Hace varios años, mientras mi papá y yo conversábamos, él preguntó: “Juli, ¿sabes cuál fue el mejor regalo que he recibido?” Lo escuché mientras me comentaba: “Tu madre me dio el regalo del amor de mis hijos”.

Con lágrimas en los ojos, mi padre me contó lo ocupado que había estado mientras mis cinco hermanos y yo éramos niños pequeños. “Tu madre podría haber puesto sus corazones en mi contra. En cambio, ella siempre habló bien de mí, pintando la imagen de un héroe a sus ojos. Todos mis seis hijos me aman, y tengo que agradecérselo”.

Nunca olvidaré esa conversación. La verdad que dijo mi padre es un recordatorio constante de que mis palabras y mis actitudes tienen una impresión duradera en la forma en que mis hijos ven a su padre.
En mis intentos por aplicar esa lección, descubrí que una esposa puede hablar y tratar a su esposo, ya sea como un padre incompetente o como un padre maravilloso.

Una noche, tuve que asistir a un evento de trabajo mientras Mike se quedó en casa con los niños. Había muchas sobras saludables en la nevera, los chicos tenían tareas para hacer, y yo esperaba encontrarlos en la cama cuando llegara a casa. En cambio, llegué a casa y habían cajas de pizza apiladas, y Mike jugaba videojuegos con los niños.

En el momento en que entré por la puerta, me di cuenta de que tenía que tomar una decisión: podía enfocarme en cómo no se cumplieron mis expectativas y en quejarme frente a los niños por lo él debió haber hecho; o podría resaltar cuán divertido fue su padre, y dejar que los niños me vieran agradecerle a mi esposo por pasar tiempo con ellos. Las palabras de mi padre volvieron a mí, y elegí seguir el ejemplo de mi madre.

Elogiar a mi esposo no significa que yo ignore mis preocupaciones o esconda mis frustraciones. Hay un momento y un lugar para tratar nuestras diferencias en privado. Dar el regalo del amor de mis hijos a su padre es el resultado de mi actitud respetuosa y amorosa, incluso en medio de las diferencias entre los padres.
Tal vez su esposo no juegue con los niños tanto como quisiera o no esté tan involucrado en la disciplina como debería estarlo. Aun así, ¿está dispuesta a ponerlo como un “héroe” ante sus hijos? Cada vez que resalta los esfuerzos de su esposo por ser un gran padre, está alimentando un amor que es tan vital para sus hijos como lo es para su esposo.

Una Familia Saludable

Echemos una mirada a la familia de Jesús, y aprendamos a llevar nuestras relaciones familiares desde los principios y los valores de la fe. La familia de Jesús no fue perfecta, pero en esta serie analizaremos 5 características que la hicieron ser un buen ejemplo de familias saludables.

Acerca del Autor

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

En Alta Estima

Amado pastor, amada pastora, hoy damos gracias a Dios por el llamado que Nuestro Señor Jesucristo le hizo a usted para pastorear a su pueblo durante este tiempo tan particular.

Lo Mejor Está Por Venir

Cuando las cosas no se ven del todo claras y hay un poco de incertidumbre, es normal que sintamos angustia o temor. Pero recuerde, lo mejor está por

Recursos de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Nueva Serie Disponible
Esta es una serie de 9 videos elaborada por Enfoque a la Familia que pretende guiar a los padres sobre cómo educar en sexualidad a sus hijos desde etapas tempranas de la infancia. ¿Los temas de sexualidad no deberían iniciar en la adolescencia? La respuesta es “No”. La educación sexual empieza desde que el niño está pequeño.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.