Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

¿Cómo y Por qué Proponer una Separación Sanadora?

(Enfoque a la Familia está dedicado a brindar sanidad y restauración a parejas casadas que están pasando por dificultades en su matrimonio. Sin embargo, el diseño de Dios para el matrimonio no incluye el abuso, la violencia o el control coercitivo. Inclusive el abuso emocional puede lastimar o dañar considerablemente el corazón, la mente y el alma de una persona. Si usted está en una relación abusiva, acuda a un lugar seguro y llame a la Línea Nacional contra la Violencia Doméstica de su país. Si se encuentra en Estados Unidos llame al número 1-800-799-7233 o visite la página thehotline.org.)

“Quiero el divorcio”, le dijo finalmente Carol a Rodrigo. Ella ya había tenido suficiente, y no iba a permitir que Rodrigo continuara ignorando sus problemas o haciendo menos sus sentimientos. Finalmente ella podría librarse de la ira que soportaba. Ella pensó en su compañero de trabajo David y cómo él la escuchaba y consolaba mientras que Rodrigo no validaba su dolor. Antes de que se diera cuenta ya se encontraba en una aventura extramatrimonial. Era demasiado tarde para ella y Rodrigo. Él tuvo suficiente tiempo para ser diferente, pero ahora ella estaba lista para seguir adelante.

Rodrigo estaba atónito. Luego de 35 años de matrimonio y tres hijos, no era así como imaginaba entrar a sus años dorados. Por supuesto, él se enojaba con ella algunas veces, pero así es como él liberaba su frustración; no era algo que el padre de él no hubiera hecho. Carol era su mejor amiga, y él no estaba listo para terminar su matrimonio. Sin embargo, Carol ya se había ido, se había mudado con su hermana.

Rodrigo estaba desesperado. Buscó en línea un consejero matrimonial y le preguntó a Carol si estaría dispuesta a asistir con él. Carol respondió que no, y dejó clara su necesidad de espacio. Aun así, Rodrigo visitó al consejero, le contó su historia y su deseo de convertirse en un lugar seguro para su esposa. El consejero le mostró a Ron cómo los patrones dañinos y hábitos en su matrimonio habían provocado una desconexión con su esposa, y ahora tenía que intentar algo diferente. Luego, el consejero describió lo que llamaba una “separación sanadora” y cómo esta podría ser la clave para reconstruir su matrimonio. Le recomendó material para leer y lo animó a compartir con Carol lo que había aprendido.

Al principio, Carol fue muy firme al decir que nada podría cambiar la forma en que se sentía, pero Rodrigo fue persistente. Comenzó a compartir con ella la información que recibía de su consejero y le aseguró a Carol que él estaba dispuesto a hacer lo que fuera necesario para resolver las cosas. Él no la presionó para volver a casa, pero continuó invitándole a que se uniera con él a la consejería matrimonial. Eventualmente ella aceptó acompañarlo a una sesión de consejería. Ella tenía pocas esperanzas, pero al menos podría decirle a sus hijos que lo había intentado.

La noche anterior a la cita de consejería, Carol se encontraba tan ansiosa que sintió ganas de vomitar. La carga de su aventura extramatrimonial la carcomía, pero no quería enfrentar a Rodrigo. Finalmente, le escribió un mensaje y le preguntó si podía pasar por la casa para hablar. Rodrigo accedió y muy pronto estaban sentados en la mesa de la cocina hablando. En cuanto ella comenzó a hablar, todo empezó a salir; el dolor que vivía al sentir su rechazo, su aventura extramatrimonial y su falta de esperanza. Rodrigo no podía creer todo lo que escuchaba. Estaba abrumado y en conflicto emocional, pero su reacción en esta conversación fue diferente a cualquier otra anterior. Él no se enojó; lloró, le hizo algunas preguntas y le invitó nuevamente a unirse con él a la consejería.

Al día siguiente tuvieron su primera sesión de consejería juntos. Rodrigo siguió luchando para superar el impacto de la noticia de la aventura extramatrimonial de Carol. Ella había terminado su relación con David, pero estaba preocupada por continuar su matrimonio con Rodrigo; su ira seguía siendo un problema. Sin embargo, ella estaba dispuesta a ver lo que Dios podía hacer y acordó tener una separación sanadora bajo la guía de su consejero.

¿Qué es una separación sanadora?

Una separación sanadora (también conocida como separación de prueba o terapéutica) es un tiempo de separación temporal y estructurado para ayudar a una pareja casada a sanar una relación rota. Durante este tiempo, los cónyuges trabajan en su sanidad y crecimiento personal. También evalúan y cambian patrones y comportamientos disfuncionales en su matrimonio. La estructura ayuda a crear reglas y límites que proveen una oportunidad para construir una relación que funcione para ambos y previene la disolución del matrimonio.

Cabe aclarar que una separación sanadora es un acuerdo informal entre ambos cónyuges y no es una separación legal. Una separación legal incluye abogados y jueces. Un abogado puede ayudar a los cónyuges a delimitar las reglas y excepciones respecto a temas financieros, custodia y soporte de hijos, división de bienes y deudas, y soporte conyugal. Sin embargo, una separación legal ocurre cuando un juez declara formalmente a un esposo y una esposa como separados. Y es el primer paso para un divorcio.

El objetivo de una separación sanadora es proveer un espacio para evaluar y reparar las partes rotas de un matrimonio, dando como resultado dos personas saludables y un matrimonio restaurado que ambos cónyuges amen.

Estableciendo una separación sanadora

Una separación sanadora incluye muchos aspectos detallados, pero hay dos pasos esenciales: definir el objetivo de la separación y escribir las reglas que rodean la separación.

1. Aclarar el propósito de la separación sanadora

Muy a menudo, los cónyuges consideran la separación porque están experimentando sentimientos de desesperanza sobre su relación. Uno o ambos cónyuges se encuentran tristes o infelices, o la relación se encuentra atorada en un ciclo conflictivo. Sienten que su matrimonio no puede salvarse, y en muchas ocasiones, uno o ambos cónyuges no se encuentran dispuestos a esforzarse para restaurar la relación. La única solución que alcanzan a ver es la separación.

Una separación sanadora provee esperanza y propósito para el escenario descrito anteriormente. El objetivo de una separación sanadora es proveer un espacio para evaluar y reparar las partes rotas de un matrimonio, dando como resultado dos personas saludables y un matrimonio restaurado que ambos cónyuges amen. Esto es diferente a una separación en la cual un cónyuge simplemente se muda a otro lugar.

Una separación sanadora puede ayudarle tanto a usted como a su cónyuge para:

  • Tener una mejor perspectiva
  • Quitarse la presión de una relación dolorosa o rota
  • Darle un reinicio a su estructura matrimonial
  • Lidiar con un ambiente hogareño volátil o inseguro debido al mal manejo del conflicto o la ira
  • Abordar los abusos físicos o emocionales del pasado
  • Tratar con adicciones (drogas, apuestas, alcohol, pornografía, sexo)
  • Recuperarse de una infidelidad emocional o física

2. Establecer las pautas para una separación sanadora

La mejor forma de abordarlo es que usted y su cónyuge se pongan de acuerdo sobre las directrices, las reglas y los objetivos de su separación sanadora y los escriban. A continuación, algunos puntos que deben considerar.

Período de tiempo

Consideren cuándo empezará la separación y cuándo terminará. Yo usualmente recomiendo un límite de seis meses porque la probabilidad de restauración disminuye después de ese plazo. Eviten convertir el tiempo de sanación y restauración en una separación de largo plazo.

Usted no puede coaccionar a un individuo hacia la reconciliación. Cada cónyuge tiene el derecho de determinar sus términos para la separación y reconciliación. Vicky Palmer, una experta en cómo sobrevivir la infidelidad, aconseja:

Debido a que la separación es un límite físico, es un límite personal no negociable. Eso significa que, si una persona quiere estar separada, tiene el derecho a estar separada, así como tiene el derecho de decir no al contacto físico (o sexual). Una persona puede decidir unilateralmente que quiere la separación, es decir, no hay necesidad de un común acuerdo con la otra persona. Sin embargo, ambos miembros de la pareja casada tienen que estar de acuerdo para que la separación termine.

Consejo Legal

Sean sinceros el uno con el otro acerca de si alguno está buscando o tiene la intención de buscar asesoría legal. Si es así, es posible que deseen considerar una separación legal

Relaciones extramaritales

Retiren completamente cualquier relación que pueda llevar a una infidelidad emocional o física. Ustedes no podrán reconstruir su matrimonio si están buscando o teniendo citas con otra persona.

Consejería profesional

Involucren a un consejero matrimonial cristiano certificado como parte de su estrategia de reconciliación. Tanto usted como su cónyuge cargan con problemas que están generando una relación disfuncional en el matrimonio. Ambos necesitan lidiar con los problemas a través de la consejería individual y de otras experiencias que les traigan crecimiento. La terapia matrimonial también es necesaria para lidiar con los problemas dentro de su relación. Ambos tipos de terapia son críticas para lograr con éxito una separación sanadora.

Intimidad sexual

Converse sobre límites apropiados respecto a la intimidad física, por ejemplo, tomarse de las manos, abrazarse, besarse o tener sexo. Algunos cónyuges se sienten suficientemente seguros para tener intimidad sexual mientras otros necesitan límites claros para evitar el contacto físico.

Reglas de comunicación

Definan el método y la frecuencia de su comunicación. Consideren límites respecto a mensajes de texto, correos electrónicos, llamadas telefónicas e interacciones cara a cara.

Tiempo agradable juntos

Decidan cómo pasarán el tiempo juntos. Una gran parte de la reconstrucción de una relación implica participar juntos en actividades que disfruten. Hablen acerca de cómo tendrán una cita como pareja casada, asistirán a la iglesia y pasarán tiempo en familia.

Acuerdos de vivienda

Acuerden si tendrán una separación dentro del hogar, es decir, dormirán en cuartos por separado o si alguno de los dos se mudará. La mayoría de las personas necesitan más espacio emocional y físico, así que conversen quién se mudará y en dónde vivirá él o ella.

Los hijos

Acuerden cómo realizarán sus tareas como padres mientras están separados. ¿Cómo organizarán las actividades diarias, escuela, visitas, festividades y vacaciones?  Cómo y cuándo comunicarán a sus hijos sobre la separación. El objetivo es mitigar el trauma emocional para sus hijos.

Finanzas

Decidan juntos si mantendrán cuentas bancarias conjuntas y planeen cómo afrontarán otros problemas financieros importantes, como las deudas (tarjetas de crédito) y ahorros.

¿Funcionará la separación sanadora?

El éxito de una separación sanadora dependerá de cuán comprometidos están ambos en la reconciliación. Reconstruir una relación rota es difícil. Un estudio encontró que el 87% de las parejas casadas terminan pidiendo el divorcio después de la separación. En otro estudio, los investigadores encontraron que alrededor del 80% de los cónyuges que se separaron “finalmente se divorciaron, la mayoría dentro de los siguientes tres años”.

Terry Gaspard, terapeuta certificado y escritor en The Gottman Institute, se refiere a la separación como un “arma de dos filos”. Una separación podrá dar el tiempo para sanar y trabajar en su matrimonio o “…el tiempo separado puede hacer que se separe aún más de su cónyuge y se sienta decepcionado cuando se reúnan y encuentre los mismos patrones de comportamiento. Esto es especialmente cierto si uno de ustedes, o ambos,  no asumen la responsabilidad que tiene cada uno en las causas de la separación o no están dispuestos a atender las sesiones de terapia”. Una separación sanadora puede funcionar, pero toma tiempo y un esfuerzo significativo.

Como cristianos, nos sentimos animados porque sabemos que Dios está a favor del matrimonio. El Dios que determinó que “los dos llegarán a ser un solo cuerpo” es el mismo Dios que puede mantener a ambos unidos; si ambos rinden su matrimonio a Él. Él puede, no solo restaurar su matrimonio, sino hacerlo mejor y más fuerte que antes.

Una separación sanadora puede ser efectiva con la oración y la perseverancia de ambos cónyuges, si ambos están determinados a hacer el trabajo que se requiere a nivel individual y en conjunto para restaurar y reconstruir su matrimonio.

¿Cómo sabrán cuando es tiempo de volver a unirse?

Para que una separación sanadora tenga el efecto deseado en su matrimonio, tanto usted como su cónyuge, deben desarrollar objetivos claros que deben cumplirse para que la separación termine. Por ejemplo, usted podrá solicitar que su cónyuge asista a un número de terapias o alcance algún tiempo determinado sin ver pornografía.

Además, los cónyuges deberán tener las expectativas claras sobre cómo continuará su relación cuando vuelvan a vivir juntos. Palmer resalta, “uno de los más grandes errores que los cónyuges cometen cuando terminan un período de separación es no tener un acuerdo acerca de qué va a pasar de ahí en adelante. No es poco común que un adicto regrese a casa y en tres meses haya reducido su compromiso de participar en las actividades de rehabilitación, o peor, las haya abandonado por completo”. Palmer recomienda que los cónyuges tengan un plan post reunificación que abarque al menos un año. Por ejemplo, un cónyuge puede solicitar que el otro continúe llevando terapia o trabajando con su consejero luego de que la separación concluya.

El objetivo de una separación sanadora es trabajar en la sanidad y el crecimiento individual, pero también implica lidiar con los patrones disfuncionales dentro del matrimonio. No sería beneficioso retomar la relación si los problemas que llevaron a la separación no han sido resueltos adecuadamente. Los cónyuges deberán buscar la ayuda de un consejero cristiano certificado para que los guíe en cómo crear los objetivos para poner fin a la separación y proveer las herramientas necesarias para vivir juntos posteriormente.

Carol y Rodrigo – El resto de la historia

Carol y Rodrigo continuaron asistiendo a la terapia individual, y también a la sesión en pareja una vez por semana con su consejero matrimonial. Después de varios meses, el consejero sugirió la idea de asistir a un programa intensivo de matrimonios. Ellos aceptaron el reto y después de mucho trabajo duro, Carol y Rodrigo se mudaron juntos nuevamente. Rodrigo y Carol ahora poseen las herramientas adecuadas para manejar las situaciones difíciles que lleguen a su matrimonio, de forma individual o en pareja. Ellos se aman el uno al otro y dicen que planean “envejecer juntos”.

Dios está a favor de reconciliar las relaciones. Para Él es posible cambiar hasta la situación más desesperante en algo hermoso, tal como lo hizo con Rodrigo y Carol.

Si usted está considerando pedir el divorcio o una separación legal, dé a su matrimonio otra oportunidad y, en lugar de ello, considere en oración una separación sanadora.

Serie - la decisión del divorcio

La Decisión Del Divorcio

¿Ha pensado en algún momento sobre la decisión del divorcio? ¿Necesita consejo de alguien en este tema tan delicado? En esta serie Sixto Porras le compartirá acerca de diversos temas que debe considerar, cuáles pueden ser posibles sucesos posteriores a la decisión, y cuáles son algunas soluciones alternativas que podrían ayudarle en este preciso momento.

© 2022 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Publicado originalmente en inglés en focusonthefamily.com.

Artículos más recientes

¿Pueden sus hijos llevar su fe a la escuela?

¿Sabía que la mayoría de estudiantes en los Estados Unidos pasan por lo menos seis horas al día en la escuela? Eso es mucho tiempo, y representa un reto particular para los estudiantes cristianos que pasan todo ese tiempo en un ambiente completamente diferente, o incluso contradictorio, a todo lo que aprenden en la casa o en la iglesia.

Leer más »
Llene el formulario y descargue el ebook GRATIS:
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.