y emocionales se han acabado, este curso es para usted. Un llamado al descanso, la salud integral y la confianza en Dios
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.