Conozca sobre nuestro  próximos talleres en línea
Scroll Automatically

Recuperarse después de una Aventura

Recuperándose de una Aventura

Ya sea que usted o su cónyuge hayan confesado recientemente una aventura extramatrimonial, queremos ayudarlos a recuperarse en medio de este dolor abrumador.

Nota para el lector: A través de los años hemos aconsejado a cientos de parejas que estuvieron lidiando con las secuelas de la infidelidad matrimonial. Aunque los detalles pueden variar, el dolor es muy real en cada situación. Este artículo incluye aportes de numerosos terapeutas familiares y matrimoniales quienes han acumulado años de experiencia en consejería con parejas a través del servicio de consejería de Focus on the Family y los intensivos de “Hope Restored Marriage”. Esperamos que después de que haya leído esta información, no dude dar seguimiento visitando los servicios de consejería de Enfoque a la Familia, así como su página de referencias o el sitio HopeRestored.com. Estamos aquí para usted y su cónyuge mientras buscan respuestas y persiguen la restauración en una situación tan difícil como la que implica recuperarse después de una aventura. Que Dios les conceda Su sabiduría y fuerza para el camino por delante.  

-Dr. Greg Smalley, Psy, D.

-Erin Smalley BSN, MS

Dé un vistazo a lo que encontrará en cada sección de este artículo:

  • Una Revelación Devastadora
  • ¿Cuál es la Definición de Infidelidad?
  • Cuando la Aventura sale a la Luz
  • Para el Cónyuge Ofendido: Pasos hacia Adelante
  • Para el Cónyuge Infiel: ¿Por Dónde Empezar?
  • Para la Pareja: Trabajando en Equipo para Cuidar su Matrimonio

Una Revelación Devastadora

Sara y Josué nunca imaginaron que la infidelidad formaría parte de su historia. Josué era un dentista exitoso en su pequeño pueblo de Midwestern. Sara había comenzado a quedarse en casa con su hija pequeña, Mía. Desde el nacimiento de Mía, tanto Josué como Sara notaron que había más distancia en su relación. Sara estaba sola en casa cuidando de su bebé. Con Josué en el trabajo, Sara a menudo buscaba apoyo de sus amigas del grupo de madres de la iglesia. Mientras tanto, Josué tenía un almuerzo ocasional con sus amigos, pero realmente extrañaba la conexión que él y Sara habían disfrutado al principio de su relación.

Cuando el asistente de su clínica se trasladó a otro trabajo, Josué entrevistó a varios candidatos. Él contrató a una mujer muy calificada y enérgica llamada Sofía. Ella parecía encajar perfectamente, a menudo llegaba a la oficina temprano en la mañana y frecuentemente se quedaba hasta tarde para ayudar con cualquier cosa que se pudiera hacer en la ocupada oficina. Josué valoraba su fuerte ética laboral y a menudo le decía lo que apreciaba de ella. Sofía amaba esta afirmación espontánea de parte de su jefe.

Conforme fueron pasando los meses, sus conversaciones comenzaron a expandirse a temas más profundos sobre sus familias, sus cosas favoritas en la vida y los retos que enfrentaban. Josué y Sofía descubrieron que tenían mucho en común. Con frecuencia salían a almorzar o tomar un café solo para tener una conversación casual. Sin embargo, Josué pronto se dio cuenta de que estaba disfrutando su tiempo con Sofía de la misma manera que lo hizo con Sara antes de que naciera su hija.

Josué consideró contarle a Sara sobre su amistad cada vez más profunda con su asistente, pero no quería agobiarla con la información. Después de todo creía que nunca actuaría sobre esos sentimientos. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes que Sofía y Josué comenzaran a cruzar barreras físicas que sabían que no estaban bien. Eventualmente, él se encontró envuelto en una absoluta aventura sexual con Sofía, algo de lo que nunca pensó que fuera capaz.

Una noche mientras manejaba a casa desde la oficina, llamó a Sofía y le dijo que quería terminar su relación. La conversación continuó mientras él parqueaba su vehículo en el garaje de la casa. Sara entró en el garaje y pudo escuchar la conversación por el sistema de estéreo del carro. Se quedó inmóvil, abrumada tanto con náuseas como con enojo cuando se dio cuenta que su esposo estaba tratando de romper con otra mujer.

No hay palabras para expresar el desgarrador golpe y el dolor de descubrir una infidelidad en su matrimonio. Es un evento traumatizante emocionalmente, extremadamente difícil. Tal vez su historia es muy diferente de la de Josué y Sara. Hay muchos tipos de aventuras y traiciones, pero casi en todos los casos, el dolor es muy real y el camino hacia la recuperación puede parecer desalentador.

Independientemente de si es usted quien confesó recientemente una relación extramatrimonial, o por el otro lado, escuchó la confesión y actualmente se tambalea del shock y la asolación, queremos ofrecerle comprensión y ayuda en medio de este dolor abrumador. Ya que el asunto ha salido a la luz, usted puede estar experimentando sentimientos de duda y desaliento, o quizás se está haciendo preguntas que nunca se había hecho:

  • “¿Por qué sucedió esto?”
  • “¿Se terminó nuestro matrimonio?”
  • “¿Puedo volver a confiar en mi cónyuge?”
  • “¿Lo sé todo o hay más cosas ocultas?”
  • “¿Quién es esta persona con la que me casé?”
  • “¿Volverá a ser infiel?”
  • “¿Cómo podré perdonar esto?”
  • “¿Cómo comienzo a sanar?”
  • “¿Cuánto tiempo pasará antes que podamos volver a sentirnos normales?”

De acuerdo con las estadísticas actuales, aproximadamente del 30 al 60% de todas las personas casadas en los Estados Unidos, se involucrarán en la infidelidad en algún momento durante su matrimonio. Por supuesto, éstos no son solo números en una hoja de cálculo; son esposas y esposos reales enfrentando un dolor y una confusión indescriptibles. Usted nunca imaginó que se encontraría en este lugar y, definitivamente, no quiere ser una estadística más.

A pesar de que se pueda sentir desesperado en este momento, necesita saber que hay esperanza y un camino a través de esto. Aunque requiera voluntad, arrepentimiento e intencionalidad, usted y su cónyuge pueden recuperarse de una aventura respondiendo con determinación y de la mejor forma posible a esta prueba no deseada.

¿Cuál es la Definición de Infidelidad?

Una aventura es una traición a la confianza que involucra a otra persona, la cual viola la promesa del matrimonio de ser fiel en sus afectos y acciones.

Sabemos que la pornografía, la negligencia, el abuso y otras circunstancias dañinas también son traiciones a la confianza en el matrimonio. Pero para el propósito de este artículo, estaremos limitando nuestra definición de infidelidad a un encuentro o relación sexual o emocional, que ocurre entre una persona casada y alguien que no es su cónyuge.

Con esta definición en mente:

La infidelidad puede ser romántica o sexual, involucrando contacto físico que expresa romance, atracción física, o deseo sexual (p.ej. tomarse de las manos, abrazarse, besarse, coito, etc.).

La traición podría ser emocional, un vínculo intenso “entre dos personas que imita la cercanía y la intimidad emocional” de una relación matrimonial.

La infidelidad puede ser en línea, una aventura cibernética llevada a cabo con matices sexuales o emocionales “por medio de chat, cámara web, correo electrónico, mensaje de texto, redes sociales, u otras formas de comunicación.”

Tras descubrir o revelar una aventura extramatrimonial, es probable que no esté seguro de cómo proceder y qué debe hacer después de esto. Queremos animarlo dándole información importante que necesita para cuidarse, cuidar a su cónyuge y, por último, a su matrimonio. Cada persona y relación es única. Aun así, hay varias pautas prácticas que puede tener en cuenta cuando enfrente las luchas comunes que se producen después de una infidelidad, y que podrían ayudarle a recuperarse de una aventura.

Esta es la buena noticia: los consejeros matrimoniales han encontrado que las parejas que eligen recuperarse y reconstruirse después de la infidelidad, a menudo terminan con relaciones más fuertes, más amorosas y de mutua comprensión, que las que tenían antes.

Cuando la Aventura Sale a la Luz

Independientemente de si es usted el que ha traicionado o a quien han traicionado, hay muchas cosas importantes que debe intentar tener en cuenta inmediatamente después de que el asunto salga a la luz:

  • No tome ninguna decisión apresurada sobre terminar su matrimonio. Comience el proceso que necesita para sanar su corazón: identifique sus emociones y llore el impacto de la aventura.
  • Tómese su tiempo. Si usted es el cónyuge ofensor, será importante que admita la naturaleza exacta de lo que sucedió sin ocultar los hechos críticos. Sin embargo, prepararse para dar una versión completa de los detalles importantes tomará algo de tiempo y orientación. Diga la verdad, pero no se apresure a compartir los detalles íntimos inmediatamente, porque minimizar, omitir o dar información gráfica innecesaria, puede hacer más daño. Sea sincero, paciente y busque guía sobre cómo compartir la información completa adecuadamente.
  • Dense espacio mutuamente. La revelación de una aventura puede ser muy intensa y traumática. Usted podría encontrarse actuando en formas poco familiares debido a las sensibilidades aumentadas de por medio. Esto puede incluir emociones significativas (miedo, enojo, inseguridad, etc.) así como síntomas físicos y pérdida del sueño. Por ello, haga todo el esfuerzo por no descuidar su salud física. Tome un respiro cuando necesite procesar sus emociones.
  • Busque ayuda. Rodéese de aquellos que lo hacen sentir más seguro, tales como amigos del mismo género o un miembro de confianza de la familia. También puede buscar el apoyo de un consejero o un pastor. Esté consciente de que el dolor y el enojo profundo que comúnmente experimenta el cónyuge ofendido, pueden crear el riesgo de querer buscar su propia aventura por despecho. Igualmente, la intensidad de la revelación podría motivar al cónyuge ofensor a volver a la pareja infiel para escapar o por comodidad. Tenga cuidado con estas trampas y evítelas. La clave es encontrar personas que pueden caminar con usted a través del proceso de curación de recuperarse de una aventura y se mantengan imparciales, apoyándole en lo que necesite.

Para el Cónyuge Ofendido: Pasos hacia adelante para recuperarse de una aventura

Si usted se encuentra en los zapatos de Sara y se ha enterado recientemente que su cónyuge ha sido infiel, queremos ofrecerle alguna orientación sobre cómo proceder:

Practique el Autocuidado

Enterarse sobre la infidelidad de su cónyuge ha resultado indudablemente en un gran trauma emocional. Como resultado de esto, usted podría estar experimentando:

  • Dificultad para dormir
  • Dificultad para comer
  • Pérdida de peso significativa
  • Una discapacidad para funcionar y llevar a cabo las tareas diarias
  • Falta de esperanza
  • Depresión
  • Enojo
  • Ansiedad o pánico
  • Vergüenza
  • Resentimiento

Por lo tanto, cuando se recupera de una aventura, es esencial llevar un ritmo y cuidarse a sí mismo en las siguientes áreas:

Física:

  • Asegúrese de consumir alimentos nutritivos varias veces al día.
  • Duerma cada vez que pueda. Visite a su médico en caso de que esté teniendo gran dificultad para dormir.
  • Haga ejercicio cuando sea posible, como una manera saludable de liberar el estrés.
  • Deténgase varias veces al día para concentrarse en tomar respiraciones profundas y tranquilizantes para calmar su ritmo cardíaco y aclarar su mente acelerada.

Emocional:

  • Identifique sus emociones dolorosas. Describa con palabras cómo se está sintiendo.
  • Busque el apoyo de un consejero, pastor, o mentor; alguien que le respalde y que pueda ayudarlo a procesar sus emociones.
  • Tenga un diario o escriba sus emociones.

Espiritual:

  • Pase tiempo con el Señor expresando su dolor y sus emociones.
  • Sumérjase en la Palabra de Dios, buscando Su guía, liderazgo y verdad.
  • Conéctese con la naturaleza y la belleza de la creación de Dios (arte, música, senderismo, caminatas, etc.) para meditar y respirar en Su presencia durante los tiempos difíciles.

Intelectual:

  • Busque material de aprendizaje sobre la recuperación de una aventura.
  • Tome descansos periódicos de los problemas de mantenimiento matrimonial. Continúe buscando pasatiempos y actividades vivificantes.

Asuma el autocontrol de sus propias emociones aunque éstas sean abrumadoras.

Es posible que se sienta impactado cuando sienta que su dolor más profundo está emergiendo. Sin embargo, abrace todas estas emociones: sentirse traicionado, rechazado, indigno, no amado, irrespetado, fracasado, etc. Intente hacer elecciones saludables acerca del manejo de esas emociones. Puede experimentar desilusión, furia, enojo, duelo, devastación y depresión. Un consejero profesional le puede ayudar con herramientas y mecanismos de afrontamiento saludables que deberían ayudarle a recuperarse de una aventura.

Sea honesto al respecto de cómo se siente.

Después de un período de cuidar y atender su propio corazón, esté dispuesto a expresarle a su cónyuge cuán herido se encuentra. Sea tan honesto como pueda acerca de los sentimientos de abandono, inutilidad, traición, miedo y duda que está experimentando. Compartiendo abierta y honestamente, usted ayudará a mantener las líneas de comunicación abiertas entre usted y su cónyuge. Sin embargo, recuerde que el desahogo descontrolado y la ira dirigida hacia su cónyuge solo causarán más daño. Hablar la verdad en amor (Efesios 4:15) es fundamental, aun si el amor es la última cosa que usted está sintiendo hacia su cónyuge en el momento. Busque ayuda de un consejero cristiano con licencia en este proceso, ya que es importante tener a alguien que valide su dolor y abogue por usted.

Busque la verdad de Dios acerca de quién es usted.

Vaya a la fuente de la Verdad y pregúntele cuál es la verdad acerca de usted como persona y como Su hija/o. Usted podría estar experimentando sentimientos de deficiencia y de no ser lo suficientemente bueno/a, en especial sexualmente. La autoestima del cónyuge ofendido podría verse afectada a raíz de una aventura, entonces asegúrese de volverse a Dios para obtener sus respuestas.

Solicite total transparencia y honestidad.

Cuando se encuentra recuperándose de una aventura, usted no puede controlar cómo se conduce su cónyuge; sin embargo, ciertamente puede solicitar total transparencia y honestidad. Usted podría querer buscar autorización para tener acceso a su historial de llamadas, correo electrónico, mensajes de texto y cuentas de redes sociales. Usted también podría solicitar hacer un plan sobre cómo manejar los potenciales e inesperados contactos con la otra persona. Busque ayuda para asegurarse de que el plan de recuperación inicial y los puntos de control de la responsabilidad de su cónyuge sean saludables para su propia recuperación y mentalidad.

Haga preguntas para las que desea saber la respuesta.

A menudo el cónyuge ofendido tiene muchas preguntas sobre la aventura. Sin embargo, sea muy honesto con usted mismo, ¿es usted alguien que podrá asimilar muchos detalles?, ¿o eso le hará más daño? Antes de preguntarle a su cónyuge los detalles, podría considerar en oración si saber información específica sería de ayuda o perjudicial. Depende de usted. Si usted desea saber la respuesta para algo específico, vaya y pregúntele a su cónyuge. Con frecuencia, escuchar los verdaderos detalles puede ayudar con el proceso de comenzar a reconstruir su matrimonio. Sin embargo, asegúrese de no obsesionarse con imágenes negativas de lo que sucedió en la relación, porque esas imágenes pueden quedarse atoradas en su mente y causarle más daño. Busque guía objetiva y externa sobre su lista de preguntas, antes de hacérselas a su cónyuge. Esto puede ser de ayuda y protección contra detalles gráficos innecesarios.

Reconozca cómo su comportamiento puede haber provocado dificultades en su matrimonio.

Aunque usted de ninguna manera es responsable por la decisión que su cónyuge tomó sobre tener una aventura, es importante mirar cómo usted podría haber influido en el sistema matrimonial. De hecho, puede ser fortalecedor para usted considerar cómo pudo haber desempeñado un rol en el clima emocional anterior o en los desafíos que existían en su matrimonio. Por ejemplo, un cónyuge ofendido podría reconocer haber disminuido sus muestras de afecto o que fue extremadamente crítico con su pareja, obteniendo así una idea de cómo él o ella puede haber influenciado la relación en general. Nuevamente, realizar esta forma de autorreflexión saludable no es lo mismo que culparse por la decisión que su cónyuge tomó.

Encuentre a otros con los que se sienta seguro, que le pueden apoyar y motivar.

Rodéese de amigos con los que pueda atravesar este tiempo desafiante de recuperación de una aventura. Únase a un grupo de apoyo o reúnase con un mentor que le pueda brindar un espacio seguro para procesar sus sentimientos. Esté alerta de su propia vulnerabilidad a una subsecuente aventura por despecho en respuesta o reacción al dolor y vulnerabilidad que está sintiendo.

Busque perdonar a su cónyuge.

El perdón será un proceso y un trayecto. Es probable que no llegue rápida o fácilmente. Estudie lo que es y lo que no es. Elegir otorgar el perdón a su cónyuge no significa que usted olvidará inmediatamente el dolor y devastación que trajo su infidelidad. Sin embargo, tiene más que ver con el estado de su propio corazón. En algún punto, usted querrá comunicar su perdón a su cónyuge. Esto podría hacerse en una variedad de formas tales como escribir una carta, grabar un video, o tener una conversación cara a cara. Comprenda que Dios nos llama a perdonar, pero también sabe que el perdón, la reconciliación y la restauración son tres procesos distintos y de largo plazo en el camino de recuperarse de una aventura.

Escuche el corazón y las emociones de su cónyuge.

Intente ser tan compasivo/a como pueda y trate de comprender cómo él o ella llegaron hasta ahí. Esté ahí para apoyar cuando pueda; sin embargo, no es su trabajo apropiarse de las emociones o acciones de su cónyuge. Permítale asumir su propio comportamiento y el impacto y dolor que sus elecciones han causado, siendo tan cariñoso/a como pueda. Esté alerta de no “devolver mal por mal” con sus palabras o acciones, o permitir que el estrés escale a violencia física o enfrentamientos improductivos.

Para el Cónyuge Infiel: ¿Por Dónde Empezar?

Si usted ha revelado recientemente que se involucró en una aventura extramatrimonial, ya sea voluntariamente o, como Josué, al ser “descubierto”, aquí hay algunos lineamientos importantes de cómo proceder:

Termine la aventura completa y permanentemente.

Detenga por completo todas las reuniones privadas, llamadas telefónicas, mensajes de texto o contacto por redes sociales con la otra persona. Rompa toda atadura y punto. Sea transparente con su cónyuge sobre cualquier potencial encuentro o intentos de parte de la otra persona de contactarle, antes que su cónyuge se entere de esto por sus propios medios.

Cuide bien su corazón y practique el buen cuidado personal.

Separe sus acciones hirientes de quien es usted como persona. Sus sentimientos importan, entonces expréselos. Su cónyuge podría o no estar dispuesto a preocuparse por su dolor, debido a la naturaleza abrumadora de su propio dolor. A menudo el cónyuge infiel reporta experimentar vergüenza, culpa, bochorno, depresión, ansiedad, o duelo. Pase tiempo cuidando su corazón y consultando con asesores de confianza. Consiga personas sabias, confidenciales (específicamente, relaciones seguras con personas del mismo género) que lo acompañen mientras se recupera de una aventura. Haga un plan para cuidarse adecuadamente en cada área; física, mental, emocional y espiritualmente.

Sea dueño de sus elecciones y acepte la responsabilidad por su infidelidad.

No hay excusas, usted eligió ser infiel. Sin importar el estado en el que estaba su matrimonio cuando ocurrió el engaño, no hay espacio para excusar ese comportamiento. No culpe la influencia de otros, un ambiente negativo en casa, u otros factores que condujeron sus tentaciones. Solo responsabilícese de sus elecciones.

Demuestre compasión y empatía hacia su cónyuge.

Probablemente su cónyuge estaba devastado cuando escuchó estas noticias. Muéstrese de manera compasiva y empática. Haga un esfuerzo por entender a profundidad cómo sus acciones lo han impactado. Imagine cómo sería para usted estar recibiendo estas noticias y permita que su corazón sea tocado. En su investigación la Dra. Shirley Glass reportaba que el mejor indicador de si una relación puede sobrevivir a la infidelidad, es cuánta empatía muestra la persona infiel cuando el cónyuge traicionado se comporta emocional acerca del dolor causado por la aventura. (Dr. Shirley Glass, “No solo amigos”.)

Tome decisiones para reconstruir la confianza con su cónyuge, reconociendo que debe permitirle tanto tiempo como necesite para procesar el dolor de la ruptura de la confianza.

Escuche, escuche, escuche y continúe hablando con su cónyuge, no importa cuánto tiempo él o ella necesite para procesar. Cada uno es diferente en la manera como necesita viajar a través del proceso de curación cuando se recupera de una aventura, así que incluso meses o años después, esté dispuesto a escuchar y compartir al respecto de la aventura sin enojo, ni culpa. Con buena disposición busque asesoramiento para parejas que lo ayuden en este viaje en desarrollo.

Comprométase a ser fiel y confiable y alinee su comportamiento a este compromiso.

La confianza claramente ha sido rota dentro de su matrimonio debido a la aventura; por lo tanto, haga todo lo que pueda para reconstruirla. Ser consistente tanto en lo que dice como en lo que hace es esencial. Su cónyuge estará atento a las inconsistencias. Elija mostrarle en una forma que no sea defensiva que está trabajando para volverse digno de confianza, momento a momento, elección por elección. La confianza nunca se gana de una vez por todas. Esta es una oportunidad para mostrarle a su cónyuge que toma en serio este compromiso a través de las continuas elecciones de cada día. Usted no está intentando convencer a su cónyuge de que confíe en usted; está intentando volverse digno de confianza. Cuando usted se esfuerza demasiado en convencer, algunas veces se vuelve no confiable. Por ejemplo, podría estar tentado a esconder cierta información porque quiere que su cónyuge confíe en usted, pero el propio acto de ocultar información es no confiable.

Comprenda lo que generó la aventura.

¿Estaba usted buscando satisfacer una necesidad a través de la aventura? ¿Había infidelidad en su familia de origen? ¿Tiene alguna adicción (sexo, drogas, o alcohol) que causó que tomara otras malas elecciones? ¿Había algo que le hacía falta a su matrimonio y que usted deseaba que mejorara? (Por supuesto, ninguna de estas situaciones disculpa la aventura o permite que usted escape de aceptar la responsabilidad.) Si necesita ayuda con esto, usted podría invitar un pastor, consejero, mentor, o buen amigo para ayudarlo a explorar.

Busque el perdón incondicional.

Una clave importante para buscar el perdón es entender cómo la aventura afectó a su cónyuge. A través de la empatía, permita que el Señor mueva su corazón a buscar perdón de todo corazón. Además, recuerde que pedir perdón no significa que su cónyuge necesita estar listo o dispuesto para perdonarlo. Pida humildemente y luego permita que su cónyuge decida cuándo, si, y cómo lo perdonará. Esté dispuesto a aceptar completamente su decisión y posición. Recuerde, el perdón nunca es merecido y no debería ser demandado. No es un simple evento de una única vez. Y no siempre significa reconciliación. Las categorías relacionales multifacéticas del perdón, reconciliación y restauración se desarrollan con el tiempo y a través de la consejería.

Responda las preguntas de su cónyuge tan abierta y sinceramente como sea posible.

Aunque esto podría parecer contradictorio, ser abierto y honesto acerca de lo que sucedió es esencial para recuperarse de una aventura. Esto influirá en la reconstrucción de la confianza; por ejemplo, si después surgen detalles no mencionados, esto puede provocar más daños. Aunque el miedo y la vergüenza podrían causar que se contenga, respóndale a su cónyuge tan directamente como pueda. En un estudio de 1,083 esposos y esposas traicionados, esos esposos y esposas ofendidas que fueron más honestos y directos se sintieron mejor emocionalmente y se reconciliaron por completo. (Peggy Vaughan, una pionera en la investigación alrededor de las aventuras, documentó algunos números asombrosos en “Help for Therapists [and their clients] in Dealing with Affairs”, en español: Ayuda para terapeutas [y sus clientes] en el tratamiento de las aventuras). No pierda su oportunidad de ser completamente honesto desde el principio. Algunos puntos clave que debe informar:

  • ¿Cuándo comenzó la aventura?
  • ¿Cuánto tiempo duró?
  • ¿Cómo se mantuvo en secreto?
  • ¿Cuándo terminó?

Sin embargo, se debe hacer una advertencia. “Toda la verdad” no significa compartir descripciones gráficas y detalladas innecesariamente. Es posible proteger a su cónyuge de los detalles innecesarios siendo completamente honesto. Dar demasiadas especificaciones solo grabará imágenes en la mente de su esposo o esposa. En lugar de eso, usted podría decir algo como: “Estoy dispuesta/o a brindar detalles, pero no quiero lastimarte más. ¿Cuánto quieres saber?” Esta pregunta es mejor que tratar de controlar lo que es mejor que su cónyuge sepa, lo cual podría causar una retención de información inapropiada. En general, brinde verdades categóricas acerca de límites físicos y emocionales que se cruzaron, sin importar cuán dolorosa es la verdad.

Comprométase a ser completamente transparente y abierto con su cónyuge.

Ofrézcale a su cónyuge acceso completo a su historial de llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos y cuentas en redes sociales. Algunos mensajes de texto o correos electrónicos anteriores podrían ser gráficos y vale la pena protegerse de éstos. Pero de este punto en adelante, comprométase a no esconder, ni engañar más. Su vida debe ser un libro abierto para su cónyuge. Usted ha roto su confianza; por lo tanto, haga todo lo posible para dejarle saber dónde está, con quién está, cuando sus planes cambian y si llegará tarde.

Exprese gratitud hacia su cónyuge.

Reconozca con todo lo que su cónyuge está lidiando. Él o ella debe elegir si trabajará con usted a través de esta traición y ruptura de confianza devastadora. Ojalá, él o ella pueda reconocer su arrepentimiento genuino, y elija buscar la reconciliación. Ciertamente esto es lo que nosotros fomentamos para recuperarse de una aventura, creemos que refleja el corazón de Dios hacia los que se arrepienten de verdad. Si este es el camino elegido, se le está mostrando uno de los mayores actos de amor, que no se dan fácilmente. Muéstrele a su cónyuge enorme gratitud tanto de palabra como de hecho. Agradézcale por escoger comprometerse en el arduo trabajo de confiar de nuevo en usted y restaurar su matrimonio.

Para la pareja: trabajando en equipo para cuidar su matrimonio

A raíz de una aventura, la meta inicialmente es sanar y recuperarse del impacto y el trauma. Pero al final, su deseo podría ser construir un “nuevo” matrimonio, uno en el que ambos se sientan muy bien al respecto. Aquí están algunos consejos útiles para comenzar este proceso de recuperarse por completo de una aventura:

Establezca límites sobre la cantidad de tiempo diario o semanal que se está enfocando en la “plática de la aventura.”

Después de la revelación de la aventura y el impacto producido, asegúrese de que también está gastando el tiempo proactivo acordado para construir su amistad y relación. Establezca límites diarios en la cantidad de tiempo que invierte discutiendo sobre la aventura. Ciertamente necesita hablar al respecto, pero también debe ser intencional en crear oportunidades para conectarse y construir en su “nueva” relación.

Vea un consejero matrimonial.

Busque consejería matrimonial de un consejero cristiano licenciado que se especialice en terapia matrimonial y tenga experiencia tratando con la recuperación de una aventura ( si se encuentra en los Estados Unidos llame al 1-800-A-FAMILY para una referencia local o si se encuentra en otro país de latinoamérica agende una cita con nuestros consejeros ). La consejería le ayudará a comunicarse a través de emociones abrumadoras, evaluar factores que contribuyeron a la aventura y determinar lo que ambos desean hacer para fortalecer y construir una “nueva” relación matrimonial. Un retiro matrimonial también podría ser útil en su proceso de recuperación. Si se encuentra en los Estados Unidos visite el sitio web “Hope Restored” o llame al número gratuito 1-866-875-2915 para más información.

Reconozca la cantidad de tiempo que toma recuperarse de una aventura.

Es esencial que ambos reconozcan que habrá altos y bajos a través del camino de la sanación. Dependiendo de muchos factores, 18 meses a 2 años es un período realista; sin embargo, podría tomar más tiempo para algunas parejas y menos tiempo para otras. Lo importante es reconocer que es más que probable que a veces sea como un viaje en “montaña rusa”, con altos, bajos y pasos tanto hacia adelante como hacia atrás. Comprométase en recorrer el trayecto con su cónyuge y el Señor, y un día podría darse cuenta de que los pensamientos obsesivos, el duelo intenso y el enojo sobre la aventura se han vuelto más distantes. De donde se encuentran ahora ustedes como pareja, el camino por delante puede parecer increíblemente largo. Ciertamente tiene mucho trabajo por delante mientras busca reconstruir las bases de su matrimonio. Pero a través de la oración, el compromiso y el apoyo de amigos de confianza y consejeros, esperamos que pueda ver un destello de luz en la oscuridad. Eventualmente, podría descubrir que, como resultado de este dolor devastador, se construyó un matrimonio más fuerte y más íntimo, uno del que ambos pueden estar profundamente orgullosos y más felices con la otra parte.

Serie - la decisión del divorcio

La Decisión Del Divorcio

¿Ha pensado en algún momento sobre la decisión del divorcio? ¿Necesita consejo de alguien en este tema tan delicado? En esta serie Sixto Porras le compartirá acerca de diversos temas que debe considerar, cuáles pueden ser posibles sucesos posteriores a la decisión, y cuáles son algunas soluciones alternativas que podrían ayudarle en este preciso momento.

© 2021 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Utilizado con permiso. Publicado originalmente en inglés en focusonthefamily.com

Artículos más recientes

Cursos en línea para Padres, Matrimonios e Iglesias

Capacítese para ser un gran papá, tener un buen matrimonio y fortalecer su fe.
Vea más información sobre los cursos en línea o visite la tienda para ver los recursos físicos a continuación:
Curso- Landing - El Amor Verdadero se Compromete
Logo color - Landing - El Amor Verdadero se Compromete
Complete este formulario y vea el primer episodio GRATIS de curso
Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.
Banner 5 - Landing - El Amor Verdadero se Compromete

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.