¿Cómo Apoyarse Durante y Después de una Crisis?

Conocí a Jeff y Kirstin cuando estaban en medio de una crisis. Su hijo de 17 años era todo un rebelde. Muchas noches no aparecía, y, en otras, llegaba a casa intoxicado. Lo que sorprendió a muchos de sus amigos, incluyéndome a mí, fue su capacidad de unirse durante esta temporada desafiante. Años después, su hijo se había recuperado; sin embargo, ellos no lo lograban. Jeff y Kirstin compartieron que su matrimonio se sostenía por un hilo y que necesitaban un milagro. 

Recientemente, me he conectado especialmente con el siguiente versículo (¡que extrañamente hace falta escuchar en la mayoría de bodas!): “Pero aquellos que se casen enfrentarán muchos problemas en esta vida” (1 Corintios 7:28, NVI). Durante los últimos 25 años, Greg y yo hemos experimentado increíbles temporadas de matrimonio; ¡Me refiero a todas las bendiciones! También ha habido muchas temporadas de dificultad y “muchos problemas”. Nos hemos enfrentado a alejarnos de un ministerio que amamos, manejar las dificultades familiares y los problemas de salud, perder a un padre por cáncer de pulmón y otro por insuficiencia renal, adoptar niños internacionalmente, mudarnos una y otra vez y comprometer nuestro tiempo, por nombrar algunos. 

Siempre me ha sorprendido ver a una pareja trabajar juntos a través de las aguas de una crisis, sin embargo, a medida que la turbulencia se asienta, no solo se dan cuenta de que están en balsas separadas, sino que también están remando en diferentes direcciones.  

¿Cuáles son los secretos de trabajar durante una temporada desafiante y luego ser más fuertes como pareja? 

La crisis  

Descubrí algunas ideas importantes al leer sobre los horribles eventos que han sucedido en nuestro país Estados Unidos en las últimas décadas. A medida que ocurrieron tragedias, desde el desastre de Oklahoma City en 1995 hasta los ataques terroristas de 2001 del 11 de septiembre, el bombardeo de la maratón de Boston del 2013 y los recientes tiroteos masivos en Nevada, Texas y California, los investigadores notaron que el país une sus fuerzas y se incrementa la unión.  

En un artículo del 2013 para “The Atlantic”, el psicoterapeuta y autor Joseph Burgow señaló que la camaradería que ocurre durante la tragedia se desvanece después: “El sentido emocional de la unidad disminuirá inevitablemente y en lugar de odiar a esos malvados terroristas, volveremos a discutir”.  

Aunque este análisis se refiere a las crisis en nuestro país, creo que lo mismo puede ser cierto en algunos matrimonios cuando la pareja se enfrenta a una crisis externa. Cuando las parejas se unen para enfrentan su “problema”, se unen para conquistar al “enemigo”; sin embargo, una vez que la crisis se calma, la pareja vuelve a vivir a un patrón de discordia cotidiana. Si hubo problemas en el matrimonio antes de la crisis, es muy probable que regresen.  

Cuando surge una crisis externa, las parejas suelen pasar a una especie de modo de supervivencia. Puede ser que estén cuidando a un padre anciano que acaba de ingresar en un centro de cuidados paliativos, buscando tratamiento médico para el cáncer de un niño o manejar las finanzas cuando un trabajo se pierde repentinamente. 

“Aprendiendo a Vivir en Familia”  

¿Cómo aprender a vivir en familia? Este es el nuevo desafío en estos tiempos. Es por eso que hemos creado una revista digital que puede descargar con principios prácticos para aprender a vivir en comunidad. Descargue la guía “Familias Sin Estrés” en el enlace a continuación http://bit.ly/guiasinestres

El apoyo  

Estos son algunos pasos que deben seguir las parejas en crisis:  

1. Reconocer que está en modo de crisis. Una crisis es una crisis. Sin embargo, también es importante reconocer que de alguna manera habrá un final para la temporada difícil. El ritmo frenético cambiará o el nivel de intensidad puede disminuir. Finalmente, la vida volverá a un ritmo más lento y se establecerá una “nueva normalidad”.  

2. Apoyarse en el cuidado personal de cada uno. El autocuidado le permitirá a cada uno tener un descanso del modo “crisis”. Envíe a su esposo a almorzar o al cine con uno de sus amigos. Quizás uno o ambos necesiten caminar todas las mañanas o escuchar música de alabanza y adoración.  

3. Vuélvase a Dios y a la comunidad piadosa. No enfrentes ninguna crisis solo. En su lugar, siga el consejo de Gálatas 6:2: “Lleve las cargas del otro, y de esta manera cumplirán la ley de Cristo” (NVI). Rodéese de personas sabias y de apoyo. Busque la presencia de Dios leyendo la Biblia y pasando tiempo en oración. 

4. Manténgase conectados el uno con el otro después de la dificultad. Cuando una pareja lamenta los resultados de la crisis, a menudo cada cónyuge expresará la pérdida y la tristeza de manera diferente. Dense espacio mutuamente, pero asegúrese de mantenerse conectados escuchándose mutuamente y tratando de comprender lo que el otro está experimentando. Si esto significa buscar asesoramiento cristiano profesional para mantenerse conectado, ¡hágalo! Invierta su tiempo y sus finanzas en su matrimonio, vale la pena hacer de su matrimonio una alta prioridad.  

5. Continúe fortaleciendo y evaluando su matrimonio. Asista a un seminario de matrimonios, únase a un pequeño grupo de matrimonios o pida a algunos amigos cercanos que lo acompañen después de la crisis. (Asegúrese de que ambos estén de acuerdo sobre quiénes son esos amigos). Mantenga conversaciones periódicas sobre la fortaleza de su matrimonio. Pregunte: “¿Necesitamos hacer algo diferente a medida que nos recuperamos de una temporada de crisis?” Si hubo un problema matrimonial específico antes de la crisis, puede resurgir después. Esté alerta y abierto a buscar ayuda. 

6. ¡Tome tiempo para divertirte! La diversión y la risa pueden hacer grandes cosas para cualquier matrimonio. Sin embargo, en el modo posterior a la crisis, asegúrese de programar regularmente algo divertido: ver una película, invitar a amigos a jugar, bailar o emprender una aventura de algún tipo. Estas actividades le infundirán energía y le restaurarán a usted y a su cónyuge.  

© 2020 Focus on the Family.  All rights reserved.  Used with permission.  Originally published in English at focusonthefamily.com.

Agotamiento Emocional

¿Cómo podríamos evitar caer en el estrés y la ansiedad? Esta serie tiene recomendaciones prácticas para usted.

Acerca del Autor

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

Recursos de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Nueva Serie:
Un Embarazo Inesperado

¿Cómo enfrentar la abrumadora noticia de un “positivo”? 
Una respuesta empática para aquellas mujeres que no planeaban la llegada de un bebé

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

0
Promesas firmadas
Reproducir vídeo
Unámonos para terminar con el aborto
Quedan:
Días
Horas
Minutos
Segundos
VIVA ESTE TRANSFORMADOR EVENTO PRO-VIDA
Unámonos para terminar con el aborto