Conozca sobre nuestro próximos talleres
Scroll Automatically

¿Cómo incluir a las personas con discapacidad en su iglesia?

Cuando se trata de la inclusión de la persona con discapacidad, la mayoría de las personas quieren mostrar amor a los demás de una forma genuina, pero no saben cómo llevar este amor a la práctica, ni por dónde empezar.

El año pasado escribí un artículo titulado Cuando la discapacidad no es bienvenida en la iglesia”. En ese artículo, compartí lo que creo que describe la experiencia de la mayoría de las personas con discapacidad y sus familias. Sin embargo, quiero expresar que ese no tiene que ser el caso de su iglesia. En este artículo, espero arrojar luz sobre las acciones que algunas iglesias hacen para practicar la inclusión y por qué estos esfuerzos marcan una gran diferencia y tienen un gran impacto.

Cuando se trata de la inclusión de la persona con discapacidad, la mayoría de las personas quieren mostrar amor a los demás de una forma genuina, pero no saben cómo llevar este amor a la práctica, ni por dónde empezar. Por eso, me dediqué a conocer las experiencias de aquellos en la comunidad de personas con discapacidad que han logrado sentirse vistos, amados y apoyados por sus iglesias.

“Conocen nuestros nombres”

En su mayoría, la respuesta más común tiene que ver con la simple conexión y sentido de pertenencia. “Me ven, saben mi nombre y buscan mi compañía. Cuando interactúan con mi hijo, lo tratan como a uno de los suyos”. Se trata de cosas pequeñas en apariencia, como hacer contacto visual, sonreír, iniciar una conversación.

Estas son las cosas que nos conectan. Cuando estas cosas se practican de forma continua, nos hacen superar la incomodidad de aquello que se siente nuevo, desconocido y complicado. Nos invitan a un entorno donde nos sentimos identificados y tenemos sentido de pertenencia.

 Algo increíble sucede cuando se establecen relaciones con otras personas. Se deja de ver al individuo por lo que puede hacer, y se empieza a ver al individuo por lo que es.. La discapacidad es parte de la vida en esta Tierra, y no debemos ignorarla. Sin embargo, las personas con discapacidad también han sido creadas a imagen de Dios. Cada uno de ellos porta esa imagen de una manera tan única que merece ser conocida.

Más artículos sobre Inclusión de la Discapacidad:

·        Las apariencias no importan: El amor de Dios por las personas con discapacidad (solo disponible en inglés)

·        El valor de cada vida (solo disponible en inglés)

·        Enfrentando la vida ordinaria con niños extraordinarios (Solo disponible en inglés)

“Nos hacen preguntas”

Debemos empezar por cuestionarnos: ¿cuál es la motivación de nuestro deseo por ser una iglesia más inclusiva para las personas con discapacidad? Las iglesias que están siendo innovadoras en esta área creen realmente que las personas con discapacidad tienen algo valioso que aportar a su comunidad. Cuando esa es la motivación de nuestro deseo por ser una comunidad abierta a las personas con discapacidad, entonces los cambios necesarios para garantizar la inclusión no se sentirán como sacrificios. Así como debemos dar con un corazón alegre, nuestro deseo de amar y servir a aquellos que poseen diferentes capacidades también debe hacerse con un corazón alegre.

El simple hecho de preguntar: “¿Cómo podemos amar y servirte a ti y a tu familia?” puede significar muchísimo para aquellos que constantemente están buscando formas de validar su condición, y protegerse a sí mismos y a sus seres queridos. A veces, es posible que no sepamos cómo responder a esa pregunta. Sin embargo, el hecho de que se hayan esforzado por preguntar puede contribuir en gran medida a que sintamos de forma tangible el apoyo y la fuerza de Cristo en nuestras vidas y las de los demás.

“¿Y cómo es desde tu perspectiva? es una pregunta realmente poderosa que nos ayuda a pensar en la inclusión de las personas con discapacidad. ¿Qué podemos hacer para mejorar tu visita a la iglesia? ¿Quieres que tu hijo asista a la escuela dominical/grupo de jóvenes? ¿Qué podemos hacer para que esto sea posible? ¿Cómo has visto a Dios trabajar en tu vida últimamente? ¿Cómo puedo orar por ti? A menos que haya caminado en sus zapatos, o a su lado, hay tantas cosas que enfrentan las personas con discapacidad en las que la mayoría de nosotros ni siquiera pensamos. Estas situaciones pueden ser percibidas como dificultades, pero también pueden convertirse en triunfos.

La inclusión de la persona con discapacidad beneficia a la iglesia

Una de las mayores bendiciones de ser parte de la comunidad de personas con discapacidad es el cambio de perspectiva que obtienes. A menudo, las personas evitan hacer preguntas porque no quieren atraer la atención hacia las diferencias. Lamentablemente, lo que otros ven como diferencias es nuestra realidad, y la falta de conocimiento y conciencia puede generar dolor.

Como cristianos, estamos llamados a compartir nuestras vidas unos con otros. A compartir nuestras alegrías y también nuestras cargas. Las personas con discapacidad y sus familias, anhelan desesperadamente un entorno seguro donde poder compartir sus vidas con los demás.

 Las preguntas permiten el crecimiento, el aprendizaje y la transformación. Si en su iglesia hay muy pocas o ninguna persona con discapacidad, sería bueno preguntarse por qué.

“¿Es mi iglesia accesible para personas con discapacidad?” Esta pregunta incluye todo, desde estacionamientos y rampas, ascensores, hasta asientos y servicios sanitarios. ¿Estamos satisfaciendo las necesidades de la población con capacidades diversas en nuestra congregación de una manera que envía un mensaje de dignidad y amor?

“Están dispuestos”

Como madre de niños con discapacidad y necesidades adicionales, quiero que sepa que yo no tenía todas las respuestas. Todavía no las tengo. Sin embargo, como amo a mis hijos y quiero lo mejor para ellos busco respuestas. Intento una cosa, y si no funciona, intento otra. Esto es lo que hacemos por aquellos a quienes amamos.

Si la iglesia ve a las personas con discapacidad como miembros valiosos y necesarios, ese mensaje se escuchará fuerte y claro. Estas iniciativas funcionan mejor cuando nacen en el liderazgo, pero cualquier individuo puede crear un efecto de cambio. Para algunas iglesias, esto puede verse como comenzar nuevos ministerios. Para otras, no necesariamente.

A veces, un ministerio con un enfoque específico puede ser una gran idea. Sin embargo, si no tenemos cuidado, estos enfoques pueden causar aún más desunión. El objetivo nunca debe ser separar a las personas con discapacidad, sino fomentar un entorno de unidad e inclusión. Esta tarea no es fácil. Requiere tiempo, dinero y estar dispuesto a la pérdida de comodidad, pero ¿no es eso lo que Jesús nos pide que hagamos todos los días?

La inclusión no siempre es fácil

Para concluir, quiero recalcar que cada persona con discapacidad y su familia son personas únicas. La mejor manera de amarlos y servirlos es hacer un esfuerzo consciente por conocerlos. No puedo hablar por todas las familias, pero como madre de dos niños con discapacidad, conozco de primera mano el deseo de poder vivir en comunidad, así como la tendencia de aislarnos y vivir en nuestro propio mundo.

Lo que ha marcado toda la diferencia para nuestra familia no ha sido un ministerio bien organizado, sino personas específicas en el cuerpo de Cristo, que se han tomado el tiempo para incluir y conocer a nuestra familia a lo largo del tiempo.

No creo que haya una respuesta fácil sobre cómo la iglesia puede volverse más inclusiva. No existe un modelo de ministerio específico que, si se sigue, asegure que las personas con discapacidad y sus familias se sientan vistos y amados. Las personas a menudo se acercan a la inclusión pensando en cómo hacer que la iglesia sea más cómoda para las personas con discapacidad. En cambio, deberíamos preguntarnos, ¿cómo puedo salir de mi zona de confort y cambiar mi perspectiva? ¿Cómo puedo experimentar la bendición de, no solo ministrar, sino de ser ministrado por personas con discapacidad?

Realmente creo que cuando la iglesia acoja a las personas con discapacidad, podremos dar más fruto. A través de lo que el mundo puede ver como una debilidad, podremos irradiar la hermosa pasión y la fuerza del amor de Cristo.

Sombra

Destruyendo Los Argumentos del Aborto

Sixto Porras comparte un mensaje para la familia

© 2022 Focus on the Familyy. Todos los derechos reservados. Utilizado con permiso. Originalmente escrito por Natalie Maxwell y publicado en inglés en focusonthefamily.com.

Artículos más recientes

Un Hombre Contracultura

Oramos para que se levanten hombres contracultura, que se revelen a la herencia machista. Hombres que deseen ser fieles al pacto matrimonial, que busquen ser asertivos con sus hijos y expresar sus sentimientos libremente; hombres que deseen realizarse en el trabajo y también en el hogar; hombres que no se impongan por la fuerza, y más bien sirvan, amen, lloren y construyan un legado. Hombres que deseen tener una experiencia espiritual con Dios, y que busquen conocerlo y amarlo sin reservas.

Leer más »
Logo - Agotamiento Emocional - Enfoque a la Familia
Si siente que sus reservas físicas y emocionales se han acabado, este curso es para usted. Un llamado al descanso, la salud integral y la confianza en Dios
Logo azul transparente de Enfoque a la Familia - EALF

Escriba a continuación lo que desea buscar

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.