Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

5 Pasos hacia la intimidad emocional con su cónyuge

Una matrimonio mirando el atardecer en una montaña

¿Sabe usted cómo lograr una conexión emocional más profunda con el compañero de vida que Dios le dio? Usted y su cónyuge pueden llegar a disfrutar de una relación de intimidad emocional si están dispuestos a dedicarse tiempo y ser vulnerables el uno con el otro, y con Dios.

Hace algún tiempo mi esposo Roberto y yo asistimos a una sesión de consejería. No porque pensáramos que nuestro matrimonio estuviera en problemas, sino simplemente porque queríamos ayudar a otras parejas, y vivíamos felizmente en la ignorancia de nuestras propias áreas de oportunidad. Este evento era un seminario de capacitación, en el que nosotros, y nueve parejas más, estuvimos de acuerdo en ser aconsejados en frente de todos los demás asistentes. Después de todo, ¿qué podríamos perder?

Sorpresivamente, al cabo de los primeros cinco minutos de nuestra sesión, el consejero nos hizo esta observación: “El problema es que ustedes se ven muy bien en el exterior, pero no saben verdaderamente cómo hablar al corazón del otro”. Sorprendidos por el comentario del consejero, Roberto y yo no queríamos conformarnos con un matrimonio que fuera simplemente “bueno” en apariencia.

Fue entonces cuando nos comprometimos a apartar tiempo para desarrollar nuestra intimidad emocional. Nos sentamos frente a frente y tratamos de eliminar todas las interrupciones habituales. Empezamos a compartir esas experiencias de vida que nos convirtieron en las personas que éramos; experiencias de las que evitábamos hablar, hablábamos lo necesario o simplemente no habíamos tomado el tiempo de compartir. Nuestras conversaciones produjeron risas, lágrimas que sanaron y terminaron creando un vínculo más íntimo que el que habíamos tenido en nuestros primeros 28 años de matrimonio.

Usted también puede disfrutar de una relación de intimidad emocional con su cónyuge si están dispuestos a invertir tiempo en ello y ser vulnerables el uno con el otro y con Dios. Considere los siguientes consejos que nos han servido a nosotros en nuestro matrimonio:

Escojan temas con los que se sientan cómodos para comenzar

Después de regresar a casa del seminario, Roberto y yo nos enfocamos en tener conversaciones, y reservamos entre 30 y 60 minutos todos los días durante dos meses. Cuando comenzamos, escogimos temas con los que nos sentíamos a gusto, queríamos hacer que esta fuera una actividad agradable y duradera. (Vea: El corazón y el alma de la noche de cita)

Puede preguntarle a su esposo o esposa acerca de sus recuerdos favoritos de cuando eran novios y porqué ese recuerdo o actividad es tan especial. Pregúntele si eso es algo que le gustaría volver a hacer. Conversaciones simples como estas pueden ocurrir en una cita para cenar. Si su esposo o esposa es de pocas palabras, podría tratar de comenzar con una pregunta mientras van de camino a su cita, por ejemplo: “¿qué te atrajo de mí al principio?

Asegúrense de dejar claro que está bien compartir cualquier cosa entre ustedes

Seis meses antes de casarnos, Roberto vio una lista que nunca pretendí que él viera; eran mis razones para querer casarme con él. “¿Qué es esto?” preguntó inocentemente. Me sentí expuesta y mi llanto intenso hizo pensar a Roberto que él había hecho algo malo. Aunque el incidente fue doloroso para mí, algo que Roberto dijo después de esto tocó mi corazón y permanece ahí hasta el día de hoy. Él dijo: “mi deseo nunca será lastimarte”. Desde ese momento, Roberto se convirtió en un lugar seguro para compartir mis sentimientos, mis heridas y mis sueños.

¿Le ha dicho a su cónyuge que puede decirle cualquier cosa y que su intención siempre será estar de su lado, en vez de criticar o destruir?

Descubra las cosas que le apasionan a su cónyuge

Una mañana mientras estaba sentada en el jardín, en medio de macetas de flores y hierbas, Roberto me preguntó: “¿Podrías explicarme porqué te gustan tanto las flores y las hierbas?”, y luego se dedicó a escuchar mi respuesta. Roberto es una persona práctica, disfruta convertir todo en un juego de números y toma sus vitaminas en orden alfabético. Es posible que nunca entienda por completo mi amor por los colores, las fragancias y el proceso creativo. Pero él quiere conocerme. Quiere entender mi corazón.

¿Usted sabe qué es eso que apasiona a su cónyuge? Usted puede conectar profundamente con las emociones de su cónyuge con solo hacer preguntas.

Hagan las preguntas difíciles

Para Roberto y para mí, la belleza, la sanidad y el vínculo en nuestra relación surgieron cuando conversamos sobre los temas más difíciles. El dolor que sufrí después de una infancia caótica aún me afectaba y tenía mucho llanto que derramar mientras lidiaba con esas viejas heridas.

“¿Qué te asusta?”, “¿Qué te lastima?”, “¿Qué palabras hieren tu corazón?”, “¿Las digo de vez en cuando?”. Roberto me hizo estas preguntas (y otras más) mientras me regalaba su total atención sin interrupciones. No me ofreció sugerencias, ni me criticó o interrumpió con sus propias historias. Lo que hizo fue abrazarme y dejarme llorar. Luego tomamos turnos para compartir nuestras historias y nos dimos la misma cantidad de tiempo para expresarnos.

¿Cuáles son algunas preguntas que pueden resultar difíciles de responder para su cónyuge pero que podrían llevar a un nivel de conexión emocional más profundo entre ustedes?

Inviten a Dios a sus conversaciones

Invitar a nuestro Padre Celestial a nuestras conversaciones produjo un cambio absoluto en nuestras vidas. Cuando Roberto y yo nos sentimos desconcertados al ver que ciertas actitudes y comportamientos negativos volvían a salir a flote, oramos y preguntamos: “Señor, ¿qué es lo que realmente estoy sintiendo?” Aunque pude identificar enojo en mi vida, la respuesta específica de Dios fue que me sentía poco apreciada. “¿Desde cuándo he sentido esto, Señor?” Y Dios trajo a mi memoria algunos incidentes dolorosos. “Padre, ¿qué debo hacer con este dolor?, quiero ver esto de la forma en la que Tú lo ves”. En esos momentos recordé que Dios ha prometido amarme y cuidarme (Jeremías 31:3; Hebreos 13:5). Como resultado, mi relación con Dios, y mi relación con Roberto se volvieron más profundas e íntimas emocionalmente.

¿Sabe usted cómo lograr una conexión emocional más profunda con el compañero de vida que Dios le dio?

Hace doce años Roberto y yo estábamos felices con nuestro matrimonio. Teníamos una familia estable y todo funcionaba sin problema. Pero no sabíamos qué tan profundo podría ser nuestro matrimonio hasta que aprendimos a hablar directamente al corazón del otro.

Artículo Relacionado: Ideas para Citas Rápidas y Divertidas con su Cónyuge.

Sombra

¿Cómo evitar el DIVORCIO EMOCIONAL?

Sixto Porras expone cómo reavivar la chispa en su matrimonio

© 2023 Focus on the Family. Todos los derechos reservados. Usado con permiso. Originalmente escrito en inglés por Focus on the Family y publicado en focusonthefamily.com.

Artículos más recientes

Consejos para Matrimonios con Hijos Especiales

A través de estos tiempos difíciles, descubrimos principios matrimoniales esenciales que hicieron crecer el amor que sentíamos el uno por el otro y fortalecieron nuestro matrimonio. Al cuidar de nuestra hija con necesidades especiales nuestra relación se hizo más resiliente.

Leer más »
Logo - Agotamiento Emocional - Enfoque a la Familia
Si siente que sus reservas físicas y emocionales se han acabado, este curso es para usted. Un llamado al descanso, la salud integral y la confianza en Dios
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.