Scroll Automatically

Antes de decir: “¡Sí, acepto!”

Hombre moreno colocando un anillo de compromiso a su novia en la mano

Dar y aceptar un anillo es uno de los pasos más importantes de la vida. El compromiso hacia el matrimonio no es algo que se toma a la ligera. Esta decisión marcará su vida para siempre. Pero ¿cómo saber si realmente usted y su pareja están listos para dar este paso tan importante? A continuación, comparto algunas cosas esenciales que debe tener en mente, antes de decir: “¡Sí, acepto!”:

1. Un profundo conocimiento personal

La mejor forma de prepararnos para el matrimonio es teniendo un claro panorama de quiénes somos, principalmente para trabajar en lo que debemos superar: celos amargos, temores, inseguridades, traumas y reacciones emocionales dañinas.

El conocimiento personal también nos ayuda a reconocer en nosotros una dignidad intrínseca. La primera persona que debe reconocer su valor como ser humano soy yo mismo. Cada individuo necesita verse con valía, donde se otorga para sí aceptación, respeto y admiración. Si nos vemos a nosotros mismos como personas con dignidad, exigiremos que se nos trate de la misma forma. Nuestro valor como personas no es algo que alguien más nos otorga, es algo que nosotros mismos nos damos.  

La capacidad que tenemos de relacionarnos con los demás está determinada con la habilidad que hemos desarrollado de relacionarnos saludablemente con nuestro propio ser.

2. Buenos y saludables motivos para casarse

No podemos casarnos con la motivación de que el matrimonio nos haga felices. La felicidad es una conquista personal, porque como dice la expresión popular: “al matrimonio llevo lo que tengo”. Tampoco es la manera de llenar vacíos emocionales, ni una forma para huir de la casa de los padres, o de los conflictos no resueltos.

Es importante comprender qué es lo que estamos buscando al casarnos. Estamos pretendiendo compartir nuestra vida con alguien a quien amamos, con quien tenemos la intención de construir un hogar. Es un proyecto compartido, donde nos complementamos. Sin embargo, es alguien que no nos puede completar, pues lograr estabilidad emocional es algo que nadie nos otorga, tenemos que alcanzarla nosotros mismos.

3. Un profundo conocimiento de su pareja

El matrimonio lo que hace es acentuar lo que ya somos. El matrimonio no es una relación que se fundamenta en la promesa de cambio: “Cuando nos casemos cambiaré este carácter, estas costumbres, dejaré de ir a esos lugares, abandonaré esas malas amistades”. Las personas no cambian cuando se casan. Por eso, es indispensable conocer realmente con quién nos estamos casando.

Durante el período de amistad y, principalmente de noviazgo, ambos debemos ser lo más auténticos que podamos, para que el conocimiento mutuo nos guíe a la conclusión correcta. 

Hágase las siguientes preguntas: ¿Me gustaría construir una familia con él o ella?, ¿me veo a su lado el resto de mis días?, ¿ambos hemos alcanzado la madurez necesaria para iniciar una relación matrimonial? 

La base de la relación en el matrimonio es la amistad. Si no somos amigos de nuestra pareja, difícilmente podemos labrar un proyecto de vida juntos.  Así que, lo primero, antes que dejarnos ir por el atractivo físico o una primera impresión favorable que nos impactó, es forjar un lazo de amistad, una verdadera amistad que resista obstáculos y sepa reinventarse luego de atravesarlos. 

4. Saber cuándo dar marcha atrás

Si tienen diferencias irreconciliables no se casen. Si sus proyectos de vida son muy diferentes es mejor no avanzar hacia el matrimonio. Si el concepto de familia es diametralmente opuesto, no se casen. Si la otra persona tiene una adicción o tiene problemas serios de personalidad, no se case. Si sus familiares y amigos le dicen que no le conviene, mejor no se case. 

Esta decisión es muy difícil de tomar, porque ya existe una relación que ha crecido con el tiempo. Pero es mejor ser firme en este momento que tener que lamentarlo el resto de la vida. 

5. Un compromiso real y serio

El matrimonio es un proyecto de largo plazo. No podemos llegar ahí con la idea de que será algo temporal, o que huiremos cuando las cosas no marchen bien. El matrimonio es un compromiso con nosotros y con el otro.  

Mucho menos se trata de un mero formalismo social que hay que cumplir, solo porque sí. Este acto formal es una celebración pública de un compromiso que hemos adquirido con nosotros mismos y con nuestro cónyuge en lo secreto. Antes de decir “¡Sí, acepto!”, debe ser consciente de lo que esto implica, y del compromiso que necesitará para lograrlo.

6. La compañía de quienes nos aman

Es importante escuchar el consejo de quienes nos aman. Pregúntese: “¿Mi familia y mis mejores amigos creen que es una buena decisión casarnos en este momento?”. Esa es una pregunta válida y útil. Muchas veces, es bueno enriquecer nuestro criterio con el consejo de la familia y el de nuestros mejores amigos. No tengamos miedo de preguntar: el consejo enriquece nuestra decisión. Ellos pueden observar lo que debe superarse antes de la boda, nos pueden enriquecer con su propia experiencia y, sobre todo, ellos deben alegrarse con nuestra relación.

A menos que veamos que nuestra familia y amigos cercanos no van a aportar elementos positivos que buscan nuestro bienestar, lo ideal sería que buscáramos personas sabias que nos ayuden en la toma de nuestra decisión.

7. Adecuada consejería prematrimonial

Recibir el consejo de alguien que nos guíe es fundamental, porque nos ayuda a analizar y a tener un razonamiento claro ante las interrogantes importantes como: ¿qué significa casarse?, ¿qué debo superar antes de casarme?, ¿qué debo observar en mi pareja antes del matrimonio?, ¿cómo construir nuestro nuevo proyecto de vida juntos?

Es en la asesoría previa donde nos ayudan con preguntas importantes para construir un buen proyecto de vida matrimonial y saber si estamos listos para asumir el desafío.

Si usted y su pareja están avanzando hacia la decisión del matrimonio, es tiempo de buscar asesoría antes de la boda.

Se ha puesto a pensar si… 
¿Está tomando en cuenta todos los elementos indispensables con miras al matrimonio? 
¿Sabe si usted y su pareja tienen todo lo que necesitan para casarse?¿Cómo saben si están listos para el gran “Sí, acepto”? Quizás esta autoevaluación no tenga todas las respuestas, pero es un buen inicio para analizar su decisión. 

Evaluación:
Piénsalo 2 veces

Se ha puesto pensar… ¿Si estamos tomando en cuenta todos los elementos indispensables con miras al matrimonio? ¿Sabe si usted y su pareja tienen todo lo que necesitan para casarse? ¿Me conviene mi pareja para toda la vida?

Lea más sobre el tema:

Artículos más recientes

¿Cómo Desarrollar inteligencia digital en su hogar?

¿Cómo desarrollar inteligencia sobre los medios en su hogar?

: ¿Los programas de televisión son un buen medio para que las familias tengan conversaciones sobre temas difíciles? Como padres, debemos abordar todo el entretenimiento con discernimiento y preguntarnos si hay una mejor manera de iniciar estas conversaciones que no sea a través de las imágenes gráficas de programas de televisión.

Leer más

Cursos en línea para Padres, Matrimonios e Iglesias

Capacítese para ser un gran papá, tener un buen matrimonio y fortalecer su fe.
Vea más información sobre los cursos en línea o visite la tienda para ver los recursos físicos a continuación:
Miniatura de landing Como Formar un Adolescente
Logo negro Landing - Como Formar un Adolescente
Complete este formulario y vea el primer capítulo GRATIS de curso
Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.
Textura de edificios rosado y verde

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.